Cuentos Budistas y El
Dhammapada
Las semillas de mostaza
Comiendo comida podrida
Llorando por la Luna
El Dhammapada,Versículos 1 y 2
El Espejo de Rahula
Las Semillas de Mostaza
Las Semillas de Mostaza
Hace algún tiempo, vivía en Savatthi
una niña llamada Kisa Gotami, quien
pertenecía a la casta más inferior.
Las Semillas de Mostaza
Hace algún tiempo, vivía en Savatthi
una niña llamada Kisa Gotami, quien
pertenecía a la casta más inferior.
A pesar de su pobreza, era amable y
sabia. Un rico mercader, viendo sus
cualidades internas, llegó a casarse
con ella.
Las Semillas de Mostaza
Sin embargo, la familia del esposo la
despreciaba porque procedía de una
casta inferior.
happiness knew no bounds.
Las Semillas de Mostaza
Sin embargo, la familia del esposo la
despreciaba porque procedía de una
casta inferior.
Tras unos pocos años, dio a luz a un
niño. La familia del esposo comenzó
aceptarla, al haberle provisto con un
varón, y su felicidad no tenía límites.
Las Semillas de Mostaza
Tristemente, el niño murió una noche,
de forma repentina.
Las Semillas de Mostaza
Tristemente, el niño murió una noche,
de forma repentina.
Fuera de sí por la pena, fue a todos
sus vecinos, con el niño muerto,
pidiéndoles alguna medicina que le
devolviera a la vida.
Las Semillas de Mostaza
Tristemente, el niño murió una noche, de
forma repentina.
Fuera de sí por la pena, fue a todos sus
vecinos, con el niño muerto, pidiéndoles
alguna medicina que le devolviera a la vida.
Todos le dijeron que el bebé estaba
muerto, pero ella rehusaba aceptarlo.
Las Semillas de Mostaza
Con el tiempo, un hombre gentil pasó
por allí y le aconsejó ir al Buda a por
ayuda. Ella corrió a Él para que le
devolviera la vida a su hijo.
Las Semillas de Mostaza
Con el tiempo, un hombre gentil pasó por
allí y le aconsejó ir al Buda a por ayuda.
Ella corrió a Él para que le devolviera la
vida a su hijo.
El Buda le dijo que le trajera algunas
semillas de mostaza. Pero estas semillas
debían de proceder de una casa donde
nadie hubiese perdido hijo, marido,
pariente o amigo.
Las Semillas de Mostaza
Kisa Gotami, llena de esperanza,
volvió a la ciudad en busca de las
semillas. En cada casa se
compadecieron de ella y le ofrecieron
algunas semillas para ayudarla.
But
Las Semillas de Mostaza
Kisa Gotami, llena de esperanza, volvió a la
ciudad en busca de las semillas. En cada
casa se compadecieron de ella y le
ofrecieron algunas semillas para ayudarla.
Pero no halló ninguna casa donde
alguien pudiera decir que no había
perdido un hijo, marido, pariente o
amigo.
Las Semillas de Mostaza
Incapaz de hallar las semillas de
mostaza, dejó la ciudad desesperada y
vagó por el campo.
As night began to fall, she saw the
lights in the city grow bright, flicker
then become dark again.
Las Semillas de Mostaza
Incapaz de hallar las semillas de
mostaza, dejó la ciudad desesperada y
vagó por el campo.
Al caer la noche vio las luces de la
ciudad brillar, luego parpadear y
oscurecerse de nuevo.
Las Semillas de Mostaza
Comenzó entonces a ver que es la
naturaleza de la vida el nacer, vivir y,
en su momento, morir.
Las Semillas de Mostaza
Comenzó entonces a ver que es la naturaleza
de la vida el nacer, vivir y, en su momento,
morir.
Y, tal como ella sufrió la pérdida de su ser
querido, así sufrieron todos en la ciudad.
Se dio cuenta de que la muerte es común
a todos y que es algo que todos han de
confrontar algún día.
Las Semillas de Mostaza
Viendo la verdad, enterró a su hijo y
volvió luego al Buda. Tomó Refugio,
se hizo una de sus discípulas y, al
tiempo, alcanzó la Iluminación.
Las Semillas de Mostaza
Viendo la verdad, enterró a su hijo y volvió
luego al Buda. Tomó Refugio, se hizo una
de sus discípulas y, al tiempo, alcanzó la
Iluminación.
La muerte es algo que, con el tiempo,
hemos de encarar. Es la naturaleza
impermanente de nuestras vidas.
Las Semillas de Mostaza
El Buda nos aconsejó el meditar en la
muerte. Ello servirá para recordarnos
que, con el tiempo, un día moriremos.
Las Semillas de Mostaza
El Buda nos aconsejó el meditar en la
muerte. Ello servirá para recordarnos que,
con el tiempo, un día moriremos.
Enfrentando esta verdad nos
capacitará para ver las cosas con más
claridad, vivir nuestras vidas más
responsablemente y volvernos más
calmados y pacíficos.
Comiendo Comida Podrida
Comiendo Comida Podrida
Había una vez, en la ciudad de
Bhaddiya, una mujer hija de su
tesorero, Dhananjaya.
a kind and generous nature.
Comiendo Comida Podrida
Había una vez, en la ciudad de
Bhaddiya, una mujer hija de su
tesorero, Dhananjaya.
Se llamaba Visakha y creció bella e
inteligente, de naturaleza amable y
generosa.
Comiendo Comida Podrida
Cuando era adolescente, algunos
Brahmames vieron a Visakha y
pensaron que sería esposa ideal para
su maestro, Punnavaddhana, hijo de
un millonario llamado Migara.
Comiendo Comida Podrida
Algunos Brahmames vieron a Visakha,
cuando ésta era adolescente, y pensaron
que sería una esposa ideal para su
maestro, Punnavaddhana, hijo de un
millonario llamado Migara.
Así, hicieron los arreglos para que
Visakha se casase con
Punnavaddhana.
Comiendo Comida Podrida
Desde el día en que Visakha llegó a
Savatthi, la ciudad de su marido, ella
fue amable y generosa con todos y
todos la querían.
Comiendo Comida Podrida
Desde el día en que Visakha llegó a
Savatthi, la ciudad de su marido, ella fue
amable y generosa con todos y todos la
querían.
Sin embargo, el suegro de Visakha,
Migara, no estaba satisfecho con ella
porque era devota seguidora del
Buda, mientras que él no lo era.
Comiendo Comida Podrida
Él era seguidor de ascetas desnudos
y, aunque era muy rico, no era un
hombre generoso.
Comiendo Comida Podrida
Él era seguidor de ascetas desnudos
y, aunque era muy rico, no era un
hombre generoso.
Migara buscó la ocasión para romper
el matrimonio entre su hijo y Visakha,
pero su conducta era intachable.
Comiendo Comida Podrida
Un día, mientras comía gachas de
arroz dulce de un cuenco dorado,
un monje entró en la casa a por
limosnas.
Comiendo Comida Podrida
Un día, mientras comía gachas de
arroz dulce de un cuenco dorado,
un monje entró en la casa a por
limosnas.
Aunque Migara vio al monje,
continuó comiendo como si nada.
Ignoró al monje y continuó su
comida.
Comiendo Comida Podrida
Visakha le dijo al monje, de
manera educada, “Pase, venerable
señor. Mi suegro está comiendo
comida podrida.”
Comiendo Comida Podrida
Visakha le dijo al monje, de manera
educada, “Pase, venerable señor. Mi
suegro está comiendo comida podrida.”
Entonces Migara vio su
oportunidad para romper el
matrimonio, ya que ella había
traído desgracia a su familia con
ese comentario.
Comiendo Comida Podrida
Furioso, ordenó que la expulsaran
de la casa.
Comiendo Comida Podrida
Furioso, ordenó que la expulsaran
de la casa.
Visakha, calmadamente explicó
que él estaba comiéndose los
beneficios de sus obras pasadas,
sin hacer nada para asegurarse su
prosperidad.
Comiendo Comida Podrida
Ella dijo, “El ignorar al monje y
continuar comiendo, ¿no era la
acción de Migara lo mismo que
comer comida podrida?”
Comiendo Comida Podrida
Ella dijo, “El ignorar al monje y
continuar comiendo, ¿no era la acción
de Migara lo mismo que comer comida
podrida?”
Migara tuvo que admitir que ella
estaba en lo correcto y le pidió que
se quedara.
Comiendo Comida Podrida
Ella estuvo de acuerdo, con una
condición: que Migara invitase al
Buda y a sus monjes a una comida y
que cambiase sus formas.
Comiendo Comida Podrida
Ella estuvo de acuerdo, con una
condición: que Migara invitase al
Buda y a sus monjes a una comida y
que cambiase sus formas.
Con su paciencia y sabiduría, Visakha
llegó a hacer que su suegro se hiciera
seguidor del Buda.
Comiendo Comida Podrida
Cada uno de nosotros ha acumulado
mucho buen kamma en el pasado. De lo
contrario, no estaríamos
confortablemente sentados en este
cuarto.
Comiendo Comida Podrida
Cada uno de nosotros ha acumulado mucho
buen kamma en el pasado. De lo contrario, no
estaríamos confortablemente sentados en
este cuarto.
Por lo tanto, no comamos ‘comida
podrida’.
Comiendo Comida Podrida
Cada uno de nosotros ha acumulado mucho
buen kamma en el pasado. De lo contrario, no
estaríamos confortablemente sentados en
este cuarto.
Por lo tanto, no comamos ‘comida podrida’.
Deberíamos continuar acumulando buen
kamma para el futuro.
Comiendo Comida Podrida
Por tanto, ¿cómo deberíamos acumular
buen kamma?
Comiendo Comida Podrida
Por tanto, ¿cómo deberíamos acumular
buen kamma?
A través de la práctica de dana, sila y
bhavana:
Comiendo Comida Podrida
Por tanto, ¿cómo deberíamos acumular
buen kamma?
A través de la práctica de dana, sila y
bhavana:
Dana : generosidad, ayudar a otros
Comiendo Comida Podrida
Por tanto, ¿cómo deberíamos acumular
buen kamma?
A través de la práctica de dana, sila y
bhavana:
Dana : generosidad, ayudar a otros
Sila : moralidad, guardando los Preceptos
Bhavana : meditation, mental cultivation
Comiendo Comida Podrida
Por tanto, ¿cómo deberíamos acumular buen
kamma?
A través de la práctica de dana, sila y bhavana:
Dana : generosidad, ayudar a otros
Sila : moralidad, guardando los Preceptos
Bhavana : meditación, cultivo mental
Llorando por La Luna
Llorando por La Luna
Hace algún tiempo, en la ciudad de
Savatthi, vivía un muy rico pero tacaño
Brahmin.
Llorando por La Luna
Hace algún tiempo, en la ciudad de
Savatthi, vivía un muy rico pero tacaño
Brahmin.
Tenía un joven hijo, a quien amaba
mucho. Pero, su tacañería era tal, que
hizo con sus manos los ornamentos de
oro que dio a su hijo, para ahorrarse algún
dinero.
Llorando por La Luna
Un día, su hijo cayó enfermo con
ictericia y la madre suplicó a su marido
que consiguiera un médico.
Llorando por La Luna
Un día, su hijo cayó enfermo con
ictericia y la madre suplicó a su marido
que consiguiera un médico.
Sin embargo el padre, que no quería
pagar por un médico, fue alrededor
pidiendo recetas para curar él mismo a
su hijo.
Llorando por La Luna
El niño empeoró progresivamente,
hasta que ya era tarde. Con Su Ojo
Divino, El Buda vio al niño moribundo y
fue a su casa a por limosna.
Llorando por La Luna
El niño empeoró progresivamente,
hasta que ya era tarde. Con Su Ojo
Divino, El Buda vio al niño moribundo y
fue a su casa a por limosna.
Cuando el niño vio al Buda, su corazón
se llenó de felicidad según moría.
Como resultado de su mente pura, él
renació en un realme celestial.
Llorando por La Luna
Tras cremar el cuerpo el padre, lleno
de remordimiento, iba cada noche a la
pila crematoria, a llorar por su hijo.
Llorando por La Luna
Tras cremar el cuerpo el padre, lleno
de remordimiento, iba cada noche a la
pila crematoria, a llorar por su hijo.
Desde el realme celestial, el niño vio a
su padre llorar en el campo crematorio
y vino a la tierra, reapareciendo ante él,
en la forma de un joven.
Llorando por La Luna
El joven comenzó entonces a
lamentarse y a llorar a gritos y el
padre le preguntó por qué lo hacía.
Llorando por La Luna
El joven comenzó entonces a
lamentarse y a llorar a gritos y el
padre le preguntó por qué lo hacía.
El hijo (en la forma de un joven) dijo
que lloraba porque quería tener el
Sol y la Luna.
Llorando por La Luna
El padre dijo, “¿Por qué lloras por el
Sol y la Luna, los cuales no puedes
tener? ¡Eres un insensato!”
Llorando por La Luna
El padre dijo, “¿Por qué lloras por el
Sol y la Luna, los cuales no puedes
tener? ¡Eres un insensato!”
El joven replicó, “Al menos el Sol y la
Luna están ahí, existiendo. Tú eres
aún mayor insensato pues lloras por
tu hijo muerto, ¡quien no es ya más!”
Llorando por La Luna
El padre se dio cuenta de la verdad
de las palabras del joven y le
preguntó quién era. El joven se
reveló como su hijo.
Llorando por La Luna
El padre se dio cuenta de la verdad
de las palabras del joven y le
preguntó quién era. El joven se
reveló como su hijo.
Entonces le dijo a su padre acerca
de su celestial renacimiento, debido
a sus pensamientos felices por ver al
Buda al morir.
Llorando por La Luna
Al día siguiente, el padre ofreció
limosnas al Buda y pronto comenzó
a ser consciente del Dhamma.
Llorando por La Luna
Al día siguiente, el padre ofreció
limosnas al Buda y pronto comenzó
a ser consciente del Dhamma.
Por tanto, evita llorar por la Luna o
por cosas imposibles o que ni
siquiera existen.
Llorando por La Luna
Evita morar en el pasado, bien sea
para reprocharte errores antiguos o
para gozarte en viejas glorias.
Llorando por La Luna
Evita morar en el pasado, bien sea
para reprocharte errores antiguos o
para gozarte en viejas glorias.
Aprende de ellos y continúa.
El pasado ya no existe.
Llorando por La Luna
Evita el soñar con el futuro, bien sea
preocupándote por circunstancias
imprevistas o construyendo castillos
en el aire.
Llorando por La Luna
Evita el soñar con el futuro, bien sea
preocupándote por circunstancias
imprevistas o construyendo castillos
en el aire.
Planea lo mejor que puedas y
retorna luego al presente. El futuro
está aún por llegar a existir.
Llorando por La Luna
Lo más importante es el presente.
Llorando por La Luna
Lo más importante es el presente.
Viviendo en el presente, podemos
ver las cosas con más claridad y vivir
nuestras vidas con plenitud.
El Dhammapada
El Dhammapada
Es una colección de 423 versículos,
atribuidos al Buda, y consistentes en
enseñanzas para el beneficio tanto de la
Sangha como de los laicos.
El Dhammapada
Es una colección de 423 versículos,
atribuidos al Buda, y consistentes en
enseñanzas para el beneficio tanto de la
Sangha como de los laicos.
Se divide en 26 capítulos y está dispuesto
de acuerdo a tópicos, siendo los dos
primeros versículos las enseñanzas más
conocidas en budismo.
El Dhammapada, Versículo 1
La mente es la precursora de todos los
estados de maldad.
El Dhammapada, Versículo 1
La mente es la precursora de todos los
estados de maldad.
La mente está a cargo y los estados de
maldad son todos hechuras mentales.
El Dhammapada, Versículo 1
La mente es la precursora de todos los
estados de maldad.
La mente está a cargo y los estados de
maldad son todos hechuras mentales.
Si uno habla o actúa con una mente
corrupta, el sufrimiento sigue, como una
rueda sigue la pezuña del buey.
El Dhammapada, Versículo 2
La mente es la precursora de todos los
buenos estados.
El Dhammapada, Versículo 2
La mente es la precursora de todos los
buenos estados.
La mente está a cargo y los estados de
bondad son todos hechuras mentales.
El Dhammapada, Versículo 2
La mente es la precursora de todos los
buenos estados.
La mente está a cargo y los estados de
bondad son todos hechuras mentales.
Si uno habla o actúa con una mente pura,
la felicidad sigue, como la propia sombra,
que nunca se va.
El Espejo de Rahula
Tras su Iluminación, El Buda revisitó su
pueblo natal, Kapilavatthu, y se reunió
con su esposa, Yasodhara y con su
hijo, Rahula.
El Espejo de Rahula
Tras su Iluminación, El Buda revisitó su
pueblo natal, Kapilavatthu, y se reunió
con su esposa, Yasodhara y con su
hijo, Rahula.
Rahula se unió a la Sangha a la tierna
edad de siete años, recibiendo muchas
valiosas enseñanzas de su padre y, con
el tiempo, se convirtió en un Arahant.
El Espejo de Rahula
En una de sus enseñanzas, El Buda le
preguntó a Rahula si sabía para qué era
un espejo.
El Espejo de Rahula
En una de sus enseñanzas, El Buda le
preguntó a Rahula si sabía para qué era
un espejo.
Rahula, aún de siete años de edad,
respondió que un espejo era para reflejar.
El Espejo de Rahula
En una de sus enseñanzas, El Buda le
preguntó a Rahula si sabía para qué era un
espejo.
Rahula, aún de siete años de edad,
respondió que un espejo era para reflejar.
El Buda respondió que, de la misma manera,
las acciones del cuerpo, el hablar y la mente,
deberían realizarse con repetida reflexión.
El Espejo de Rahula
Antes de realizar cualquier acción
corporal, del hablar o de la mente, uno
debería reflexionar sobre si tal acción
dañará a uno mismo, a otros o ambos.
El Espejo de Rahula
Antes de realizar cualquier acción
corporal, del hablar o de la mente, uno
debería reflexionar sobre si tal acción
dañará a uno mismo, a otros o ambos.
En tal caso, es una acción malsana ya
que resultará en sufrimiento y, por tanto,
tal acción del cuerpo, del hablar o de la
mente debería evitarse.
El Espejo de Rahula
En caso contrario, podemos proceder
con tal acción del cuerpo, del hablar o
de la mente.
El Espejo de Rahula
En caso contrario, podemos proceder
con tal acción del cuerpo, del hablar o
de la mente.
Deberíamos, por lo tanto, entrenarnos
constantemente en reflexionar sobre
nuestras acciones del cuerpo, el hablar
y la mente y, con el tiempo, purificarnos.
Las 10 Acciones Demeritorias
Las 10 Acciones Demeritorias
1. Matar
2. Robar
3. Mala conducta sexual
4. Lying
5. Slandering
6. Harsh speech
7. Gossip
8. Covetousness
9. Ill-will
10. Wrong view
Acciones corporales
Verbal actions
Mental actions
Las 10 Acciones Demeritorias
1. Matar
2. Robar
3. Mala conducta sexual
4. Mentir
5. Difamar
6. Hablar severo
7. Cotillear
8. Covetousness
9. Ill-will
10. Wrong view
Acciones corporales
Acciones verbales
Mental actions
Las 10 Acciones Demeritorias
1. Matar
2. Robar
3. Mala conducta sexual
4. Mentir
5. Difamar
6. Hablar severo
7. Cotillear
8. Codiciar
9. Mala voluntad
10. Visión errónea
Acciones corporales
Acciones verbales
Acciones mentales
Las 10 Acciones Meritorias
Las 10 Acciones Meritorias
1. Compasión
2. Generosidad
3. Auto-control
4. Truthful speech
5. Kind speech
6. Pleasant speech
7. Meaningful speech
8. Sympathetic joy
9. Loving-kindness
10. Right view
Acciones corporales
Verbal actions
Mental actions
Las 10 Acciones Meritorias
1. Compasión
2. Generosidad
3. Auto-control
4. Hablar verdadero
5. Hablar amable
6. Hablar placentero
7. Hablar significativo
8. Sympathetic joy
9. Loving-kindness
10. Right view
Acciones corporales
Acciones verbales
Mental actions
Las 10 Acciones Meritorias
1. Compasión
2. Generosidad
3. Auto-control
4. Hablar verdadero
5. Hablar amable
6. Hablar placentero
7. Hablar significativo
8. Gozo compasivo
9. Amabilidad amorosa
10. Visión correcta
Acciones corporales
Acciones verbales
Acciones mentales
Está claro que todo
proviene de la mente.
So how do we train
our minds?
Está claro que todo proviene de
la mente.
Así es que, ¿Cómo
entrenamos nuestras
mentes?
El Noble Camino Óctuple
El Noble Camino Óctuple
Correcto hablar
Correcto actuar
Correcta ocupación
Moralidad –
La Fundación de
Todo
El Noble Camino Óctuple
Correcto hablar
Correcta ocupación
Moralidad –
La Fundación de
Todo
Correcto esfuerzo
Desarrollo mental
Correcto actuar
Correcta consciencia
Correcta concentración
El Noble Camino Óctuple
Correcto hablar
Correcta ocupación
Moralidad –
La Fundación de
Todo
Correcto esfuerzo
Desarrollo mental
Correcto actuar
Correcta consciencia
Correcta concentración
Correcto entendimiento
Correcto pensar
Sabiduría
El Noble Camino Óctuple
Correcto hablar
Correcto actuar
Moralidad –
La Fundación de Todo
Correcta ocupación
Correcto esfuerzo
Correcta consciencia
Desarrollo mental—Entrenar
nuestras mentes
Correcta concentración
Correcto entendimiento
Correcto pensar
Sabiduría
Preparado por Miguel Á. Piquero
www.justbegood.net
Descargar

Eating Stale Food