La vida del pastor era de
diligencia, pues de..
Todos los animales, la oveja
es la mas
tímida e indefensa.
El pastor tenía que salir de las ciudades amuralladas y llevar
su rebaño en busca de agua y verdes pastos, por lo que
necesitaba enfrentar animales salvajes que amenazaban atacar
a sus ovejas
“Mientras el pastor guía su rebaño a través de las colinas,
Los bosques, los desiertos , hacia los pastos, hacia los ríos
Mientras los cuida durante las noches solitarias, los protege
De los ladrones y con ternura atiende a las enfermizas y
débiles, su vida se une con la de sus ovejas”.
La relación de Jesús con su
pueblo es comparada a la de un
pastor ¿ Por que?
A.Él pastor va delante: El verdadero pastor
no azota a sus ovejas, no las conduce por
fuerza o temor; todo lo contrario, él va
delante llamándolas con amor.
Así es Jesús, él vino delante enfrentó los
peligros del camino y hoy él llama a sus
ovejas con amor y espera que
escuchemos su voz.
B. Él conoce a sus ovejas:
“ Cada alma es tan plenamente conocida por
Jesús como si fuera la única por la cuál el
Salvador murió.
Jesús afirma:
“Te llame por tu nombre mío eres tú” Isaías 43:1
“He aquí en las palmas de las manos te tengo esculpido”
Isaías 49:16
¿ Sí esto es aún maravilloso: Jesús aun
te dice:
“Conozco tus lagrimas; yo también lloré”
Yo soy el buen pastor y nada te faltará”
c. Él dio su ejemplo de amor: La relación que
une el verdadero pastor a la oveja sincera es
el amor.
Jesús probó su amor muriendo
por sus ovejas
a.Oír la voz del pastor:
La verdadera oveja conoce la voz del
Pastor y atiende.
“Porque él es nuestro Dios ; nosotros el
pueblo de su prado y ovejas de su mano”.
Salmo 95:7
b. Seguir la voz del Pastor: Mateo 11:28
Su invitación es : “Venid a mí todos los que estéis cansados y
cargados, y yo os haré descansar”.
c. Elegirlo como nuestro Pastor:
Decir como David: “Jehová es mi Pator y nada me
Faltará”.
No nos faltará descanso: “En lugares de delicados pastos
me hará descansar”.
No nos faltará agua: “Junto a las agua de reposo me
pastoreará”
No nos faltará perdón: “Confortará mi alma”
No nos faltará dirección: “ Me guiará por sendas de justicia”
No nos faltará compañía: “ Porque tú estarás conmigo”.
No nos faltará consuelo: “ Tu vara y tu cayado me infundirán
aliento”
No nos faltará alimento: “Aderezas mesas delante de mí”
No nos faltará alegría: “Unges mi cabeza con aceite”.
No nos faltará ninguna cosa: “ Mi copa está rebosando”.
No nos faltará cada día: “ El bien y la misericordia me guiarán
todos los días de mi vida”.
Finalmente nos proveerá una habitación con él en su reino:
“Y en la casa de Jehová moraré por largos días”.
La voz del Pastor aún sigue invitando a sus
hijos para volver a casa.
Sienta el honor y el privilegio de ser un
pastor de su rebaño y tenga la certeza de
Que realmente NADA NOS FALTARÁ.
.
QUE DIOS BENDIGA
NUESTRO MINISTERIO
Pr. Salomón Arana Chávez.
APCN.
Descargar

El_honor_de_ser_pastor