Pensemos en el poder de un río. Está
integrado por pequeñas gotas de agua,
innumerables gotitas de agua. Estas pequeñas
gotitas juntas, forman un río poderoso, que
puede regar enormes extensiones para
transformar las tierras desérticas en hermosos
jardines y fructíferas granjas.
Los miembros de la Cofradía del
Rosario junto a los devotos del Rosario de todo
el mundo, se convierten -con esta oración- en
una inmensa e irresistible fuerza espiritual por
la paz y las necesidades del mundo. Inscríbete como Cofrade:
www.cofradiarosario.net
[email protected]
REPASEMOS UN POCO LA
HISTORIA, PARA RECORDAR
ALGUNOS ACONTECIMIENTOS QUE
SON OBRA DE DIOS POR MEDIACIÓN
DE LA VIRGEN MARÍA, GRACIAS A LA
DEVOCIÓN DEL ROSARIO…
En la época del Papa Pío V (1566 - 1572), los
musulmanes controlaban el Mar Mediterráneo y
preparaban la invasión de la Europa cristiana. Los
reyes católicos de Europa estaban divididos.
El 17 de septiembre de 1569 se pidió que se
rezase el Santo Rosario. En 1571 se estableció una
Liga para la defensa de Europa.
El 7 de octubre de 1571 se encontraron las
flotas cristiana y turca en el Golfo de Corinto,
cerca de la ciudad griega de Lepanto.
La flota cristiana, entró en batalla contra un
enemigo muy superior en tamaño. Se jugaba el
todo por el todo.
El Papa San Pío V había pedido a todos que
rezaran, particularmente el Rosario, para obtener la
victoria en la batalla naval de Lepanto. Antes del
ataque, las tropas cristianas rezaron el santo
Rosario con devoción.
La batalla de Lepanto duró desde las 6 de la
mañana hasta altas horas de la tarde pero, al final,
los cristianos resultaron victoriosos.
En gratitud perpetua a Dios por esta victoria, el
Papa Pio V instituyó la Fiesta de la Virgen del
Rosario, el 7 de octubre. A la letanía de Nuestra
Señora añadió "Auxilio de los cristianos".
Durante la Segunda Guerra Mundial dos
ciudades japonesas fueron destruidas por
bombas atómicas: Hiroshima y Nagasaki.
En Hiroshima sucedió un milagro el 6 de
agosto de 1945…
En Hiroshima la casa de los jesuitas quedó
destruida, pero su residencia (a 1 Km. del
epicentro) quedó en pié y los miembros de la
pequeña comunidad jesuita sobrevivieron. No
tuvieron efectos posteriores.
El Padre Hubert Schiffer fue uno de los
jesuitas supervivientes. Tenía 30 años cuando
explosionó la bomba atómica y vivió otros 33
años más con buena salud.
Él explicó que en esa casa hubo una sola
cosa diferente: "Rezábamos el Rosario
diariamente en esa casa".
En Nagasaki, como resultado de la
explosión, todas las casas en un radio de aprox.
2.5 Km del epicentro fueron destruidas.
Quienes estaban dentro quedaron
enterrados en las ruinas. Los que estaban fuera
fueron quemados.
A finales de la Segunda Guerra Mundial
los aliados entregaron la católica Austria a los
soviéticos.
Los austriacos toleraron esta dominación
soviética durante tres años, pero era ya
demasiado. Querían que los rusos salieran de
su país. ¿Qué hacer?
Un sacerdote, el Padre Capuchino
Petrus Pavlicek, mientras oraba recibió una
voz interior que le pidió: “Haz lo que te digo y
tendrán paz”.
Fundó la Cruzada de Reparación del Santo
Rosario en 1947, y pidió que el diez por ciento
de los austriacos prometieran rezar el Rosario
diariamente para que los soviéticos
abandonaran su país: 700.000 personas
hicieron el voto y cumplieron su promesa
durante siete años.
Entonces, sorpresivamente, el 13 de
mayo de 1955, aniversario de la primera
aparición de Fátima, los rusos salieron de
Austria, hecho que nadie entendió, pues
Austria es un país estratégicamente situado, es
una puerta hacia el Oeste, rico en depósitos
minerales y reservas de petróleo. La Virgen lo
hizo.
Gran concentración popular
en la Heldenplatz, en Viena,
para agradecer a Nuestra
Señora la liberación de
Austria, el 10 de Septiembre
de 1955.
En octubre de 1960 el máximo jerarca
ruso de entonces, Nikita Kruschev, visitó las
Naciones Unidas, e hizo alarde de que
exterminarían a Occidente..., que nos
aniquilarían! Y, para subrayar aún más su
presunción, se quitó un zapato y golpeó el
escritorio ante la horrorizada Asamblea
Mundial.
No se trataba de un alarde ocioso,
Kruschev sabía que sus científicos habían
completado el desarrollo de un misil nuclear y
planeaban presentárselo en noviembre de
1960, con ocasión del 43° aniversario de la
Revolución Bolchevique.
Pero he aquí lo que sucedió: el Papa
Juan XXIII, quien había abierto y leído el
tercer secreto revelado por la Virgen en
Fátima a Lucía, autorizó al Obispo de Leiría,
Fátima, para que se dirigiera a todos los
obispos del mundo, con el fin de que se
unieran a la jornada de oración y penitencia
que llevarían a cabo los peregrinos de Fátima,
en la noche del 12 al 13 de octubre de 1960,
por la conversión de Rusia y, con ello,
consecuentemente, por la paz mundial.
Esa noche, aproximadamente un
millón de peregrinos pasaron la noche a la
intemperie en Cova da Iría en Fátima,
Portugal, haciendo oración y penitencia ante
el Santísimo Sacramento.
Oraron y velaron a pesar de la intensa
lluvia que los calaba hasta los huesos. Al
mismo tiempo, por lo menos trescientas
Diócesis en todo el mundo se unieron a ellos.
Pues bien, esa misma noche, entre el 12
y el 13 de octubre de 1960, al llevarse a cabo la
prueba final del misil que iba a ser presentado
a Kruschev, el artefacto explosionó, dando
muerte a 126 personas, lo cual ocasionó un
retraso en el programa nuclear de Rusia de
cerca de veinte años.
El 13 de mayo de 1984, una de las más
grandes multitudes se reunió en Fátima para
celebrar el 67° aniversario de la primera
aparición de Nuestra Señora a los niños
pastores. Ese mismo día una explosión masiva
destruyó dos tercios de los mísiles tierra-aire y
barco a barco de la poderosísima flota de la
Unión Soviética. Nótese bien la fecha en que
ocurrió: ¡ Un 13 de mayo !
En Lourdes, Francia, la Virgen se
apareció a Bernadette Subirous el 11 de
febrero de 1898.
Desde entonces la Virgen ha concedido
allí innumerables gracias para las almas e
incontables milagros físicos (67 reconocidos
por la Iglesia, perfectamente documentados).
¿No es tiempo de que, impulsados por el amor a la Virgen y
conociendo los enormes beneficios de esta devoción,
imploremos a nuestra Madre con la oración que más le agrada?
En Fátima, Portugal, la Virgen se
apareció a tres pastorcillos (Lucía, Jacinta
y Francisco) el 13 de mayo de 1917.
Allí les pidió “Rezad el Rosario todos
los días” y prometió “al final, mi
Inmaculado Corazón triunfará”.
Desde entonces la Virgen ha sido
venerada por innumerables peregrinos
que le piden su intercesión y le agradecen
sus dones.
¿No es tiempo ya de que atendamos sus palabras y tengamos
más confianza en las promesas de Nuestra Señora?
Desde el inicio de la devoción del
Rosario por Santo Domingo de Guzmán en
el siglo XII (inspirado por la Virgen para
derrotar la herejía albigense) esta oración
ha sido recomendada por:
1. LA SANTÍSIMA VIRGEN, EN SUS
APARICIONES DE LOURDES Y FÁTIMA.
2. 55 PAPAS EN DIFERENTES
DOCUMENTOS.
3. NUMEROSOS SANTOS, QUE LA HAN
PRACTICADO Y ACONSEJADO.
¿No es tiempo de que, animados con los ejemplos que hemos
visto y siguiendo los consejos de la Iglesia y los santos, le
supliquemos con la oración más grata a Ella?
¿No es tiempo de que recemos el Rosario, por las
necesidades de nuestra familia y de nuestra patria, por el
Papa y por la Iglesia y por todo el mundo?
Os invitamos a la
Campaña Mundial del rezo del Rosario
POR LA CONVERSIÓN Y LA PAZ DEL MUNDO
Por las necesidades que aquejan a el planeta…,
Comprometiéndonos con seriedad y responsabilidad a
rezarlo diariamente por tiempo indefinido,
“Al final mi
Inmaculado
Corazón triunfará”
Con la certeza de que así la Santísima Virgen María nos
ayudará a salir con bien de las actuales dificultades.
LAS QUINCE PROMESAS
DE LA VIRGEN MARÍA
A QUIENES RECEN EL ROSARIO
1.- El que me sirva, rezando diariamente mi Rosario, recibirá cualquier gracia que me pida.
2.- Prometo mi especialísima protección y grandes beneficios a los que devotamente recen mi Rosario.
3.- El Rosario será un fortísimo escudo de defensa contra el infierno, destruirá los vicios, librará de los
pecados y exterminará las herejías.
4.- El Rosario hará germinar las virtudes y también hará que sus devotos obtengan la misericordia
divina; sustituirá en el corazón de los hombres el amor del mundo al amor por Dios y los elevará a
desear las cosas celestiales y eternas. ¡Cuántas almas por este medio se santificarán!.
5.- El alma que se encomiende por el Rosario no perecerá.
6.- El que con devoción rezare mi Rosario, considerando misterios, no se verá oprimido por la
desgracia, ni morirá muerte desgraciada; se convertirá, si es pecador; perseverará en la gracias, si es
justo, y en todo caso será admitido a la vida eterna.
7.- Los verdaderos devotos de mi Rosario no morirán sin auxilios de la Iglesia.
8.- Quiero que todos los devotos de mi Rosario tenga en vida y en muerte la luz y la plenitud de la
gracia, y sean partícipes de los méritos de los bienaventurados.
9.- Libraré pronto del purgatorio a las almas devotas del Rosario.
10.- Los hijos verdaderos de mi Rosario gozarán en el cielo una gloria singular.
11.- Todo lo que se me pidiere por medio del Rosario se alcanzará prontamente.
12.- Socorreré en todas sus necesidades a los que propaguen mi Rosario.
13.- Todos los que recen el Rosario tendrán por hermanos en la vida y en la muerte a los
bienaventurados del cielo.
14.- Los que rezan mi Rosario son todos hijos míos muy amados y hermanos de mi Unigénito Jesús.
15.- La devoción al santo Rosario es una señal manifiesta de predestinación a la gloria.
¡ VIRGEN DEL ROSARIO,
RUEGA POR NOSOTROS !
Inscríbete como Cofrade:
www.cofradiarosario.net
[email protected]
¡SALVEMOS AL MUNDO CON EL ROSARIO!
Descargar

Diapositiva 1 - Asociación y Cofradía del Rosario