EDUCAR EN LA LIBERTAD
CONSEJOS
ÚTILES
CONFIEMOS EN DIOS
Confiémosle a Dios la educación de
nuestros hijos. Como padres, tenemos
muchas limitaciones, somos frágiles.
Dejemos que Él nos modele.
Procuremos que nuestros hijos también
se cobijen cada vez más en el corazón del
Padre Dios, que los invita con amor a ser
plenamente libres.
MANTENER LOS
COMPROMISOS
Enseñemos a nuestros hijos que una
vez que optaron por hacer algo No se
abandona cuando se pasa el entusiasmo, o
cuando tienen un panorama mejor. (ej: un
deporte, ACLE, una salida con un amigo)
Es decir:
“LO QUE SE EMPIEZA,.... SE TERMINA”
SEAMOS
CONSECUENTES
A veces las elecciones o permisos de
nuestros hijos pueden producirnos algún
inconveniente o sacrificio.
Tengamos cuidado de no impedirlos porque
nos complican o nos da flojera.
(ej: no darles permiso para salir porque no
queremos ir a buscarlos)
SEAMOS TODO
OÍDOS
•
Dejemos momentos para conversar
y escuchar a nuestros hijos
atentamente.
•
Dejemos que expongan sus ideales,
preocupaciones,
e
inquietudes,
guiándolos a que
busquen ellos
mismos sus soluciones.
DECISIONES
•
•
Dejar que los hijos desde pequeños
tomen decisiones, siempre y cuando no
atente contra su integridad (ej: el juguete
a usar, la ropa con que se van a vestir)
Cuando un hijo toma una decisión que
consideramos poco adecuada, si no atenta
contra su integridad, apoyémoslo, o
demostrémosle que nuestro cariño no está
en juego y que respetamos su decisión, a
pesar de nuestro desacuerdo. Conversemos
con él, explicando nuestro punto de vista.
CUIDAR LA
AUTOESTIMA
– Verbalizar las cualidades reales de
nuestros hijos y decirles cuánto los
queremos,…… los ayudará a sentirse
apoyados.
– Es en la familia donde la persona aprende a
quererse tal cual es.
– Recalcar SIEMPRE lo positivo de ellos.
¡Y CUANDO NO RESULTA!!
El hecho de que un hijo cometa un error, es
motivo para conversar con él en privado,
entender por qué lo hizo, expresarle nuestra
preocupación por lo peligroso o errado de su
acto, evaluar las consecuencias y pensar
cómo actuará en una circunstancia similar.
Intentemos sacar algo positivo de cada
equivocación, haciéndoles sentir siempre que,
a pesar de ella, nuestro cariño no cambia.
CONTRA LA CORRIENTE
•
Enseñar a los hijos a no actuar de acuerdo
a lo que todos hacen.
•
Lo NORMAL no es algo que se hace o se
ve una cantidad de veces, sino lo que es
BUENO para uno de acuerdo a lo que uno
cree que es CORRECTO.
EJERCITEMOS
LA VOLUNTAD
• Ayudar a los hijos a que se formulen
metas y decidan cómo o qué hacer para
alcanzarlas.
• Sólo hombres/mujeres firmes y
sólidos podrán superar la esclavitud del
subjetivismo, el relativismo y el
acomodo fácil y oportunista.
Si hemos cultivado en nuestros
hijos la capacidad de discernir y
decidir, podremos motivarlos a ser
consecuentes con lo que han decidido
y apoyado para que no renuncien al
primer contratiempo.
¿Cómo?
Lo hacemos alentándolos,
apoyándolos, ayudándoles
a levantarse cuando han
caído, reforzando la
confianza en sí mismos,
infundiendo coraje en su
corazón.
Descargar

La Tarea de ser padres educar para la Libertad