EL CASO AIMÉE
JACQUES LACAN
El analista
Jacques-Marie Émile Lacan
(París, 13 de abril de 1901 - 9 de septiembre de 1981)
• Emprendió el estudio de medicina en 1920 y se especializó en
psiquiatría desde 1926.
• En esta época inició su propio análisis con Rudolph Loewenstein, que
continuó hasta 1938.
• Lacan era muy activo en el mundo de los escritores, artistas e
intelectuales parisienses de la época: fue amigo de André Breton, Luis
Buñuel, Salvador Dalí y Picasso (del cual fue médico), y también
participó en el mouvement Psyché fundado por Maryse Choisy.
Contribuyó en numerosas publicaciones surrealistas y estuvo presente
en la primera lectura pública del Ulises de James Joyce. En sus
estudios mostró particular interés en el trabajo filosófico de Martin
Heidegger, y participó en los seminarios sobre Hegel de Alexandre
Kojève junto a muchos otros intelectuales de la época.
From left to right:
Jacques Lacan, philosopher and
psychoanalyst;
Cecile Eluard, daughter of the
surrealist poet Paul Eluard;
Pierre Reverdy, surrealist and cubist
poet;
Luoise Leiris, wife of gallery owner
Michel;
Pablo Picasso, artist and playwright;
Zanie de Campan, actress;
Valentine Hugo, artist and wife of
great-grandson of Victor Hugo;
Simone de Beauvoir, author and
feminist;
Brassaï, photographer;
This is a picture taken by Brassaï in
1944 at the opening of Picasso's play,
Desire Caught by the Tail.
Sitting from left to right:
Jean-Paul Sartre, philosopher and
author;
Albert Camus, author;
Michel Leiris, owner of famous
Gallerie Luoise Leiris;
Jean Aubier, editor.
•
Lacan pasaba de la neurología a la psiquiatría. Entre 1927 y 1931 estudió
la clínica de las enfermedades mentales y de la encefalia en el Hospital
Sainte-Anne.
•
Después trabajó en enfermería especial de la Prefectura de Policía pasando
después a la clínica de Burghozli bajo la dirección de Hans Maier quien a
su vez fue sucesor de Bleuer.
•
El trabajo de Lacan con la locura estuvo marcado desde el comienzo a
través de las mujeres. En sus inicios trabajó con una mujer con síntomas
de histeria, concepto retomado de Freud, utilizando el término “piatismo”
(término heredado de Babinski) para describir su sintomatología.
•
En 1931, junto con Henri Claude y Pierre Mignault, presenta dos casos de
“locuras simultáneas”. Después de esto se va a interesar en las
perturbaciones del lenguaje escrito y va a presentar un caso más de
paranoia femenina.
•
De esta manera, Lacan se interesa en el tema de la locura entrando por la
vía de la paranoia.
– Si Freud inventó el psicoanálisis a partir de sus mujeres histéricas, Lacan lo
reinventó a partir de sus mujeres paranoicas.
• Cuando Lacan aborda la paranoia se va a interesar
principalmente en el lenguaje.
• Retoma el término esquizofasia (introducido por Kraepelin
para describir las alteraciones del lenguaje como síntomas
precursores en el esquizofrénico) y utiliza el término
esquizografía para describir el mismo fenómeno en
relación a la escritura.
• No solamente está basándose en Kraepelin sino también en
las lecturas de la obra de Delacroix sobre la afasia.
• Éste último, quien fue maestro de Sartre, se basaba a su
vez en el Curso de lingüística general de Saussure.
• Por sorprendente que sea, fue la lectura de
Salvador Dalí con el texto “L’âne pourri” la
que termina por convencer a Lacan en
abandonar la idea de la constitutucionalidad
para repensar el problema del lenguaje en el
fenómeno de la psicosis. Para Dalí, la
paranoia tenía la función de una alucinación
y definía al delirio como una interpretación
de la realidad y a la paranoia como una
actividad creadora lógica.
Paul Éluard
• Estamos en 1931 y Lacan se adentra
más en la doctrina freudiana, le da un
voto de confianza al surrealismo y
apoyándose en sus trabajos como
psiquiatra comienza a elaborar su tesis
de medicina.
LA TESIS
De la psicosis paranoica en sus
relaciones con la personalidad
•
Está en gran medida sostenida por sus lecturas de Spinoza, Jaspers,
Nietzche, Husserl y Bergson. De hecho, la influencia de Spinoza, su
inicio a análisis con Lowenstein y el encuentro con Marguerite
Pantaine la marcarán de principio a fin.
•
Se divide en tres partes:
1. Posición teórica del problema de la psicosis paranoica
2. Presentación del caso Aimée
3. Desarrollo de su método de trabajo y conclusiones
•
Fue defendida en 1932. No se publicó hasta 1975
La psicosis paranoica en la
Psiquiatría de la época (1)
• Divide la psicopatología en dos corrientes:
– Psicogénesis
• Teorías constitucionalistas: escuela francesa (Sérieux y
Capgras)
• Teorías de la reacción de la personalidad: escuelas francesa
(Janet) y alemana Bleuler y Kretschmer)
– Organicismo
• Organicistas puros: escuela francesa Mignard, Guiraud,
Hesnard, Clérambault)
• Proceso: Jaspers
• Lacan critica el constitucionalismo y el organicismo e intenta sostener
una psicogénesis de la psicosis.
La psicosis paranoica en la
Psiquiatría de la época (2)
• Toma partido por los conceptos de reacción
y de proceso en la medida que permiten
indicar que el desencadenamiento de la
psicosis no es un desarrollo continuo, sino
que guarda relación con el medio social:
existe una relación entre las respuestas del
individuo y los acontecimientos de su
entorno. Subraya así las reacciones del
individuo frente a sus situaciones vitales.
• Es así como Lacan puede a manera de conclusión decir: “Si los
trastornos orgánicos y los acontecimientos de la historia no nos
muestran más que el estallido del proceso mórbido, la fijación y
la estructura de la psicosis sólo es explicable en función de una
anomalía psíquica anterior a esas instancias. Y donde nos ha
llevado nuestra investigación es a un trastorno que no tiene
sentido sino en función de la personalidad o, si se prefiere,
psicógeno”.
• En su tesis, Lacan intentará demostrar la relación entre la
psicosis paranoica y la personalidad.
• Posteriormente, en su seminario sobre Le Synthome, el 16 de
diciembre de 1975 afirma lo siguiente: “Si yo he resistido tanto
tiempo en la reedición de mi tesis es simplemente por la
siguiente razón: que la psicosis paranoica y la personalidad
como tal no tienen relación, simplemente por esto: porque son la
misma cosa.”
• Es a partir de Kraeplein que en Alemania se pensó
una concepción psicógena de las psicosis
paranoica y con Bleuer se encontró la explicación
del delirio en las reacciones del sujeto a una
situación vital.
• Al contrario de Sérieux y Capgras en Francia
quienes pensaban el origen del delirio en las
predisposiciones constitucionales del enfermo.
• Es decir, Lacan encuentra sustento de su tesis con
la psiquiatría alemana y no con la francesa de su
tiempo.
• Y así retoma la idea de Kraepelin: “Sabido es que en la
descripción kraepeliana, la paranoia se diferencia de la
parafrenia y de los estados paranoides por el orden que en ella
queda mantenido en el pensamiento, en los actos y en el querer,
por su invasión sin ruptura con la personalidad anterior, por su
duración sin evolución demencial”.
• Sin embargo, Lacan no deshecha del todo a sus antiguos colegas
Sérieux y Capgras. Ellos ponen el acento en que para los
interpretadores ningún signo simbólico es más importante que la
palabra. Ello surge como respuesta a lo que Guiraud dice sobre
el síntoma de interpretación, ya que para éste, la interpretación
es siempre sobre las formas verbales.
• Para su maestro Clérambault, si hay algún mecanismo
psicógeno en la psicosis es la desconfianza.
• Este era el estado de cosas cuando Lacan inició
su investigación sobre el caso Aimée: el
pensamiento predominante era la idea de una
constitución paranoica cuyo resultado final era la
paranoia clínica, una idea fuertemente influida
por las ideas degenerativas de Magnan. Pero
Lacan se mostró disconforme con esta idea y
desarrolló justamente la contraria: entre los
rasgos paranoicos del carácter y la paranoia
clínica existe una discontinuidad, una ruptura,
una catástrofe psíquica, no hay relación lineal
entre la constitución y la enfermedad.
• Lo que queda demostrado para Lacan es que “El
delirio es el equivalente intencional de una pulsión
agresiva insuficientemente socializada”.
• Lacan planteó lo siguiente: el delirio no es de la
misma naturaleza que una lesión física. El delirio
es la expresión de un trastorno de la mente, del
juicio, de la conducta en sociedad de un sujeto. Tal
expresión la hará a través de un simbolismo social,
el cual tiene que ser interpretado. En otras
palabras, para Lacan el mecanismo de la psicosis
es fundamentalmente social.
• Su tesis es un ejemplo de la frontera entre la
psiquiatría y el psicoanálisis en la que se
encontraba Lacan en aquellos años.
El caso
La prensa del momento:
¡noticia de última hora!
La historia
• Marguerite Pantaine nació en Mauriac el 4 de julio de
1892. Lacan la llamará en su tesis Aimée (amada), que es
el nombre de la heroína de una de las novelas que ella
escribió.
• Provenía de una familia católica de campesinos del centro
de Francia.
• Criada por una madre que sufría síntomas de persecución,
soñó muy pronto, a la manera de Emma Bovary, con salir
de su condición y convertirse en una intelectual.
•
En 1910, a la edad de 18 años, entró en la administración
de Correos.
• 7 años más tarde, con 25, se casó con René Anzieu,
también funcionario de Correos ( Marguerite Anzieu).
• Inicio de la psicopatología –En 1921 (28 años), mientras
estaba embarazada, comenzó a tener un comportamiento
extraño, con ideas de persecución.
• Sus reacciones violentas van creciendo. Corta con un
cuchillo las ruedas de la bicicleta de un vecino y arroja
objetos contra su marido
• Tiene pesadillas sobre la muerte de su hijo a venir.
Finalmente, Aimée da a luz a una niña que nace muerta por
una vuelta en el cordón umbilical.
• Recibe una llamada de una mujer que fue su amiga íntima
durante tres años (C. de la N.), por lo que Aimée concluye,
con certeza psicótica, que ella es la responsable de la
muerte.
• Con 30 años, Aimée vuelve a quedarse embarazada y
aparecen síntomas similares. Nace un varón (Didier) y no
permite que nadie se ocupe de él más que ella misma
durante un periodo de 5 meses.
• Sus sentimientos de persecución y su hostilidad contra la
gente aumentan.
• Autorreferencias:
– Tiene la impresión de que sus compañeras de oficina hablan de ella
para calumniarla.
– Lo mismo en la calle, donde observa que los demás cuchichean
sobre ella.
– En el periódico encuentra que hacen alusión a ella.
• Todos de alguna forma quieren lo mismo: la muerte de su
hijo. Considera que todos amenazan a su hijo: los coches
pasan demasiado cerca del cochecito del bebé, los vecinos
quieren lastimarlo…
• Durante este periodo, el marido se entera que su mujer ha
renunciado a su trabajo y ha pedido pasaporte para los
Estados Unidos haciendo uso de un papel falso donde se
afirma que el marido autoriza su salida. Su intención es
huir con su hijo para protegerle. Además, quiere ser
novelista y probar fortuna en aquellas tierras.
• Fue internada durante 6 meses en una clínica para
enfermos mentales con el diagnóstico de delirio de
interpretación. Los expedientes de esta clínica hablan de
cómo se sentía perseguida por la gente en las calles o por
sus vecinos, quienes según ella, le proferían maldiciones e
injurias. Sale de esta internación por petición de sus
familiares – Primer ingreso
• Sale de la clínica y se ocupa de su hijo, al parecer, de manera estable,
pero no quiere regresar al trabajo por lo que se deduce que la idea de
persecución continuaba.
• Posteriormente, pide su traslado a París, el cual es aceptado. En 1924
(32 años) se muda sola, sin marido y sin hijo.
• Va construyendo de manera progresiva su delirio contra la señora “Z”
(Huguette Duflos, cuyo verdadero nombre era Hermance Hert, actriz
célebre de la escena parisiense de la década de 1930), de quien
aseguraba venían las amenazas de matar a su hijo. ¿Cómo llegó a esa
conclusión Aimée? Después de muchos interrogatorios apretados,
confiesa Lacan, Aimée cuenta que fue en la oficina, en un momento
donde intentaba esclarecer de dónde venían las amenazas contra su
hijo, cuando escuchó por primera vez que sus compañeras hablaban de
esta actriz y fue ahí donde comprendió que se trataba de ella.
• En París, la había ido a ver al menos dos veces: una al teatro y otra al
cine. Aimée se entera que la señora “Z” se presentaría cerca de su casa,
a lo que ella interpreta como toda una provocación.
• Sus sueños sobre su hijo muerto continúan y, aunque va a
visitarlo a su pueblo natal, donde vive con su padre, teme
mucho por su vida. Hasta tal punto que siente que algo
tiene que hacer porque de otra forma la desgracia no
tardaría en llegarle y ella sería entonces una madre
criminal.
• La tormenta de ansiedad y persecución va tomando fuerza
a medida que pasa el tiempo.
• Pese a que la señora “Z” fue su perseguidora principal,
existieron otros perseguidores. Tal es el caso de otras
mujeres a su alrededor, pero principalmente del editor de
las novelas de esta actriz, a quien Aimée al parecer le
depositaría, en un primero momento un amor erotomaníaco
para pasar después al despecho y rencor. Decía que era por
su culpa que había abandonado a su marido ya que éste se
lo había pedido.
• El amor erotomaníaco no solo se presentó con este
personaje, sino también con el príncipe de Gales, a
quien le escribía largas cartas.
• También considera que un redactor del Journal
hace en sus artículos frecuentes alusiones y
amenazas hacia ella. Se siente plagiada y cree que
copian extractos de sus novelas no publicadas.
• Pasa por un periodo de “disipación”, en el que “se
cree en la obligación de ir hacia los hombres”.
Aborda a los hombres que pasan por azar cerca
suyo por la calle. Muchas veces estos encuentros
terminan en hoteles.
• Es en esta idea obsesiva en que Aimée
siente la imperiosa necesidad de hacer algo
para detener las amenazas de muerte hacia
su hijo, que planea la agresión a la señora
“Z”.
• El 18 de abril de 1931, a la entrada del teatro, Aimée
aborda a una actriz famosa parisina, quien actuaba esa
noche. La está esperando, y le pregunta: ¿es usted la señora
“Z”? (de esta forma Lacan la llamó) y al recibir un sí como
respuesta, Aimée saca de su bolsa una navaja y llena de
odio levanta su mano contra ella, pero es detenida por la
actriz quien en este intento sale dañada de su mano al
cortarse dos tendones del dedo meñique de la mano
derecha.
• Al ser interrogada Aimée por el motivo de su agresión,
solo dijo que la señora “Z” llevaba mucho tiempo
amenazándola y provocándola. Ella tenía la certeza de que
no actuaba sola, estaba en complicidad con un hombre de
letras, también famoso, quien había revelado parte de su
vida privada.
• Aimée es enviada en primera instancia a la enfermería
especial y a la cárcel de mujeres de Saint-Lazare.
• Un mes y medio después, el 3 de junio de 1931, es
internada en la clínica Sainte-Anne con el diagnóstico de
“delirio sistemático de persecución a base de interpretación
con tendencias megalomaníacas y sustrato erotomaníaco”.
• El 18 de junio de 1931, Lacan se hace cargo del caso, en el
que trabaja durante un periodo de año y medio.
• Aimée tenía 38 años.
• Durante la estancia de Aimée en la clínica, su delirio
desapareció.
La interpretación
• Para Lacan se trataba sin duda de una paranoia y
para este diagnóstico se basó en una descripción
kraepeliana: la conservación de un orden en los
pensamientos, en los actos y en el querer. Pero
bajo esta concepción no se explicaría la curación.
• Delirio con dos vertientes:
– Persecución
– Grandeza:
• Idealismo reformador, misión social
• Erotomanía hacia personaje de la realeza
La erotomanía en Aimée
Sigue a Freud, que habla de que en los delirios de celos paranoicos existe
un atractivo sexual inconsciente hacia el perseguidor.
• “Erotomanía homosexual” hacia sus perseguidoras.
• “Erotomanía heterosexual” hacia:
– Pierre Benoît (“P.B.”), autor de una novela en la que
“Z” actuó. Se reconoce en varios de sus personajes y le
molesta con sus supuestas alusiones a su vida privada.
Se encuentran las tres fases descritas por Clérambault:
esperanza, despecho y rencor.
– El Príncipe de Gales, que aparece como una figua
benévola que la protege de la persecución de Z. y otros
sus perseguidores. Es una erotomanía platónica (amor
pasional idealista sin componente sexual, al estilo
descrito por Dide).
• Desencadenamiento de la psicosis en embarazo y puerperio
 Lacan, al igual que Kraepelin, utiliza el término “causa
ocasional”.
• La noción de desencadenamiento se opone a la continuidad
del constitucionalismo. Para Sérieux y Capgras, en la
evolución del delirio de interpretación el comienzo de la
psicosis permanece incierto y se confunde con la vida del
paciente; poco a poco se produce una cristalización de las
interpretaciones alrededor de una concepción o de una
tendencia predominante ligada a una situación vital.
• Para Lacan, por el contrario, el desencadenamiento (“punto
o momento fecundo”) de la psicosis constituye un
momento de ruptura que produce cierta discontinuidad en
la vida del enfermo.
• Cuando a los 18 años Aimée se va de la casa familiar, vivió
durante un trimestre en la casa de su tío, cuya mujer es la
hermana mayor de Aimée (tras trabajar como empleada del
hombre, se casa con él a los 15 años). Allí Aimée está bajo
la autoridad de su hermana.
• Años más tarde las hermanas vuelven a encontrarse. 8
meses después del matrimonio de Aimée, su hermana va a
vivir con ella. En el momento en que Aimée no puede
hacerse cargo ya de su hijo a causa de la enfermedad, esta
mujer la reemplaza en las tareas maternas.
• Lacan indica que Aimée está dominada por esta hermana
que logra suplantarla. Representa de alguna manera “la
imagen misma del ser que ella es incapaz de realizar”.
• Se produce una negación: en lugar de reconocer su odio
hacia su hermana (complejo fraterno), se refugia en el
“desconocimiento sistemático”. Su odio se orienta hacia
objetos alejados de su odio real, hacia sustitutas de su
hermana.
• C. de la N. inaugura, tras la llamada telefónica, la serie de
perseguidoras.
• Después vendría Sara Bernhardt, a la que su madre
conoció en un convento.
• Finalmente Z (Huguette ex-Duflos)
• Lacan se pregunta: “¿Cuál es, en efecto, para Aimée el
valor representativo de sus perseguidoras? Mujeres de
letras, actrices, mujeres de mundo, representan la imagen
que Aimée se hace de la mujer que, en un grado cualquiera,
goza de la libertad y el poder sociales. (…) Ese tipo de
mujer es exactamente lo que Aimée misma sueña con
llegar a ser. La misma imagen que representa su ideal es
también el objeto de su odio.”
• Se encuentra un rastro de la formulación de la teoría del
espejo, aun antes de ser conceptualizada. En la
proliferación de dobletes reconocemos el trastorno
imaginario producto de la regresión tópica al estadio del
espejo. Estas consideraciones le permiten explicar el
mecanismo de autopunición: Aimée agrede a su ideal
exteriorizado y, al hacerlo, se agrede a sí misma.
• En la medida en que el objeto agredido tiene el valor de un
puro símbolo, no logra, a diferencia del pasional,
tranquilizarse después de su pasaje al acto, sino cuando
percibe que a través de ese acto se vuelve culpable frente a
la ley, esto es, cuando alcanza a agredirse. Lacan concluye:
“La naturaleza de la curación demuestra la naturaleza de la
enfermedad”.
• Entiende, pues, que cuando Aimée agrede a la
actriz se ha agredido a sí misma y sólo entonces
aparece la caída brusca del delirio.
• Para Lacan el deseo es satisfecho cuando una
experiencia de vida determina el equilibrio
afectivo, hay un alto en el actuar y se disipan los
fantasmas. Tal experiencia de vida es social en su
origen porque se trata del castigo. En otras
palabras, el castigo determina el fin del deseo; en
el castigo está el objeto mismo del deseo.
• El desconocimiento en la locura no es más que
una imagen invertida de su mismo ser, el que
delira desconoce que su perseguidor no es más que
él mismo.
• Aimée intenta matar a otra que la representa y que
encarna a la vez su ideal.
• A este tipo de paranoia Lacan la designa
PARANOIA DE AUTOCASTIGO, que tiene la
característica de ser curable. Si bien había sido
establecida ya la relación entre la psicosis y la
autopunición, esta entidad es una creación original
de Lacan.
• Freud en 1923 publicó un articulo al que
tituló “Sobre algunos casos de delincuentes
por sentido de culpabilidad” donde por vez
primera formuló la hipótesis de que
determinados delincuentes delinquían por
culpabilidad es decir buscando activamente
el castigo para una falta imaginaria a
través de un crimen o delito actual, lo
prohibido actuaba como un atractor
precisamente por esa promesa de castigo.
Concluyó su análisis con la celebre
sentencia. “La falta es anterior a la culpa”.
• Lacan considera que existe una detención evolutiva de la
personalidad de Aimée en el momento de la integración
infantil de la conciencia moral; es decir, en el momento de la
génesis del superyó. De ahí que la tendencia dominante sea la
autopunición. En Aimée actúa una fijación al estadio sádico
anal del desarrollo de la libido y al complejo fraterno que
origina los trastornos de la instancia punitiva: el resultado es
una estructura paranoica.
• Ubica, entre los crímines del ello y los del yo planteados por
Guiraud, los crímenes del superyó, en los que el acto criminal
tiene una intención autopunitiva.
• En la medida en que al golpear se golpea a sí misma, produce
una realización de deseo (de la pulsión autopunitiva) que la
libera de su delirio.
La responsabilidad del psicótico (1)
• La tendencia general de los psiquiatras franceses
contemporáneos de Lacan es rechazar la noción de
responsabilidad.
• Lacan, en ese momento, no toma parte en el
debate (“es una cuestión muy sujeta a
controversias”).
• Rechaza la atribución de una irresponsabilidad
total de todos los actos cometidos por un delirante
y añade que la aplicación de sanciones penales
debe estar acompañada de vigilancia y tratamiento
psiquiátrico.
La responsabilidad del psicótico (2)
• Años más tarde, su posición se vuelve más
clara: no se le puede privar al enfermo de
responsabilizarse por sus actos puesto que
“este asentimiento subjetivo es necesaria
para la significación misma del castigo”.
El lenguaje en Aimée (1)
• “Los escritos son documentos muy preciosos. Hay que
recogerlos cuidadosamente, y obtenerlos ya desde el momento
de entrada al asilo, en que aún no ha aprendido la reticencia…”
• Lacan no encuentra en Aimée esquizofasia/esquizografía. “ En
cuanto a los circunloquios de la frase… y a esos latiguillos,
machaconerías y repeticiones de la forma sintáctica que en la
mayor parte de los paranoicos expresan estereotipias mentales
de orden más elevado, es muy notable comprobar la ausencia
total en sus escritos.”
• Es una verdadera “enamorada de las palabras”.
• Los escritos quedan vinculada a la temática delirante.
El lenguaje en Aimée (2)
• Escribió dos novelas en los 8 meses que preceden al
atentado.
• La primera fue escrita de un tirón. Se titula El detractor y
está consagrada al príncipe de Gales (“podría haberse
llamado Idilio”).
• La segunda está escrita en una “atmosfera febril”. Es una
sátira que aspiraba a mostrar los escándalos y miserias de
su tiempo, con una aspiración hacia un estado mejor. Lleva
por título Salvo nuestro respeto y también está dedicado al
Príncipe de Gales.
• Lacan señala la discordancia manifiesta
entre el lugar central del niño en sus
preocupaciones delirantes y el interés real
que manifiesta hacia él. En realidad, no se
ocupa de su hijo, lo deja al cuidado de su
hermana. Esto indica la distancia que existe
entre el niño real y el niño de su delirio.
• Para algunos autores, llama la atención que Lacan no le
haya dado importancia al lugar que tuvieron la madre y la
hermana de la madre de Aimée en su delirio.
• Lo primero que hay que resaltar es la posición francamente
delirante de la madre cuando se entera del pasaje al acto de
su hija. Cuando el delirio de Aimée se desinfló,
inmediatamente después de su pasaje al acto, el de la
madre tomó lugar.
• Lacan reconoce -de manera reservada- en el primer
capítulo de su tesis que la madre “está afectada por la
locura de la persecución” (Lacan lo escribe con comillas) y
que una tía presentaba conductas “inconformes y
desordenadas”.
• De los datos importantes de la historia de Aimée, se
incluyen aquellos en el momento en que la madre estaba
embarazada de la paciente: su hija, la mayor, muere en un
trágico accidente a la edad de 5 años. Lacan escribe que tal
accidente fue debido a la caída de la niña por la puerta
abierta de un horno encendido, muriendo rápidamente por
las quemaduras. La misma familia, relaciona la locura de la
madre con este accidente.
• Jean Allouch recoge el testimonio del hijo de Aimée, Didier
Anzieu, quien relata este mismo accidente con datos distintos:
“Ella (su propia madre) era la tercera de los hermanos, la tercera
o la cuarta... Ahí está el problema. Antes que ella habían nacido
tres niñas. La familia vivía en una gran casa de mampostería,
cerca del establo y de los campos. La habitación común era la
única que tenía calefacción, una gran chimenea en la que ardían
grandes leños de madera,ahí se cocinaba y en su interior uno
podía sentarse sobre bancos. La escena tuvo lugar antes del
nacimiento de mi madre. Era día de fiesta. Para ir a misa, a
Marguerite, la más pequeña de las tres hijas, le habían puesto un
vestido de organdí. La dejaron un momento bajo los cuidados de
la mayor, la que habría de ser mi madrina. La pequeña estaba
vestida ligeramente y hacía frío, se acercó al fuego... y murió
quemada viva. Fue un choque atroz para sus padres, para sus
dos hermanas. Y como nació otra niña, le pusieron el mismo
nombre, Marguerite”.
• 5 meses después del trágico accidente, la madre vuelve a quedarse
embarazada y el niño muere al nacer. 11 meses después nace Aimée, a
quien se le da el nombre de su hermana mayor muerta.
• Son, por tanto, 2 muertes las que preceden a Aimée. Es la muerte quien
la precede y la bautiza, ya que ocupa el lugar de la hermana muerta.
• La locura de la madre precede al nacimiento de Aimée, como la
precede a la misma Aimée cuando ella está embarazada.
• 10 años antes de las entrevistas que Lacan sostuvo con Aimée, la
madre se había presentado como una mujer interpretativa y vulnerable
cuyas inquietudes se transformaban rápidamente en sospechas. Tenía la
sensación de ser espiada y escuchada por los vecinos lo que le llevaba
a pedir que le leyeran en voz baja sus cartas por ser ella era analfabeta.
• A partir de que se entera de lo que le sucede a Aimée, la madre se
encierra, afirmando que lo que le había pasado a su hija era debido a la
hostilidad de los vecinos más cercanos. Parece que se trata de la
eclosión de un delirio en ocasión de lo sucedido a su hija.
• Jean Allouch plantea que Lacan puso sobre
la mesa los elementos para el diagnóstico de
folie à deux.
• Es incluso posible, para algunos autores,
pensar la existencia de una folie à trois, si se
tiene en cuenta a la hermana de la madre,
Èlise Pantaine, de quien constan pocos
datos. Es esta hermana quien se va a ocupar
del hijo de Aimée cuando ella se marcha a
París.
• Elisabeth Roudinesco relata la continuación
de la historia de Aimée, en la que podemos
constatar una estabilización relativa que le
permite mantenerse alejada de la necesidad
de una reinternación.
• “En esta maravillosa historia la realidad se parece a una
novela. En 1941 las autoridades deciden no seguir
alimentando a los pensionados de los asilos, que cuestan
demasiado caros en tiempos de guerra. Centenares de
alienados son echados sin recursos. Aimée sigue ese
destino. Echada de Sainte-Anne, en donde ocupaba las
funciones de ayudante de biblioteca, es acogida en el
campo por su segunda hermana. Luego de la liberación
conoce a unos buegueses parisinos (…). Se vuelve su
cocinera, y como valoran sus talentos, la invitan a seguirla
a sus casa de Boulogne. (…) Continúa escribiendo bajo el
dominio de una inspiración religiosa. Al final de su vida
proyectará escribir un ensayo sobre las mujeres de la
Biblia. A veces atraviesa crisis místicas y se siente
perseguida. A pesar de su locura, no volverá a cometer otro
acto violento y nunca será reinternada.”
• En el momento en que sale del hospital se encontraba
bastante bien y desde hacía algún tiempo se planeaba la
posibilidad de su salida.
• Su hijo dice: “Después de sus 12 años de encierro ella
llevó una vida independiente. Trabajó activamente para
compensar las dos escasas pensiones que le daban (…). A
continuación se volcó hacia obras de caridad, en las que
fue muy querida y a veces bastante susceptible. Hasta el
momento de su declive guardó una curiosidad intelectual
insaciable.”
• En 1949, su hijo Didier, después de haber realizado estudios de
filosofía, decidió convertirse en analista. Recibió su formación
didáctica en el diván de Lacan, mientras preparaba una tesis sobre el
autoanálisis de Freud, bajo la dirección de Daniel Lagache, y sin saber
que su madre había sido el famoso caso "Aimée". Anzieu se enteró de
la verdad por boca de la madre, cuando ésta, por un azar
extraordinario, se empleó como ama de llaves en la casa de Alfred
Lacan (1873-1960), el padre de Jacques.
• Hubo tras esto un conflicto entre Didier Anzieu y Lacan, como
también de éste con la propia Marguerite, que le acusaba de haberla
tratado como "un caso", y no como a un ser humano, pero sobre todo
le reprochaba que nunca le hubiera devuelto los manuscritos que le
había entregado antaño, en el momento de su internación en el
Hospital Sainte-Anne.
GRACIAS
Descargar

El caso aimee en diapositivas