Gabriel García Márquez y “El amor en
los tiempos del cólera”


Gabriel García Márquez (o “Gabo” como lo
bautizó Eduardo Zalamea Borda, director del
diario “El Espectador”, en el que publicó su
primer cuento) nació en Aracataca
(actualmente, Macondo), Colombia, el 6 de
Marzo de 1927.
A los dos años, sus padres se mudaron a
Barranquilla y lo dejaron al cuidado de sus
abuelos maternos, los cuales ejercerán una
fortísima influencia en él y en su obra
posterior.
“-Vengo a pedirte el favor de que me
acompañes a vender la casa.
No tuvo que decirme cuál, ni dónde, porque
para nosotros solo existía una en el mundo: la
vieja casa de los abuelos en Aracataca, donde
tuve la buena suerte de nacer y donde no volví
a vivir después de los ocho años.”
(G. García Márquez, Vivir para
contarla, pag.10.)


Estudió la primaria en un internado de
Barranquilla; luego, inició la secundaria en el
colegio Jesuita de San José (hoy, instituto San
José), para luego ir a culminarla a Bogotá, en el
liceo Nacional de Zipaquirá.
En 1947, ingresó a estudiar Derecho en la
Universidad Nacional de Colombia, en Bogotá,
en la cual se dedica sobre todo a la lectura de
obras literarias.


Después del llamado «Bogotazo» en 1948, unos
sangrientos disturbios que se desataron el a causa
del magnicidio del líder popular Jorge Eliécer
Gaitán, la universidad cerró indefinidamente y su
pensión fue incendiada.
García Márquez se trasladó a la Universidad de
Cartagena y empezó a trabajar como reportero de
El Universal. En 1950, desistió de convertirse en
abogado para centrarse en el periodismo y se
traslada de nuevo a Barranquilla para trabajar
como columnista y reportero en el periódico El
Heraldo.

Fue muy influenciado por la obra de escritores
como Ernest Hemingway, James Joyce,
Virginia Woolf y, sobre todo (al igual que
Vargas Llosa), William Faulkner. Sin embargo,
en sus primeros años, reconoce que La
Metamorfosis de Kafka lo impactó sobremanera.
“Cuando Gregor Samsa se despertó una
mañana luego de un sueño inquieto, se
encontró en su cama transformado en un
monstruoso insecto”
(F. Kafka, La Metamorfosis)

Publicó su primer cuento, La Tercera Resignación, en 1947.
“Estaba en su ataúd, listo a ser enterrado, y sin embargo, él
sabía que no estaba muerto. Que si hubiera tratado de
levantarse lo hubiera hecho con toda facilidad. Al menos
“espiritualmente”. Pero no valía la pena. Era mejor dejarse
morir allí; morirse de muerte que era su enfermedad. Hacía
tiempo que el médico había dicho a su madre, secamente:
—Señora, su niño tiene una enfermedad grave: está muerto. Sin
embargo —prosiguió— haremos todo lo posible por
conservarle la vida más allá de su muerte. Lograremos que
continúen sus funciones orgánicas por un complejo sistema de
autonutrición. Sólo variarán las funciones motrices, los
movimientos espontáneos. Sabremos de su vida por el
crecimiento que continuará también normalmente. Es
simplemente “una muerte viva”. Una real y verdadera
muerte…”
(G. García Márquéz, La tercera resignación en Ojos de perro azul )



En 1955 publicó su primera novela, La Hojarasca,
que tuve excelentes críticas pero poco éxito de
ventas.
Le siguieron El coronel no tiene quién le escriba
(publicada en 1961, durante su estancia en París),
La mala hora (1962) y Los funerales de la Mama
Grande (1962).
En 1967 publica Cien años de soledad, tras dieciocho
meses de escritura ininterrumpida. Su primera
edición, de 8000 ejemplares, se agotó en dos
semanas. Hasta la fecha, ha sido traducida a 37
idiomas y vendido más de 25 millones de copias.
“Muchos años después, frente al pelotón de
fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había
de recordar aquella tarde remota en que su padre
lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces
una aldea de veinte casas de barro y cañabrava
construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas
que se precipitaban por un lecho de piedras
pulidas, blancas y enormes como huevos
prehistóricos. El mundo era tan reciente, que
muchas cosas carecían de nombre , y para
mencionarlas había que señalarlas con el dedo.”
(G. García Márquez, Cien años de soledad.)


Después de Cien años de Soledad, publicó Relato
de un Naúfrago (1970), La increíble y triste historia
de la Cándida Eréndira y de su abuela desalmada
(1972), El Otoño del Patriarca (1975), y Crónica de
una muerte anunciada (1981).
En 1982 se le otorgó el Premio Nobel de
Literatura, convirtiéndose así en el cuarto
latinoamericano en obtener este galardón.


Luego de obtener reconocimiento y fama,
publicó El amor en los tiempos del cólera (1985),
El general en su laberinto (1989), Del amor y otros
demonios (1994)
En el 2002 publicó el primer tomo de sus
memorias, Vivir para contarla, y en el 2004,
Memoria de mis putas tristes, que ha sido
recientemente llevada al cine.
La historia está inspirada en la historia real del
amor de sus padres, Gabriel Eligio García y
Luisa Santiaga Márquez Iguarán, los cuales
tuvieron que luchar contra la oposición del
padre de esta, el coronel Nicolás Ricardo
Márquez Mejía, a que se casaran. Al igual que
en la novela, los padres de ella la enviaron
fuera de la ciudad, con la esperanza de que se
olvidara del pretendiente.
La novela narra, con tintes tragicómicos pero
profundamente humanos, la historia de un
amor cuya culminación tuvo que aguardar más
de medio siglo.
“Era inevitable: el olor de las almendras
amargas le recordaba siempre el destino de
los amores contrariados.”
(Comienzo de “El amor en los tiempos del
cólera”)
“Alcanzó a reconocerla en el tumulto a través
del las lágrimas del dolor irrepetible de morirse
sin ella, y la miró por última vez por siempre
jamás con los ojos más luminosos, más tristes y
más agradecidos que ella no le vio nunca en
medio siglo de vida en común, y alcanzó a
decirle con el último aliento:
-Solo Dios sabe cuánto te quise.”
(G. García Márquez, “El amor en los tiempos
del cólera”)
“Florentino Ariza, en cambio, no había dejado de
pensar en ella un solo instante después de que
Fermina Daza lo rechazó sin apelación después de
unos amoras largos y contrariados, y habían
transcurrido desde entonces cincuenta y un años,
nueve meses y cuatro días”
“La lección no se interrumpió, pero la niña levantó
la vista para ver quién pasaba por la ventana, y esa
mirada casual fue el origen de un cataclismo de
amor que medio siglo después aún no había
terminado.”
(G. García Márquez, “El amor en los tiempos del cólera”)
Descargar

El corazón tiene más cuartos que un hotel de putas.