VIENA
Palacio de Schönbrunn
Viena- Austria
El Palacio de Schönbrunn, en Viena, con 1440 aposentos,
figura entre los mayores, más bellos e importantes del
mundo. Ha estado siempre asociado al nombre de los
Habsburgo. Esta dinastía dominó gran parte de Europa
durante más de 600 años, con poder e influencia
absolutos.
Austria era su país, y Schönbrunn su castillo.
La historia de este palacio proviene de la edad media. En el
inicio del siglo XIV era propiedad del monasterio de
Klosterneuburg. En 1569, por iniciativa del emperador
Maximiliano II, la propiedad pasó a los Habsburgo. Constaba
entonces de una construcción modesta y unos bellos jardines.
Schöne Brunnen, significa: Bellas aguas.
Lo que daría nombre al Palacio.
Debido a las guerras, la conservación de Schonbrunn cayó en un
estado deplorable. Hasta que en 1686, el emperador Leopoldo
VIII, decidió reformar totalmente la propiedad para su hijo y
futuro emperador; José I
En 1770, la parte central del palacio ya estaba construída,
faltaban las dos alas laterales, pero aún así, ya era uno de
los más bellos Palacios de Europa. El emperador Carlos VI,
decidió regalárselo a su hija Mª Teresa. Fue con ella que
Schönbrunn inició su período de gloria. El Palacio pasó a
ser el principal centro político y social de Viena.
Mª Teresa quería tan sólo una residencia de verano,
pero convirtieron el hermoso palacio, en una
construcción grandiosa, mas que apropiada para su
numerosa familia. Tuvo 16 hijos.
Schönbrunn era utilizado como residencia de la família imperial
y su corte, lo que correspondía a más de 1500 personas. En
1750, la emperatriz Mª Teresa mandó construir un teatro en el
palacio. Y todo fue decorado con pinturas de grandes artistas
italianos.
Cuando Mª Teresa murió, el Palacio quedó desocupado.
Pero por dos veces tuvo un inquilino famoso, no cómo
huésped, sino cómo conquistador: Napoleón Bonaparte.
El ejército francés había conquistado Viena.
El imperio de los Habsburgo tenía una población de 56 millones
de habitantes y se extendía por: Austria, Alemania, Hungría,
Italia, Rumanía y Checoslovaquia. Eran frecuentes las fiestas,
banquetes y todo tipo de eventos sociales.
En 1854, el emperador Francisco José se casó con la bella y
jovencísima princesa de Baviera, Sissi. Diplomáticos y gobernantes
de todo el mundo venían a conocer y rendir homenaje a la pareja
de emperadores que dominaba media Europa
Francisco José estaba locamente enamorado de Sissi, pero sus
obligaciones no le permitían dedicarse a su esposa cómo le
hubiera gustado. A su vez, la envidiosa corte ridiculizaba a Sissi
por su origen Bávaro.
Apenas le permitían estar con sus hijos, lo que la llevó a una
depresión y bulimia. Angustiada por el rígido protocolo imperial,
se convirtió en una persona muy infeliz. Sin embargo, después de
un tratamiento de dos años alejada del Palacio, regresó a
Shönbrunn convertida en una nueva mujer.
Muy segura de si misma y decidida a hacerse cargo de los asuntos
políticos de su imperio.
En 1867, los emperadores son coronados Reyes de
Hungría. Su gran carisma convirtió a Sissi en una de las
personas más amadas de los Austríacos y los Húngaros.
La pareja tuvo cuatro hijos: Sofía, Gisela, María Valeria y
Rodolfo, quien debería heredar el mando del Imperio, pero
desgraciadamente, el destino le tenía preparados otros planes.
Rodolfo tuvo un romance con una plebeya, la familia imperial
no lo aceptó y lo presionaron para abandonarla. Desesperado,
él se suicidó en 1889. Debido a que las mujeres no podían
reinar, Francisco Fernando, sobrino del emperador, se convirtió
en el nuevo sucesor al trono.
En 1898 en un viaje a Ginebra, un terrorista italiano
asesinó a Sissi de una puñalada en el corazón.
Y en 1914, Francisco Fernando y su esposa Sofía, fueron
asesinados en Sarajevo, lo que desencadenó la I Guerra
Mundial
La vida familiar de Francisco José fue muy amarga. Perdió
violentamente a su hijo, a su esposa y a su sobrino sucesor del
trono. Tuvo tres hermanos; Maximiliano, nombrado emperador
de México, fue fusilado por las fuerzas republicanas mexicanas.
Carlos Luís, murió de tifus y Luís Víctor fue exiliado por tener
relaciones homosexuales con un menor en un baño público
La muerte de su esposa, sumió a Francisco José en la tristeza
hasta el resto de sus días.
Murió en paz y serenidad en medio de la Gran Guerra, en 1916
Su sucesión recayó en su sobrino-nieto: Carlos I de
Austria-Hungría, hijo de su sobrino Otto. coronado en
1916 a la muerte de su tío. En 1918 se disolvió el
Imperio Austro-Hungaro, y el emperador tuvo que huir.
Este fue el último monarca Habsburgo.
Hoy en día, los visitantes de Schönbrunn, admiran sus tesoros
recordando a la bella Sissi, emperatriz de Austria y reina de
Hungría, cuando Viena era la capital más elegante de Europa.
Danubio Azul; Strauss
Descargar

austria-2 - CREN-TUXPAN. PRIMARIA