Señor Ábreme los Ojos para Ver
Pastora Susie Fernández
Iglesia Casa de Oración y Adoración
11 de septiembre, 201
2 Reyes 6:8-10
Eliseo y los sirios
8 Tenía el rey de Siria guerra contra Israel, y
consultando con sus siervos, dijo: En tal y tal
lugar estará mi campamento.
9 Y el varón de Dios envió a decir al rey de Israel:
Mira que no pases por tal lugar, porque los sirios
van allí.
10 Entonces el rey de Israel envió a aquel lugar que
el varón de Dios había dicho; y así lo hizo una y
otra vez con el fin de cuidarse.
2 Reyes 6:11-14
11
Y el corazón del rey de Siria se turbó por esto; y
llamando a sus siervos, les dijo: ¿No me declararéis
vosotros quién de los nuestros es del rey de Israel?
12 Entonces uno de los siervos dijo: No, rey señor mío,
sino que el profeta Eliseo está en Israel, el cual
declara al rey de Israel las palabras que tú hablas en
tu cámara más secreta.
13 Y él dijo: Id, y mirad dónde está, para que yo envíe a
prenderlo. Y le fue dicho: He aquí que él está en
Dotán.
14 Entonces envió el rey allá gente de a caballo, y
carros, y un gran ejército, los cuales vinieron de
noche, y sitiaron la ciudad.
2 Reyes 6:15-17
15
Y se levantó de mañana y salió el que servía al varón
de Dios, y he aquí el ejército que tenía sitiada la
ciudad, con gente de a caballo y carros. Entonces su
criado le dijo: !!Ah, señor mío!! ¿qué haremos?
16 El le dijo: No tengas miedo, porque más son los que
están con nosotros que los que están con ellos.
17 Y oró Eliseo, y dijo: Te ruego, oh Jehová, que abras
sus ojos para que vea. Entonces Jehová abrió los ojos
del criado, y miró; y he aquí que el monte estaba
lleno de gente de a caballo, y de carros de fuego
alrededor de Eliseo.
2 Reyes 6:18-20
18
Y luego que los sirios descendieron a él, oró Eliseo a
Jehová, y dijo: Te ruego que hieras con ceguera a
esta gente. Y los hirió con ceguera, conforme a la
petición de Eliseo.
19 Después les dijo Eliseo: No es este el camino, ni es
esta la ciudad; seguidme, y yo os guiaré al hombre
que buscáis. Y los guió a Samaria.
20 Y cuando llegaron a Samaria, dijo Eliseo: Jehová, abre
los ojos de éstos, para que vean. Y Jehová abrió sus
ojos, y miraron, y se hallaban en medio de Samaria.
2 Reyes 6:21-23
21
Cuando el rey de Israel los hubo visto, dijo a
Eliseo: ¿Los mataré, padre mío?
22 El le respondió: No los mates. ¿Matarías tú a los
que tomaste cautivos con tu espada y con tu
arco? Pon delante de ellos pan y agua, para que
coman y beban, y vuelvan a sus señores.
23 Entonces se les preparó una gran comida; y
cuando habían comido y bebido, los envió, y ellos
se volvieron a su señor. Y nunca más vinieron
bandas armadas de Siria a la tierra de Israel.
En la época de los Reyes y Eliseo, Siria,
• al Norte de Israel atacaba constantemente al Pueblo
de Dios. Como sabemos por las noticias, algo así
ocurre el día de hoy entre los israelíes y palestinos.
• El rey de Israel no podía hacer frente al ejército Sirio,
por lo que tenía que hacer constantes movimientos
militares y evitar la batalla.
• Elías sabía por medio de Dios donde iba a
desarrollarse el siguiente ataque, por lo que avisaba
al Rey de Israel, quien a su vez movía a su ejército.
Como el rey de Siria no podía encontrar
al ejército enemigo en batalla,
• se enfureció y trato de matar a Eliseo.
Mando un ejército en su contra. El siervo de
Eliseo miró muchos soldados viniendo
contra ellos, y tuvo miedo; pero Eliseo le
dijo que Dios había puesto un ejército
celestial que era aun mayor que el
enemigo. El varón de Dios oró para que este
joven “abriera sus ojos”.
Fue entonces que además de ver a
caballos y carros enemigos,
• también vio fuerzas espirituales
que rodearon al hombre de Dios,
protegiéndole. Dios puso ejército
alrededor de Eliseo.
• La pregunta para nosotros este día
es ¿Qué vemos alrededor de
nosotros?
I. ¿Estaremos ciegos a lo que Dios nos
dijo, a Su Palabra, a nuestras Bendiciones?
• El criado de Eliseo estaba tan preocupado
sobre los jinetes y los soldados del rey Sirio,
Ben-hadad que se olvidó del poder de Dios.
Él estaba demasiado preocupado sobre su
seguridad y la de Eliseo. En pocas palabras
tuvo miedo.
• ¿Somos así nosotros? Cuando viene el
momento difícil, ¿entramos en temor o
sabemos a quien le hemos creido?
Cuantas veces nosotros nos enfrentamos
a angustias problemas,
• Por lo que estamos pasando. Y el Señor nos dice,
“No temas, Yo estoy contigo”...
1 Juan 4:4
Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido;
porque mayor es el que está en vosotros, que el
que está en el mundo.
• Cuando el nos abre los ojos, nos introduce en la
realidad de un mundo invisible, y podemos tener
una visión más clara.
Todavía a esta etapa de sus vidas,
no han recibido la revelación de
que somos seres espirituales…
Y que vivimos en un cuerpo. Tan real es lo espiritual,
que lo natural. Lo que vivimos es temporero, pero lo
espiritual es eterno.
• Lo que queremos es que nos resuelva ahora!!
• No podemos esperar, no podemos permitir que El bregue
con mi yo, con mi incredulidad.
• Que difícil es esperar, que difícil es ver que no hay solución,
que no hay cambios, que todo es lo mismo.
• Ahí es donde, debemos de creer con todo nuestro corazón.
• Digan todos: Señor abre mis ojos espirituales, quiero ver lo
que Tu vez. !!!Aleluya!!!
Hay un paralelo en este incidente y el
incidente de Lázaro Eliseo…
• no lo hizo porque el tenía dudas
sino para el beneficio de su criado.
Jesús no resucitó a Lázaro por el,
sino por la multitud para que
creyera.
• Jesús, la resurrección y la vida…
• Resurrección de Lázaro…
Juan 11:38-40
38
Jesús, profundamente conmovido otra vez,
vino al sepulcro. Era una cueva, y tenía una
piedra puesta encima.
39 Dijo Jesús: Quitad la piedra. Marta, la
hermana del que había muerto, le dijo:
Señor, hiede ya, porque es de cuatro días.
40 Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees,
verás la gloria de Dios?
Juan 11:41-43
41
Entonces quitaron la piedra de donde había
sido puesto el muerto. Y Jesús, alzando los
ojos a lo alto, dijo: Padre, gracias te doy por
haberme oído.
42 Yo sabía que siempre me oyes; pero lo dije
por causa de la multitud que está alrededor,
para que crean que tú me has enviado.
43 Y habiendo dicho esto, clamó a gran voz:
!!Lázaro, ven fuera!!
Juan 11:44-46
44
Y el que había muerto salió, atadas las
manos y los pies con vendas, y el rostro
envuelto en un sudario. Jesús les dijo:
Desatadle, y dejadle ir.
45 Entonces muchos de los judíos que habían
venido para acompañar a María, y vieron lo
que hizo Jesús, creyeron en él.
46 Pero algunos de ellos fueron a los fariseos y
les dijeron lo que Jesús había hecho.
Muchos tenemos que ver para creer…
• Estamos en unos tiempos que los Hijos de Dios
no cree. Se limitan a creer a un reporte del
Doctor. Los resultados de un estudio, y no le
creen a El, al Todopoderoso.
• Tenemos que ser desatados, libres de las manos
y pies atadas, a la enfermedad, a la escasez, a la
depresión, sanados de nuestro pasado, de
nuestra manera de ver las cosas, de nuestra
manera vieja de vivir, libre del viejo hombre.
Se Abren Nuestros Ojos Espirituales
• Yo declaro y decreto en el Nombre de Jesús, nuestras
mentes, nuestros ojos, nuestros corazones sean
abiertos. Que le permitamos al Espíritu de Dios ser
sensibles a Su voz, a Su Presencia, a Su Gloria.
Dejemos de ser incrédulos.
• El criado había visto muchos milagros que Eliseo
había realizado, y poco antes había atestiguado el
milagro del hacha flotando en el agua. Mas ahora
tuvo miedo.
• Es más fácil para nosotros ser ingratos, quejarnos y
ser incrédulos, en vez de creerle a Dios. Es tan fácil
ser negativo con la gente y con nuestra vida.
Jesús abrió los ojos de
los ciegos naturales,
• pero luego de su resurrección
exhortaba a los suyos a abrir los ojos
espirituales.
Lucas 24:31
Entonces les fueron abiertos los ojos, y
le reconocieron; mas él se desapareció
de su vista.
Lucas 24:45-49
45
Entonces les abrió el entendimiento, para que
comprendiesen las Escrituras;
46 y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo
padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día;
47 y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el
perdón de pecados en todas las naciones, comenzando
desde Jerusalén.
48 Y vosotros sois testigos de estas cosas.
49 He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre
vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de
Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo
alto.
y a Pablo le fue dicho en:
Hechos 26:15-16
15
Yo entonces dije: ¿Quién eres, Señor? Y el
Señor dijo: Yo soy Jesús, a quien tú
persigues.
16 Pero levántate, y ponte sobre tus pies;
porque para esto he aparecido a ti, para
ponerte por ministro y testigo de las cosas
que has visto, y de aquellas en que me
apareceré a ti,
Hechos 25:17-18
17
librándote de tu pueblo, y de los
gentiles, a quienes ahora te envío,
18 para que abras sus ojos, para que se
conviertan de las tinieblas a la luz, y de
la potestad de Satanás a Dios; para que
reciban, por la fe que es en mí, perdón
de pecados y herencia entre los
santificados.
En esta mañana, nuestros ojos
• Serán abiertos, y no mas manos y pies atados,
libres para que se manifieste lo que El Espíritu
de Dios tiene para nosotros.
• No sigamos permitiendo que se atrase el
llamado que Dios tiene para cada uno de
nosotros, no permitamos que Sus bendiciones
se detengan, no mas enfermedad, no mas
tristeza, en el nombre de Jesús.
• !!!Amen!!!
Descargar

Señor Ábreme los Ojos para Ver