MARIA ROSA,
UNA MUJER,
SOSTENIDA Y
CUIDADA POR JESÚS
Y QUE APRENDIÓ A
CUIDAR DE JESUS, A
SUS PIES
María es ‘lugar’ de aprendizaje para Jesús. De
ella y de su amistad aprende lo que no hizo maestro de
la Ley…
Betania fue para Jesús escuela de vida.
Jesus reconoció en los gestos de amistad, de
cercanía, de cariño de Marta y María el modo de ser y
de tener “entrañas de misericordia”, el modo de
proceder de Dios.
María de Betania, ella estuvo a los pies de Jesús,
silenciosa, confiada, mirándolo, escuchándolo y
recibiendo de Él lo que más necesitaba: su amor de
Intimidad
Bebía ávidamente sus palabras, sus gestos y
aprendía los ‘cómos misericordiosos de
Jesús’:







Cómo se escucha,
cómo se mira, cómo se acoge,
cómo se dialoga,
cómo se ora,
cómo se comparte la vida’
cómo se acompaña el dolor, las ausencias,
como se curan las heridas…
¿Qué COMOS misericordiosos me tiene que
enseñar Jesús en mi vida concreta de hoy?
¿Qué “intimidad perdida”, tengo que recuperar,
para ser y experimentarme como “espacio
habitado” por quien e que me ama?
María se muestra vacía de sí misma y en
disposición de dejarse llenar por el mundo de
Jesús. Y se postra ante Jesus.
Después de atravesar juntos la
experiencia de los límites, de reconocerse
heridos y de abrazar el dolor, se han
fortalecido los vínculos entre ellos. La muerte
de Lázaro ha sido una “bendición disfrazada
para ella y sus hermanos”.
¿Cuantos acontecimientos de mi vida han sido
“bendiciones ocultas”, que en su momento me
costaron vivir y hoy son una bendición
explicita.?
La vuelta de Lázaro a la vida es motivo de alegría
inmensa, esa alegría se expresa en el banquete
compartido y en gestos de servicio
María está totalmente presente a su realidad.
Entra en una intimidad creciente en la que se da,
Las manos de María acariciando los pies de Jesús y
sus cabellos secándolos despacio. Y él, dejándose
hacer.
Un gesto que Judas juzgó y que a Pedro le costó
recibir. Porque la gratuidad de Jesús a veces se
convierte en escandalo para los ‘buenos’.
Judas no ha podido entrar en el ámbito de
comunicación. Critica el dar desmedido de María
y le molesta el recibir de Jesús. Judas no se siente
‘en casa’, se defiende de María porque se siente
amenazado.
María ha conectado
con Jesús en su
momento vital y de
este encuentro sale
amando más, mientras
que Judas no ha sabido
abrirse al don y va a
salir amando menos.
¿Por qué nos costará tanto dejar ser al
otro?
¿Qué necesitamos para dejar ser a cada persona
con todo, para no verla como una amenaza, ni
como un competidor, no como una sombra, sino
como alguien semejante a mí, igual en los miedos,
, en las necesidades, en los anhelos y de quien
tengo algo que recibir y a quien tengo algo que
dar?
Sin el matiz de
confianza no podemos
acogernos en nuestra
vulnerabilidad. Es
necesario darnos el
espacio que necesitamos
para crecer sin temor,
para llegar a
reconciliarnos con lo que
queríamos arrojar lejos d
nuestra propia vida, para
encontrar una tierra firme
desde la que ser
Las hermanas de Betania ofrecen a Jesus el
espacio que disponen en sus vidas para que El
pueda encontrar un lugar y orientar su destino
Jesus recibe calidad de espacio en la casa de Betania. Es un
espacio incondicional, empático. Es un espacio agradecido y
gratuito.
Después Jesus sigue su camino
Es la unción del amor que le prepara para ser
derramado en libación para la vida del mundo.
María hace con Jesus lo que luego El hará
con sus discípulos en el momento de su desedida:
le sirven la mesa, le lavan los pies. Jesus se dejó
hacer, para poderlo hacerlo con otros y ha
querido tomar gestos de las mujeres para hacer
memoria de su vida.
“A partir de ese momento (…) tomaron la decisión
de dar muerte a Jesús”
Y es en esa realidad amenazada donde se vierte el
frasco precioso de la compasión.
Es la unción del amor que le prepara para ser
derramado en libación para la vida del mundo.
Descargar

maria.de.betania