El itinerario jurídico del
Opus Dei (1)
Parte 1/3
Rebeca Reynaud 58
Iter significa camino.
Iter jurídico es el camino jurídico
Situación inicial
• En 1928 estaba vigente
el Código de Derecho
Canónico (CIC) de 1917:
No contemplaba ninguna
figura que se adecuara a
la realidad del Opus Dei,
por eso nuestro Padre no
quiso obtener una
aprobación escrita entre
1928 y 1941.
• Nuestro Padre decía:
• 1º es la vida
• 2º es la norma, que
suele nacer de una
costumbre
• 3º es la doctrina
Pregunta a las alumnas
• ¿Cuál fue la primera
aprobación del Opus
Dei?
Pía Unión.
•
¿En qué año se dio?
1941
La etapa inicial:
La aprobación diocesana
Cuidar el lenguaje técnico-jurídico
En los inicios
• “En los años 1928 y
siguientes, la noción de
compromiso
vocacional estaba
vinculada a la figura
del estado religioso o
a la condición
sacerdotal”
•
Amadeo de Fuenmayor, V.
Gómez Iglesias, J.L. Illanes, El
itinerario jurídico del Opus Dei, p.
76.
• Nuestro Padre no
encontraba punto
alguno de referencia
que le permitiera
configurar una
realidad como la que
el Opus Dei
implicaba, es decir,
una llamada a seguir
plena y radicalmente
a Cristo en las
ocupaciones
seculares.
• Buscó visitar a los
enfermos y hacer
visitas a los pobres
con los chicos.
• Empezó a trabajar
con la seguridad de
que, lo que tenía
entre manos, era una
Obra de Dios.
Aprobación del Obispo diocesano
• La Obra contó desde el
principio, con la
aprobación oral del
Obispo diocesano
competente, que era el
de Madrid-Alcalá, don
Leopoldo Eijo y Garay.
•
Nuestro Padre consideró que, durante
la primera etapa, una aprobación oral
era suficiente: pretender otra cosa
sería precipitarse.
Por entonces había fallecido el Obispo de
Toledo, Cardenal Primado de España
• El candidato más
probable para
sucederle era don
Leopoldo Eijo y
Garay. Nuestro Padre
le dijo lealmente:
Déjenos, ¿no se da
cuenta de que se
juega la mitra de
Toledo?
• Don Leopoldo le
contestó: lo que me
juego es el alma.
• Don Leopoldo seguía
paso a paso el
desarrollo de la Obra
y sabía que gente con
muchas influencias la
atacaban.
Los años 30
• La legislación canónica no reconocían ninguna
figura jurídica que se adecuase al carisma del
Opus Dei; se requería:
– Una institución de ámbito universal
– Con una Organización unitaria e interdiocesana.
– Integrada por sacerdotes seculares y por laicos,
hombres y mujeres, célibes o casados,
– Comprometidos de forma estable, a vivir la plenitud
de la vida cristiana en medio del mundo, en su
trabajo profesional.
Las asociaciones de fieles
• No eran adecuadas
las Asociaciones de
fieles.
– Por su carácter local
– Por sus finalidades
específicas que
implicaban un
empeño parcial y
limitado.
Empieza la tormenta sobre la
flor blanca y sencilla
• Nuestro Padre
necesitaba
propugnar una
reforma de la
legislación
canónica.
• Es un objetivo que exige
arbitrar, mientras tanto,
soluciones intermedias.
La pauta constante…
• Nuestro Padre, en cada
etapa del iter jurídico, iría
aceptando una solución
posible que resolviese
las necesidades de cada
momento sin deformar el
carisma fundacional, con
ánimo de conseguir una
más adecuada en el
futuro.
1940
•
•
•
El Obispo de Madrid juzgó que
resultaba absolutamente
necesario otorgarle una
aprobación por escrito.
Así se lo comunicó a don
Josemaría Escrivá en marzo de
1940, dándole la indicación de
que le presentase la solicitud con
la documentación aneja
necesaria.
El Fundador acogió la decisión
episcopal, pero era consciente a
la vez de que no había, en la
legislación canónica, un cauce
adecuado para un fenómeno
pastoral como el que el Opus Dei
representaba.
La aprobación de 1941 y su
contexto histórico
• La tarea apostólica sigue cobrando un
gran impulso.
• 1939: se abre la residencia en Madrid en
Jenner, le sigue la de la Moncloa.
• Se inician viajes a Valencia, Zaragoza,
Barcelona, etc.
• Empiezan los recelos e incomprensiones.
• Se tacha de locura y herejía la vocación al
Opus Dei.
Atacan “los de siempre”
• “Las calumnias
se hacen
clamorosas, y
degeneran en
una campaña
organizada y
sistemática, tanto
más dolorosa
cuanto que
proviene de quien
menos podía
esperarse”...
Una cofradía
• Una cofradía es una
asociación de fieles católicos
que se reúnen en torno a una
advocación de Cristo, la
Virgen o un santo, un
momento de la pasión o una
reliquia. Existen tres tipos de
cofradías: penitenciales, de
gloria y sacramentales, que
tienen como titular al
Santísimo Sacramento. Suelen
organizar una procesión al año
Orden tercera: son laicos con
espíritu religioso
Posibilidades que ofrecía el Código
(CIC).
1. Ser una Orden Tercera - implicaba estar
bajo la dirección de alguna Orden
religiosa.
2. Las Cofradías – para el incremento del
culto público.
3. Las Pías Uniones - podían tener
finalidades muy variadas.
1ª aprobación diocesana: La Obra, Pía Unión
• La incomprensión de
los buenos hizo que
el Obispo de Madrid
concediera la 1ª
aprobación diocesana
como Pía Unión, el 19
de marzo de 1941 (la
fórmula menos
inadecuada).
1941 Aprobación de la Obra
como Pía Unión
• El 25 de marzo de
1941, el Obispo de
Madrid, a través de
su Vicario don
Casimiro Morcillo,
comunicó a San
Josemaría que, con
Decreto fechado el
día 19 anterior, había
aprobado el Opus Dei
como Pía Unión.
1ª aprobación: Pía Unión
• Pía Unión: 1941.
• Dejaba fuera a los
sacerdotes.
En otras palabras, el CIC de 1917 ofrecía
dos opciones para los sacerdotes
La adscripción a una
El arraigo en una
región
diócesis
(Orden, Congregación,
etc)
San Josemaría decía
• Se necesitaban sacerdotes
bien formados, "que
conocieran bien nuestra
ascética peculiar y el modo
apostólico de trabajar, que nos
son propios; que amaran
entrañablemente el carácter
laical de vuestra vocación y de
vuestra labor con las almas;
(...) que se hubieran
alimentado del espíritu que
Dios nos ha dado, que
hubieran crecido en la Obra";
en definitiva, "sólo pueden
proceder de las filas de los
socios laicos de la Obra”
La luz recibida de Dios el
14 de febrero de 1943
• El Fundador del Opus Dei se decidió a dar
un nuevo paso en el iter jurídico…
Propuso a la autoridad eclesiástica una
fórmula que calificó como "la única
solución viable” dentro de los marcos que
ofrece el Derecho establecido
• Un paso, pues, que permitiera resolver los
problemas inmediatos, aunque no
resultara del todo satisfactorio.
El Código de Derecho Canónico de 1917
• La solución consistía en
transformar un pequeño
núcleo de nuestra Obra,
formado por los
sacerdotes y por algunos
laicos que se preparan
para el sacerdocio, en
una sociedad de vida
común sin votos, la
Sociedad Sacerdotal de
la Santa Cruz (Canon
637).
Los sacerdotes se ordenan a título de la
diócesis o de una Orden
• Se constituye la Sociedad
Sacerdotal de la Santa Cruz.
Esa sociedad no es el Opus
Dei, sino una sociedad
intrínsecamente unida a la
Obra.
• A partir de 1982, con la
Prelatura, los Numerarios y
Agregados laicos, se ordenan
a título de la Prelatura
personal.
2ª aprobación: 1943
• Sociedad de vida
en común sin
votos: Para que
pudiera haber
sacerdotes que no
pertenecieran a la
diócesis sino a la
Obra.
La Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz
• El punto central de la
nueva configuración
estaba constituido por
el reconocimiento de
una distinción entre la
Sociedad Sacerdotal
de la Santa Cruz y el
Opus Dei, pero
estableciendo al
mismo tiempo
relaciones vitales
entre ambos.
Don Álvaro va a Roma
• Nuestro Padre envió a
Roma, en mayo de ese
año (1943), a don Álvaro
del Portillo, para que,
como Secretario General
del Opus Dei, iniciara las
oportunas gestiones ante
la Santa Sede. En 1944
se ordenarían los tres
primeros sacerdotes.
Pío XII con don Álvaro
• El 4 de junio fue recibido
por el Papa Pío XII, a
quien expuso
ampliamente la
naturaleza del Opus Dei y
sus apostolados,
respondiendo a diversas
preguntas que le formuló
el Santo Padre. Poco
después – el 11 de
octubre de 1943- el Papa
da el nihil obstat, para
que la Obra pudiera ser
erigida como Sociedad
de derecho diocesano.
Significado del nihil obstat
de la Santa Sede (11-X-1943)
• La licencia de la Santa
Sede para la erección
diocesana de la Sociedad
Sacerdotal de la Santa
Cruz equivalía a una
aprobación pontificia –
appositio manum- no sólo
de la Sociedad, sino de
los elementos
fundamentales (los
Lineamenta) sometidos al
juicio de la Santa Sede.
Esto traía consigo una
mayor estabilidad
jurídica.
Appositio manuum
• Significa que la Santa
Sede pone sus manos
por primera vez en la
Obra, en 1943.
• La Sagda. Congregación
de los Religiosos
concedió el nihil obstat
para la erección
diocesana de la Sociedad
Sacerdotal de la Santa
Cruz, el 11 de octubre de
1943.
•
Vázquez II, 623.
Dan el nihil obstat a la sss+
• Nihil obstat significa que
no hay obstáculo o
inconveniente.
• Erección significa que la
Santa Sede toma la
iniciativa. Aprobación
significa que la iniciativa
parte de otro agente, y la
Santa Sede lo aprueba.
Motivo de felicidad
• La solución canónica
era transitoria,
evidentemente, pero
la fundación de la
sss+ perdurará, a
través de los cambios
posteriores, hasta
llegar a la solución
definitiva.
El 25 de junio de 1944
• Se ordenan los tres primeros sacerdotes
Los sacerdotes diocesanos
• En 1948, los primeros
sacerdotes diocesanos
empiezan a asociarse a
la Sociedad Sacerdotal
de la Santa Cruz.
• Los sacerdotes
diocesanos se ordenan
para la labor ordinaria de
la Iglesia. No se
incorporan al clero de la
Prelatura, sino que se
asocian a la sss+
Acaba la 2ª Guerra Mundial
• El fin de la Segunda
Guerra Mundial
amplía las
perspectivas. Hay un
gran fervor por
acercarse a Dios, por
tanto, surgen muchos
grupos.
Piensa en la expansión
• Nuestro Padre ve posible
iniciar ya la labor en Gran
Bretaña, Irlanda y
Francia.
• La universalidad de la
institución fundada,
característica esencial de
su espíritu, afirmada de
forma clara, comenzaba
a convertirse en una
realidad fáctica.
Necesidad de una aprobación
pontificia: El Decretum laudis
• En 1946 se solicitó a la
Santa Sede una
aprobación de derecho
universal -el Decretum
Laudis- para la Sociedad
Sacerdotal de la Santa
Cruz ya existente. No era
posible en el marco del
Derecho Canónico
vigente. Nuestro Padre
viajó a Roma en junio,
como veremos.
SS. Pío XII
• El 3 de abril de 1946,
don Álvaro del Portillo
fue recibido en
audiencia por el
Santo Padre.
• Pío XII, aun viendo que la
Sociedad Sacerdotal de
la Santa Cruz había sido
erigida como Sociedad
diocesana, comprendió
claramente que se
trataba de un fenómeno
nuevo.
Don Álvaro se entrevista con
Giovanni Battista Montini, futuro Papa Paulo VI
• En la Santa Sede le
dijeron a don Álvaro:
“Ustedes han llegado
con un siglo de
anticipación”.
• San Josemaría quería
soslayar el
encajonamiento de la
Obra en un marco jurídico inadecuado.
Don Álvaro llega por 2ª vez a Roma en 1946
• Lleva el encargo de
poner en marcha las
gestiones para la
aprobación pontificia
de la Obra. El 10 de
junio le escribe a
nuestro Fundador: el
único modo de salvar
la cosa sería un viaje
de Mariano por
quince días.
Nuestro Padre va a Barcelona
• Nuestro Padre se
despide de la Virgen
de la Merced, en
Barcelona, y se
embarca en el J.J.
Sister rumbo a Roma.
• Va a Roma, aunque los
médicos se lo habían
desaconsejado.
En el barco J.J. Sister
• La travesía por mar
fue muy accidentada.
Nuestro Padre
comentaba a don
José Orlandis, que le
acompañaba: “¡Hay
que ver de qué
manera el diablo ha
metido el rabo en el
golfo de Lyon!”…
Ya en Roma
• San Josemaría
permaneció algo más
de dos meses en su
primera estancia en
Roma. Pío XII había
manifestado su
intención de dar el
Decretum laudis
enseguida, en cuanto
contara con el parecer
de los técnicos, pero el
cardenal Prefecto del
Dicasterio estimaba
que…
• era precipitado
presentar el asunto al
• El Cardenal indicó que
Papa antes de la pausa
se debía esperar a que
pasara el verano, y don
estiva. A principios de
Álvaro le respondió:
agosto, mientras don
Estamos muy
Álvaro tuvo una nueva
contentos con la
reunión con este
decisión de V.E., que es
eclesiástico, mientras,
quien tiene luces del
nuestro Padre rezaba
Señor para saber lo que
intensamente en Santa
conviene.
Croce in Gerusalemme. • Cfr. Recuerdos de
nuestro Padre (2), p. 339.
Ya en Roma
• Regresa a España el
31 de agosto
sabiendo que los
estudios para la
preparación de la
Provida Mater
Ecclesia se
reanudarán hasta
después del verano.
Regresa a España el 31 de agosto
• Trae consigo dos documentos
que permitían salir al paso de
las incomprensiones.
– El Breve Apostólico Cum
Societatis, del 28 de junio que
concede diversas indulgencias
a los miembros de la Obra y
– La carta Brevis Sane, de
alabanza de fines, del 13 de
agosto, un documento que no
se otorgaba desde hacía
mucho tiempo y en el que se
hace una referencia a la
vocación divina de los
miembros de la Obra.
• La cuestión
jurídica acabó
por convertirse
en una
fatigosísima
travesía
En una tertulia en el Centro del Consejo
General decía San Josemaría, en 1962
• refiriéndose a la
solución jurídica
definitiva: Estoy
seguro de que ha de
salir, ahora o dentro
de uno o veinte años,
pero saldrá, porque el
Señor nos escuchará
(Cfr. Carta de Don Álvaro
28 XI 1982, n. 26).
Preguntas a las alumnas
• Cuando se celebró el C. Vaticano II, ¿vivía
nuestro Padre?
• ¿De qué año a qué año fue el C. Vaticano
II?
• 1962-1965
¿En qué consiste la secularidad?
• En trabajar bien. Es un
gran don de Dios que
hemos de hacer rendir.
Don Álvaro dice que se
deteriora por “la asunción
de modos extraños a la
vida seglar” y también por
el “aburguesamiento”. (cfr.
El itinerario, 446).
• Implica amar
profundamente el trabajo
ordinario.
Papas del siglo XX
•
•
•
•
•
•
•
•
•
León XIII (1878-1903)
San Pío X (1903-1914)
Benedicto XV (1914-1922)
Pío XI (1922-1939)
Pío XII (1939-1958)
Juan XXIII (1958-1963)
Pablo VI (1963-1978)
Juan Pablo I (1978)
Juan Pablo II (Octubre 16,
1978-2005)
• Benedicto XVI (Abril 19,
2005- )
San Pío X
Pío XI
El libro de El itinerario jurídico del Opus Dei. Historia y
defensa de un carisma, EUNSA 1989. Tiene 630 páginas
• es como la punta del
iceberg de lo que supuso
el camino jurídico
Don Álvaro del Portillo comentó
• La confirmación de
estar haciendo la
voluntad de Dios
confería al Fundador
del Opus Dei un gran
sosiego en medio de
tan grandes trabajos.
• Su firme serenidad
venía de lo alto.
Bibliografía
• Amadeo de Fuenmayor, V. Gómez Iglesias, J.L.
Illanes, El itinerario jurídico del Opus Dei.
Historia y defensa de un carisma, EUNSA 1989.
Tiene 630 páginas.
• Andrés Vázquez de Prada, El Fundador del
Opus Dei. Tres tomos, Rialp, 2002.
• Julián Herranz, En las afueras de Jericó, Rialp,
2007.
Descargar

Parte 1 - Autores Catolicos