SABIA USTED QUE..
5º de abril de 1879: Chile declara la guerra al Perú
Con la declaración de guerra por parte de Chile
el 5 de abril de 1879 al Perú se inició la Guerra
del Pacífico que involucró en una guerra
fraticida a Chile con Perú y Bolivia, esta guerra
produjo resultados perjudiciales para el país
tanto en lo económico, político y social, ya que
no sólo perdimos ricos y extensos territorios,
sino valiosas e irreparables vidas humanas.
Todo lo que el enemigo dejó a su paso fue
destrucción, muerte e inenarrables sufrimientos.
Los periódicos de la época exaltaban el
patriotismo y no trataron el conflicto
objetivamente. Chile era descrito como un país
pequeño, carente de recursos y de poca
población, incapaz de hacerle mella a un país
poderoso como el Perú.
Lo cierto es que el Perú se encontraba en
desventaja y solo muy pocos conocían la
realidad de la armada peruana. El ejército
había sido diezmado años atrás pues
Manuel Pardo redujo el gasto militar, e
inclusive detuvo la compra de dos
blindados. Tan sólo contaba con
municiones y rifles viejos. El problema de
fondo era que la precaria economía
peruana no permitía la compra de nuevos
pertrechos pues además de no contar con
dinero, el Perú no era susceptible de
ningún crédito en el extranjero a causa de
las deudas no pagadas en años
anteriores.
El 20 de octubre de 1883 se firmó el
Tratado de Ancón entre Perú y Chile.
Mediante este tratado Perú perdía para
siempre la provincia litoral de Tarapacá y
quedaban bajo tutela del país sureño las
provincias de Tacna y Arica que tras un
plebiscito debían decidir su suerte (tras
10 años de cautiverio).
De igual manera, el Perú debía
pagarle una fuerte suma de dinero
como indemnización de guerra. El
ejército chileno empezó a retirarse
lentamente del Perú y hacia agosto
de 1884 ya todas las tropas se
habían embarcado hacia su país.
Olvidados, o minimizados, por los
libros de Historia, son muchos los
peruanos que han ofrendado la
vida por la patria.
Pelearon codo a codo con héroes
reconocidos por la Historia oficial,
pero por su condición muchas
veces se los privó de la gloria
merecida.
Es nuestro deber ciudadano de
todos nosotros reivindicar a
nuestros héroes olvidados.
La guerra, así como es
madrastra de los cobardes, es
madre de los valientes.
¿Cuán menos son los
premiados por la guerra, que
los que han perecido en ella?
Cervantes
UNIDOS TODO LO PODEMOS
SEAMOS PARTE DEL CAMBIO
Escríbenos a: [email protected]
Descargar

Diapositiva 1