LA MAJA VESTIDA
1.
Viste un traje blanco que se ciñe de tal forma a la
figura, en particular el sexo y los pechos, que parece
más desnuda que la otra. La cintura la resalta
mediante una lazada rosa.
2.
La nota de color del cuadro la ponen LAS MANGAS,
ANARANJADAS, CON LOS PUÑOS REMATADOS
CON UNA TELA DE REJILLA.
3.
LLEVA ZAPATOS DORADOS DE PEQUEÑO TAMAÑO
Y UNA MANTILLA DE TONOS AMARILLENTOS Y
MARRONES.
También ha suscitado dudas el
objeto rojizo que se asoma bajo
los cojines; algunos pensaron
que era la empuñadura de una
daga o puñal, lo que acentuaría
las connotaciones novelescas y
eróticas
del
retrato.
Otras
fuentes creen que es un abanico
cerrado
LA MAJA DESNUDA es una de las más célebres obras del Francisco José de Goya y Lucientes
Formó con el tiempo pareja con el cuadro La maja vestida, datada entre 1802 y 1805,2
probablemente a requerimiento de Manuel Godoy, pues consta que formaron parte de un gabinete
de su casa.
No se trata de un desnudo mitológico, sino de una mujer real, contemporánea a Goya, e incluso en
su época se le llamó «la Gitana». La primacía temporal de La maja desnuda indica que en el
momento de ser pintado, el cuadro no estaba pensado para formar pareja.
Aunque se ubica dentro de la estética del neoclasicismo, esta obra de Goya es audaz y atrevida
para su época, como audaz es la expresión del rostro y actitud corporal de la modelo, que parece
sonreír satisfecha y contenta de sus gracias. Más aún, es la primera obra de arte (conocida) en la
cual aparece pintado el vello público femenino, lo cual resalta el erotismo de la composición
.
.
Cabe destacar la particular luminosidad que Goya da al cuerpo de la desnuda, luminosidad que
contrasta con el resto del ambiente, y junto a esa luminosidad la típica expresividad que Goya sabe
dar a los ojos.
Es notable que, aún dentro de la típica fuerza de las pinceladas que caracterizan a Goya, el artista
se ha esmerado en el tratamiento de las carnaduras y sombreados acompañadas por la figuración
sutil de las telas. la coloración se hace con un minucioso juego de verdes que contrasta con
blancos y rosados., de este modo la maja casi parece suspendida mediante su brillo y delicadeza,
suspendida en un espacio oscuro que ella ilumina.
La maja vestida.
5. Las majas
-El cuadro parece haber sido pintado en
primer lugar, ofreciendo una sensación más
La maja desnuda
-Es el retrato de una mujer que posa sin pudor sobre
desordenadas sábanas
realista que la desnuda
-En él, G. se ha recreado en la línea de su cuerpo
- Está realizada al modo impresionista ya que
(factura apretada, precisa),
la técnica es más suelta, con mayor largura
tonos fríos. Todo ello
neoclásico.
de pincel y una calidad tonal de vibrante
hace
y ha optado por los
que parezca un lienzo
cromatismo en el tratamiento de las telas ) y a
base de colores cálidos, resultando por ello
un cuadro más atractivo
-Por otra parte, carece de las blanduras y matizados de
otras Venus (Tiziano, Velázquez)
Para muchos espectadores, la Maja Vestida es más atractiva que su compañera por lo ajustado de sus
vestidos y la postura provocativa, ya se sabe que muchas veces resulta más erótico insinuar que
mostrar
Las Majas, que fueron pintadas por Goya, recostadas en un lecho y mirando directamente al
observador pueden ser consideradas las obras maestras de Goya, tanto por la leyenda que existe a su
alrededor como por las propias imágenes en sí.
Hay que advertir que “el pintor” tuvo problemas con la Inquisición en 1815 a causa de ellas, de los que
le libró alguien con poder, quizá el Cardenal don Luis de Borbón o, en último término Fernando VII, a
pesar de que la relación entre ambos no era buena.
LA VESTIDA es una mujer de la aristocracia, por su traje de alto copete, tumbada en un diván sobre
almohadones, en una postura claramente sensual porque se lleva los brazos detrás de la nuca.
Alrededor de estas obras existen muchos aspectos legendarios;
•
Mientras que unos dicen que la representada es la decimotercera duquesa de Alba, María
del Pilar Teresa Cayetana de Silva y Álvarez de Toledo, amiga de Goya., - el propio Duque
de Alba decidió exhumar los restos de su antepasada, en 1945, para probar lo incierto de la
leyenda.
•
Otros, argumentan que, como el primer propietario fue Godoy, es más que probable que la
modelo directamente retratada haya sido la entonces amante del mismo mencionado
Godoy, y después su esposa, tras quedarse viudo de la condesa de Chinchón, PEPITA
TUDÓ.
Por ello, se cree que ambas majas fueron encargadas por aquél para decorar su gabinete. Para poder
disfutar de ambas, el primer ministro mandó que fueran instaladas con un mecanismo de
muelles que permitía el intercambio de ambos cuadros dependiendo de la visita.
La Venus del espejo de Velázquez y una Venus de la Escuela italiana del siglo XVI serían sus
compañeras.
Descargar

2a. LAS MAJAS - HERRAMIENTASLENGUAJE