PECADOS
contra el 6º Mandamiento
• De pensamiento: deseos, imaginaciones…, orientadas
al goce sexual…
• De palabra: conversaciones deshonestas, literatura y
espectáculos deshonestos…
• De obra: fornicación, adulterio, violación, incesto,
masturbación, onanismo, bestialidad, uso de
anticonceptivos, prostitución…
Fornicación: es la unión carnal entre un hombre soltero y una
mujer soltera. Es pecado grave.
“Porque tened entendido que ningún fornicario heredará el
reino de Dios” Fph 5, 5
Adulterio: es la unión carnal entre una persona casada y otra
soltera o entre dos personas casadas. Es pecado grave. El
adulterio es además una injusticia contra el derecho de la
persona casada.
“Quien repudia a su mujer y se casa con otra, comete
adulterio contra aquella” Mc 10, 11
Violación: es la unión sexual realizada por la fuerza o con intimidación. Es
pecado grave siempre. También es falta grave contra la justicia y la
caridad, y produce un daño gravísimo porque puede marcar a la víctima
para toda su vida, especialmente si está cometida la falta por educadores.
Incesto: es la violación cometida entre familiares o con personas con
relación de afinidad. Es pecado aún más grave que la simple violación.
"Se oye hablar de que hay inmoralidad entre vosotros ... hasta el punto de que uno de
vosotros vive con la mujer de su padre ... En nombre del Señor Jesús ... sea entregado
ese individuo a Satanás para destrucción de la carne ... " (1 Co 5, 1.4-5)
Onanismo: consiste en la interrupción del acto sexual, evitando así la
fecundación (viene de “Onán”, de la Biblia). Es pecado grave.
Bestialidad: es el acto sexual cometido con un animal. Es pecado
especialmente grave.
Masturbación: la excitación voluntaria de los órganos genitales a fin de
obtener un placer venéreo. Es pecado grave, si bien en casos excepcionales
hay factores que pueden reducir o anular la culpabilidad moral (véase
Catecismo de la Iglesia Católica Nº 2352).
Pornografía: consiste en dar a conocer actos sexuales reales o ficticios a
través de espectáculos, publicaciones, Internet, etc. Se busca una ganancia
ilícita. Es pecado grave. Y es escándalo. Las autoridades civiles deberían
prohibir y vigilar tales manifestaciones.
Prostitución: es el tráfico y venta de cuerpos. Es pecado grave y de
escándalo. Afecta más a las mujeres, las cuales quedan reducidas a un
objeto sexual. Muchas veces la miseria económica y el chantaje pueden
atenuar la imputabilidad de la falta moral.
“En verdad - dice Jesús – que los publicanos y las prostitutas os precederán
en el reino de los Cielos” Mt 21, 31
Uso de anticonceptivos: incluye la píldora, los preservativos, profilácticos…
para obtener el placer sin compromiso. Es pecado grave.
Homosexualidad: designa las relaciones sexuales entres hombres o mujeres
que experimentan una atracción sexual hacía los de su mismo sexo. Tener
esa tendencia desde el nacimiento no constituye, en sí, pecado. Sí
constituye pecado grave el realizar actos sexuales con personas del mismo
sexo. (Rom 1, 24-27). El homosexual no elige su condición sexual. Deben ser
acogidos con respeto, caridad y sin discriminación social.
Sodomía: cuando se realiza el acto sexual con los cuerpos invertidos. Es un
pecado mucho más grave.
Divorcio: el matrimonio rato y consumado no puede ser disuelto por
ningún poder humano ni por ninguna causa. Puede ser lícita la separación
en ciertos casos previstos en el CIC (CIC can 1141), pero manteniendo el
vínculo matrimonial.
Unión libre: cuando la pareja no quiere dar forma jurídica y pública a una
unión que implica la intimidad sexual. No se comprometen entre sí y
testimonian, al menos en parte, una falta de confianza y seguridad en el
otro y en el porvenir. Si son creyentes, están en una situación de falta
moral grave.
Unión a prueba: sucede si conviven, sin haberse casado, pero sí con
intención de casarse después de haber experimentado cómo les va en esa
convivencia temporal. Constituye falta moral grave. El amor humano
exige un don total y confianza de las personas entre sí.
VOLVAMOS ARREPENTIDOS Y HUMILDES ANTE EL DIOS DE LA MISECORDIA.
"¡Qué grande es la misericordia del Señor para los que vuelven a Él!"
(Eclo 17, 29)
Descargar

Diapositiva 1 - Presentaciones del Catecismo