ASI SOY
SERIO
EXIGENTE
HUMILDE
ORDENADO
ORACION DEL ESTUDIANTE
Señor, recuérdame con frecuencia la obligación que
tengo de estudiar,
hazme responsable: Que
santifique mi trabajo de estudiante. Que prepare bien
mi misión en la vida. Que sepa agradecer el privilegio
de poder estudiar. Que me capacite a conciencia. Que
haga rendir mi juventud. Que haga una buena
sementera de mi inteligencia. Dame humildad para
echarme en cara la negligencia con que cumplo a
veces mis tareas. Dame valentía y constancia para
aprovechar todos los instantes en el estudio.
Enséñame a estudiar con método, a leer con reflexión
y a consultar a los que saben más para, el día de
mañana, ser útil a mis hermanos y un verdadero
dirigente
de
la
humanidad.
Amén.
Señor, mi principal tarea es mi formación como persona. Sin embargo,
me aburro. A veces prefiero el juego, la televisión, o simplemente, la
<<locha>>. Ayúdame a entender que necesito prepararme para la vida. Si
la existencia se puede comparar a un campeonato en el mundo y frente al
mundo, es claro que el entrenamiento, duro y exigente, es necesario.
Renunciar al esfuerzo de la formación de mi mente, de mi voluntad, de mi
corazón es negarme al futuro, negar mi realización como persona en la
comunidad.
Señor, al ponerme en el mundo, me encomendaste una misión en bien de
toda la humanidad, misión que sólo yo puedo y debo realizar. Sin mí el
cosmos perdería algo de su plenitud y perfección. Ayúdame, Señor, a
descubrir mi vocación como ser humano <<único e irrepetible>>.
Que al conocer las maravillas de la naturaleza y las posibilidades de la
técnica y de la ciencia, reconozca tu sabiduría como Creador y tu amor
como generoso Padre. Entonces, me esforzaré, por medio del estudio y el
aprendizaje, en ser instrumento apto de tu bondad en medio de mis
prójimos. Colaboraré con ellos en hacer de este mundo <<una aldea>>
habitable por la convivencia, la solidaridad, el respeto y la promoción de
la dignidad y de los derechos y deberes de todos.
CAMINO DE LA VIDA
ODIO
MALTRATO
VICIOS
PERVERSIDAD
PEREZA
ORGULLO
MENTIRA
AVARICIA….
AMOR
JUSTICIA
VERDAD
RESPETO
BONDAD
HONESTIDAD
SERVICIO……
MI LOGRO MAS IMPORTANTE
CRECER COMO PERSONA
.Siendo educado: saludando a todos
.Siendo agradecido: cuando alguien te hace un favor, te ayuda,…
.Estar más disponible para el otro para escucharle o hacerle un
favor
.Compartiendo con la gente que te quiere y aprecia, sé amable con
ellos y comparte el tiempo con ellos.
.Siendo amable especialmente con quienes constantemente
muestran su mala educación.
.No confundas bondad con estupidez. Hay quien piensa que las
personas bondadosas, nobles y que ayudan al otro son estúpidas
.Este año criticaré menos, seré más paciente, aprenderé acerca de
la tolerancia, seré más abierto ante las opiniones de los otros,
controlaré mi mal humor...en fin, ¡seré mejor persona!. pero la
realidad es que cambiar uno o varios aspectos de nuestra
personalidad es una tarea en la que hay que trabajar seriamente.
Comienza un nuevo año. Lo pongo en tus manos, Señor. Tú,
Padre amoroso, que velas por mí y estás por encima de los
límites del tiempo y del espacio, sabes lo que necesitaré en este
año que inicia. Me abandono a tu misericordia, a tu providencia.
Que sea lo que Tú dispongas, Señor. Aumenta mi fe, que sea
capaz de descubrir tu presencia a mi lado. No permitas que
nada me separe de Ti. Dame fortaleza y perseverancia en las
pruebas, y ayúdame cada día a recordar que nunca sucederá
nada que Tú y yo juntos, no podamos superar. Líbrame de la
indiferencia. Hazme sensible a las necesidades de los demás, y
muéveme no sólo a orar, a interceder por ellos, sino a realizar
acciones concretas en beneficio suyo. Ayúdame a no ser avaro
ni desperdiciado con mi tiempo, con mis dones. Enséñame a
darme a los demás, a comprender que sólo vale la pena lo que
se hace por los demás. Enséñame a salir de mí mismo para ir al
encuentro de mis hermanos, sin prejuicios, simplemente, con la
mano extendida y el corazón abierto.
Pero líbrame de la vanidad, de creerme bueno, de sentirme
satisfecho. No dejes que me paralice la inercia, el orgullo, la
complacencia. No dejes de inquietarme, de ponerme en
movimiento, de lanzarme contigo a construir tu reino de paz,
amor y justicia. Enséñame a mantenerme sencillo y alegre.
Ayúdame a desprenderme de todo lo que me estorba para
seguirte, líbrame de lo que me hace tropezar, de lo que me pesa:
de mis rencores, mis egoísmos, mis orgullos, mis miserias, mis
apegos. Enséñame a ser paciente, comprensivo, dulce, a
perdonar a los otros, a acogerlos en mi corazón. Enséñame a
amar como amas Tú. Quiero descubrirte en cada día de este año
que empieza, y ayudar a que otros te descubran también. Señor,
que cuando me busquen a mí, te encuentren siempre a Ti.
Jesús, ayúdame a saber ignorar el «qué dirán» para responder
siempre con generosidad a tu llamado. Señor, Vengo ante Ti
porque necesito de tu gracia. Tócame y sáname de todas mis
iniquidades, de mi egoísmo, de mi soberbia, de mi vanidad, de mi
indiferencia. Permite que yo sepa vivir tu estilo de vida.
Descargar

Oración del Estudiante