SERIE: GENTE COMÚN HACIENDO COSAS
EXTRAORDINARIAS
Tema: “UN LUGAR AGRADABLE” (2)
LLEVAR:
VIDA
PRESENCIA
LIBERTAD
“UN LUGAR AGRADABLE”
 Texto: Lc. 7:11- 17 Aconteció después, que él iba a la
ciudad que se llama Naín, e iban con él muchos de sus
discípulos, y una gran multitud. Cuando llegó cerca de la
puerta de la ciudad, he aquí que llevaban a enterrar a
un difunto, hijo único de su madre, la cual era viuda; y
había con ella mucha gente de la ciudad.Y cuando el
Señor la vio, se compadeció de ella, y le dijo: No llores.
“UN LUGAR AGRADABLE”
 Y acercándose, tocó el féretro; y los que lo llevaban se
detuvieron.Y dijo: Joven, a ti te digo, levántate. Entonces
se incorporó el que había muerto, y comenzó a hablar.Y
lo dio a su madre.Y todos tuvieron miedo, y glorificaban
a Dios, diciendo: Un gran profeta se ha levantado entre
nosotros; y: Dios ha visitado a su pueblo.Y se extendió la
fama de él por toda Judea, y por toda la región de
alrededor.
“UN LUGAR AGRADABLE”
Días desafiantes, determinantes, decisivos y acelerados.
Naín: lugar agradable. Hacer de tu vida, tu familia,
tu ciudad un lugar agradable.
Volver a la ciudad con el poder de la resurrección.
LLEVAR VIDA A LA CIUDAD
Hay una
resurrección en
la puerta de la
ciudad, lo que el
sistema mató
vuelve con vida
para transformar
toda la ciudad
LLEVAR VIDA A LA CIUDAD
Miremos a esta mujer:
La muerte le ha golpeado dos veces.
Con su esposo le quitó su presente.
Con su hijo le quitó su futuro.
¿Cómo seguir?
Hay una gran multitud, pero está sola.
LLEVAR VIDA A LA CIUDAD
A LA GENTE DE EDAD MEDIANA Y ADULTA QUE LAS
CIRCUNSTANCIAS GOLPEARON DURAMENTE
Gente que lo único que les quedaba les fue arrancado.
Gente con su Hogar o familia destruida.
Gente con sueños frustrados, sin fuerzas, sin deseos de
seguir
Gente acompañada por otros, pero sola.
Gente por quienes muchos sienten lástima, pero no
obtienen respuestas.
Esta mujer
representa
LLEVAR VIDA A LA CIUDAD
A UNA GENERACIÓN Y A UN PAÍS QUE…
Fue golpeado por la avaricia y falta de visión de
sus líderes.
La generación que sufrió los 70 y de repente en
los 90 y 2000, todo les fue sacudido, arrancado.
Gente que sufre la pérdida de todo lo que ha
construido.
Esta mujer
representa
LLEVAR VIDA A LA CIUDAD
Este joven difunto, hijo único, representa a una
generación:
Avasallada por la cultura de la muerte.
Avasallada por la violencia y la droga (pérdida de
esperanza y propósito).
Que sufre la muerte de sus proyectos de vida (hogar,
estudios, trabajos, desarrollo). “Pasotas”
Que sufre la muerte física que arranca miles de vidas
jóvenes de nuestro país por la inseguridad.
Este joven
representa
LLEVAR VIDA A LA CIUDAD
Jesús va a producir una resurrección
en el mercado, en la ciudad.
El Señor vino a ella, no ella a él
Él está caminando hacia ti, persona;
hacia ti, nación
Él se acerca con una palabra de fe:
“No llores”
LLEVAR VIDA A LA CIUDAD
Jesús va a detener la muerte (v.14).
Jesús está dando una palabra de autoridad: “Joven, a ti te
digo, ¡Levántate!”. (v.14)
Jesús, a través de nosotros, en este tiempo, hará
grandes milagros en las casas, en el mercado, en la
universidad, en la ciudad.
LLEVAR VIDA A LA CIUDAD
Jesús te devolverá
Un nuevo lenguaje.
Un nuevo hogar
Una nueva empresa
Un nuevo comienzo
¡Un tiempo de regocijo!
LLEVAR VIDA A LA CIUDAD
Jesús producirá un gran cambio en el ambiente en estos 3
meses que vienen.
Ve a los tuyos, a tu hogar y a tu trabajo, a tu colegio o
universidad.
Ve con fe esta semana. Toda la ciudad dará gloria a Dios!
LLEVAR A JESUS A LA CIUDAD
Volver diferentes
Volver a los tuyos
Vuélvete a tu casa, y cuenta cuán grandes cosas ha hecho Dios
contigo.Y él se fue, publicando por toda la ciudad cuán grandes
cosas había hecho Jesús con él.
LLEVAR A JESUS A LA CIUDAD
Vuelve con la comisión de Jesús. Es el tiempo de tomar tu correcta
valoración como ministro de tiempo completo
El último avivamiento, el que fue profetizado por Joel tendrá lugar
sobre toda la ciudad y no solamente dentro del edificio de una
iglesia.
Será a través de gente común que hace cosas fuera de lo común, gente
común que hace cosas extraordinarias.
LLEVAR A JESUS A LA CIUDAD
Vuelve al enfoque inicial
Los cristianos primitivos hicieron del
mercado el punto focal de su ministerio.
Testificar no es una actividad ocasional
sino un estilo de vida.
LLEVAR A JESUS A LA CIUDAD
No solo testimonio sino señales y
milagros tomaron lugar en el
mercado
Pablo, Priscila y Aquila, como
ministros y pequeños empresarios,
son ejemplos de los cristianos del
mercado del primer siglo.
LLEVAR A JESUS A LA CIUDAD
 Miles fueron llevados a una experiencia vital de fe
(Hc.5:28,6:7).
 Cuando los trajeron, los presentaron en el concilio, y el sumo sacerdote les
preguntó, diciendo: ¿No os mandamos estrictamente que no enseñaseis en
ese nombre?Y ahora habéis llenado a Jerusalén de vuestra doctrina,
 Y crecía la palabra del Señor, y el número de los discípulos se multiplicaba
grandemente en Jerusalén; también muchos de los sacerdotes obedecían a la
fe.
LLEVAR A JESUS A LA CIUDAD
 Las necesidades de las viudas y huérfanos, dos grupos
sociales vulnerables, fueron resueltas (Hc.6:1-7).
 En aquellos días, como creciera el número de los discípulos, hubo
murmuración de los griegos contra los hebreos, de que las viudas de
aquéllos eran desatendidas en la distribución diaria. Entonces los doce
convocaron a la multitud de los discípulos, y dijeron: No es justo que
nosotros dejemos la palabra de Dios, para servir a las mesas.
LLEVAR A JESUS A LA CIUDAD
 Los hambrientos fueron alimentados y los enfermos
sanados (Hc.2:43-45).
 Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales eran
hechas por los apóstoles.Todos los que habían creído estaban juntos, y
tenían en común todas las cosas; y vendían sus propiedades y sus
bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno.
LLEVAR A JESUS A LA CIUDAD
 El evangelio tuvo una influencia positiva aun en el
grupo religioso más conservador y más influyente
de los judíos (Hc.5:33-34).
 Ellos, oyendo esto, se enfurecían y querían matarlos. Entonces
levantándose en el concilio un fariseo llamado Gamaliel, doctor de la
ley, venerado de todo el pueblo, mandó que sacasen fuera por un
momento a los apóstoles,
LLEVAR A JESUS A LA CIUDAD
 Un lugar público, el Pórtico de Salomón, se
transformó en el escenario de una corriente de
milagros que dieron a la iglesia favor con el pueblo
(Hc.5:12).
 Y por la mano de los apóstoles se hacían muchas señales y prodigios
en el pueblo; y estaban todos unánimes en el pórtico de Salomón.
LLEVAR A JESUS A LA CIUDAD
 El movimiento fue tan dinámico que eventualmente las
calles y veredas se transformaron en ámbitos
evangelísticos donde los enfermos eran alineados
esperando que al menos la sombra de Pedro los tocara
(Hc.5:14-15).
 Y los que creían en el Señor aumentaban más, gran número así de hombres
como de mujeres; tanto que sacaban los enfermos a las calles, y los ponían
en camas y lechos, para que al pasar Pedro, a lo menos su sombra cayese
sobre alguno de ellos.
LLEVAR A JESUS A LA CIUDAD
 Multitudes de otras ciudades venían a Jerusalén
(Hc.5:16).
 Y aun de las ciudades vecinas muchos venían a Jerusalén, trayendo
enfermos y atormentados de espíritus inmundos; y todos eran sanados.
LLEVAR A JESUS A LA CIUDAD
¿Cuándo se produjo este cambio?
Esto comenzó el día de Pentecostés cuando los discípulos dejaron
el cerrado confinamiento del aposento alto y fueron a proclamar
al espacio abierto de la plaza del mercado de la ciudad.
Este movimiento fue liderado, no por individuos conocidos por su
formación religiosa, sino por gente conocida por sus roles en el
mercado, por su condición laboral
LLEVANDO LIBERTAD A LA CIUDAD
Ministros de mercado reconocidos
No están “fuera
de servicio” del
ejército de Dios
Dios los ha
llamado y ungido
para esto
Son más que “un
laico”
Su objetivo no es
sólo dar
testimonio de su
fe, sino traer
transformaciones
Su trabajo no
compite con el
desarrollo de
un ministerio,
¡es su lugar de
ministerio!
LLEVANDO LIBERTAD A LA CIUDAD
Hay una guerra que
pelear.
La guerra espiritual es
un componente de sus
rutinas.
Los creyentes en el
mercado son soldados
con ubicación
estratégica
LLEVANDO LIBERTAD A LA CIUDAD
Cuatro
creencias
erróneas
letales
Hay una división ordenada por Dios entre clérigos y laicos.
La iglesia esta llamada a operar primariamente dentro de un edificio
usualmente llamado templo.
La gente involucrada en comercio o trabajo secular no pueden ser tan
espirituales como aquellos que sirven en el ministerio tradicional de la
iglesia.
El rol primario de los cristianos del mercado es hacer dinero para
financiar la visión de los que están en el ministerio.
LLEVANDO LIBERTAD A LA CIUDAD
Saliendo fuera de las tradiciones
Mientras que es verdad que en los días del AT
había una división entre sacerdotes y pueblo y la
mayoría de las actividades religiosas tenían lugar
en el Templo, en el NT el sacerdocio levítico fue
reemplazado por el sacerdocio de todo creyente.
LLEVANDO LIBERTAD A LA CIUDAD
Saliendo fuera de las tradiciones
Cada creyente en su lugar en la vida de la ciudad
(trabajo, comercio, educación, función pública,
escuelas y universidades, amas de casa) son
ministros con autoridad y unción divina sobre el
lugar que pisan las plantas de sus pies cada día.
LLEVANDO LIBERTAD A LA CIUDAD
 Un plan de cinco pasos para tu reorganización espiritual:
1.
2.
3.
4.
5.
Descarta la decepción que no eres un “ministro ordenado”.
Descarta la decepción que tu trabajo en el mercado no es espiritual.
Dale la bienvenida oficial al Señor en tu lugar de trabajo.
Selecciona un lugar de tu trabajo que sirva como un altar simbólico.
Reconoce al Dios trino como la cabeza de tu lugar en el mercado.
Descargar

serie: gente común haciendo cosas extraordinarias