EL ROMANTICISMO
(Siglo XVIII y XIX)
Historia del Arte II
Lic. Erika Frisancho Talavera
"El arte clásico tenía que reproducir una forma
determinada, lo real, y sus imágenes podían
identificarse con la idea del artista; el arte
romántico tenía que representar o más bien indicar
el infinito y cosas intelectuales, y veíase obligado a
inspirarse en un sistema de símbolos tradicionales
y de parábolas bellas... La imaginación realiza
esfuerzos increíbles para expresar con imágenes
materiales lo que es puramente intelectual"
(H. Heine)
La palabra romanticismo viene del adjetivo inglés
romantic. Término que se comenzó a usar alrededor
del siglo XVII en Inglaterra para señalar la naturaleza
aventurera de las novelas de caballería llamadas
romance. En Francia, también existía el término
roman, cuya significación era la misma.
Posteriormente, la palabra tuvo un cambio
semántico, designando al sentimiento que inducía
los paisajes, y los castillos en ruinas. John Evelyn,
alude dichos paisajes con el calificativo de "un
paisaje muy romático" referiendóse a los alrededores
de Bath.
En Inglaterra revive el interés por la mitología y tradiciones
medievales escandinavas o celtas (Ossian) y se cultiva un
nuevo sentimiento ante la Naturaleza (Wordsworth y Coleridge).
Goethe, en Werther, dibuja el "mal del siglo", y en su Fausto,
busca un sueño imposible de inmortalidad.
El Romanticismo fue un movimiento estético que se
originó en Alemania a fines del siglo XVIII como una
reacción al racionalismo de la Ilustración y el
Neoclasicismo, dándole preponderancia al sentimiento.
Se desarrolló fundamentalmente en la primera mitad
del siglo XIX, extendiéndose desde Alemania a
Inglaterra, Francia, Italia, España, Rusia, Polonia,
Estados Unidos y las recién nacidas repúblicas
hispanoamericanas.
Características
generales
El movimiento romántico abarca casi todo el siglo XIX;
pero su mayor apogeo se sitúa entre 1825 y 1875.
Características más importantes del romanticismo:
• Es el movimiento que se opone a serenidad
clásica.
• Es la expresión viva, que se opone frente a la
frialdad del Neoclasicismo.
• Es la exaltación de la libertad, frente a las reglas
de la academia.
• Es la variedad, contra la unidad en la
composición.
• La imaginación y el sentimiento, frente a la razón.
Actitud anticlásica, parte de Inglaterra con los siguientes aportes
La revolución industrial con el estilo funcional (arquitectura en fierro
y vidrio); el jardín inglés con el gusto por lo irregular (influencia en la
creación del neogótico); la valorización de la atmósfera como
elemento estético en la arquitectura y los precursores del
impresionismo en la pintura (Constable, Turner); el gusto por la
anécdota (en la pintura)
Exaltación de lo Subjetivo
Del Yo (hasta lo inconsciente, lo irracional) y del sentimiento, (hasta
lo sentimental y melancólico).
Evasión en el tema
Desde el presente (hacia lo medieval sentimentalizado); desde su
tierra (hacia lo oriental exótico); desde la civilización (hacia la
naturaleza exaltada, el paisaje sentimental).
Temas románticos
Egocentrismo
El alma del hombre es su enemigo interior, identificable con una
obsesión incurable por lo imposible, que priva del goce de la vida al
individuo y hace que ésta le sea adversa. El alma romántica no es
dada desde fuera al individuo, sino que éste la crea cuando tiene
conciencia de sus sentimientos. Convierte al individuo en singular y
universal, de modo que el Universo sólo es posible concebirlo
partiendo del conocimiento de sí mismo,
La Libertad
El reino de la libertad absoluta es el ideal romántico, el principio de
toda ética romántica: libertad formal en el arte, entendida como
necesidad del individuo para explorarse y explorar el mundo exterior,
y para lograr la comunicación del Uno con el Todo, en una marcha
progresiva hacia la infinitud.
El amor y la muerte
El romántico asocia amor y muerte, como ocurre en el Werther de
Goethe. El amor atrae al romántico como vía de conocimiento, como
sentimiento puro, fe en la vida y cima del arte y la belleza. Pero el
amor acrecienta su sed de infinito. En el objeto del amor proyecta una
dimensión más de esta fusión del Uno y el Todo, que es su principal
objetivo. Pero no alcanzará la armonía en el amor. El romántico ama
el amor por el amor mismo, y éste le precipita a la muerte y se la hace
desear, descubriendo en ella un principio de vida, y la posibilidad de
convertir la muerte en vida: la muerte de amor es vida, y la vida sin
amor es muerte.
La religión de los románticos
Las posturas románticas acerca de la religión son variadas. No
obstante, en general la creencia no la fundan los románticos en
ninguna norma establecida, en ninguna moral instituida, sino en un
sentimiento interior y en una intuición esencial de lo divino que
conduce a una unión mística con Dios.
Literatura
El Romanticismo literario es el movimiento que dominó la
literatura en Europa desde finales del siglo XVIII hasta mediados
del siglo XIX. Se caracteriza por su entrega a la imaginación y la
subjetividad, su libertad de pensamiento y expresión y su
idealización de la naturaleza.
El romanticismo fue, pues, un estilo de vida cuyos rasgos más
característicos son los siguientes: la imaginación y la sensibilidad
serán bandera frente a la razón y la intelectualidad; el ansia de
libertad se manifiesta en contra de todas las formas impuestas
que coartan en el individuo la propia esencia de sí mismo; el
instinto y la pasión conducen al ser humano a un entusiasmo
exagerado o a un profundo pesimismo. En el caso de conducir al
hombre al sentimiento pesimista, provoca en el romántico la
huida que se puede plasmar en dos vías distintas: la de los viajes
o la de los suicidios.
Inspirados por el filósofo Jean-Jacques Rousseau y el
escritor alemán Johann Wolfgang von Goethe, se
considera el manifiesto literario del romanticismo el
prólogo de la segunda edición de las Baladas líricas
(1800) escrito por los poetas ingleses William
Wordsworth y Samuel Taylor Coleridge. En él se
destaca la importancia del sentimiento y la imaginación
en la creación poética y se rechazan las formas y los
temas literarios convencionales. De este modo
predomina la imaginación sobre la razón, la emoción
sobre la lógica y la intuición sobre la ciencia, lo que
propicia el desarrollo de un vasto corpus literario de
notable sensibilidad y pasión que antepone el contenido
a la forma, estimula el desarrollo de tramas rápidas y
complejas y se presta a la fusión de géneros y propicia
la libertad de estilo.
Música
Características
Los románticos rompieron con las rígidas formas del
pasado y trataron de democratizar la música.
Además, se basaron con frecuencia en melodías y
formas musicales de raíz popular. Es por ello, que uno
de los géneros más importantes del periodo es el lied,
refinamiento artístico de la canción popular.
Además, la música romántica tiende a ser
programática, o sea, pretende narrar directa o
indirectamente una historia. A ello se debe el auge de
la ópera y la creación de los poemas sinfónicos.
Un hecho importante durante el período romántico será la
extinción de la figura del compositor adscrito al servicio de una
iglesia o de un príncipe, algo que se mantuvo inmutable hasta
Haydn y que incluso el mismo Mozart no logró romper sin
graves consecuencias. Desde Beethoven, el compositor será un
artista libre que compone por propia decisión y que asume una
responsabilidad como creador independiente ante su sociedad.
Aceptará el mecenazgo pero no la servidumbre y, en general, a
lo largo de todo el siglo intentará ganar su vida como una
profesión liberal por los ingresos que sus obras puedan
proporcionarle.
También es de destacar la primacía del piano como instrumento
por excelencia y la ampliación de la orquesta en busca de
nuevas riquezas sonoras.
Compositores
El romanticismo comienza con tres artistas de transición que
vivieron entre los dos siglos: Rossini, Schubert, el músico que
llevo el lied a su máximo nivel artístico, y Beethoven, una de las
figuras más importantes de todo el arte universal.
Por otro lado, se encontraba Verdi, quien llevó la ópera italiana a
su máximo esplendor, con su música poderosa, sincera y de
gran inspiración melódica. La ópera alemana tuvo su gran figura
en Richard Wagner, autor de sus propios libretos y creador de un
mundo heroico, basado en la mitología germana. Además,
transformó la ópera en drama musical.
El nacionalismo musical tuvo sus primeros exponentes en Franz
Liszt, músico que revolucionó la técnica pianística y Fréderic
Chopin, el compositor polaco más romántico de Europa.
Arquitectura
La nuevas necesidades
La organización social conllevará modificaciones profundas
en las estructuras materiales. Nacen nuevos medios de
comunicación, como el ferrocarril, que exige estaciones,
puentes y, en general, grandes obras públicas; además, las
nuevas industrias requieren instalaciones de características
y dimensiones hasta entonces desconocidas. Se potencian
factores culturales y son necesarios museos y bibliotecas.
Por otra parte la gran riqueza producida requiere la
conquista de mercados, con lo que surgen las grandes
exposiciones internacionales con sus enormes instalaciones
provisionales que exigen un alto desarrollo de la técnica
constructiva, principalmente del hierro.
Los nuevos materiales
El hierro había sido utilizado desde la antigüedad como
complemento de la arquitectura para grapas o uniones, en
general, pero -hasta el XVIII no se obtiene un hierro lo
suficientemente consistente como para utilizarlo en la
construcción. El hierro colado, sustituyendo a la forja, permite
fabricar largas vigas pero también permite la elaboración de
adornos a un costo reducido. El vidrio cobra igualmente alta
importancia gracias al desarrollo técnico que a primeros del siglo
XIX logra producir hojas de hasta 2,50 x 1,70 metros. Los
invernaderos, estaciones de ferrocarril, museos, nuevas tiendas,
pabellones para exposiciones, etc., utilizan el vidrio como una
verdadera piel traslúcida que sustituye al muro o a la cubierta. El
cemento no hará su aparición hasta finales de siglo, y aunque
verdaderamente no influirá apenas sobre la concepción
arquitectónica del XIX sí anticipará el valor constructivo y
estructural que significará la arquitectura del siglo XX.
Francia
En Francia está la arquitectura de la nueva burguesía enriquecida durante
la revolución. Es la Francia de la industria y los transportes, con el tren
como principal símbolo de modernidad.
Charles Garnier (1825-1868) es el principal arquitecto de la época.
Construye la Ópera de París, máximo exponente de la burguesía francesa.
Garnier conjuga elementos arquitectónicos heterogéneos en los que
mezcla lo fantasioso y lo opulento del gusto burgués y un medievalismo
comparable al inglés en su variedad, como en la iglesia gótica de París.
Eugène Emmanuel Viollet-le-Duc (1814-1879) es uno de los arquitectos
más importantes del siglo XX, sobre todo gracias a sus estudios de la
arquitectura medieval. Es un gran divulgador, que escribe varios libros
como el Diccionario razonado de la arquitectura francesa en la Edad
Media, el Diccionario del mobiliario y otros aspectos de la arquitectura
medieval o La arquitectura. Más que un constructor es un restaurador de
monumentos. Restaura la catedral de Notre-Dame de París y la catedral
de Reims.
Ópera de París, 1862-75 / Charles Garnier
Torre Eiffel (París), 1889
300 m h
Gustave Aleixandre Eiffel
Esta construcción fue el resultado de un trabajo en equipo en el que participaron todos los miembros del taller de Eiffel y
también fue la síntesis de algunas experiencias realizadas antes por ellos. Así, por ejemplo, para fijar los cuatro pilares de
la base se utilizó el sistema de prensa hidráulica ya utilizado en sus puentes desde 1858. Para su realización, dicho taller
ejecutó 5.300 dibujos, detallando 18.038 piezas diferentes; el ensamblaje de las piezas requirió 7 millones de remaches, y
se construyó en sólo dos años, con un promedio de 250 obreros. Posteriormente, en 1896, se organizó un concurso oficial
para embellecerla, proponiéndose sustituir estos pies por elefantes metálicos de enderezadas trompas.
Crystal Palace
(Londres), 1851
Joseph Paxton
Escultura
La escultura romántica no es tan productiva como
la pintura o la arquitectura. Se caracteriza por su
energía y su dinamismo.
Se presenta muy pobre y desorientada en general.
Los escultores no se volvieron a los modelos
góticos, ni a los modelos románicos de la Edad
media. Modifican apenas los modelos neoclásicos,
dándoles mayor movimiento e inspirándose más en
la naturaleza. Abandonan los temas mitológicos y
los de la historia clásica y se fijan en los de la Edad
Media y contemporánea.
La danza 1869
Jean-Baptiste Carpeaux
420 x 298 cm. Piedra.
Musée d'Orsay, París.
Portrait de Nadine Dumas
Jean-Baptiste Carpeaux
Sculpture (Buste)
Marbre
1873-1875
Buste de Mme Noélie Moret
Buste
Jean-Baptiste Carpeaux
1873
Pintura
La pintura romántica acoge una gran variedad de
temas:
• Lo religioso se encuentra en la obra de los
pintores ingleses y alemanes.
El sentimiento místico es intenso, mas la intensión
educativa se ha perdido.
• Lo social es omnipresente. Se observa por
ejemplo en la pintura francesa con el entusiasmo
revolucionario de Delacroix, y en las ironías de
Goya en España.
En la pintura romántica lo que más resalta es la
exaltación del colorido. Su rica policromía inunda
los cuadros como una fuerte reacción contra la
monocromía y la preponderancia de la línea que
caracterizó a la Neoclásica. Por lo que se refiere al
contenido, destaca el sentimiento personal que
sale al exterior a través de las cosas; muchos de
sus temas son extraídos de la historia, pero no en
torno al mundo griego o romano y sus aspectos
mitológicos, sino más bien al cuadro histórico con
escenas de la vida.
El retrato romántico suele ofrecer un interés mayor,
por cuanto trata de reflejar mejor el espíritu del
pintor antes que el de la persona en cuestión.
El paisaje se convierte en ideal más que en un
motivo, viene a ser un medio para expresar la
intimidad del pintor; por esta razón, el paisaje en el
cuadro romántico suele estar impregnado de
melancolía, y muestra efectos fantásticos que
prolongan las cosas y el cielo de acuerdo con la
exaltación momentánea del pintor.
Inglaterra
Willlam Blake (1757-1877)
Pintor, grabador y poeta. Místico y visionario. Tate
Gallery, Londres.
España
Francisco Goya (1746-1828)
Pintor, grabador y diseñador de tapices, artista de la
Corte española. Después de su estilo inicial, se torna
romántico con temas fantásticos y visionarios, con una
pincelada que es precursora de impresionismo y
expresionismo.
Christ as the Redeemer of
Man 1808
William Blake
Pen and watercolour,
496 x 393 mm
Museum of Fine Arts,
Boston
The Lovers' Whirlwind, Francesca da Rimini and Paolo Malatesta 1824-27
William Blake
Pen and ink and watercolour, 374 x 530 mm
City Museum and Art Gallery, Birmingham
I am Still Learning (Aún
aprendo) 1824-28
Francisco de Goya y Lucientes
Black chalk, 195 x 150 mm
Museo del Prado, Madrid
Allegory of the City of
Madrid 1810
Francisco de Goya y
Lucientes
Oil on canvas, 260 x 195 cm
Museo Municipal, Madrid
Saturn Devouring One of his
Children 1819-1823
Francisco de Goya y Lucientes
Plaster mounted on canvas,
146 x 83 cm
Museo del Prado, Madrid
The Nude Maja (La Maja Desnuda) 1799-1800
Francisco de Goya y Lucientes
Oil on canvas, 97 x 190 cm. Museo del Prado, Madrid
The Clothed Maja (La Maja Vestida) 1800-1803
Francisco de Goya y Lucientes
Oil on canvas, 97 x 190 cm. Museo del Prado, Madrid
The Third of May, 1808: The Execution of the Defenders of Madrid 1814
Francisco de Goya y Lucientes
Oil on canvas, 266 x 345 cm. Museo del Prado, Madrid
Francia
Theodore Géricault (1791-1824)
Pintor y litógrafo. Líder de la oposición contra el
academismo de Ingres. La balsa de la Medusa,
Louvre
Eugene Delacroix (1798-1863)
Pintor y litógrafo. Con el anterior, los románticos
franceses más importantes. Gran colorista,
escenas dramáticas, temas del pasado y de la
literatura. Dante y Virgilio en el infierno, Louvre.
An Officer of the
Chasseurs Commanding a
Charge 1812
Theodore Géricault
Oil on canvas, 349 x 266 cm
Musée du Louvre, Paris
Study of a Head
Theodore Géricault
Oil on canvas
The Hermitage, St.
Petersburg
The Wreck 1821-24 Theodore Géricault
Oil on canvas, 19 x 25 cm. Musée du Louvre, Paris
Aspasia c. 1824
Eugène Delacroix
Oil on canvas, 81 x 65 cm
Musée Fabre, Montpellier
Bouquet of
Flowers
1849-50
Eugène Delacroix
Watercolour,
gouache and pastel
on paper, 650 x 654
mm
Musée du Louvre,
Paris
Frédéric Chopin 1838
Eugène Delacroix
Oil on canvas, 45,7 x 37,5 cm
Musée du Louvre, Paris
Odalisque 1857
Eugène Delacroix
Oil on wood, 35,5 x 30,5 cm
Private collection
The Death of Sardanapalus 1827. Eugène Delacroix
Oil on canvas, 392 x 496 cm Musée du Louvre, Paris
Fuentes:
•
Brevario de los estilos. Francisco Otta. Editorial Universitaria. Chile 1987.
•
www.artehistoria.com
•
Neoclasicismo. Roxana C. Fraticola
•
Historia del Arte. A. Fernández - E. Barnechea - J. Haro. Editorial Vincensvives. España. Primera edición 1992
•
Historia del Arte. E. H. Gombrich. Ediciones Garriga S. A. España Quinta
edición 1975
•
Neoclasicismo (s. XVIII). Cayetano Lupenna. Newsgroups: es.humanidades.arte
•
http://es.wikipedia.org/wiki/Romanticismo"
•
WEB Art Gallery. http://www.wga.hu
Descargar

romanticismo-historia-del