El agua pura es un líquido inodoro e insípido.
Tiene un matiz azul, que sólo puede detectarse
en capas de gran profundidad
El agua es fuente de vida, toda la vida depende
del agua. El agua constituye un 70% de nuestro
peso corporal. Necesitamos agua para respirar,
para lubricar los ojos, para desintoxicar
nuestros cuerpos y mantener constante su
temperatura. Por eso, aunque un ser humano
puede vivir por más de dos semanas sin comer,
puede sobrevivir solamente tres o cuatro días
sin tomar agua. Las plantas serían incapaces de
producir su alimento y de crecer sin el agua.
Las aguas superficiales de los continentes
fueron las más visiblemente contaminadas
durante muchos años, pero precisamente al
ser tan visibles los daños que sufren, son las
más vigiladas y las que están siendo
regeneradas con más eficacia en muchos
lugares del mundo, especialmente en los
países desarrollados.
Desde hace siglos se conocen problemas de
contaminación en lugares como la
desembocadura del Nilo o los canales de
Venecia, pero ahora este problema se
encuentra mucho más extendido.
Por este motivo principal, luchar contra la
contaminación de los ríos es algo de vital
importancia, no sólo para la protección del
propio medio ambiente, sino de la fauna y de
la vegetación que vive en ellos.
Explicado de una forma relativamente sencilla,
podríamos indicar que la contaminación de los
ríos vendría a consistir en la incorporación, al
agua, de materiales considerados como
extraños, tales como:
Productos químicos.
Microorganismos.
Aguas residuales.
Residuos industriales y otros.
Estas materias actúan perjudicando la calidad
del agua, de forma que la hacen inútil para
muchos de los usos que se llevan a cabo a día
de hoy.
Fuentes principales de la contaminación de
los ríos
Fundamentalmente, el agua se contamina por
culpa de la actividad humana, ya que la
población va creciendo cada año, necesitando
más agua, más comida, más transporte, más
vestimenta, más recursos y más espacio en el
que vivir.
Por todo ello, se produce la emisión de gases
tóxicos, la contaminación por desechos,
metales y pesticidas; la descarga de desechos
químicos y material radiactivos; o bien
accidentes, como los derrames de petróleo.
Solamente utiliza el agua estrictamente
necesaria.
Toma baños cortos. Cierra la llave mientras te
enjabonas.
Instala regadera de mano, ya que se ahorra de
10 a 19 litros por baño.
Cierra las llaves del lavabo mientras te lavas los
dientes o te rasuras y de preferencia utiliza un
vaso con agua.
Cierra la llave mientras enjabonas los platos
Lava el coche utilizando una cubeta. No lo
hagas con la manguera.
Usa productos ahorradores de agua.
•Debemos cuidar el agua ya que es muy importante para
todos los seres vivos.
•El agua es muy importante debemos ahorrarla y hacer lo que
nos dice esta revista como cerrar la llave mientras te cepillas y
todo eso.
•Todos debemos ser mas cuidadosos con el agua y no
contaminar los rios ya que es agua dulce de la cual queda muy
poca
Descargar

REVISTA