UNIDAD 1: SÉ DISFRUTAR DE NUEVAS
EXPERIENCIAS
Miss Karinna Santis Torres
Sexto Básico
EL CUENTO
El cuento es un texto narrativo de corta extensión, escrito en prosa, de hechos reales
o imaginarios cuya finalidad es emocionar o entretener al lector.
El cuento trata diferentes temáticas, relejando distintas perspectivas y distintos
mundos.
Los cuentos tienen un lenguaje apropiado para las diferentes edades de los lectores.
Los personajes son
entes ficticios
creados por el autor,
quienes realizan las
acciones que relatan
en la historia.
Existen principales:
protagonista antagonista; y
secundarios.
La secuencia
narrativa es la serie
de acciones que
realizan los
personajes o hechos
que van sucediendo
en la historia y que
están relacionados
entre sí.
La estructura del
cuento se distingue por
la situación inicial, que
es interrumpida por
una complicación que
se extiende en el
desarrollo, generando
el nudo y posterior
desenlace de la
acción.
EJEMPLO:
El corazón delator de Edgar Allan Poe
https://www.youtube.com/watch?v=C_FKdXfA_H0
NARRADORES
http://odas.educarchile.cl/odas_ne_fontec/lenguaje/8l_008/in
dex.htm
Narrador
homodiegético
Narrador
heterodiegético
• Es aquel que está
dentro de la
historia, coincide
con la 1° persona
gramatical.
• E aquel que está
fuera de la
historia y coincide
con 3° persona
gramatical.
NARRADORES
Narrador 1°
persona
• N. Personaje
• N. Testigo
• N. Protagonista
Narrador 3°
persona
• N. Omnisciente
• N.
Conocimiento
parcial
NARRADORES 1° PERSONA
• El narrador protagonista: cuenta los hechos en primera persona y generalmente cuenta su propia historia.
“Ese domingo, frente al arco, miré al arquero a los ojos. Miré a mis compañeros. Pensé en mi familia y en mis pichangas de
infancia. Si anotaba ese penal, se cumpliría el sueño de mi vida. Y así fue. Disparé mi zurda infalible en el costado del arco.
Éramos campeones.”
• El narrador testigo también narra en primera persona, pero asume un rol de espectador de los hechos que le ocurren a
otras personas.
“Sentados en las tribunas del estadio, podíamos sentir la tensión de los 22 jugadores en la cancha mientras nuestro
campeón, se preparaba para anotar ese penal decisivo bajo la atenta mirada de sus compañeros. Anotó justo en uno de
los ángulos del arco, y el estadio se vino abajo. Éramos los campeones”.
• El narrador personaje es un personaje secundario que narra lo que le acontece al personaje principal o protagonista, pero
participa de la acción, no como el narrador testigo. Aunque no es el centro de esa acción.
“Cuando el DT le pidió a Iván que dispara el penal, nos asustamos un poco, últimamente su zurda le había fallado.
Abrazados rezábamos para que le achuntara. No quise mirar, y cuando abrí los ojos, todos corrían hacia Iván para llevarlo
en andas. Iván era nuestro héroe.”
• Narrador
protagonista: es
aquel que está dentro
de la historia y
participa de ella como
personaje principal,
asumiendo la primera
persona al narrar sus
propias acciones.
Apenas había dejado la adolescencia me fui a vivir a una ciudad grande. Su
centro —donde todo el mundo se movía apurado entre casas muy altas—
quedaba cerca de un río.
Yo era acomodador de un teatro; pero fuera de allí lo mismo corría de un
lado para otro; parecía un ratón debajo de muebles viejos. Iba a mis lugares
preferidos como si entrara en agujeros próximos y encontrara conexiones
inesperadas. Además, me daba placer imaginar todo lo que no conocía de
aquella ciudad.
Mi turno en el teatro era el último de la tarde. Yo corría a mi camarín,
lustraba mis botones dorados y calzaba mi frac verde sobre chaleco y
pantalones grises; enseguida me colocaba en el pasillo izquierdo de la platea y
alcanzaba a los caballeros tomándoles el número; pero eran las damas las que
primero seguían mis pasos cuando yo los apagaba en la alfombra roja. Al
detenerme extendía la mano y hacía un saludo en paso de minué. Siempre
esperaba una propina sorprendente, y sabía inclinar la cabeza con respeto y
desprecio. No importaba que ellos no sospecharan todo lo superior que era yo.
Ahora yo me sentía como un solterón de flor en el ojal que estuviera de
vuelta de muchas cosas; y era feliz viendo damas en trajes diversos; y
confusiones en el instante de encenderse el escenario y quedar en penumbra
la platea. Después yo corría a contar las propinas, y por último salía a
registrar la ciudad.
El acomodador (Felisberto Hernández)
•Narrador testigo:
es aquel que está inserto en
el relato y observa los
sucesos, por lo tanto, no
conoce todo acerca de los
personajes, sino solamente
lo que ve. A diferencia del
narrador protagonista, el
testigo no cuenta sus
propias acciones, sino las de
otro, por eso, aunque está
narrado desde una primera
persona, utiliza la tercera
persona para narrar la
historia de la que también
forma parte.
Lo que son las cosas, Mauricio Silva, llamado el Ojo, siempre intentó escapar de la
violencia aun a riesgo de ser considerado un cobarde, pero de la violencia, de la
verdadera violencia, no se puede escapar, al menos no nosotros, los nacidos en
Latinoamérica en la década del cincuenta, los que rondábamos los veinte años cuando
murió Salvador Allende.
El caso del Ojo es paradigmático y ejemplar y tal vez no sea ocioso volver a
recordarlo, sobre todo cuando ya han pasado tantos años.
En enero de 1974, cuatro meses después del golpe de Estado, el Ojo Silva se marchó
de Chile. Primero estuvo en Buenos Aires, luego los malos vientos que soplaban en la
vecina república lo llevaron a México en donde vivió un par de años y en donde lo
conocí.
No era como la mayoría de los chilenos que por entonces vivían en el D.F.: no se
vanagloriaba de haber participado en una resistencia más fantasmal que real, no
frecuentaba los círculos de exiliados.
Nos hicimos amigos y solíamos encontrarnos una vez a la semana, por lo menos, en
el café La Habana, de Bucareli, o en mi casa de la calle Versalles en donde yo vivía
con mi madre y con mi hermana. Los primeros meses el Ojo Silva sobrevivió a base de
tareas esporádicas y precarias, luego consiguió trabajo como fotógrafo de un periódico
del D.F. No recuerdo qué periódico era, tal vez El Sol, si alguna vez existió en México
un periódico de ese nombre, tal vez El Universal; yo hubiera preferido que fuera El
Nacional, cuyo suplemento cultural dirigía el viejo poeta español Juan Rejano, pero en
El Nacional no fue porque yo trabajé allí y nunca vi al Ojo en la redacción.
El Ojo Silva (Roberto Bolaño)
NARRADORES 3° PERSONA
• El narrador heterodiegético puede ser omnisciente, como una especie de dios que sabe todo lo que sucede, y lo que
piensan los personajes.
“Antes de anotar, Iván recordó a su familia y sus pichangas de infancia. Sabía que si anotaba ese penal, se cumpliría el
sueño de su vida. Podrían vender su pase a un equipo europeo. Y así fue. Con una zurda reventó en el ángulo izquierdo
del arco. Por primera vez su equipo era campeón nacional.”
• El narrador heterodiegético puede ser de conocimiento parcial (3° persona), cuenta sólo lo que ve desde su propia
perspectiva, lo que cualquier otra persona vería si mirara desde fuera, como si contara una película que estuviera
viendo. En ella se sabe el exterior de los personajes, pero no su interior, es decir, no conoce sus pensamientos ni sus
deseos. Tampoco tiene idea sobre lo que pasará más adelante.
“El patio, de noche, estaba oscuro y únicamente lo alumbraban de modo ambiguo los resplandores que salían por las
puertas del salón de baile; al fondo estaba el depósito de los licores, dos o tres cuartuchos destinados a usos menores y
una pared de escasa altura, límite último de la casa de canto y baile de doña María de los Santos”
Canto y baile. Manuel Rojas.
EJERCICIOS
1. “Pasaron largos meses y el consuelo no llegaba a la casa materna, en la que sólo
reinaba un ambiente de intensa amargura. Pero cumplido un año justo, de su
misteriosa desaparición y en una tranquila noche de luna, la Huenchula, se presentó
ante sus padres, que estupefactos, contemplaban su figura, sin convencerse lo que sus
ojos veían; hasta que las palabras, los gestos y los brazos de su hija apretaron
contra su corazón a sus queridos progenitores, que como salidos de un mal sueño,
despertaron dichosos y felices.”
La Huenchula. Mitología chilena.
a. Protagonista.
c. Conocimiento relativo
b. Testigo.
d. Omnisciente.
2. “Esta noche no logro dormir, abro la ventana y el silencio es tan grande afuera
como en nuestro cuarto cerrado”.
a. Protagonista.
d. Conocimiento relativo
b. Testigo.
e. Omnisciente.
3. “En la época en que principiaba esta historia, la familia acababa de celebrar con
un magnífico baile la llegada de Europa del joven Agustín, que había traído del
Viejo Mundo gran acopio de alhajas, en cambio de los conocimientos que no se
había cuidado de adquirir en su viaje”.
Martín Rivas. Alberto Blest Gana.
a. Protagonista.
d. Conocimiento relativo.
b. Testigo.
e. Omnisciente.
5. “La esperé a la salida. Caminé unos metros junto a ella, y luego le hablé. Cuando
se detuvo y me miró, tuve la impresión de que vacilaba. La invité a que charláramos
un rato en un café o una confitería. De pronto, aceptó.
La
noche de los feos. Mario Benedetti.
a. Protagonista.
d. Testigo.
b. Conocimiento relativo.
e. Omnisciente.
6. El patio, de noche, estaba oscuro y únicamente lo alumbraban de modo ambiguo
los resplandores que salían por las puertas del salón de baile; al fondo estaba el
depósito de los licores, dos o tres cuartuchos destinados a usos menores y una pared
de escasa altura, límite último de la casa de canto y baile de doña María de los
Santos.
Canto y baile. Manuel Rojas.
a. Protagonista.
d. Conocimiento relativo.
b Testigo.
e. Omnisciente.
8. “Caminábamos desganadamente, como sin rumbo; nos detuvimos en una de las
bocacalles de la Plaza Echuberren, que con su iluminación pobre y sus árboles de
oscuro follaje parecía un pozo de sombra dividido por la amarillenta faja de luz de
la calle. Algunos hombres y dos o tres mujeres vagaban entre los árboles. El paisaje
me sobresaltó un poco”.
Lanchas en la bahía. Manuel Rojas.
a. Protagonista.
d. Omnisciente.
b. Testigo.
e. Conocimiento relativo.
RAÍCES Y AFIJOS EN LAS PALABRAS
RAÍCES Y AFIJOS EN LAS PALABRAS
Los prefijos, cuando se escriben en forma aislada, no tienen un sentido completo, por ejemplo:
entre-pro-anti-supersupratele-
Así escritos, no constituyen palabra alguna. Deben estar unidos a otra para completar su
significado:
entretiempo
proactivista
antirrobo
supermercado
supranacional
telecomunicación
anticuerpos
desprolijo
desprevenido
RAÍCES Y AFIJOS EN LAS PALABRAS
Concepto de sufijo: El sufijo es un término, a diferencia del prefijo, que va escrito en la parte final
y no al comienzo de un palabra para modificar y completar su sentido.
Sufijos escritos en forma aislada.
-ario
-azgo
-ble
-ción
-ismo
-ito
-triz
Igual que en el caso anterior, solo pueden tener sentido cuando van unidos a una raíz, naciendo asi
una nueva palabra
Ejemplo de palabras con sufijos:
-ario: empresario
-azgo: hartazgo
-ble: amable
-ción: comunicación, afección
-ismo:paisajismo
-ito: palito
-triz: emperatriz
TEXTO NO LITERARIOS
TESTIMONIO
El discurso testimonio es un método de narración literaria en el cual se busca una
información verificada de la historia mediante entrevistas a personajes reales para
basarse en hechos verídicos.
Testimonio directo: cuando el que ha vivido la experiencia decide registrarla en
forma oral o escrita para comunicarla a otros.
Testimonio indirecto: cuando el que ha vivido una experiencia se a cuenta a otrogeneralmente periodista, escritor o investigador-, quien se encarga de registrarla.
BITÁCORA
Una bitácora es, en la actualidad, un cuaderno o publicación que permite llevar un registro
escrito de diversas acciones. Su organización es cronológica, lo que facilita la revisión de los
contenidos anotados. Los científicos suelen desarrollar bitácoras durante sus investigaciones
para explicar el proceso y compartir sus experiencias con otros especialistas.
Ejemplo:
Salkantay – Machu Picchu 5 Días / 4 Noches
Día 01: Cusco – Mollepata – Soraypampa
Día 02: Soraypampa – Challway
Día 03: Challway – La Playa
Día 04: La Playa – Aguas Calientes
Día 05: Aguas Calientes – Machu Picchu – Cusco
COMA EN FRASES EXPLICATIVAS
Comas en frases explicativas: Significa que abre una coma para explicar una idea, y
luego continua la oración.
Ejemplos:
1) Me levante, con mucha dificultad, y les dije...
2) Mirándolo a los ojos, esos que siempre me habían gustado, le tome por las
manos...
3) Quiero leer esto, que les servirá mucho a ustedes, así que pongan atención.
4) Hoy, que ha sido un día terrible, pienso que...
5) Mire su falda, que estaba rota y maltrecha, y sin embargo se veía linda.
INFINITIVOS, GERUNDIOS Y
PARTICIPIOS
INFINITIVOS, GERUNDIOS Y PARTICIPIOS
INFINITIVO
Identifica o da nombre al
verbo; tiene tres
terminaciones distintivas: ar, -er, -ir.
Comer
Tomar
Correr
Amar
Saltar
Abrazar
Partir
GERUNDIO
Expresa circunstancias del
verbo que parecen estar
sucediendo sin parar;
tiene dos terminaciones:
-ando, -endo
Hablando
Caminando
Corriendo
Comiendo
Saltando
Trabajando
Estudiando
PARTICIPIO
Expresa circunstancias
que parecen haber
terminado. Terminaciones:
-ado, -ido, -so, -to, -cho
Hablado
Saltado
Jugado
Estado
Cerrado
Vivido
Sido
Ido
Descargar

Unidad 1: Sé disfrutar de nuevas experiencias