La casa encantada
Había una vez un chico llamado Pedro al
que sus padres habían castigado por dar
una patada a un gato. El castigo consistía
en buscar al gato y tratar de ocuparse de
él.
El gato escapó hacía una casa en la
que vivían los vecinos misteriosos y
antipáticos de Pedro. El niño se
armó de valor y comenzó a buscarlo
por el jardín
Cuando entró en la casa todo estaba oscuro y lo
único que podía ver eran unos cuadros por
todas las paredes que le seguían con la
mirada, y ni rastro del gato.
Cuanto más avanzaba, más miradas y ruidos
raros de los cuadros, empezó a tener bastante
miedo, pero a pesar de eso siguió buscando al
gato.
Decidió entrar en una habitación de la que salía
una luz por debajo de la puerta.
Entró y lo único que había era un cuadro
enorme de un gato.
¡Los cuadros cobraban vida en aquella casa!pensó Pedro-y entonces sucedió.
-Soy el cuadro de la justicia y hasta que no pidas
perdón por el daño causado al gato no podréis
salir de la casa-le habló el cuadro al niño.
Pedro pidió excusas al gato y el
cuadro lo dejó salir.
Pedro y el gato salieron asustados de
aquella casa encantada.
Pedro jamás volvió a agredir a un
animal. Y el gato vivió con él y sus
padres.
Descargar

La casa encantada