Diana Tibaduiza
Angie Arévalo
Laura Lobaton
• La difracción es un fenómeno que afecta a
la propagación del sonido. Hablamos de
difracción cuando el sonido en lugar de
seguir en la dirección normal, se dispersa
en una continua dirección.
•Cuando una onda sonora encuentra a su
paso un pequeño obstáculo y lo rodea. Las
bajas frecuencias son más capaces de
rodear los obstáculos que las altas. Esto es
posible porque las longitudes de onda en el
espectro audible están entre 1,7cm y 17m,
por lo que son lo suficientemente grandes
para superar la mayor parte de los
obstáculos que encuentran
•porque una onda sonora topa
con un pequeño agujero y lo
atraviesa.
La onda rodea los obstáculos, pues cada molécula del aire se
comporta como una nueva fuente de sonido. Esto permite oír
aunque no veamos la fuente sonora original. A esta propiedad
de las ondas se le llama difracción.
Cuando la onda incide
sobre una abertura,
superficie u obstáculo
que impide su
propagación, todos los
puntos de su plano se
convierten en fuentes
secundarias de ondas,
emitiendo nuevas
ondas,
denominadas ondas
difractadas.
•Cuando la onda sonora tropieza con una pared, dicha onda es desviada hacia la
parte posterior del obstáculo.
•Cuando la longitud de onda es mayor que el tamaño del obstáculo, el sonido es
transmitido por difracción, en caso contrario se producen sombras detrás del
obstáculo.
•Como sabemos la longitud de onda esta relacionada con la velocidad y la
frecuencia por la ecuación:
k = C/f m
Donde k es la longitud de onda, C la velocidad del sonido y f la frecuencia.
Este fenómeno permite crear una fuente sonora ficticia en el borde
de un obstáculo.
Por ejemplo un sonido generado al pie de una pared elevada puede
ser oído del otro lado. Esto es debido a que al llegar al borde
superior de la pared, una parte del sonido (que viaja en línea recta)
se pierde en el aire, pero las variaciones de presión sonora en el
borde superior de la pared también hacen las veces de una fuente
sonora localizada en lo alto de la pared que irradia una fracción de
la energía sonora en todas las direcciones (incluso hacia abajo).
Gracias a este fenómeno (a menudo indeseable), el
sonido puede llegar a oírse en recintos alejados entre
sí y con “sombra” acústica. La sombra creada es
distinta según la frecuencia de la que se trate. Si entre
el oyente y una fuente sonora se sitúa un obstáculo,
por ejemplo se levanta una pared de dos metros, el
oyente percibirá una reducción de la intensidad del
sonido total. Sin embargo, esta reducción será poca a
las frecuencias próximas a 20 Hz (bajas frecuencias) y
mucha a las frecuencias próximas a los 20 kHz (altas
frecuencias), alrededor de 10 dB mayor. En este caso
se podrá decir que las bajas frecuencias sufren más
difracción que las altas, en otras palabras, su
trayectoria se ha curvado más, rodeando el obstáculo.
VEMOS UNA ANIMACIÓN CON UN FRENTE DE
ONDA ATRAVESANDO UNA APERTURA
LA CANTIDAD DE DIFRACCIÓN ESTARÁ DADA EN
FUNCIÓN DEL TAMAÑO DE LA PROPIA ABERTURA Y
DE LA LONGITUD DE ONDA.
1-Si una abertura es grande en comparación
con la longitud de onda, el efecto de la
difracción es pequeño. La onda se propaga
en líneas rectas o rayos, como la luz.
2-Cuando el tamaño de la abertura es
menor en comparación con la longitud
de onda, los efectos de la difracción
son grandes y el sonido se comporta
como si fuese una luz que procede de
una fuente puntual localizada en la
abertura.
Descargar

difracción