Poemas
DESAYUNO
Segovia, 1 de junio de 2010
En una taza caliente como un
volcán
se bañaba el chocolate negro
y en el mismo recipiente lleno
como el mar
la leche quiso bañarse.
Un churrito despistado cual niño
desorientado
en la taza se metió…
y así los tres terminaron
en la panza de un glotón.
Descargar

Document