Canal
Canal de
de Castilla
Castilla
Una
joya
desconocida
Una
joya
desconocidadel
del siglo
siglo XVIII
«Fíjese si hubo aquí gloria, que quisimos llegar al mar».
Las primeras noticias sobre un Canal que permitiera el transporte de cereales
entre la meseta y el puerto de Santander datan de finales del siglo XVI.
Sin embargo, hasta 1753 no se puso en práctica el Proyecto General de Canales
Navegables de Riego de los Reinos de Castilla y León. En principio, la línea fluvial
debía cubrir el trayecto entre Valladolid y Olea (cerca de Reinosa)
donde las mercancías pasarían a carros tirados por mulas para cruzar
los montes cántabros. La insolvencia de la corona hizo inviable el proyecto y,
en 1828, Fernando VII lo cedió a manos privadas, a cambio de su explotación
comercial durante 70 años.
El canal se concluyó en 1849 y vivió una década de gloria,
durante la cual fue incluso transitado por una línea de barcos de viajeros
entre Palencia y Valladolid.
Las obras del Canal de Castilla se iniciaron
en 1753 en Calahorra de Ribas.
Después de continuos parones y
numerosas vicisitudes, se terminaron en
Medina de Ríoseco en 1849. Casi un siglo
de trabajo para otro siglo de navegación,
pues como vía de transporte
se dejó de utilizar en 1959.
Pese a ser un curso artificial rodeado de una gran
extensión de terreno agrícola,
la estructura lineal le convierten en un corredor verde
de gran valor para la conservación
de los procesos naturales.
Los ecosistemas acuáticos que encierra
atesoran también un gran número de especies
animales y vegetales de gran valor medioambiental.
Canal de Castilla
El recorrido de esta vía de agua es de 207 Km, estando dividido su recorrido en
tres grandes ramales.
El RAMAL NORTE. Desde Alar del Rey (donde toma las aguas del río Pisuerga)
hasta Ribas de Campos (Calahorra de Ribas). Recorre 75 Km. Es el ramal
que más desnivel salva y por ello posee 24 esclusas.
El RAMAL DE CAMPOS. Desde Ribas de Campos hasta Medina de Ríoseco, es el ramal
más llano,solamente se necesitan 7 esclusas y recorre 78 Km.
El RAMAL SUR. A la altura de El Serrón en el término municipal de Grijota,
(Palencia) el Ramal de Campos se bifurca en dos, dando lugar al comienzo
del Ramal Sur que llega hasta Valladolid.
Tiene un recorrido de 54 Km y 18 esclusas.
Para su realización
hubo que salvar un desnivel de 150 m y poner en marcha la "Ingeniería del transporte",
por lo que se construyen 49 esclusas de las cuales unas son ovaladas
(permitían el paso de dos barcazas a la vez pero era más costoso llenar el vaso)
y otras rectangulares (más fáciles de construir y llenar, pero solamente permitían el paso
de una barcaza), según la época de construcción y dependiendo del responsable,
pues desde 1822 la construcción del Canal pasa a la empresa privada.
Ramal Norte
Coordenadas N 42.16508 W 4.53225 Zona de la esclusa.
Coordenadas N 42.16398 W 4.53333 Vistas de la zona.
Ramal de Campos
Ramal Sur
Ramal Sur
Castilla soñó un día con asomarse al mar, y el resultado fue un ambicioso proyecto de ingeniería que
pretendió unir el río Duero con el mar Cantábrico.
Así fue como nació el Canal de Castilla, hijo del espíritu aventurero de quienes soñaban una meseta
navegable, y de la ambición de los que pretendían llevar el grano, de forma económica y rápida, hasta
los puertos cántabros. El sueño tardó siglos en realizarse. Y cuando por fin cobró forma, el tendido del
ferrocarril acabó en poco más de una década con la utilidad prevista para el canal.
Puesto que en Alar del Rey empieza el Canal, de esta localidad partiremos también nosotros.
Seguiremos la estrecha cinta de agua, abierta entre dos carriles de tierra por donde
las caballerías, una a cada lado, arrastraban las barcazas. La acompañaremos a lo largo
del camino que hoy recorre en solitario, olvidada ya la época en que la surcaban hasta 360
embarcaciones cargadas de grano. Sus aguas riegan las 50.000 Ha de la Tierra
de Campos y dan refugio confortable a las muchas aves que habitan la zona.
Los paisajes que esperan al viajero son agrícolas.
PRINCIPALES VISITAS
Alar del Rey. En este pueblo, punto de partida del ramal del Norte, se conservan la vieja dársena y otras
construcciones del canal.
Frómista. Además de una esclusa cuádruple, en el pueblo -etapa de la ruta jacobeadestaca la iglesia románica de San Martín de Frómista, del siglo XI.
Ribas de Campos. Destaca la iglesia de San Martín de Tours, edificada en el siglo Xlll, aunque reformada
en el XIV con una sola nave.
Medina de Ríoseco. Esta monumental villa, declarada conjunto histórico sobre todo por sus iglesias,
marca el final del ramal de Campos.
Ramal de Campos
RAMAL DE CAMPOS. Desde la dársena de Medina de Ríoseco parte una barcaza que recorre
parte de este ramal, idôneo para navegar.
FRÓMISTA. En esta población -etapa clásica de la ruta jacobea- el Canal de Castilla salva el desnível
con una esclusa cuádruple. Ya sea caminando, en bicicleta, a caballo o navegando en barco o en piragua,
recorrer el Canal de Castilla resulta una buena forma de disfrutar de los paisajes castellanos,
a la vez que se admira una de Ias obras de ingeniería hidráulica más importantes
llevadas a cabo en España.
En Ribas de Campos, una esclusa triple une las aguas de los ríos Pisuerga y Carrión.
El canal del Norte
Concluye en Ribas de Campos, donde se inicia el tramo conocido como ramal de Campos.
Éste a su vez se bifurca cerca de Grijota en el tercer ramal, el del Sur, quizá menos interesante,
aunque baña dos capitales de província, Palencia y Valladolid, donde concluye.
El ramal de Campos tiene menos esclusas que el del Norte, pero en cambio permite disfrutar del
curso de agua artificial navegándolo. De esta posibilidad informan en el Centro de Recepción del Canal,
situado en Medina de Ríoseco, punto final del Canal de Castilla, ya en tierras de Valladolid.
El centro está instalado en un antiguo almacén donde cargaban y descargaban Ias barcazas
que arribaban a la dársena -todavia bien conservada- de esta población.
En Medina de Ríoseco se puede tomar un barco turístico que cubre un trayecto
de 4 Km por el canal.
Frómista
Espectacular es la cuádruple esclusa
en Frómista que salva 15 m de desnível.
En Frómista, el Canal de Castilla confluye
con otra vía de muy distinto tipo,
pues este pueblo es una escala
bien conocida del Camino de Santiago
desde Ias primeras peregrinaciones jacobeas.
Mucho antes de que los
ingenieros acometieran la obra del canal,
artistas y arquitectos románicos habían dejado
en Frómista su sello, levantando en el siglo
XI la iglesia de San Martín, prototipo del
románico europeo.
Aunque el Canal se mantuvo navegable
hasta principios de siglo, hace muchos años
que sus instalaciones quedaron reducidas
a categoría de pieza de arqueología industrial.
Frómista nevada
Sin duda es la esclusa más espectacular.
Hoy en día recibe muchos visitantes para admirar su paisaje,
hacer fotos y pescar cangrejos en el mes de agosto.
Mira este
vídeo
http://www.youtube.Canal de Castilla- Calahorra de Ribas de Campos
Canal de Castilla en Palencia
Canal de Castilla en Viñalta, Palencia. Esclusa 31
Canal de Castilla en Viñalta, Palencia. Esclusa 31
Canal de Castilla en Viñalta, Palencia. Esclusa 31
Navegación por el Canal de Castilla.
Archivo de la Confederación Hidrográfica del Duero.
http://www.youtube. Canal de Castilla 1930
El proyecto de unir por barco los campos de cereales castellanos del sur con la costa cantábrica, ideado
por Antonio de Ulloa durante el reinado de Fernando VI, finalmente sólo unió la localidad palentina de
Alar del Rey con la vallisoletana de Medina de Rioseco
–de donde parte hoy el barco que lleva el nombre de dicho ingeniero-.
Las obras terminaron en 1849 pero la llegada del ferrocarril, propició que en 1959 el canal dejase
de utilizarse como vía de transporte de mercancías. Durante ese siglo, los barcos recorrían todo
el trayecto, basado en un ingenioso sistema de presas y esclusas para salvar los desniveles
–desde Medina de Ríoseco hacia Tamariz de Campos es imprescindible visitar la séptima
esclusa-, arrastrados por mulas o bueyes que circulaban por lo que hoy es un largo sendero entre árboles.
El camino para transportar el excedente de cereal no era fácil, ya que las bestias debían ser
contínuamente atadas y desatadas de la barcaza, para facilitar el paso al encontrarse
un puente en medio. La navegación sólo se permitía de sol a sol y la estrechez de algunos
segmentos originaba conflictos sobre quién pasaba primero cuando se encontraban dos barcos.
Además de las esclusas, a lo largo de los 3 ramales –del Norte (de Alar del Rey a Ribas de Campos),
del Sur (de El Serrón a Valladolid) y de Campos (de Ribas a Medina de Ríoseco)-,
el camino del Canal recorre acueductos, puentes, presas, almacenes y dársenas
para las operaciones de carga y descarga.
La 7ª esclusa, cerca de
Villanueva de San Mancio,
(Valladolid).
El Barco
La dársena principal se ubica precisamente en Medina de Ríoseco, donde todavía puede visitarse la antigua
fábrica de harina y de donde sale el barco Antonio de Ulloa, que nos llevará por el cauce del
Canal de Castilla y nos permitirá disfrutar de las magníficas vistas de su ribera.
La embarcación es eléctrica para mejorar la convivencia entre la actividad turística y la naturaleza,
tiene una capacidad de 52 plazas y está acondicionada para los meses de verano e invierno.
Barco del Canal de Castilla Antonio de Ulloa. Dársena de Medina de Ríoseco (Valladolid).
Viajes de 1 hora (adultos 3 €, niños 2 €) y de 2 horas y media hasta la séptima esclusa
(adultos 5 € y niños 3 €). Adaptado para minusválidos. Es preferible reservar.
Contacto: 983 70 19 23 / www.medinaderioseco.com
En Castilla, la historia, más que aprenderse, se lleva puesta.
Todavía recuerdo cuando ante la esclusa de Calahorra de Ribas,
un pastor de la zona, que casualmente se había cruzado en mi camino, me comentó:
«Fíjese si hubo aquí gloria, que quisimos llegar al mar».
El arte y la historia son para los castellanos unos hechos, de tan habituales, casi domésticos.
Vídeos: canal de Castilla
http://www.palenciaturismo.es/ Canal de Castilla, con el barquito y
EXCLUSAS EN FUNCIONAMIENTO.
Charcas
http://www,lifecanaldecastilla.org/inventario-y-cartografia
Y también, y al norte de Palencia…
CENTRO DE INTERPRETACIÓN DE LA TRUCHA (Velilla del Río Carrión, Palencia).
El Centro de Interpretación de la Trucha se localiza a orillas del Río Carrión
en la población de Velilla del Río Carrión. Se encuentra ubicado en la antigua
"casa del guarda" de la localidad. El centro está dotado de cinco paneles informativos
retroiluminados de diferentes materias aunque con la misma temática;
todos ellos destinados al aprenizaje acerca del río, sus habitantes y su entorno,
además se podrá disfrutar de especies piscícolas vivas en dos acuarios.
Cuenta con conexión a tres cámaras subacuáticas situadas en diferentes
puntos en las que se puede ver el río en tiempo real y sus apreciados habitantes.
Podemos disfrutar de esta "conexión directa" desde el propio centro o desde esta
misma página en la que se observará la cámara seleccionada por el servidor del centro.
Los visitantes del Centro tienen a su disposición un telescopio terrestre con cámara
con el que se podrán observar diferentes especies de aves de ribera.
Descargar

La Canal de Castilla