Escuela para Padres y Madres
La Educación:
Tarea compartida entre la familia y la
escuela
¿QUÉ
ES LA ESCUELA PARA PADRES Y MADRES ?
Es un instrumento educativo para todos los padres y madres que quieran mejorar
en la tarea de educar a sus hijos e hijas entregándoles valores y creencias
necesarios para su crecimiento como personas.
¿CUÁLES SON SUS OBJETIVOS?
 Dotar a los padres y madres de recursos y habilidades que posibiliten un
crecimiento integral de los hijos y del grupo familiar.
 Promover la participación consciente y activa de los miembros del grupo
familiar en el proceso de enseñanza y aprendizaje desde los distintos roles.
 Propiciar espacios de reflexión sobre situaciones cotidianas y sobre criterios
básicos de funcionamiento del grupo familiar.
 Favorecer la comunicación en el grupo familiar y con el entorno comunitario,
facilitando la creación de redes sociales.
¿QUÉ ES SER PADRE / MADRE?
Ser padre o madre es una tarea vital, un oficio para el que se necesita información y
posibilidad de ponerla en práctica.
Es una responsabilidad que asumimos y que nos ayuda a madurar, ya que nos permite revivir
nuestro pasado familiar y, desde él, nos impulsa a mejorar para adaptarnos a las necesidades
que tienen y que tendrán nuestros hijos en el futuro.
NECESIDAD DE RECIBIR UNA FORMACIÓN COMO MADRES / PADRES
¿Cuántas veces has oído las siguientes frases?
 Ser madre y/o padre es maravilloso.
 Nadie nos ha enseñado a ser madres / padres.
 ¿Lo estaremos haciendo bien?
 ¡No puedo con mis hijos! No sirvo como madre / padre.
 No estoy preparado/a para ser padre / madre.
 Nadie nos enseña a ser madre / padre
Las familias, considerada en su diversidad,
como grupo social, tienen ciertas funciones
que cumplir. Entre ellas, se espera que
sean para cada uno de sus miembros un
espacio privilegiado donde cada uno pueda
desarrollarse en plenitud física como psicológica.
«El niño, para el pleno y armonioso desarrollo de su
personalidad, debe crecer en el seno de una familia, en un
ambiente de felicidad, amor y comprensión."
Deberes de la Familia
En este contexto, los adultos de cada familia son los principales
responsables de la protección y defensa de los derechos de los niños
durante el tiempo necesario hasta que ellos sean capaces de ejercer
sus derechos por sí mismos.
La familia es el primer contexto social del niño. La vida cotidiana del
hogar es el marco en el cual se aprenden los primeros
"
comportamientos
interpersonales.
Los padres, los hermanos y otros adultos significativos para el
niño cumplen el rol de primeros modelos, principalmente en la
formación socio-afectiva, en tanto entregan guías de comportamiento
y vinculación emocional , sistemas de creencias y valores a través de
sus practicas y discursos cotidianos.
El Colegio
La escuela o colegio tiene dos tareas principales que se
interrelacionan:
la educación y
la formación.
Si bien todos reconocen la influencia que tiene la escuela
sobre la primera de sus tareas - la calidad de los
aprendizajes y rendimientos escolares - es menor la
conciencia acerca de la influencia de la escuela sobre la
formación socio afectiva y valórica de los niños.
El Colegio
La escuela debe ser un ser un espacio fundamental en la formación socio
afectiva valórica de los niños.
La entrada del niño a la escuela amplía su mundo social, y junto con ello sus
posibilidades de continuar el aprendizaje de habilidades sociales ya iniciado en el
hogar.
La experiencia escolar implica abrirse a la influencia de relaciones
interpersonales con otros adultos significativos y con otros niños. Es por esto que
la escuela es considerada la segunda gran agencia socializadora por excelencia.
La formación socio afectiva valórica se lleva a cabo en la sala de clases, en los
recreos, en los actos que reúnen a la comunidad educativa y en general en toda
la experiencia cotidiana de habitar el contexto escolar. Esta formación es guiada
a través de un currículum oculto, aun cuando no se planifique de manera
intencionada
La Necesidad de una alianza para alcanzar el
desarrollo integral
Al analizar qué le corresponde a cada uno de estos sistemas, es
indudable la interrelación existente, la infinidad de temas en los que
ambos tienen algo que decir y mucho por hacer. Al constatar que el
trabajo de los profesores y el de los padres persigue el mismo
objetivo:
«educar de manera integral a los alumnos, resulta indudable la
necesidad de unir esfuerzos y actuar de manera conjunta,
formando así una estrecha alianza».
¿La participación activa de los padres en la educación de sus
hijos es garantía de buenos resultados académicos ?
El efecto de las familias en la educación es
determinante, siendo prácticamente igual o más
influyente
que
el
efecto
de
las
escuelas
al
explicar
los
"
logros académicos.
La familia, la conjunción de los distintos componentes
asociados a ésta, tendría una influencia de entre un
40% a un 60% sobre los logros escolares
«Efecto familia»
En la consideración del denominado “efecto familia” sobre los resultados académicos se consideran
diversos componentes o factores, tales como aspectos socioeconómicos :
 Nivel de ingresos familiar.
 Años de estudio de los padres.
 Ocupación de los padres.
Además, en la comprensión del “efecto familia”, emergen elementos enmarcados en la convivencia
cotidiana en la que nace y se desarrolla un niño concluyen que es más relevante para el aprendizaje del
alumno aquello que hacen los padres en casa, la convivencia de la familia, que sus características
socioeconómicas.
Plantean que, sería fundamental entonces:






La organización de la familia
El énfasis en el aprendizaje
El clima afectivo positivo
La estabilidad emocional entregada por los padres
La socialización lingüística
La participación familiar en las tareas escolares
El carácter definitorio del llamado
“efecto familia” obliga a considerar el
aporte y la presencia de los padres
en el proceso escolar como un factor
"
de
alto impacto en los rendimientos
escolares y desafía a las escuelas y
familias a generar las condiciones
para establecer una alianza efectiva
.
Cuando la familia se involucra activamente en la educación
de sus hijos aumenta la asistencia a clases y disminuye la
deserción, lo que permite que los alumnos estén más tiempo
bajo un ambiente instruccional y aprendan más. Junto con
esto, aumenta en los niños la motivación por aprender, se
"
sienten
más satisfechos con la escuela, disminuye el uso de
drogas y alcohol y los comportamientos violentos, los niños
presentan mejor rendimiento en lectura y matemáticas y con
ello disminuyen los índices de repitencia.
“Tener hijos no lo
convierte a uno en
padre, del mismo modo
en que tener un piano no
lo vuelve pianista”
Michael Levine, escritor.
Roles Padres y apoderados
Rol
Activo
Educativo de la
Familia.
Actitud
frente
al
Aprendizaje
como
Padres.
Tareas Escolares
Hábitos de Estudio
«Para el éxito escolar los padres son responsables de inculcar en casa actitudes, valores y hábitos que ayudan el logro del
aprendizaje»
Roles Padres y apoderados
Comunicación en
Familia.
Vínculos
Conversar en Familia
Saber Escuchar
Roles Padres y apoderados
Disfrutando en
Familia.
Rutina Diaria.
«Organizar actividades donde se comparta un momento en la semana mejora la comunicación y relaciones familiares»
¿Cómo puedo estimular
positivamente a mi hijo o hija?
Estrategias familiares.
Actitud Frente al Aprendizaje
Tareas Escolares
•
Enviar a nuestros hijos todos los días al colegio.
•
Preocuparnos de que nuestros hijos descansen,
alimenten bien y tengan una actitud positiva frente al
estudio.
• La actitud que muestren los padres frente a las
actividades se relaciona directamente a la que
tendrá el alumno y alumna.
•
Eliminemos todas las distracciones posibles durante
el tiempo de estudio.
• Mantenerse en contacto con el profesor(a).
•
Revisemos sus tareas y actividades diarias.
• Participar en las actividades del colegio.
•
Revisemos mochilas, útiles, comunicaciones en forma
diaria.
• Demostrar preocupación y confianza por ellos.
•
Mantengamos una actitud positiva frente a las tareas,
de modo de transmitir a nuestros hijos e hijas que son
oportunidades de aprendizaje.
•
Cuando tenga dificultades en alguna tarea apoyarlo,
no regañarlo, borrar lo que hizo o sacar la hoja.
Evitemos acciones que provoquen disgusto a la tarea.
• Enseñemos que preguntar es importante y que
equivocarse
es
parte
indispensable
del
aprendizaje.
•
Si no estamos en casa, llamémoslo por teléfono para
recordarle que es la hora de estudio o para preguntar
sobre sus deberes escolares del día.
• Brindemos oportunidades para que
experiencias nuevas y enriquecedoras.
•
Repasar diariamente la lectura, formar el hábito de
leer facilitará todo el proceso de aprendizaje durante
toda la vida.
• Es importante valorar no sólo los resultados
académicos, sino también el esfuerzo y la
dedicación que demuestran los hijos e hijas hacia
el estudio.
• Interesarse y conversar con ellos sobre el colegio
y sus actividades.
• Enseñemos con el ejemplo.
vivan
Hábitos de Estudio
A.
PLANIFICACIÓN:
• Estudiar todos los días el mismo tiempo y, a ser posible, a
la misma hora.
• Buscar las horas de estudio donde el rendimiento sea más
alto.
• No trasnochar ni madrugar excesivamente.
• Poner el orden de estudio de cada materia de acuerdo
con mi propia curva de trabajo (nivel de concentración).
• Distribuir el tiempo de estudio para cada materia de
acuerdo con el grado de dificultad y exigencia personal.
• Estudiar en varios periodos seguidos, intercalando
pequeños descansos después de cada periodo.
• Concretar qué tengo que estudiar en cada periodo.
• Planifica tu tiempo semanal y diario.
Ejercicios de planificación:
• Elabora un calendario personal.
• Confecciona un horario personal.
• Programa el trabajo mensual.
En los descansos recuerda:
• No lo hagas en el momento de máximo rendimiento, ya que es el momento
óptimo de estudio.
• Si haces un sólo descanso tómalo cuando observes que tu rendimiento y
concentración decaen.
• No aproveches el descanso para actividades que te hagan perder la
concentración, como ver TV, entablar una larga conversación, etc. Planifica
aquello que harás en tus descansos.
• Es recomendable que hagas algunos ejercicios de relajación y
concentración.
• Dentro de los períodos de estudio los descansos deben ser cortos.
• Intenta descubrir tu propia curva de rendimiento y tus momentos óptimos
para el estudio. La proporción recomendada es:
o Cada hora descansos de 5 minutos.
o Cada 2 ó 3 horas, descansos de 30 minutos.
B.
EL LUGAR:
•
•
•
•
•
•
•
•
Debe ser una habitación suficientemente silenciosa
No se debe estudiar viendo la tele
Hay que cuidar la luz y la temperatura de la habitación.
El rendimiento del cerebro es muy sensible al nivel de oxígeno, por ello hay
que procurar ir renovando regularmente el aire de la habitación.
Hay que estudiar sentado delante de una mesa y no retumbado en un sofá o
recostado en la cama, ya que ello dificulta la concentración.
La amplitud de la mesa debe permitir disponer a mano de todo el material de
estudio que se vaya a necesitar.
El estudiante debe trabajar siempre en el mismo lugar, a ser posible en su
habitación y con la puerta cerrada, lo que le permite generar una rutina que
le facilita la concentración.
Si se cambia de sitio de estudio, en cada lugar uno encontrará cosas que le
resulten curiosas y llamen su atención, distrayéndole del estudio. Además,
en su habitación uno podrá tener todo su material organizado y a mano.
COMUNICACIÓN
Escuchar
Observar
• Prestar atención, dejemos de hacer otras
cosas y escuchemos lo que nos dicen.
• Fijémonos en el lenguaje corporal,
es decir, la expresión facial y su tono
al hablar.
• No interrumpamos cuando nos hablan.
• Pensemos la situación desde el lugar del
otro (empatía)
• No enjuiciemos ni seamos prejuiciosos
(suponer cosas)
• Verifiquemos con el otro/a si lo que
entendimos está correcto.
• Durante la conversación,
demostremos interés en lo que nos
dice, mirando a los ojos.
• Manifestemos una actitud atenta y
respetuosa, fijándonos en nuestra
postura, sea que estemos sentado o
de pie.
Responder
Vínculo
• Manifestemos nuestro afecto con el cuerpo:
sonreír, mirar, tomar la mano, tono cálido y
suave.
• Generar momentos de
conversación.
• Ser coherentes entre lo que decimos y
hacemos.
• Demostremos amor.
• «Cuéntame más…», «dime, te escucho…»,
«quieres decir algo más…», «me preocupa
mucho que…», «entiendo que te sientas
así…».
• Tratemos de entender que hay detrás del
comportamiento de nuestros hijos.
• No demos consejos cada vez que hablen con
nosotros, a veces solo quieren ser
escuchados.
• Evitar las comparaciones, recriminaciones,
palabras hirientes y despectivas.
• Sigamos la regla «lo que se dice se cumple».
• Expresemos nuestros sentimientos y
emociones y permitamos que nuestros hijos e
hijas también lo hagan.
• Demos apoyo.
• Demos buenos ejemplos.
• Incentivemos el respeto.
• Enseñemos a asumir
responsabilidades.
• Proporcionemos variedad de
experiencias.
• Fijemos límites y normas.
• Favorecer el autoestima.
• Fortalecer el autoconcepto y
- Generar instancias de esparcimiento y ocio en
familia organizando los horarios.
Rutina Diaria.
- Escucha de forma activa a tus hijos. No sólo lo
que dicen, sino como lo dicen y lo que quieren
decir.
- Pasa tiempo de calidad con tus hijos. Valora
más la calidad que la cantidad de tiempo.
- Juega con ellos, ser capaz de entrar en su
mundo.
- Establecer normas claras y consensuadas.
Que sirven de guía para los niños.
- Saber motivar a sus hijos, poniéndoles metas
asequibles y sin presiones.
- Atiende y respeta los ritmos y necesidades de
sus hijos. Respeta su desarrollo.
- Emplea una disciplina positiva.
- Se capaz de creer en las capacidades y
habilidades de sus hijos.
- Comunícate con ellos, aprende a entender su
lenguaje.
- Razona con sus hijos, les explica y ayuda a
entender.
Para Reflexionar…
“Señor, esta noche, te
pido algo especial.
Quisiera convertirme
en
un
televisor,
quisiera ocupar su
lugar en la casa.
Quisiera vivir lo que
vive la tele de mi
casa…
Es decir, tener un cuarto especial
para mí y reunir a los miembros
de mi familia a mi alrededor.
Ser tomado en serio cuando
hablo y convertirme en el centro
de atención al que todos quieren
escuchar, sin interrumpirle ni
cuestionarle…
…Quisiera sentir el cuidado
especial que recibe la tele
cuando algo no funciona y
tener la compañía de mi
padre, cuando llega a casa,
aunque esté cansado del
trabajo…
…Y que mi madre me busque
cuando esté sola y aburrida, en
lugar de ignorarme.
Y que mis hermanos se peleen
para estar conmigo. Y que pueda
divertir a todos, aunque a veces,
no les diga nada.
Quisiera vivir la sensación de
que lo dejan todo para pasar
unos momentos a mi lado…
¡Señor, no te pido mucho,
sólo vivir lo que tiene
cualquier televisor!”
Descargar

santaisabel.webescuela.cl