EDEL MARY QUINN
• Edel Quinn nació en Irlanda, en el
condado de Cork, el 14 de Septiembre
de 1907
• El deseo de sus padres fue que se
llamara Adela, pero el sacerdote que la
bautizó entendió «Edel», alusión
abreviada a la preciosa flor de los
Alpes que los alemanes llaman
Edelweiss.
• Desde el día de su primera comunión,
ocho años más tarde, la eucaristía fue
el amor de su vida. Eligió Eucaria y
José como nombres de confirmación
que, completo, pasó a ser Edel Mary
Eucaria Josephine Quinn.
• De niña tenía el pelo largo y unos
vivos ojos azules donde siempre
se
escondía
una
sonrisa.
Generosa,
cálida,
simpática,
nunca pensaba en sí misma y,
como mucha gente joven, a veces
era tímida. Sin embargo, a los 10
años tenía la suficiente confianza
como
para
pronunciar,
con
aplomo y dignidad, un discurso de
bienvenida a un obispo. Era la
misma niña que subía las
escaleras de dos en dos y las
bajaba
deslizándose
por
la
barandilla..., la niña que en
bicicleta corría más que el viento.
• Le gustaba jugar tenis, y era
capitana del equipo de cricket. En
su tiempo libre le gustaba tocar el
piano y bailar.
• Al cumplir los 20 años de edad,
conoce la Legión por medio de una
amiga y desde entonces le consagra
su vida.
• Todo trabajo que se le encomienda
es realizado a la perfección y pronto
las autoridades superiores de la
Legión reciben informes de la
calidad
inmejorable
de
esta
legionaria.
• No puede ingresar en el monasterio
de la Clarisas mendicantes debido a
que se halla físicamente agotada a
causa
de
la
tuberculosis,
enfermedad
que
le
obliga
permanecer un año y medio
internada en el sanatorio de
Newcastle; donde se convierte en el
ángel del sanatorio a quien tanto los
demás
enfermos
como
las
enfermeras acuden.
INGLATERRA
• Su
primera
labor
de
extensión
la
realiza
en
Inglaterra junto con otra
compañera legionaria, con la
cual
trabaja
sin
reposo
caminando todos los días para
dar a conocer la Nueva Idea.
• A su regreso a Irlanda, ya no
parecía
enferma,
estaba
radiante
y
se
propuso
continuar con su labor.
Africa
• En el año 1936 se decide enviar a esta
estupenda mensajera a Nairobi donde se
solicita colaboración.
• La labor de Edel en África fué muy intensa pero
siempre se mostró risueña y feliz, despierta al
buen humor, estando su idealismo siempre
latente en todos sus actos
• Trabajo en la Isla San Mauricio y en Tanganika,
para finalmente convertir su centro de acción en
Nairobi.
Anécdotas de África
•Alguna vez para llegar a tiempo para presidir una
reunión en la que había prometido estar presente
no vaciló en cruzar casi a nado un kilómetro de
carretera enfangada por las lluvias.
• En otra ocasión, tuvo que quedarse en plena
selva, a causa de falta de combustible y, mientras
el chofer iba al sitio más próximo -distante algunos
kilómetros- a buscarlo, ella tranquilamente esperó
en el interior del coche, poniendo al día su
correspondencia, sin pensar si quiera que un león o
alguna otra fiera pudiera asomar por la ventanilla.
•Cuando no tenía coche salía a la carretera y pedía
pasaje en algún camión, pero jamás tuvo ningún
problema con este sistema porque la gente la
amaba y comprendía que trabajaba en su favor.
•Llegó al extremo de trabajar estando enferma de
disentería, malaria y pleuresía.
• A pesar de su gran energía e ilusión
su salud iba debilitándose poco a
poco.
• Su espíritu no se rendía y se daba
cuenta de que disponía de muy
poco
tiempo
y
que
debía
aprovechar cada minuto de su corta
vida.
•Fallece el 12 de Mayo de 1944.
En África hubo una verdadera
oleada de dolor, todo el mundo
consideró su pérdida como algo
personal.
• En ella las razones espirituales llegaron a
predominar
de
tal
manera
que
impregnaron hasta la médula de su
conciencia. Jesús y María Santísima
tomaron posesión de su alma con mayor
plenitud e intensidad que en la mayoría de
nosotros.
• Ella no se veía tan afectada por las
debilidades y tentaciones. Era una
persona asidua en las prácticas de
devoción. El valor y la perseverancia en
los sufrimientos fueron notables en ella.
• El buen humor y la armonía constituían
sus notas características en cualquier
lugar donde se encontraba. No tenía
enemigos ni fue objeto de críticas, lo cual
es sorprendente en una persona que
debió mostrarse tan firme, ya que cargó
sobre sus hombros la tarea de hacer
conocer la auténtica Legión. A pesar de su
dulzura y jovialidad, fue inflexible cuando
fue preciso demostrar firmeza.
Lemas de vida
• Edel Mary Quinn es para los
legionarios de María todo un símbolo
y como tal ejerce sobre nosotros una
fuerza de simpatía activa de
atracción y de imitación; siendo su
lemas de vida un ideal apostólico que
también nosotros queremos vivir y
encarnar.
Y como reza uno de sus lemas:
“Adoptar la postura de un niño con María y con Dios
Padre. Intentar realizar lo que implica esta actitud:
depender de Ellos en todo momento y no ir nunca
demasiado lejos sin nuestra Madre. Estar, como El,
bajo su guarda, instruidos en todo por Ella”
Oración
Padre Eterno, te doy gracias por el don que
concediste a tu sierva, Edel Quinn, de esforzarse
por vivir siempre en el gozo de tu presencia, por
la radiante caridad infundida en su corazón por
el Espíritu Santo, y por la fortaleza que sacó del
Pan de vida para trabajar hasta la muerte por la
gloria de tu nombre, en dependencia amorosa de
María, Madre de la Iglesia.
Confiando, Padre Misericordioso, en que su vida te
fue agradable, te pido me concedas por su
intercesión el favor especial que ahora te
imploro..., y des a conocer con milagros la gloria
que ella goza en el cielo, para que también sea
glorificada por la lglesia en la tierra. Por Cristo
nuestro Señor. Amén.
Descargar

La vida de Edel Quinn - Legión de Maria.