Santos en el callejero barakaldés
Janire Martínez
Colegio San Vicente de Paúl 2015
Calle San Vicente
San Vicente Mártir.

San Vicente es uno de los tres grandes diáconos que dieron su vida por Cristo. Junto con Lorenzo y
Esteban Corona, Laurel y Victoria forma el más insigne triunvirato. Este mártir celebrado por toda la
Cristiandad, encontró su panegirista en San Agustín, San León Magno y San Ambrosio.
Vicente descendía de una familia consular de Huesca, y su madre, según algunos, era hermana del
mártir San Lorenzo. Estudió la carrera eclesiástica en Zaragoza, al lado del obispo Valero, quien por su
falta de facilidad de expresión, lo nombró primer diacono para suplirle en la sagrada cátedra.
Paralelamente, el emperador Dioclesiano había decretado una de las más crueles persecuciones
contra la Iglesia, y que fue aplicado por Daciano en España. Las cárceles, que estaban reservadas
antes para los delincuentes comunes, pronto se llenaron de obispos, presbíteros y diáconos. Al pasar
Daciano por Barcelona, sacrifica a San Cucufate y a la niña Santa Eulalia. Cuando llega a Zaragoza,
manda detener al obispo y a su diácono, Valero y Vicente, y trasladarlos a Valencia. Allí se celebró el
primer interrogatorio. Vicente responde por los dos, intrépido y con palabra ardiente. Daciano se
irrita, manda al destierro a Valero, y Vicente es sometido a la tortura del potro. Su cuerpo es
desgarrado con uñas metálicas. Mientras lo torturaban, el juez intimaba al mártir a la abjuración.
Vicente rechazaba indignado tales ofrecimientos. Daciano, desconcertado y humillado ante aquella
actitud, le ofrece el perdón si le entrega los libros sagrados.
Pero la valentía del mártir es inexpugnable. Exasperado de nuevo el Prefecto, mandó aplicarle el supremo tormento,
colocarlo sobre un lecho de hierro incandescente. Nada puede quebrantar la fortaleza del mártir que, recordando a su
paisano San Lorenzo, sufre el tormento sin quejarse y bromeando entre las llamas. Lo arrojan entonces a un calabozo
siniestro, oscuro y fétido "un lugar más negro que las mismas tinieblas", dice Prudencio. Luego presenta el poeta un
coro de ángeles que vienen a consolar al mártir. Iluminan el antro horrible, cubren el suelo de flores, y alegran las
tinieblas con sus armonías. Hasta el carcelero, conmovido, se convierte y confiesa a Cristo. Daciano manda curar al
mártir para someterlo de nuevo a los tormentos. Los cristianos se aprestan a curarlo. Pero apenas colocado en
mullido lecho, queda defraudado el tirano pues el espíritu vencedor de Vicente vuela al paraíso. Era el mes de enero
del
304.
Ordena Daciano mutilar el cuerpo y arrojarlo al mar. Pero más piadosas las olas, lo devuelven a tierra para proclamar
ante el mundo el triunfo de Vicente el Invicto. Su culto se extendió mucho por toda la cristiandad.
FOTOS DE LA CALLE.
Calle San Antolín.
San Antolín.
 Antolín de Pamiers fue un mártir visigodo de
la Galia que vivió en los siglos V y VI, venerado
como santo por las iglesias católica y ortodoxa. Al menos
parte de su hagiografía es legendaria, y son pocos los datos
precisos que de este santo se poseen.
 Fue ejecutado, según la leyenda, por no abrazar
el arrianismo junto a dos discípulos, Juan y Almaquio, que
reciben culto junto a él. Algunas de sus reliquias se
conservan en Palencia (España), ciudad de la que es patrón,
y cuya catedral le está consagrada. Fueron llevadas allí por
el rey visigodo Wamba desde Narbona, según la tradición.
Es también patrón de la ciudad española de Medina del
Campo y del gremio de los cazadores.
 La iconografía habitual del santo le representa como un
hombre joven, ataviado con la dalmática propia de
los diáconos, portando casi siempre una palma alusiva al
martirio, y, como atributo más característico, un cuchillo u
hoja afilada clavado en su hombro o en la parte inferior del
cuello. Su festividad se celebra el 2 de septiembre.
FOTOS DE LA CALLE.
Calle San Fernando.
San Fernando

Guerrero, poeta y músico, compositor de cantigas al Señor. Se destacó por su integridad,
piedad, valentía y pureza.

Nació en el reino de León, probablemente cerca de Valparaíso (Zamora) y murió en
Sevilla el 30 de Mayo de 1252. Hijo de Alfonso IX de León y de Berenguela, reina de
Castilla, unió definitivamente las coronas de ambos reinos. Consideraba que el reino
verdadero al que todo ha de someterse es el reino de Dios. Se consideraba siervo de la
Virgen María.

Por 27 años luchó para reconquistar la península de los moros. Liberó a Córdoba (1236),
Murcia, Jaen, Cadiz y finalmente a Sevilla donde murió (1249). Procuraba no agravar los
tributos, a pesar de las exigencias de la guerra. Cuidaba tan bien de sus súbditos que se
hizo famoso su dicho: "Más temo las maldiciones de una viejecita pobre de mi reino
que a todos los moros del África".
Reconocido por su sabiduría. Fundó la famosa universidad de Salamanca y edificó la catedral de Burgos.
Viudo. Con su segunda esposa fue padre de Eleanor, esposa de Eduardo I de Inglaterra.
Al saber que estaba cercana la muerte abandonó su lecho y se postro en tierra sobre cenizas, recibió los
últimos sacramentos. Llamó a la reina y a sus hijos para despedirse de ellos y darles sabios
consejos. Volviéndose a los que se hallaban presentes, les pidió que lo perdonasen por alguna involuntaria
ofensa. Y, alzando hacia el cielo la vela encendida que sostenía en las manos, la reverenció como símbolo del
Espíritu Santo. Pidió luego a los clérigos que cantasen el Te Deum, y así murió, el 30 de mayo de 1252. Había
reinado treinta y cinco años en Castilla y veinte en León, siendo afortunado en la guerra, moderado en la
paz, piadoso con Dios y liberal con los hombres, como afirman las crónicas de él. Su nombre significa "bravo
en la paz".
Lo sucedió en el trono su hijo mayor, Alfonso X, conocido como Alfonso el Sabio.
Canonizado el 4 de febrero de 1671 por el Papa Clemente X
FOTOS DE LA CALLE.
Calle
San Ignazio
Calle San Ignacio
(Íñigo López de Recalde; Loyola, Guipúzcoa, 1491 - Roma, 1556) Fundador de la
Compañía de Jesús. Su primera dedicación fueron las armas, siguiendo la tradición
familiar. Pero, tras resultar gravemente herido en la defensa de Pamplona contra
los franceses (1521), cambió por completo de orientación: la lectura de libros
piadosos durante su convalecencia le decidió a consagrarse a la religión.

Se retiró inicialmente a hacer penitencia y oración en Montserrat y Manresa, donde empezó a elaborar el
método ascético de los Ejercicios espirituales (1522). Luego peregrinó a los Santos Lugares de Palestina (1523).
De regreso a España comenzó a estudiar en las universidades de Alcalá de Henares, Salamanca y París.

En París (1528-34), donde se graduó como maestro en Artes (aunque no terminó los estudios de Teología), San
Ignacio de Loyola consiguió reunir un grupo de seis compañeros a los que comunicó sus ideas y con los que
sembró el germen de la Compañía de Jesús, haciendo juntos votos de pobreza y apostolado en la Cueva de
Montmartre. Ante la imposibilidad de marchar a hacer vida religiosa en Palestina, por la guerra contra los
turcos, se ofrecieron al papa Pablo III, quien les ordenó sacerdotes (1537).

En los años siguientes se dedicaron al apostolado, la enseñanza, el cuidado de enfermos y la definición de una
nueva orden religiosa, la Compañía de Jesús. San Ignacio de Loyola, cuyo fervor y energía inspiraban al grupo,
fue elegido por unanimidad su primer general.

La Compañía reproducía la estructura militar en la que Ignacio había sido educado, pero al servicio de la
propagación de la fe católica, amenazada en Europa desde las predicaciones de Lutero; las Constituciones que
Ignacio le dio en 1547-50 la configuraron como una orden moderna y pragmática, concebida racionalmente,
disciplinada y ligada al papa, para el cual resultaría un instrumento de gran eficacia en la «reconquista» de la
sociedad por la Iglesia en la época de la Contrarreforma católica.

Aquejado de graves problemas de salud, San Ignacio de Loyola alcanzó a ver, en sus últimos años de vida, la
expansión de la Compañía por Europa y América, con una fuerte presencia en la educación de la juventud y en
el debate intelectual, en el apostolado y en la actividad misionera. Muerto Ignacio, le sucedió como general de
los jesuitas su más estrecho colaborador, el castellano Laínez. Fue canonizado en 1622 por Clemente XV.
FOTOS DE LA CALLE.
Avenida San Bartolomé.
Avenida de San Bartolomé
 San Bartolomé fue un de los apóstoles de Jesús.
 Su nombre era probablemente el patronímico arameo de hijo de




Tholomé. Este discípulo fue presentado a Jesús por Felipe bajo el
nombre de Nathanel.
El evangelio de San Juan narra la vocación de este apóstol. San
Lucas lo nombra entre los 12 que Jesús eligió, después de pasar
una noche orando, para que tras la resurrección fueran
propagando el evangelio, principalmente en Arabia, en las Indias
y en Asia central.
Ciertas tradiciones afirman que, habiendo liberado del demonio
a la hija del rey Polymio, Bartolomé llevó al templo y obligo a la
estatua del dios falso Astarot, que emitía oráculos famosos, hablar
y confesar que era un demonio. Después de esto el rey se
convirtió, igual que 12 ciudades del reino.
Pero el hermano del rey, el impido Astiages hizo arrestar a
Bartolomé, al que azotaron, despellejaron y decapitaron.
Su festividad es el 24 de agosto.
FOTOS DE LA CALLE.
C/ San Juan.
Calle San Juan Bautista
 (s. I d.C.) Jefe de una secta judía emparentada con los
esenios. La tradición cristiana lo considera el precursor
de Jesús. Los esenios eran una de las muchas sectas
judaicas de la época, como las de los saduceos, fariseos
y celotes, que esperaban la llegada de un Mesías. Entre
los esenios había un grupo, llamado de los bautistas,
que daba gran importancia al rito bautismal. Gracias a
los Evangelios se conoce la historia del grupo liderado
por Juan Bautista, que llevaba una vida ascética en el
desierto de Judá, rodeado por sus discípulos. En sus
predicaciones, que tuvieron gran acogida por parte del
pueblo, exhortaba a la penitencia, basándose en las
exigencias de los antiguos profetas bíblicos. Jesús
recibió el bautismo de Juan a orillas del río Jordán. El
tono mesiánico del mensaje del Bautista inquietó a las
autoridades de Jerusalén, y Herodes Antipas lo mandó
encarcelar. Juan murió decapitado el año 28 d.C.
FOTOS DE LA CALLE.
Calle San Valentín de Berriochoa.
San Valentín de Berriochoa
Nació en el Palacio de Arriola en la villa de Elorrio (Vizcaya, España) el 14 de febrero de 1827,
hijo de Juan Isidro de Berriochoa y de María Mónica Aristi. Se le bautizó con el nombre de
Valentín Faustino en la iglesia parroquial.
A los dieciocho años ingresó en el seminario de Logroño, porque en ese tiempo Elorrio
pertenecía a la diócesis de Calahorra. En 1848 tuvo que suspender sus estudios y regresar a
Elorrio para atender a las necesidades económicas de su familia. Pudo regresar al seminario y
fue ordenado sacerdote en 1851.

En 1854 profesó en la orden de los dominicos en el convento de Ocaña (Toledo, España). En 1856 fue
destinado a las misiones en Asia. Viajó a Manila en las islas Filipinas, que entonces pertenecían a la
monarquía española, y de allí a las misiones de Tonquín, en la parte norte del actual Vietnam. En ese
momento el rey Tu-Duc perseguía sanguinariamente a los misioneros que vivían escondidos en cuevas
y chozas por considerar que actuaban en connivencia con los gobiernos europeos para que estos
ocuparan y colonizaran su reino.

El 25 de diciembre de 1857 fue nombrado obispo titular de Centuria y coadjutor del nuevo vicario
apostólico, Melchor García Sampedro, al que sucedería tras el martirio de este, el 28 de julio de 1858.
Valentin de Berriochoa pudo desarrollar su ministerio únicamente durante tres años con muchas dificultades
hasta que en 1861, durante un recrudecimiento de la persecución contra los cristianos en la zona de su
vicariato, fue denunciado y detenido.
Trasladado a la capital provincial Hải Dương, en el interrogatorio solamente se le preguntó a Berriochoa por
su nombre (se le conocía por Vinh, "el victorioso"), cuánto tiempo llevaba en el país (cuatro años), dónde vivía
(en Biu Chu), si había tenido relación con los revoltosos de 1858 (que no y que había aconsejado que nadie
tomara las armas), y si conocía al obispo Lien (Jerónimo Hermosilla, que sí). Dispuso el tribunal que fueran
encerrados en jaulas pequeñas individuales donde solamente pudieran estar en cuclillas. Allí encontró,
también en jaulas similares, a los demás compañeros apresados anteriormente. A poca distancia había un reo
condenado a muerte por sus crímenes. Tuvieron todavía un nuevo interrogatorio en el que se les pedía que
renegaran de la fe cristiana. Ante la negativa son condenados a muerte. La ejecución de Berriochoa se llevó a
cabo por decapitación el 1 de noviembre de 1861.
Sus restos mortales fueron trasladados al País Vasco, vía Manila, y reposan en la iglesia parroquial de Elorrio.
Valentín de Berriochoa fue beatificado en 1905 y canonizado en 1988, junto con otros 116 mártires de
Vietnam.



FOTOS DE LA CALLE.
Descargar

Santos en el callejero barakaldés