Exégesis de la biblia
IMCE
La exégesis Bíblica
• El propósito de la exégesis es abrir las
Escrituras para encontrar el mensaje que los
textos bíblicos contienen.
• Todo el mundo enfatiza la necesidad de una
exégesis sólida del texto, pero pocos tienen la
pericia para proveer tal exégesis y predicar
efectivamente en base a la misma. John
MacArthur
La exégesis y su aplicación
• Como interprete, Calvino explicó el texto
buscando su significado natural, auténtico y
bíblico (…) La predicación no sólo es la
explicación de la Escritura, sino que también
es la aplicación de la Escritura oración por
oración a la vida y la experiencia de su
congregación.
De la exégesis al mensaje
• El mensaje halla su única fuente en la Escritura,
• El mensaje es sacado de la Escritura mediante
una exégesis cuidadosa.
• La preparación del mensaje interpreta
correctamente la Escritura en su sentido normal y
en su contexto.
• El mensaje explica claramente el significado
original que Dios procuraba para la Escritura.
• El mensaje aplica el significado actual de la Biblia.
Exposición Bíblica
• Y leían en el libro de la Ley de Dios
claramente, y ponían el sentido de modo que
entendiesen la lectura (Neh. 8.8).
Exégesis del corazón
• ¿Cómo se muestra el corazón de Dios en el
texto en estudio?
• Esdras 7:10 Porque Esdras había preparado su
corazón para inquirir la ley de Jehová y para
cumplirla, y para enseñar en Israel sus
estatutos y decretos.
• El predicador debe estar en constante
comunión con Dios, mediante la oración para
recibir el impacto pleno de la Palabra
Importancia de la exégesis del corazón
• ¿Por qué es importante que los sentimientos
del corazón de Dios sean transmitidos
alcomunicador, a los oyentes, y a los que aún
no han oído?
• ¿Cuáles son sus peticiones de oración para
que su corazón esté preparado para presentar
el mensaje?
Exégesis del corazón
• Salmo 119:18 Abre mis ojos, y miraré Las
maravillas de tu ley.
• C.H.Spurgeon, “comer el alma misma de la
Biblia hasta que, al fin, llegue a conversar en
lenguaje bíblico y su espíritu tenga el sabor de
las palabras del Señor, para que su sangre sea
bíblica y la esencia misma de la Biblia fluya a
través de usted”.
Los sentimientos santos
• Una buena prédica está destinada a provocar
“sentimientos santos” – aquellas emociones tales
como: odio por el pecado, deleite en Dios,
esperanza en sus promesas, gratitud por su
misericordia, deseo de santidad y dulce
compasión. La razón es que la falta de
sentimientos santos en los Cristianos es odiosa.
“Las cosas del espíritu son tan grandes en el
ejercicio de nuestros corazones que no hay
sustituto en su naturaleza e importancia a menos
que sean vivas y poderosas.” Jonathan Edwards
Los sentimientos santos
• En otra parte Edwards recalcó, “Si la verdadera
religión depende de los afectos, podemos
inferir que tal manera de predicar la palabra...
como que tiene una profunda tendencia de
afectar los corazones de quienes la oyen... es
algo que debemos desear” (2)
Los sentimientos santos
• Actos externos de benevolencia y piedad que
no surjan de las afecciones dadas por Dios al
nuevo corazón, deleitándose dependiendo de
Dios y buscando su gloria, son meros
legalismos y no tienen valor para honrar a
Dios. Si usted da su cuerpo para ser quemado
y no tienes amor, de nada sirve. (1 Cor.13:3)
Jonathan Edwards
Lo que se necesita
• Edwards dijo: “Nuestra gente no necesita tener
sus cabezas repletas de conocimiento, sino tener
sus corazones tocados y que se encuentren en la
más grande necesidad de esta clase de prédica…”
• “es de mucho provecho para los ministros en sus
prédicas, esforzarse en explicar clara y
llanamente las doctrinas …La razón para esto es
que la buena prédica busca iluminar la mente de
los oyentes con verdades divinas.
El calor de los afectos santos
• Si un ministro tiene luz sin calor, y entretiene a
su auditorio con discursos aprendidos, sin un
sabor del poder de la santidad, o alguna
apariencia de espíritu fervoroso y celo por
Dios y las almas buenas, él podrá agradar los
oídos ávidos, y llenar las mentes de su gente
con nociones vacías, pero seguramente no
llegará hasta sus corazones o salvará sus
almas.
Los afectos y el razonamiento
• Y si por otro lado, es movido por un fiero y
excesivo celo y calor vehemente, sin luz,
seguramente encenderá igualmente la llama
profana de la gente y encenderá sus pasiones
corruptas y afectos, mas nunca los hará el
mejor ni los conducirá un paso hacia el cielo,
sino en sentido contrario. Jonathan Edwards
Los sentimientos santos y la comunión
con Dios
• “Mi meta siempre es tener una profunda
comunión el Señor en el entendimiento de su
Palabra, y de esa experiencia explicarle a su
pueblo lo que significa un pasaje(…) Por lo
tanto, el impulso dominante de mi ministerio
es ayudar a avivar la Palabra viviente de Dios
para Su pueblo, Es una aventura refrescante”
John Stott
La comunión en los piadosos es
deseada
• Ps 42:1 <Al músico principal. Masquil de los
hijos de Coré.> Como el ciervo brama por las
corrientes de las aguas, Así clama por ti, oh
Dios, el alma mía.
• A través de la oración
• Heb 4:16 Acerquémonos, pues,
confiadamente al trono de la gracia, para
alcanzar misericordia y hallar gracia para el
oportuno socorro.
El corazón del oyente
• ¿Ha orado por el oyente y orado por
resultados específicos?
• ¿Conoce usted con qué tipo de pecados está
luchando el oyente?
• ¿Sabe usted con qué tipo de desafíos para su
vida el oyente viene?
La cirugía del corazón
• La prédica poderosa es como la cirugía. Bajo
la unción del Espíritu Santo, localiza, penetra y
remueve la infección del pecado. Sereno
Dwight uno de los primeros biógrafos de
Edwards dijo de él: “Su conocimiento del
corazón humano y su accionar, escasamente
ha sido igualado por predicadores faltos de
inspiración.”
La contemplación del cirujano
• Edwards no logró tan profundo conocimiento
del alma humana por rozarse con los
parroquianos de Northampton. Dwight dijo
que fuera de Edwards, nunca conoció a otra
persona que se retirara tan constantemente
del mundo para entregarse a la lectura y la
contemplación.
La cirugía del corazón
• “Muy convencido de los extraordinarios
engaños de corazón y el exceso... de apetito,
ciega la mente y la trae a completa sujeción”
(30) Así que Dwight está en lo cierto cuando
afirma que mucha de la inspiración de
Edwards sobre el corazón humano provino de
“su íntimo conocimiento de su propio
corazón”
La prédica bajo oración
• En 1735 Edwards predicó el sermón: “El Altísimo,
Una Oración para Oír a Dios.” En el mismo dijo:
“A Dios le ha placido establecer que la oración
anteceda a la concesión de su misericordia y se
agrada en conceder misericordia como resultado
de la oración, como si prevaleciera por la
oración” (35) La meta de la prédica es
totalmente dependiente de la misericordia de
Dios para su cumplimiento. Por tanto el
predicador debe de actuar para poner su prédica
bajo la divina influencia de la oración.
La cirugía del corazón
• “Culpar a un ministro por declarar la verdad a
aquellos que están despertando, sin ministrarles
de inmediato consuelo, es como culpar a un
cirujano cuando ha comenzado en su tarea, por la
que ha tenido que someter a su paciente a un
gran dolor... porque no detiene su mano, sino
que continúa hasta que llega el objetivo de la
herida. Un médico tan compasivo, que tan
pronto como su paciente comienza a
incomodarse, retira su mano... será como alguien
que curaría ligeramente la herida diciendo “Paz,
Paz, cuando no hay paz”
Descargar

X. Exégesis de la Biblia