Que Prediques
La Palabra
Placa en el púlpito: “Predica la
Palabra”, “Así dice el Señor”.
“Te encarezco delante de Dios y del Señor
Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos
en su manifestación y en su reino, que prediques la
Palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo;
redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y
doctrina”. 2 Tim. 4.1,2
PREDICA LA PALABRA
• Existe la tendencia de usar referencias de las
Escrituras para proveer un marco religioso
para su presentación, y al hacerlo, sentir que
han predicado la Palabra.
• No es predicar la Palabra cuando la usamos
sólo como una plataforma de lanzamiento
para nuestras observaciones religiosas.
Cuando se le abre y luego se la abandona es
presentar la Escritura, no predicarla.
PREDICA LA PALABRA
• No es tener la capacidad singular
de memorizar la Escrituras y
citarlas con tal velocidad y destreza
que sorprende a los oyentes. Tal
enfoque podríamos llamarlo citar la
Palabra, no necesariamente
predicar la Palabra.
• Cuando usamos textos bíblicos para
probar la veracidad de las doctrinas
bíblicas es comprobar la Palabra no
necesariamente predicar la Palabra.
Podemos convencerlos pero
corremos el peligro de no afectar
sus corazones.
¿Qué es predicar la Palabra?
Nehemías 8.1-9.
“Abrió, pues, Esdras el libros a ojos de todos el
pueblo, porque estaba más alto que todo el
pueblo, y cuando lo abrió, todo el pueblo estaba
atento… Y los levitas… hacían entender al
pueblo la ley. Y leían en el libro de la ley de Dios
claramente, y ponían el sentido, de modo que se
entendiese la lectura… no os entriztescáis, ni
lloréis, porque todo el pueblo lloraba oyendo las
palabras de la ley” Neh. 8.5-9
PREDICA LA PALABRA
– La Palabra debe ser presentada de
modo que tenga sentido.
Explicarla.
– Debe ser claramente comprendida.
Desenvolver su verdadero
significado.
– Debe afectar los corazones.
Mostrar su relevancia a la
situación actual.
– Jesús en la sinagoga de Nazaret
(Luc. 4.21); Felipe con el eunuco
(Hech. 8.26-40)
PREDICA LA PALABRA
• Propósito de la predicación bíblica.
– Ayudar a los oyentes a comprender el
significado de la Palabra de Dios (Hech.
28.23)
PREDICA LA PALABRA
• Resumen de una predicación bíblica.
– Explica la Biblia.
– Da sentido de modo que pueda ser
comprendida;
– Desarrolla porciones bíblicas que contengan
un mensaje particular;
– Razona a partir de ellas;
– Muestra su aplicación a las necesidades de
la gente;
– Presenta razones conclusivas de la Biblia.
PREDICA LA PALABRA
• La predicación bíblica se describe mejor por medio
del enfoque expositivo más bien que temático.
– El temático es la forma usual de predicación. Es la reunión
de evidencias bíblicas en cuanto a un determinado tema.
– La forma temática ha demostrado ser efectiva, es útil para
animar a los conversos en su fidelidad a Dios y a los
inconversos a entrar en relación con Dios.
– El punto es que no debemos abandonar la manera temática,
sino añadir la dimensión expositiva.
– Esta requiere un poco más de tiempo y preparación; será
más exigente en el estudio, pero los resultados demostrarán
ser más satisfactorios.
PREDICA LA PALABRA
• ¿Qué es la predicación expositiva?
– Significa: exponer, desnudar, dejar claro, explicar.
– Es aprender lo que la Escritura realmente dice
primero por medio de la exégesis.
– Es aprender por medio de la hermenéutica lo que
realmente significa.
– Luego que tenemos lo que dice y significa
procuramos hacer que los oyentes lo comprendan
para luego demostrar su relevancia para la vida
contemporánea.
PREDICA LA PALABRA
• Beneficios de la predicación expositiva.
– No se agota.
– Hace que el predicador llegue a ser un experto en
el campo donde se espera demuestre su
excelencia: conocimiento de la Escritura.
– Llenar la iglesia de personas regeneradas por el
Espíritu Santo.
– Gana más almas para Cristo y
– Es una mayor garantía de que una gran proporción
de ellos permanecerá salvo.
PRIMERO ALIMENTESE USTED
PRIMERO.
– Debemos llegar a ser estudiosos de la
Palabra.
• Tenga un momento devocional sin pensar
específicamente en las necesidades de su
congregación.
• Estudie la Biblia exegéticamente. Sus
frases, sus palabras y sus oraciones
debieran ser cuidadosamente analizadas
para descubrir su significado exacto.
PRIMERO ALIMENTESE USTED
PRIMERO.
“No se saca sino un beneficio muy
pequeño de una lectura precipitada de
las Sagradas Escrituras... Un pasaje
hasta que se significado nos parezca
claro y evidentes sus relaciones con el
plan de la salvación, es de mucho más
valor que la lectura de muchos capítulos
sin un propósito determinado” CC. 90.
PRIMERO ALIMENTESE USTED
PRIMERO.
• Dedique una hora diaria durante 1 mes,
o el tiempo que sea conveniente para
leerlo diez veces a cada libro de la Biblia.
Esto le llevará a haber analizado toda la
Biblia en 5.5 años aproximadamente. De
allí en adelante, su predicación crecerá
cada vez con mayor poder. ¿Cómo?
PRIMERO ALIMENTESE USTED
PRIMERO.
– Elija un libro pequeño de la Biblia.
– Decida vivir con él durante 90 días. G. Campbell
Morgan antes de escribir su estudio de un libro lo
leía 50 veces. Hay libros que se pueden leer en 8
minutos.
– Primero siéntese y lea el libro que va a estudiar
con el objetivo de lograr una visión panorámica.
– Cuando termine léalo en otras versiones; puede
grabarlo para oírlo mientras conduce.
PRIMERO ALIMENTESE USTED
PRIMERO.
– Viva los principios que saque de la lectura.
– En su lectura habrá tres elementos: El
Espíritu Santo, la Palabra de Dios y usted.
Ningún comentario bíblico, ninguna otra
lectura. Cuando le vengan ideas escríbalas.
Busque datos como estos: por qué se
escribió, a quién, cuándo.
– Abandone todo opinión preconcebida y todo
prejuicio personal. No acepte las ideas de
otro hombre, aprenda por usted mismo lo
que Dios está diciendo.
PRIMERO ALIMENTESE USTED
PRIMERO.
– Dedique una hoja para conocer el lugar desde
dónde se escribió y otra al lugar al que se le
dirigió. En otra analice las causas por las que se
escribió, etc. Dedique una hoja para cada capítulo
no importa que no la llene al principio.
– Este estudio le llevará a levantarse antes que
otros para clamar a Dios por algo que alimente su
vida espiritual y su relación con él.
– Cualquier comentario o idea que me venga a la
mente escríbalo.
PRIMERO ALIMENTESE USTED
PRIMERO.
• Después de leerlo sin comentarios por
lo menos 10 veces, consiga algún
comentario (Espíritu Profecía,
Comentarios Bíblicos, libros) y analice
detenidamente los comentarios
escribiendo en la hoja correspondiente
los que consideren enriquecen los
comentarios suyos.
PRIMERO ALIMENTESE USTED
PRIMERO.
– Como resultado podrá tener muchos
temas bíblicos para presentar y la
gente será fortalecida grandemente,
usted tendrá algo que decir y la
gente le agrada esto.
– El corazón de los oyentes arderá si el
nuestro arde por el estudio de la
Palabra.
Descargar

Que Prediques La Palabra