REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS Y POLÍTICAS
ESCUELA DE DERECHO
FUNDAMENTOS SOCIALES Y
POLÌTICOS DEL DERECHO.
MSc. Claudia M Alvarado H. Abg.
Maracaibo, 2014.
EL SOCIALISMO EN EL SIGLO XIX .
SOCIALISMO UTÓPICO
Clásicamente el socialismo como fundamento de su postura doctrinal y según la época en la cual se
trató de aplicar, ha sido dividido básicamente en tres (3) corrientes, tales como: utópico, científico y
anarquismo.
EL SOCIALISMO EN EL SIGLO XIX .
También llamado pre-marxista, se entiende como socialismo utópico, a todos los postulados que buscaban la
igualdad social antes de Karl Marx. Dichos postulados fueron realizados por una diversidad de autores que
proponían cambios sociales pacíficos, como la promulgación de leyes, la creación de organizaciones o la
formación de sindicatos, en busca de una mejor condición social para todos los trabajadores.
Gutiérrez (2003), haciendo referencia al entorno político de aquel entonces, afirma que el cuestionamiento del
sistema socioeconómico generado por la Revolución Industrial, la denuncia de sus excesos y la búsqueda de
formas alternativas de vida colectiva, hicieron surgir numerosas doctrinas socialistas, las cuales proponen una
reforma general del sistema capitalista y de la sociedad burguesa.
El socialismo originario pre-científico fue una reacción en contra de las diferencias sociales que surgieron
después de la revolución industrial, buscando en principio un cambio pacífico de orden económico y legal, para
mejorar la calidad de vida de los trabajadores y evitar los abusos de los dueños de las empresas, debido a que
no existía para entonces leyes laborales.
El periodo del Socialismo utópico (o pre-marxista, o pre-científico) contó con posturas muy distintas, todas con
la finalidad de buscar la justicia e igualdad social, básicamente tratando de erradicar las diferencias sociales y
económicas en la población.
EL SOCIALISMO EN EL SIGLO XIX .
EL SOCIALISMO EN EL SIGLO XIX .
Para el mismo Karl Marx, estas posturas, llamadas socialismo utópico, no lo eran en si mismas, si no
sugerencias que el gobierno no tomaba en cuenta. Es por esta razón que Marx, llamaba a estos autores
“utópicos”, pues consideraba dichas posturas una fantasía inalcanzable, ya que solo una revolución de
los trabajadores, donde estos tomaran el poder y actuaran contra el orden establecido, era la única
forma de lograr la igualdad social que promulga el socialismo.
PENSAMIENTO DE KART MARX
Karl Marx fue el hombre que dio por vez primera una base científica al socialismo, y por tanto a todo el
movimiento obrero de nuestros días principalmente con el proyecto sobre la teoría del Socialismo que
lideró a través de posturas revolucionarias.
Con su obra “El Capital”, aparte de acuñar el término “capitalismo” y presentar su postura ideológica en
contra de este término, intentaron implantar sus propuestas sociales. Este fue el caso de la Revolución
Rusa, que a pesar que fue realizada varios años después de la muerte de Marx, tenía como basamento
sus ideas.
EL SOCIALISMO EN EL SIGLO XIX .
EL SOCIALISMO EN EL SIGLO XIX .
En sus obras pone en evidencia la inconsistencia entre las propuestas socialistas y la teoría económica
clásica, y con esta última, sostiene que es una teoría burguesa, donde se ve la económica simplemente
en términos de intercambio de objetos.
Marx sostiene que la propiedad hay que suprimirla completamente, mediante una revolución de la clase
obrera y con esta afirmación estimulaba la conceptualización del comunismo, para la consecución del
socialismo. Karl Marx escribió varios textos, su obra principal “El Capital” en el año 1867 y el Manifiesto
Comunista en 1848, en los cuales definió situaciones sociales, las cuales conceptualizó bajo unos
términos, como los que se mencionan a continuación, términos estos que son nombrados y estudiados
en la actualidad.
Alienación del Trabajo: Esta teoría sostiene que el hombre ya no trabaja para realizar sus ideas y
proyectos, sino para sobrevivir, despojándolo de sus valores humanos. Ante esta situación, manifiesta
que el trabajo se ha convertido en un medio de dominación y de creación de riquezas, dejando de
adherirse al individuo como una particularidad suya.
EL SOCIALISMO EN EL SIGLO XIX .
El trabajo se convierte, pues, en una actividad alienada y alienante, donde al obrero se le arranca el
producto de su trabajo, mutilado mediante la explotación su capacidad creativa. Esta teoría manifiesta
también que el trabajo debe ser un medio para las satisfacciones propias de sus necesidades, pero
nunca para las satisfacciones ajenas.
Lucha de Clases
Para Marx en la historia de la humanidad siempre han existido opresores y oprimidos pues “la historia de
todas las sociedades hasta nuestros días es la historia de la lucha de clases”.
Esta diferencia de clases, según Marx, no podía ser estudiada en forma independiente o aislada una da
la otra, puesto que es la misma sociedad quien esta dividida por el fruto del trabajo. (No hay burgueses
sin no hay proletariados).
EL SOCIALISMO EN EL SIGLO XIX .
EL SOCIALISMO EN EL SIGLO XIX .
El Estado opresor
Para Marx, el estado era un medio de opresión en manos de la clase dominante, consecuencia de la
lucha de clases. La clase dominante utiliza el estado para asegurar las condiciones de producción y las
relaciones sociales que en ella derivan.
Marx llegó a sostener que “El gobierno del Estado moderno no es más que una junta que administra los
negocios comunes de toda la clase burguesa”. Por lo tanto sostenía que es Estado no es la “Res
Publica”, o la “Cosa de todos”, sino una figura jurídica de poder. Según todas estas teorías, el Estado
debía desaparecer en la revolución al eliminar las relaciones clasistas que se encargaba de proteger.
La teoría desarrollada por Marx, fue prácticamente la unión de las vertientes socialistas
que se desarrollaban por toda Europa, y como se puede deducir, basada en tu teoría
política se forma y nace el Marxismo. En su célebre obra “El Capital”, analiza tres (3)
aspectos fundamentales: mercancía, plusvalía y ganancia;
EL SOCIALISMO EN EL SIGLO XIX .
Según Gutiérrez (2003), en su teoría trata de poner al desnudo las leyes intimas del
funcionamiento del sistema capitalista, y demostrar que el “capitalismo” está destinado a
perpetuar la subordinación del pueblo a la clase dominante y consumar la explotación del
hombre por el hombre.
EL SOCIALISMO EN EL SIGLO XIX .
La dictadura del proletariado.
Desde el Socialismo Científico, Marx hacía un llamado a los trabajadores a organizarse para tomar el
control de las instituciones, es decir, incita a los trabajadores o proletariado a tomar el poder el Estado.
En los países donde se implantó un gobierno inspirado en la teoría de Marx, como fue en la Unión
Soviética después de la Revolución Rusa, se le dio el nombre al gobierno de “Dictadura del
Proletariado” para representar el significado de la aplicación de dichas doctrinas, y se entendía que en
ese país, los que gobernaban eran los trabajadores.
Según Gutiérrez (2003), para Karl Marx en la sociedad Capitalista existe una dictadura de la burguesía,
en detrimento de los trabajadores y el conjunto del pueblo. La dictadura del proletariado propone todo lo
contrario, es decir, el control absoluto del estado en mano de los trabajadores para beneficio de la clase
obrera.
En resumen, “La dictadura del proletariado” paso a ser un tipo de régimen político propuesto por el
marxismo, como un periodo de transición revolucionaria entre el capitalismo y la sociedad comunista
constituido mayoritariamente por las alianzas.
EL SOCIALISMO EN EL SIGLO XIX .
EL SOCIALISMO EN EL SIGLO XIX .
3. EL ANARQUISMO.
Según el Diccionario Merriam-Webster (2005) la palabra anarquismo, según su concepción del griego,
significa textualmente “sin gobernante o sin gobierno”. Bajo una formulación tan simple, pocas doctrinas
o movimientos han manifestado una gran variedad de aproximaciones y acciones con respecto a esta
filosofía.
EL SOCIALISMO EN EL SIGLO XIX .
3. EL ANARQUISMO.
Según Kurt Nagel (1996), tras el declive del anarquismo como movimiento social en la década de 1940,
las ideas anarquistas han sido recuperadas y relaboradas por estudiosos y pensadores actuales,
estando continuamente insertadas en multitud de doctrinas y movimientos contemporáneos,
especialmente tras su emergencia en el contexto de los movimientos estudiantiles y antiautoritarios que
se presentaron al final del Siglo XX, los cuales siguen generado polémica en la sociedad con la
aparición de sectores que buscan cambios sociales a través de reformas de Estado.
Componentes del Anarquismo
El objetivo del Anarquismo es el cambio social hacia una futura sociedad, en palabras de Pierre-Joseph
Proudhon, “sin amo ni soberano”, es decir, sin nada, ni nadie (ni gobierno) que controle al individuo.
De hay que el autor Gutiérrez (2003) agrupe en el anarquismo un compendio de teorías diferentes que
comparten una serie de componentes, tales como: rechazo, separación y repudio.
EL SOCIALISMO EN EL SIGLO XIX .
EL SOCIALISMO EN EL SIGLO XIX .
Características del Anarquismo
Descargar

Diapositiva 1