EL TIEMPO PERFECTO
Cierto día un hombre, amante de la naturaleza,
contemplaba una oruga envuelta
en su saco, el mismo que se encontraba sujetado a la
rama de un árbol .
De repente, el saco se empezó a mover de una
manera tan lenta que era casi imperceptible.
Sin embargo, éste hombre se dió cuenta y con
toda la buena voluntad y la buena intención, pensó
“ esta oruga ya se ha transformado en una
Mariposa, y ahora está tratando de salir del saco
para desplegar sus alas y volar con libertad, creo
que le ayudaré a salir pues a la pobre le debe
estar costando mucho trabajo.”
Con este pensamiento tan noble, el hombre se
acercó y con
mucho cuidado comenzó a abrir el saco, el proceso
le llevó
muchos minutos, pues lo que menos quería era
dañar al insecto.
Su emoción incrementaba al pensar
que en cuanto termine de liberarla de
su envoltura, la mariposa emprendería
un vuelo maravilloso y él habría
contribuído a este noble fín. Al fin este
buen hombre terminó con el proceso,
pero nada pasó, la mariposa no pudo
abrir sus alas, por más que él las
desplegó,no pudo volar y al cabo de
unos minutos murió.
Este hecho nos muestra que muchas veces, aún
cuando nuestro deseo
es sublime y sin maldad, el apresurarnos a actuar y
dejarnos llevar solamente por nuestra intuición
puede ocasionar grandes dolores.Lo mejor es
esperar el tiempo oportuno, el tiempo de Dios, pues
escrito está que de nada nos sirve afanarnos,
dejarnos llevar por la fatiga. Cuando actuamos
movidos por la impaciencia y forzamos las cosas,
puede ocurrirnos que aquello que iba a ser perfecto
en su tiempo, a causa de la ansiedad fracase.
El proceso de transformación de la mariposa había
sido natural, pues de ser una oruga que se
arrastraba, pasa
a ser un ser vivo destinado a la libertad, a ser ágil y
hermoso, sin embargo las buenas intenciones de
un hombre terminaron con su vida, pues la
mariposa necesitaba de ese tiempo de lucha para
salir de su saco, pues así habría adquirido la
fuerza necesaria para salir al mundo.
Cuando nosotros interrumpimos el curso normal
que deben seguir las cosas, puede ser que
estemos cometiendo un grave error. Mi querido
lector, si en este momento usted está pasando por
una situación difícil que requiere de su paciencia y
espera, busque a Dios, para que ponga la paz que
es necesaria en su corazón y todo ocurra en el
momento oportuno, descanse en el señor, libérese
de esa carga tan pesada y espere en Él.
Descargar

tiempo perfecto