Éxodo 3:1-6
• “1Apacentando Moisés las ovejas de
Jetro su suegro, sacerdote de Madián,
llevó las ovejas a través del desierto, y
llegó hasta Horeb, monte de Dios. 2Y
se le apareció el Ángel de Jehová en
una llama de fuego en medio de una
zarza; y él miró, y vio que la zarza ardía
en fuego, y la zarza no se consumía.
3Entonces Moisés dijo: Iré yo ahora y
veré esta grande visión, por qué causa
la zarza no se quema.
Éxodo 3:1-6
• 4Viendo Jehová que él iba a ver, lo
llamó Dios de en medio de la zarza, y
dijo: ¡Moisés, Moisés! Y él respondió:
Heme aquí. 5Y dijo: No te acerques;
quita tu calzado de tus pies, porque el
lugar en que tú estás, tierra santa es.
6Y dijo: Yo soy el Dios de tu padre, Dios
de Abraham, Dios de Isaac, y Dios de
Jacob. Entonces Moisés cubrió su
rostro, porque tuvo miedo de mirar a
Dios.”
•Dios usa fuentes inesperadas (una
zarza ardiente).
• (Zarza: Arbusto espinoso). A Moisés le
llamo la atención y fue a investigar.
Jacob lucho con un varón.
Génesis 32:24-29
• “24Así se quedó Jacob solo; y luchó con él
un varón hasta que rayaba el alba. 25Y
cuando el varón vio que no podía con él,
tocó en el sitio del encaje de su muslo, y
se descoyuntó el muslo de Jacob mientras
con él luchaba. 26Y dijo: Déjame, porque
raya el alba. Y Jacob le respondió: No te
dejaré, si no me bendices.
Jacob lucho con un varón.
Génesis 32:24-29
• 27Y el varón le dijo: ¿Cuál es tu nombre?
Y él respondió: Jacob. 28Y el varón le dijo:
No se dirá más tu nombre Jacob, sino
Israel; porque has luchado con Dios y con
los hombres, y has vencido. 29Entonces
Jacob le preguntó, y dijo: Declárame
ahora tu nombre. Y el varón respondió:
¿Por qué me preguntas por mi nombre? Y
lo bendijo allí.”
Génesis 15:17-18
•
17Y
sucedió que puesto el sol, y ya
oscurecido, se veía un horno
humeando, y una antorcha de fuego
que pasaba por entre los animales
divididos.
Abraham vio un horno humeante y una
antorcha que ardía y pasaba por entre los
animales divididos, la misma Shekinah, esto
significaba un pacto con Abraham.
Génesis 13:21-22
• “21Y Jehová iba delante de ellos de
día en una columna de nube para
guiarlos por el camino, y de noche en
una columna de fuego para
alumbrarles, a fin de que anduviesen
de día y de noche. 22Nunca se apartó
de delante del pueblo la columna de
nube de día, ni de noche la columna de
fuego.”
Cuando Israel fue liberado de Egipto Dios
los guio con una con una columna de nube
y fuego
• Dios dio a los hebreos una
columna de nube y fuego para
que supieran que de día y de
noche estaba con ellos en su
peregrinaje. ¿Qué nos ha dado a
nosotros para que tengamos la
misma seguridad? La Biblia.
Algo que los israelitas no tenían.
Pablo Insta a Timoteo
2 Timoteo 1:6
• 6Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del
don de Dios que está en ti por la imposición de
mis manos. 7Porque no nos ha dado Dios
espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de
dominio propio.
• Levántate avívate dile a tú alma
que marche, marchar significa
aplastar, triturar, moler las obras
del diablo, el Señor no quiere
una iglesia conformista, no
permitas que la opresión te
envuelva; sacúdete, levántate
como el guerrero que eres.
Juan nos habla de alguien que nos
bautizaría en Espíritu Santo y fuego
Lucas 3:16
• 16respondió Juan, diciendo a
todos: Yo a la verdad os bautizo en
agua; pero viene uno más
poderoso que yo, de quien no soy
digno de desatar la correa de su
calzado; él os bautizará en Espíritu
Santo y fuego.
• El bautismo de Jesús con fuego incluye
el poder necesario para hacer la
voluntad de Dios. Empezó en el día de
pentecostés, cuando el Espíritu Santo
se manifestó a los creyentes en forma
de lenguas de fuego, dándole poder
para proclamar el evangelio con
denuedo.
Hechos 2: 10-14
1Cuando
llegó el día de Pentecostés,
estaban todos unánimes juntos. 2Y de
repente vino del cielo un estruendo
como de un viento recio que soplaba,
el cual llenó toda la casa donde
estaban sentados; 3y se les aparecieron
lenguas repartidas, como de fuego,
asentándose sobre cada uno de ellos.
4Y fueron todos llenos del Espíritu
Santo, y comenzaron a hablar en otras
lenguas, según el Espíritu les daba que
hablasen.
Descargar

Descarga