23Jesús
les respondió diciendo: Ha llegado
la hora para que el Hijo del Hombre sea
glorificado. 24De cierto, de cierto os digo,
que si el grano de trigo no cae en la tierra
y muere, queda solo; pero si muere, lleva
mucho fruto. 25El que ama su vida, la
perderá; y el que aborrece su vida en este
mundo, para vida eterna la guardará
26Decía
además: Así es el reino de Dios,
como cuando un hombre echa semilla en
la tierra; 27y duerme y se levanta, de noche
y de día, y la semilla brota y crece sin que
él sepa cómo. 28Porque de suyo lleva fruto
la tierra, primero hierba, luego espiga,
después grano lleno en la espiga; 29y
cuando el fruto está maduro, en seguida
se mete la hoz, porque la siega ha llegado.
37Y
lo que siembras no es el cuerpo que
ha de salir, sino el grano desnudo, ya
sea de trigo o de otro grano; 38pero Dios
le da el cuerpo como él quiso, y a cada
semilla su propio cuerpo.
6Yo
planté, Apolos regó; pero el
crecimiento lo ha dado Dios. 7Así que ni
el que planta es algo, ni el que riega,
sino Dios, que da el crecimiento. 8Y el
que planta y el que riega son una misma
cosa; aunque cada uno recibirá su
recompensa conforme a su labor.
4Pero
cuando se manifestó la bondad de Dios
nuestro Salvador, y su amor para con los
hombres, 5nos salvó, no por obras de justicia
que nosotros hubiéramos hecho, sino por su
misericordia, por el lavamiento de la
regeneración y por la renovación en el
Espíritu Santo, 6el cual derramó en nosotros
abundantemente por Jesucristo nuestro
Salvador,
12Así
que, hermanos, deudores somos,
no a la carne, para que vivamos
conforme a la carne; 13porque si vivís
conforme a la carne, moriréis; mas si
por el Espíritu hacéis morir las obras de
la carne, viviréis. 14Porque todos los que
son guiados por el Espíritu de Dios,
éstos son hijos de Dios.
26Mas
el Consolador, el Espíritu Santo,
a quien el Padre enviará en mi
nombre, él os enseñará todas las
cosas, y os recordará todo lo que yo
os he dicho.
38El
que cree en mí, como dice la
Escritura, de su interior correrán ríos de
agua viva. 39Esto dijo del Espíritu que
habían de recibir los que creyesen en él;
pues aún no había venido el Espíritu
Santo, porque Jesús no había sido aún
glorificado.
8Porque
en otro tiempo erais
tinieblas, mas ahora sois luz en el
Señor; andad como hijos de luz
9(porque el fruto del Espíritu es en
toda bondad, justicia y verdad),
10comprobando
lo
que
es
agradable al Señor.
22Mas
el fruto del Espíritu es amor,
gozo, paz, paciencia, benignidad,
23mansedumbre,
bondad,
fe,
templanza; contra tales cosas no
hay ley.
BONDAD
VERDAD
JUSTICIA
MANSEDUMBRE
AMOR
TEMPLANZA
BENIGNIDAD
FE
GOZO
BONDAD
PAZ
PACIENCIA
Carácter
Externo
Relación
con Dios
Carácter
Interno
16Entonces
me acordé de lo dicho por el
Señor, cuando dijo: Juan ciertamente
bautizó en agua, mas vosotros seréis
bautizados con el Espíritu Santo.
5Porque
Juan ciertamente bautizó con
agua, mas vosotros seréis bautizados
con el Espíritu Santo dentro de no
muchos días.
8
pero recibiréis poder, cuando haya
venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y
me seréis testigos en Jerusalén, en toda
Judea, en Samaria, y hasta lo último de
la tierra.
8Por
lo cual dice: Subiendo a lo alto,
llevó cautiva la cautividad, Y dio dones
a los hombres.
31Procurad,
pues, los dones mejores.
Mas yo os muestro un camino aun más
excelente.
G2206 ζηλόω zelóo tener calor de
sentimiento por, arder, desear, mostrar celo,
procurar.
G5486 χάρισμα Járisma dádiva divina,
concesión espiritual, facultad milagrosa,
dádiva, don.
“Un don, es una habilidad sobrenatural que
Dios, por su gracia, concede soberanamente
al creyente, permitiéndole que de esta manera
realice un servicio particular en la iglesia
1. Palabra de sabiduría
2. Palabra de Ciencia
3. Don de Fe
4. Don de Sanidades
5. Milagros
6. Profecía
7. Discernimiento de Espíritus
8. Diversidad de lenguas
9. Interpretación de lenguas
10.Servicio
11.Enseñanza
12.Exhortación
13.Repartir
14.Presidir
15.Misericordia
16.Continencia
1 Corintios 12.8
1 Corintios 12.8
1 Corintios 12.9
1 Corintios 12.9
1 Corintios 12.10
1 Corintios 12:10
1Corintios 12:10
1Corintios 12:10
1Corintios 12:10
Romanos 12:7
Romanos 12:7
Romanos 12:8
Romanos 12:8
Romanos 12:8
Romanos 12:8
1 Corintios 7:9
1Si
yo hablase lenguas humanas y
angélicas, y no tengo amor, vengo a
ser como metal que resuena, o címbalo
que retiñe.
1Seguid
el amor; y procurad los dones
espirituales, pero sobre todo que
profeticéis. 2Porque el que habla en
lenguas no habla a los hombres, sino a
Dios; pues nadie le entiende, aunque
por el Espíritu habla misterios. 3Pero el
que profetiza habla a los hombres para
edificación, exhortación y consolación.
4El
que habla en lengua extraña, a sí
mismo se edifica; pero el que profetiza,
edifica a la iglesia.
12Así
también vosotros; pues que
anheláis dones espirituales, procurad
abundar en ellos para edificación de la
iglesia. 13Por lo cual, el que habla en
lengua extraña, pida en oración poder
interpretarla.
21En
la ley está escrito: En otras lenguas
y con otros labios hablaré a este pueblo;
y ni aun así me oirán, dice el Señor.
22Así que, las lenguas son por señal, no
a los creyentes, sino a los incrédulos;
pero la profecía, no a los incrédulos, sino
a los creyentes.
13Pues
si vosotros, siendo malos,
sabéis dar buenas dádivas a vuestros
hijos, ¿cuánto más vuestro Padre
celestial dará el Espíritu Santo a los
que se lo pidan?
15Y
cuando comencé a hablar, cayó el
Espíritu Santo sobre ellos también,
como sobre nosotros al principio.
16Entonces me acordé de lo dicho por el
Señor, cuando dijo: Juan ciertamente
bautizó en agua, mas vosotros seréis
bautizados con el Espíritu Santo.
31A
éste, Dios ha exaltado con su diestra
por Príncipe y Salvador, para dar a Israel
arrepentimiento y perdón de pecados.
32Y nosotros somos testigos suyos de
estas cosas, y también el Espíritu Santo,
el cual ha dado Dios a los que le
obedecen.
2les
dijo: ¿Recibisteis el Espíritu Santo
cuando creísteis? Y ellos le dijeron: Ni
siquiera hemos oído si hay Espíritu
Santo. 3 Entonces dijo: ¿En qué, pues,
fuisteis bautizados? Ellos dijeron: En el
bautismo de Juan.
4Dijo
Pablo: Juan bautizó con bautismo
de arrepentimiento, diciendo al pueblo
que creyesen en aquel que vendría
después de él, esto es, en Jesús el
Cristo. 5Cuando oyeron esto, fueron
bautizados en el nombre del Señor
Jesús. 6Y habiéndoles impuesto Pablo
las manos, vino sobre ellos el Espíritu
Santo; y hablaban en lenguas, y
profetizaban.
6Por
lo cual te aconsejo que avives el
fuego del don de Dios que está en ti por la
imposición de mis manos. 7Porque no nos
ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de
poder, de amor y de dominio propio.
14Cuando
los apóstoles que estaban en
Jerusalén oyeron que Samaria había
recibido la palabra de Dios, enviaron allá a
Pedro y a Juan; 15los cuales, habiendo
venido, oraron por ellos para que
recibiesen el Espíritu Santo; 16porque aún
no había descendido sobre ninguno de
ellos, sino que solamente habían sido
bautizados en el nombre de Jesús.
17Entonces les imponían las manos, y
recibían el Espíritu Santo.
2Esto
solo quiero saber de vosotros:
¿Recibisteis el Espíritu por las obras de
la ley, o por el oír con fe?
44Mientras
aún hablaba Pedro estas
palabras, el Espíritu Santo cayó sobre
todos los que oían el discurso. 45Y los
fieles de la circuncisión que habían venido
con Pedro se quedaron atónitos de que
también sobre los gentiles se derramase el
don del Espíritu Santo. 46Porque los oían
que hablaban en lenguas, y que
magnificaban a Dios.
13Trae,
cuando vengas, el capote que
dejé en Troas en casa de Carpo, y los
libros, mayormente los pergaminos.
 G5341 φελόνης felónes o φαιλόνης failnónes
que se muestra fuera de los demás ropajes;
manto, capote.
 G2590
καρπός
karpós;
fruto
como
arrancado, fruto.
Descargar

Diapositiva 1