El Credo
Profesor: Luis M. Acuña Leal
Si alguien de otra religión me
pregunta ¿en qué crees? Yo le
digo:
Creo en Dios Padre Todopoderoso, Creador del Cielo y de
la tierra, y en Jesucristo su Único Hijo, Nuestro Señor, que
fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo; nació
de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio
Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los
infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos; subió
a los cielos, está sentado a la diestra de Dios Padre
Todopoderoso; desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y
a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, en la Santa
Iglesia Católica, en la Comunión de los Santos, en el
perdón de los pecados, en la resurrección de la carne, y en
la vida eterna.
Amén.
¿Qué es el credo?
En palabras simples, es la síntesis de la fe
que nosotros, como cristianos católicos,
profesamos. Son los dogmas o
creencias que la Iglesia Católica renueva
cada domingo en la misa.
¿Cuántos “credo” existen?
La Iglesia Católica de Occidente ha adoptado una
breve declaración de fe, que según la tradición,
viene desde los apóstoles, llamado el credo
apostólico (el que rezamos en la misa).
Además existen: el credo niceoconstantinopolitano que es un poco más largo que
el que nosotros conocemos y es rezado por los
cristianos de oriente (Católicos Ortodoxos); y el
credo de Atanasio, que en la actualidad es más
aceptado por la Iglesia Católica europea, por no
discriminar ningún componente de los dogmas de
la Iglesia.
Credo de Niceaconstantinopla
Creo en un solo Dios,
Padre Todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra,
de todo lo visible y lo invisible. Creo
en Jesucristo, su único Hijo,
Nuestro Señor,
Creo en un solo Señor, Jesucristo,
Hijo único de Dios,
nacido del Padre antes de todos los
siglos:
Dios de Dios, Luz de Luz,
Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado,
de la misma naturaleza del Padre,
por quien todo fue hecho;
que por nosotros, los hombres,
y por nuestra salvación bajó del cielo,
y por obra del Espíritu Santo
se encarnó de María, la Virgen,
y se hizo hombre; padeció bajo el
poder de Poncio Pilato
fue crucificado, muerto y sepultado,
descendió a los infiernos, y por
nuestra causa fue crucificado
en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado,al tercer día
resucitó de entre los muertos,
subió a los cielos
y está sentado a la derecha de Dios,
Padre todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar a
vivos y muertos.
y resucitó al tercer día,
según las Escrituras,
y subió al cielo,
y está sentado a la derecha del
Padre;
y de nuevo vendrá con gloria
para juzgar a vivos y muertos,
y su reino no tendrá fin.
Creo en el Espíritu Santo,
Señor y dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo,
que con el Padre y el Hijo
recibe una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas. La santa
Iglesia católica,
la comunión de los santos, Creo en la
Iglesia,
que es una, santa, católica y
apostólica. .
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne
y la vida eterna.
Amén. Confieso que hay un solo
Bautismo
para el perdón de los pecados.
Espero la resurrección de los muertos
y la vida del mundo futuro.
Amén.
No podemos meditar el credo
sin saber que es un dogma:
Siguiendo una larga tradición, actualmente
entendemos por dogma una verdad que
pertenece al campo de la fe o de la moral,
que ha sido revelada por Dios, transmitida
desde los Apóstoles ya a través de la
Escritura, ya de la Tradición, y propuesta
por la Iglesia para su aceptación por parte
de los fieles. Brevemente, “dogma” puede
ser definido como una verdad revelada
definida por la Iglesia.
“Creo en Dios Padre Todopoderoso,
Creador del cielo y la tierra …”
Yo creo que existe un Dios que me ha creado a
mi y a todo el universo, Yo reconozco que El es
lleno de poder, Sabiduría y Amor; El es el autor
de todo lo que existe. Es la causa primera
(nadie lo creó), no tiene efecto. Es el creador de
todo incluso de nuestra conciencia, que nos dice
lo que es bueno y malo.
“y en Jesucristo, su único Hijo,
Nuestro Señor …”
Yo creo que Jesús es el Cristo, el Hijo del
Dios vivo, el Mesías, El ungido, Él es el
único Hijo engendrado de Dios,
eternamente unido a Él, es la Palabra de
Dios, hombre verdadero y Dios
verdadero, Él ha recibido poder sobre
toda la creación como "Señor" porque es
nuestro Salvador.
“que fue concebido por obra y
gracia del Espíritu Santo; nació
de Santa María Virgen …”
Yo creo que la Palabra de Dios se vistió de
carne y se volvió hombre para salvarnos,
Él fue concebido por el Poder del Espíritu
Santo en el vientre de la Santísima
Virgen María. Yo creo que Jesús el hijo
de María, es el hijo de Dios.
“padeció bajo el poder de Poncio
Pilato, fue crucificado, muerto y
sepultado …”
Yo creo que Jesucristo renunció toda su
Divinidad para poder sufrir por nosotros,
El tomó sobre si mismo el castigo debido
por nuestros pecados y murió como
cualquier ser humano.
“descendió a los infiernos …”
Yo creo que después de que Jesús murió,
El fue al lugar donde estaban todos los
espíritus de los muertos, El fue allí para
liberar a los cautivos quienes no habían
recibido su redención todavía.
“al tercer día resucitó de entre
los muertos …”
Yo creo que Jesús venció la muerte por el poder
de su resurrección. Los tres días son un signo
para los creyentes, una confirmación de la
santidad de sus palabras. Él destruyó la muerte
porque no tenia pecado y la muerte es el precio
por nuestros pecados. Murió para que nosotros
podamos vivir eternamente a través de Su
resurrección.
“subió a los cielos, está sentado a la
diestra de Dios Padre Todopoderoso
…”
Yo creo en la fidelidad de Jesús, Quien
está sentado a la derecha de Dios como
Rey de Reyes y Señor de Señores, allá
prepara un lugar para nuestras almas y
envía el Espíritu Santo para darnos
Esperanza y Confianza en Él.
“desde allí ha de venir a juzgar a los
vivos y a los muertos”.
Yo creo en la segunda venida de Cristo en
Gloria, creo que después de que
nosotros muramos seremos juzgados y
también creo en el Juicio Final para todo
el mundo.
“Creo en el Espíritu Santo …”
Yo creo en la tercera persona de la
Santísima Trinidad, Quien nos ha hecho
templos de su Gloria. Creo que el Espíritu
Santo es Dios nuestro abogado, maestro y
consolador. Él es el Espíritu de Amor y de
Paz del Padre y del Hijo.
“en la Santa Iglesia Católica …”
Yo creo que Jesús fundó Su Iglesia sobre
Pedro, la roca, y que ésta todavía está
firme por el poder de sus palabras a
través de sucesión apostólica, hasta el día
de hoy. Creo que nosotros debemos de
someternos a las enseñanzas del
Magisterio de la Una y Santa Iglesia:
Católica, Apostólica y Romana.
“en la Comunión de los Santos …”
Yo creo que la Iglesia es el cuerpo de Cristo, Él es la
cabeza y nosotros somos los miembros. Por la Gracia
de Dios, nosotros permanecemos en su Espíritu y
entramos en comunión con las almas de aquellos
quienes ya han ido ante Él.
Creo en la Iglesia triunfante del cielo, formada por
todos los santos en Cristo, creo en la Iglesia sufriente
formada por todos aquellos quienes están siendo
purificados en el purgatorio, y creo en la Iglesia
militante, formada por todos los bautizados quienes
están viviendo sus vidas para Dios, aquí en la tierra.
“en el perdón de los pecados …”
Yo creo que todos los pecados cometidos,
excepto aquellos cometidos en contra del
Espíritu Santo, pueden ser perdonados porque
Jesús es el Cordero de Dios que quita los
pecados del mundo.
Creo en el poder de perdonar los pecados,
dado por Cristo a los Apóstoles y continuado
por sucesión apostólica a todos los Sacerdotes
Católicos y Ortodoxos, en el Sacramento de la
Penitencia donde nosotros somos
reconciliados con Dios.
“en la resurrección de la carne, y
en la vida eterna”.
Amén.
Yo creo en las Palabras de Cristo Quien
dijo: “Yo te levantaré en el ultimo día”.
Creo en sus promesas de la vida eterna.
Amen.