Sgeun un etsduio uiverisatniro iglnes, no
ipmotra el odren en que las ltears esatn
ersciats, la uicna csoa ipormtnate es que
azpraecan tdaos las lrates de cdaa plabara, y
que la pmrirea y la utlima etsen en la
psiocion cocrrtea. El rsteo peuden etsar
ttaolmntee mal y aun pordas llereo sin
pobrleams. Etso es pquore no lemeos cdaa
ltera asialda, snio la paalbra cmoo un tdoo.
Pesornamelnte nos preace icrenilbe.
Un miembro de la cultura escrita puede:
1) leer lo que otros escriben;
2) traducirlo a imágenes sensoriales y mentales;
3) pasarlo a sus palabras, parafrasearlo;
4) corregirlo, comentarlo y resumirlo;
5) aceptarlo o rechazarlo;
6) discriminar la importancia de las ideas y los
datos expuestos;
7) compararlo con lo que dicen otros textos;
8) decir por escrito, escribir.
Lee el texto siguiente:
Vo’nej xa ta jyalel, oy to’ox la te nakajtik
vakib tzebetik ta jun lum, toj alak’ik sba,
batz’i ech’ xa no la ti yutzilike. Jujun
rominko malk’ak’al chlokík ta xanobal ta
ch’ivit, lek la xlixtonal sjolik xchi’uk ta la
sbon jutuk satik yo’ kúchal stzajub jutuke,
schiúk ta xak´be sbaik ya´lel nichim ta
snukík ta spat xchikinik sventa xmuib yikík.
Ja’ jech ta xlokík ta paxal, te ta xk’elatik jun
ti ch’ium keremetike.
El texto anterior en nuestra lengua:
Hace mucho tiempo vivían en un pueblo seis
hermanas muy, pero muy lindas. Los domingos por
la tarde iban a dar la vuelta a la plaza, con las
trenzas adornadas con listones de seda, y se ponían
tantito rojo en las mejillas y agua de flores en el
cuello y detrás de las orejas. Así salían a pasear, y
todos los muchachos se les quedaban viendo.
Felipe Garrido, Cómo fue que hubo tantos coyotes, traducido al
tzotzil por Enrique Pérez López, K’uxi ba epajuk ti ok’iletike
Del Rey Momo / Fonca, México, 1996.
Frente a una lengua desconocida –
tzotzil– no entendemos mal, sino que no
entendemos, porque no tenemos manera
de atribuir ningún sentido ni significado
a lo que vemos. Entender mal y no
entender son dos cosas distintas.
Los mecanismos de la lectura
•
Muestrear
•
Predecir
•
Inferir
•
Formar imágenes mentales y sensoriales
•
Ejercitar la memoria de corto plazo
•
Confirmar estos procesos y corregir
•
En todos ellos interviene el aprovechamiento de
la información no sensorial
Patio de tarde
Julio Cortázar
A Toby le gusta ver pasar a la muchacha rubia
por el patio. Levanta la cabeza y remueve un
poco la cola, pero después se queda muy
quieto, siguiendo con los ojos la fina sombra
que a su vez va siguiendo a la muchacha
rubia por las baldosas del patio. En la
habitación hace fresco, y Toby detesta el sol
de la siesta; ni siquiera le gusta que la gente
ande levantada a esa hora, y la única
excepción es la muchacha rubia.
¿Quién es Toby?, ¿Por qué lo imaginas así?
Para Toby la muchacha rubia puede hacer lo
que se le antoje. Remueve otra vez la cola,
satisfecho de haberla visto, y suspira. Es
simplemente feliz. La muchacha ha pasado
por el patio, él la ha visto un instante, ha
seguido con sus grandes ojos avellana la
sombra en las baldosas.
Tal vez la muchacha rubia vuelve a pasar.
Toby suspira de nuevo, sacude un momento
la cabeza como para espantar una mosca,
mete el pincel en el tarro y sigue aplicando la
cola a la madera terciada.
¿Quién es Toby?, ¿Qué elementos
influyen en la comprensión del texto?
Descargar

Comprensiondelalectura