25 de enerode 2009
III Domingo
Tiempo Ordinario
Música: Salmo hebreo
Jonás 3:1-5,10
Por segunda vez el Señor se dirigió a Jonás y le dijo:
-Levántate, vete a Nínive, la gran ciudad, y
proclama allí lo que yo te diré.
Jonás se levantó y partió para Nínive, según la
orden del Señor. Nínive era una ciudad grandísima;
se necesitaban tres días para recorrerla. Jonás se
fue adentrando en la ciudad y proclamó durante un
día entero: “Dentro de cuarenta días Nínive será
destruida”.
Los ninivitas creyeron en Dios: promulgaron un
ayuno y todos, grandes y pequeños, se vistieron de
sayal.
Al ver Dios lo que hacían y cómo se habían
convertido, se arrepintió y no llevó a cabo el castigo
con que los había amenazado.
Biblioteca de Nínive sVIaC (Irak)
Salmo
24
Señor, enséñame tus caminos
Muéstrame, Señor, tus caminos,
instrúyeme en tus sendas.
Guíame en tu verdad; instrúyeme,
pues tú eres el Dios que me salva
Señor, enséñame tus caminos
Acuérdate, Señor, de que tu ternura
y tu amor son eternos.
Acuérdate de mí, por tu amor,
por tu bondad, Señor.
Señor, enséñame tus caminos
El Señor es bueno y recto;
enseña el camino a los pecadores,
guía por la senda del bien a los humildes,
instruye a los humildes en su camino.
IC 7:29-31 Os digo, pues, hermanos, que
el tiempo se acaba. En lo que resta, los
que tienen mujer vivan como si no la
tuvieran; los que lloran, como si no
lloraran; los que se alegran, como si
no se alegraran; los que compran,
como si no poseyeran; los que
disfrutan del mundo, como si no
disfrutaran. Porque la apariencia de
este mundo está a punto de acabar.
25 de enero. Fiesta de la Conversión de St. Pablo:
“No podemos dejar pasar la oportunidad presente”
Evangelio, Mc 1,14-20
Está cerca el reino de Dios;
creed la Buena Noticia.
Cafarnaún población donde vivía Simón Pedro
Lectura del evangelio según san Marcos, 1, 14-20
14Después
que Juan fue arrestado, marchó Jesús a Galilea,
proclamando la buena noticia de Dios. 15Decía:
-Se ha cumplido el plazo y está llegando el reino de Dios.
Convertios y creed en el evangelio.
16Pasando Jesús junto al lago de Galilea, vio a Simón y a su
hermano Andrés que estaban echando las redes en el lago, pues
eran pescadores. 17Jesús les dijo:
-Venios detrás de mí y os haré pescadores de hombres.
18Ellos dejaron inmediatamente las redes y lo siguieron.
19Un poco más adelante vio a Santiago, el de Zebedeo, y a su
hermano Juan. Estaban en la barca reparando las redes. 20Jesús
los llamó también; y ellos, dejando a su padre Zebedeo en la barca
con los jornaleros, se fueron tras él.
Lago de Genesaret o Mar de Galilea donde pescaban los primeros discípulos.
Descargar

Presentación de PowerPoint