La atmósfera estándar, ( ISA, International Standard Atmosphere), es una
atmósfera idel basada en medidas climatológicas medias, cuyas constantes más
importantes son:
Unos valores en superficie al nivel del mar de:
Temperatura: 15ºC (59ºF).
Presión: 760 mm o 29,92" de columna de mercurio, equivalentes a 1013,25
hPa.
Densidad: 1,325 kg. por m³.
Aceleración de la gravedad: 9,8 mts/segundo².
Velocidad del sonido: 340,29 mts/segundo.
Un gradiente térmico de 1,98ºC por cada 1000 pies o 6,5ºC por cada 1000 mts.
Un descenso de presión de 1" por cada 1000 pies, o 1 mb por cada 9 metros, o
110 mb por cada 1000 mts.
Esta atmósfera tipo definida por la OACI sirve como patrón de referencia, pero muy
raramente un piloto tendrá ocasión de volar en esta atmósfera estándar.
De todos los valores anteriores, los más familiares en aviación son: a nivel del mar
una temperatura de 15ºC y una presión de 1013 mb. o 29.92", y una disminución
de 2ºC de temperatura y 1" de presión por cada 1000 pies de altura.
QNH. Presión al nivel del mar deducida de la existente en el aeródromo, considerando
la atmósfera con unas condiciones estándar, es decir sin tener en cuenta las
desviaciones de la temperatura real con respecto a la estándar. Esta presión de
referencia es la más utilizada por los pilotos y normalmente las torres de control y las
estaciones de seguimiento nos darán la presión QNH.
La utilidad de esta presión de referencia se debe a que en las cartas de navegación y
de aproximación a los aeródromos, las altitudes (de tráfico, de circuito con fallo de
radio, obstáculos, balizas, etc...) se indican respecto al nivel del mar. Con esta presión
de referencia, al despegar o aterrizar el altímetro debería indicar la altitud real del
aeródromo.
QNE. Presión estándar al nivel del mar. Por encima de una determinada altitud
denominada de transición (normalmente 6000 pies) los reglamentos aéreos
establecen que todos los aviones vuelen con la misma presión de referencia. Esta
presión, 29,92" o 1013 milibares, es la correspondiente a la atmósfera tipo al nivel del
mar. De esta manera, cualquier cambio en las condiciones atmosféricas afectan por
igual a todos los aviones, garantizando la altura de seguridad que los separa.
QFE. Presión atmosférica en un punto de la corteza terrestre. No utilizada en la
práctica. Si se fija el altímetro con la presión QFE que nos dé un aeródromo, este
marcará 0 al despegar o aterrizar en el mismo.
Descargar

Teórica 16/08: Presentación