RUTA 6
Esculturas de piedra
Piedras de moler: objetos
utilitarios ritualizados
Vasos cerámicos mesoamericanos
Trípodes y sonajas
centroamericanas
Abstracción cuidadosamente planificada
Bronce y dualidad
La multiforme expresión de una misma
cosmovisión
Puesto que las culturas
precolombinas fueron muy diversas, es
posible encontrar una enorme variedad de
objetos de arte creados por ellas. Las
piezas que se exhiben en el Museo
Chileno de Arte Precolombino, hechas por
diferentes pueblos, se caracterizan por ser
objetos excepcionales, muchas veces
asociados al mundo de lo sobrenatural.
En su mayoría, proceden de tumbas o
lugares de culto. Algunas de estas
piezas fueron en su origen objetos
utilitarios, pero adquirieron más tarde
atributos religiosos.
América Precolombina
Áreas Culturales
Cuadro Cronológico
ir al índice
Por lo general, las piezas de arte
precolombino han sido elaboradas sobre
formas de recipientes. Esta pieza de la
cultura San Agustín, en la sierra
colombiana, es una excepción que revela
el desarrollo escultórico alcanzado por
algunas culturas de la zona norte e
intermedia de América. Ella formó parte de
un centro de peregrinaje. Conserva la
forma del bloque y exhibe grabados que
definen los rasgos del personaje. Éste, tal
vez un chamán u otro personaje de
prestigio, ha sido representado de forma
naturalista, sin atributos fantásticos.
Área Intermedia · Cultura San Agustín
Piedra · 1 – 500 d.C.
MUSEO CHILENO DE ARTE PRECOLOMBINO
ir al índice
Área Intermedia · Cultura San Lorenzo
Piedra · 800 – 1200 d.C.
MUSEO CHILENO DE ARTE PRECOLOMBINO
Las piedras de moler o metate eran
usadas fundamentalmente para moler
maíz o mandioca en las casas. Esta
refinada pieza, en cambio, corresponde
a una piedra que recibía uso ritual:
ella formaba parte de las ceremonias
funerarias de dirigentes y sacerdotes,
simbolizando su control sobre la
agricultura. Tallada en dura piedra
volcánica, se ciñe a la forma de la laja
cuadrangular, pero esta vez el artista ha
esculpido formas complejas rodeadas
de espacios vacíos, que dan a la pieza
la sensación de ligereza.
ir al índice
Este vaso pintado pertenece a
la cultura Maya. En estos
vasos funerarios solían
pintarse escenas míticas como
la de este prestigioso personaje
sentado, ataviado con un gran
tocado. Los glifos que
aparecen en la parte superior
generalmente aluden al título o
idea central de la escena que
relata.
Área Mesoamericana · Cultura Maya
Cerámica · 300 – 900 d.C.
MUSEO CHILENO DE ARTE PRECOLOMBINO
ir al índice
Área Mesoamericana · Cultura Nicoya
Cerámica · 500 – 1550 d.C.
MUSEO CHILENO DE ARTE PRECOLOMBINO
Aunque las patas de esta pieza son
sonajas, es improbable que ella
haya sido agitada para producir
sonido. Ello porque lo elaborado del
modelado y la pintura de superficie,
con rasgos de humanos y de felinos,
señala que estamos frente a un
objeto de uso ceremonial. Es
decir, esta sonaja es un objeto
utilitario ritualizado, que ya no
recibe su uso habitual. Tal vez ella
fue confeccionada especialmente
como un objeto de poder para ser
enterrado junto al cuerpo de un
personaje importante, y emitía sus
sonidos al desplazarla.
ir al índice
A primera vista pareciera que la
pintura de la superficie de esta
botella Moche se acomodó de
manera oportunista a una pieza
modelada improvisadamente. No
obstante, se conocen muchas
piezas iguales a ésta, lo que
indica que fue creada conforme a
patrones regulares,
cuidadosamente preestablecidos.
¿Qué significado habrá tenido
este tipo de botella?
Área Andes Centrales · Cultura Moche
Cerámica · 1 – 700 d.C.
MUSEO CHILENO DE ARTE PRECOLOMBINO
ir al índice
Área Surandina · Cultura Santa María
Bronce · 1200 – 1470 d.C.
MUSEO CHILENO DE ARTE PRECOLOMBINO
Esta pieza de metal es una campana,
llamada “tan-tan” por los actuales
pobladores del territorio de la cultura
Santa María, en el noroeste de
Argentina. Elaborada en cobre y bronce
estañífero, su forma se asemeja al
cencerro de madera colocado en el cuello
de la llama guía en las caravanas. Su
exagerado tamaño hace de ella un objeto
utilitario ritualizado. Su decoración es
estilizada y representa dos caras
invertidas: tal vez ellas simbolizan el
concepto andino de dualidad y
complementariedad entre dos jefes, los
que se unirían simbólicamente para
fortalecer alianzas de tráfico e intercambio
caravanero.
ir al índice
Área Andes Centrales · Cultura Chavín
Piedra · 1000 – 400 a.C.
MUSEO CHILENO DE ARTE PRECOLOMBINO
Esta pieza pertenece a la cultura Chavín.
Para sus artistas, el soporte era menos
importante que el significado de la imagen.
Dado que una de sus convenciones de
diseño más comunes es la metonimia, o
representación de la idea global a través
de una parte, es razonable especular que
los cuatro espirales grabados en el plato
aluden a atributos de la serpiente. Por
otra parte, ellos no explotaron las
posibilidades plásticas o de colorido
superficial que se podían obtener de la
cerámica, y resaltaron, en cambio, las
cualidades materiales y texturales para
destacar el poder de la materia, llegando a
imitar la piedra.
ir al índice
ir al índice