
Se dice que la estética es una
disciplina filosófica. Ahora bien, la
filosofía es una teoría de los valores,
la belleza es un valor. Nuestra
materia tiende a poner en claro cual
es el núcleo esencial del arte, la
finalidad perseguida en la realización
de sus obras y el objetivo que
encarna en la belleza, considerada
como expresión de arte.

BELLEZA AGRADABLE:
se refiere al tipo de
emociones que, en
términos generales,
acostumbramos
calificar como
agradables, y por
extensión, como
sensaciones bellas.

BELLEZA NATURAL:
Es probablemente
la confusión más
reiterada y se
refiere al
sinnúmero de
objetos que exhibe
la naturaleza con
formas, colores,
proporciones, etc.
que nos parecen
bellas.

BELLEZA
EMOCIONAL:
Corresponde al tipo
de sentimientos que
nos conmueven
positivamente por
su nobleza y
dignidad;
naturalmente,
también
acostumbramos
calificarlos como
sentimientos bellos.

BELLEZA ESTÉTICA: Es el
tipo específico de la
belleza que realizan las
obras de arte y de él se
ocupa exclusivamente
la estética; por la misma
razón, dicha disciplina
reconoce a lo bello del
arte como el único
problema que recae
bajo sus estudios.

Las señaladas acepciones de lo bello y según
veremos, difieren considerablemente entre sí,
tanto por su origen como por sus
manifestaciones; también se distinguen de la
belleza estética.

LA BELLEZA AGRADABLE:
Al hablar de lo bello se produce una confusión
que tiende a identificar lo bello y lo agradable.
La idea de la belleza está íntimamente ligada a
la sensación de lo agradable; en el lenguaje
común lo bello es siempre agradable y tal vez lo
agradable se considere bello.

La vida entera es susceptible de expresarse
estéticamente, puesto que se encuentra
llena de contenidos emotivos; todo puede
ser objeto de captación artística a
condición de que nos inspire un sentimiento
y seamos capaces de exteriorizarlo
intuitivamente.
La emotividad que recoge el arte,
comprende no tan sólo las sensaciones
agradables, sino también aquellas que
pudieran, en un momento dado, parecer
desagradables a determinar clase de
espectadores.

Tal es el caso de un
buen número de
obras que suelen no
gustar al gran
público. Parecen
distorsionados con
respecto al sentido
clásico y equilibrado
de la belleza, y sin
embargo, puede
haber en ellos un
contenido de gran
valor.

Hay cosas por las que sentimos antipatía o
repulsión en la vida real; seguro que a muy
poca gente se le ocurriría decir que son
cosas bellas, y sin embargo, las sensaciones
desagradables que originan se convierten
en motivo de expresión estética; así se
tiene un gran número de obras que
expresan el tipo de emociones que en la
naturaleza nos son desagradables, pero al
ser realizadas en forma de expresión
artística llegan a adquirir un gran valor
estético.
Descargar

Descarga