VENIMOS A LA CASA DEL SEÑOR,
A CANTAR, A REZAR,
CELEBRAMOS LA PRESENCIA DE JESÚS
EN EL VINO. Y EN EL PAN.
Vamos todos, vamos todos, a cantar muy
contentos. Vamos todos a rezar, vamos todos,
vamos todos. Que Jesús es amistad.
Los cristianos, vamos todos a cantar muy
contentos. Vamos todos a rezar, los cristianos.
Que Jesús es amistad
1ª.- La incorporación plena de estos
niños a la comunidad
2ª.- La nueva etapa que se abre para
ellos: Vosotros hicisteis que su fe en
Jesucristo se iniciara y, con la ayuda
de la catequesis, fuera creciendo.
¡Seguid! ¡No cortéis el proceso!
3ª.- El compromiso de los padres porque
habéis pedido algo para vuestros hijos en
lo que vosotros también creéis.
Por los pecados que hemos
cometido, quebrantando tu
amor y tu amistad.
1.- TU QUE SIEMPRE
NOS PERDONAS
PORQUE NOS
QUIERES MUCHO.
TÚ QUE SIEMPRE
NOS PERDONAS.
SEÑOR, TEN
PIEDAD.
Por los pecados que hemos
cometido, no siendo agradecidos
con los que nos ayudan cada día.
2.- TU QUE SIEMPRE
NOS ESCUCHAS
PORQUE NOS
QUIERES MUCHO. TÚ
QUE SIEMPRE NOS
ESCUCHAS. SEÑOR,
TEN PIEDAD.
Por los pecados que hemos
cometido, teniendo un corazón
rencoroso.
3.- TU QUE SIEMPRE
NOS AYUDAS
PORQUE NOS
QUIERES MUCHO. TÚ
QUE SIEMPRE NOS
AYUDAS. SEÑOR,
TEN PIEDAD
Gloria a Dios, gloria a Dios, gloria al Padre.
A Él le sea la gloria.
Aleluya, amén. Aleluya, amén.
Gloria a Dios, gloria a Dios, gloria al Hijo.
A Él le sea la gloria.
Aleluya, amén. Aleluya, amén
Gloria a Dios, gloria a Dios, gloria al
Espíritu.
A Él le sea la gloria.
Aleluya, amén. Aleluya, amén
Padre, que nos reúnes esta mañana
para compartir la mesa de tu Hijo
Jesús,
haz que sepamos amarte de todo
corazón
y que amemos sinceramente
a todos cuantos nos rodean.
Por nuestro Señor Jesucristo.
Amén
ESCUCHAMOS
ATENTAMENTE
Lectura del primer libro de los Reyes (19, 4-8)
En aquellos días, Elías continuó por el desierto una
jornada de camino, y, al final, se sentó bajo unas ramas
deseando la muerte: - ¡Basta, Señor! ¡Quítame la vida,
que yo no valgo más que mis padres!
Se echó y se quedó dormido. De pronto un ángel lo tocó
y le dijo: - Levántate, come.
Miró Elías, y vio a su cabecera un pan recién cocido
sobre unas piedras y un jarro de agua. Comió, bebió y se
volvió a echar. Pero el ángel del Señor le volvió a tocar y
le dijo: - ¡Levántate, come!, que el camino es superior a
tus fuerzas.
Elías se levantó, comió y bebió, y, con la fuerza de aquel
alimento, caminó cuarenta días y cuarenta noches hasta
el Horeb, el monte de Dios. Palabra de Dios. Palabra de
Dios
DIOS ESTÁ AQUÍ,
TAN CIERTO COMO
EL AIRE QUE RESPIRO,
TAN CIERTO
COMO LA MAÑANA
SE LEVANTA.
TAN CIERTO COMO
QUE ESTE CANTO
LO PUEDES OIR.
+ Lectura del santo evangelio según san Juan
(6,51. 55-58)
En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos:
Yo soy el pan vivo que he bajado del cielo; el que
coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan
que yo daré es mi carne para la vida del mundo. Mi
carne es verdadera comida, y mi sangre es
verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi
sangre habita en mi y yo en él. El Padre que vive
me ha enviado, y yo vivo por el Padre; del mismo
modo, el que me come vivirá por mi.
Este es el pan que ha bajado del cielo: no como el
de vuestros padres, que lo comieron y murieron;
el que come este pan vivirá para siempre. Palabra
del Señor.
ES EL PROFETA
ELÍAS
El profeta Elías
para escapar de
sus enemigos que
le querían matar se
escondió en el
MONTE CARMELO
y Dios le alimentó
milagrosamente
Nosotros igual que Elías
Al comulgar
recibimos el
pan que nos
da fuerzas
para ser
como Jesús
en la vida
¿OS FIJASTEIS
EN LO QUE OS
DICE JESÚS,
HOY, EL DÍA DE
VUESTRA
PRIMERA
COMUNIÓN
CON ÉL?
VAMOS A
RECORDARLO
BREVEMENTE
“Yo soy el pan que ha bajado del
cielo”
“El que coma de este pan vivirá
para siempre”
“El que come mi carne y bebe mi
sangre habita en mi y yo en él.”
“El Padre que
vive me ha
enviado, y yo
vivo por el
Padre; del
mismo modo, el
que me come
vivirá por mi.”
Y EN ESTE DÍA
DE PLENA
COMUNIÓN CON
JESÚS VAMOS A
RENOVAR
LAS
PROMESAS
DEL
BAUTISMO
¿Renunciáis a toda clase de
egoísmo, de envidia, de
hipocresía o menosprecio de los
demás? SÍ, RENUNCIO.
¿Renunciáis a desentenderos de
las necesidades de las
personas, por cobardía, pereza o
comodidad? SÍ, RENUNCIO.
¿Renunciáis a ir por la vida
buscando únicamente vuestro
bienestar y lo que os interesa a
vosotros, es decir, renunciáis a
pensar sólo en vosotros mismos
olvidándoos de los demás y de
Dios? SÍ, RENUNCIO.
¿Creéis en Dios, Padre todopoderoso,
creador del cielo y de la tierra, que
nos ama y se preocupa por nosotros y
por todos los hombres? SÍ, CREO.
¿Creéis en Jesucristo, su único Hijo y
Señor nuestro, que nació de María
Virgen, pasó por el mundo haciendo el
bien, padeció y fue sepultado,
resucitó de entre los muertos y está
sentado a la derecha del Padre? SÍ,
CREO.
¿Creéis en el Espíritu Santo, la
Santa Iglesia Católica, la
comunión de los santos, el
perdón de los pecados, la
resurrección de los muertos y
la vida eterna? SÍ, CREO.
ESTA ES NUESTRA
FE QUE NOS
ALEGRAMOS DE
CONFESAR
JUNTAMENTE CON
VOSOTROS.
GRACIAS, PAPÁS, POR
HABER CUMPLIDO
CON LA PROMESA QUE
HICISTEIS EL DÍA DE
NUESTRO BAUTISMO
DE EDUCARNOS EN LA
FE.
Oh, oh, oh, oh.
Hay que nacer
del agua,
Oh, oh, oh, oh.
Hay que nacer del
Espíritu de Dios.
Oh, oh, oh, oh.
Hay que nacer
del agua,
del Espíritu de Dios,
hay que nacer del
Señor ( Bis )
Por todos los niños que hacen su
primera comunión este año,para que
Dios nos aumente la fe y la caridad
que nos regaló en el bautismo.
Roguemos al Señor.
Por nuestros padres, abuelitos,
padrinos, familiares y amigos que
nos acompañan hoy y por
aquellos que por alguna razón no
pueden hacerlo. Roguemos al
Señor.
Por los sacerdotes que nos dan a
Jesús en la Eucaristía y para que
nosotros oigamos al Señor por si
Él nos llama a ser sacerdotes o a
la vida religiosa. Roguemos al
Señor.
Por nuestros catequistas que
nos ayudaron a conocer y a amar
a Jesús. Roguemos al Señor.
Por las familias que tienen problemas
y sufren por alguna causa para que
Dios les de luz para resolverlos.
Roguemos al Señor.
Por esta parroquia de Pumarín que se
preocupa de nosotros y nos quiere y
por nuestro Colegio para que nos
ayuden a crecer en la fe y en los
conocimientos necesarios.
Roguemos al Señor.
CON LA PROCESIÓN DE
OFRENDAS
Gracias, Señor, por la vida que nos das.
Gracias Señor, por el don de tú amistad.
Gracias, Señor, tú nos das la libertad.
Ayúdanos a caminar. Gracias, Señor.
Tú eres un padre de verdad,
Fuerza de los débiles, su pan.
Gracias por tu amor y por tu perdón.
Gracias , Señor. (bis)
1.- Padre nuestro: Te ofrecemos
esta colecta como una forma de
decirte que todos queremos ser
solidarios con nuestra parroquia
los necesitados de nuestro barrio.
2.- Padre nuestro: Te ofrecemos
estas velas. Han sido encendidas
por nuestro catequista con la llama
del Cirio Pascual. Significan que
Jesús sigue comunicando su luz y
encendiendo nuestra fe. Te
prometemos hacer lo mismo que
nuestros padres y catequistas:
comunicar la luz de la fe a nuestros
amigos y compañeros.
3.- Padre nuestro: Te ofrecemos
estas flores que adornarán la
mesa del altar sobre el que
nuestros papás han colocado el
mantel. Simbolizan nuestras
almas, blancas como estas
flores. Te prometemos mantener
siempre nuestra alma blanca y
limpia.
4.- Padre nuestro: Te ofrecemos
estos libros con los que nos
hemos preparado para conocerte
y conocer a tu Hijo Jesús.
Representan nuestro trabajo y el
de nuestros catequistas y
nuestros papás. Te prometemos
continuar asistiendo a la
catequesis para completar
nuestra formación cristiana.
5.- Padre nuestro: Te ofrecemos
el vino que va a ser consagrado
en esta misa. Por la sangre de
Jesús, derramada en la cruz, te
prometemos ser cada día mejores
y no ofenderte con nuestras
faltas.
6.- Padre nuestro: Te ofrecemos el
pan que va a ser consagrado y
será el cuerpo de Jesús. Con él te
ofrecemos, también, nuestra vida
y la ilusión de este día.
OFRENDA DE LOS
PADRES
1. Acepta, Padre, nuestras
ofrendas y las nuestros hijos;
sobre todo acepta su ilusión y la
nuestra.
2. Recibe el pan y el vino, frutos
de la naturaleza y del trabajo
humano.
Haz que haya trabajo para todos
y que este pan y este vino
sean pan de vida y bebida de
salvación.
TODOS: BENDITO SEAS
POR SIEMPRE, SEÑOR
s.- El Señor esté con vosotros.
TODOS: Y con tu espíritu.
s.- Levantemos el corazón.
TODOS: Lo tenemos levantado hacia el Señor.
s.- Demos gracias al Señor, nuestro Dios.
TODOS: Es justo y necesario.
En verdad, Padre bueno,
hoy estamos de fiesta:
nuestro corazón está lleno de agradecimiento
y con Jesús te cantamos nuestra alegría:
TODOS: ¡Gloria a ti, Señor, porque nos amas!
Tú nos amas tanto,
que has hecho para nosotros
este mundo inmenso y maravilloso.
Por eso te aclamamos:
TODOS: ¡Gloria a ti, Señor, porque nos amas!
Tú nos amas tanto,
que nos das a tu Hijo, Jesús,
para que él nos acompañe hasta ti.
Por eso te aclamamos:
TODOS: ¡Gloria a ti, Señor, porque nos amas!
Tú nos amas tanto,
que nos reúnes con Jesús,
como a los hijos de una misma familia.
Por eso te aclamamos:
TODOS: ¡Gloria a ti, Señor, porque nos amas!
Por ese amor tan grande,
queremos darte gracias
y cantarte con los ángeles
y los santos que te adoran en el cielo.
Santo, santo, santo
Santo es el señor
Llenos están, llenos están, cielos y tierra de
las huellas de su amor.
Llenos están, Llenos están los montes y los
mares de su amor
HOSANNA, HOSANNA, HOSANNA,
EN EL CIELO
BENDITO EL QUE VIENE EN EL NOMBRE DEL
SEÑOR
Bendito sea Jesús, tu enviado,
el amigo de los niños y de los pobres.
Él vino para enseñarnos
cómo debemos amarte a Ti
y amarnos los unos a los otros.
Él vino para arrancar de nuestros corazones
el mal que nos impide ser amigos
y el odio que no nos deja a ser felices.
Él ha prometido que su Espíritu Santo
estará siempre con nosotros
para que vivamos como verdaderos hijos tuyos.
TODOS: Bendito el que viene en el nombre del
Señor. Hosanna en el cielo.
A Ti, Dios y Padre nuestro,
te pedimos que nos envíes tu Espíritu
para que este pan y este vino
sean el Cuerpo y la Sangre
de Jesucristo, Nuestro Señor.
El mismo Jesús, poco antes de morir,
nos dio la prueba de tu Amor.
Cuando estaba sentado a la mesa con sus
discípulos, tomó el pan,
dijo una oración para bendecirte y darte gracias,
lo partió y lo dio a sus discípulos, diciéndoles:
TOMAD Y COMED TODOS DE ÉL,
PORQUE ESTO ES MI CUERPO,
QUE SERÁ ENTREGADO POR VOSOTROS.
(Decimos todos:)
¡Señor Jesús, tú te entregaste por nosotros!
Después, tomó el cáliz lleno de vino
y, dándote gracias de nuevo,
lo pasó a sus discípulos, diciendo:
TOMAD Y BEBED TODOS DE ÉL,
PORQUE ÉSTE ES EL CÁLIZ DE MI SANGRE,
SANGRE DE LA ALIANZA NUEVA Y ETERNA,
QUE SERÁ DERRAMADA POR VOSOTROS
Y POR TODOS LOS HOMBRES
PARA EL PERDÓN DE LOS PECADOS.
(Decimos todos:)
¡Señor Jesús, tú te entregaste por nosotros!
(El sacerdote prosigue)
Y LES DIJO TAMBIÉN:
HACED ESTO EN CONMEMORACIÓN MÍA.
Por eso, Padre bueno, recordamos ahora
la muerte y resurrección de Jesús, el Salvador del
mundo.
Él se ha puesto en nuestras manos
para que te lo ofrezcamos como sacrificio nuestro
y junto con él nos ofrezcamos a ti.
Todos: ¡Gloria y alabanza a nuestro Dios!
Escúchanos, Señor Dios nuestro;
danos tu Espíritu de amor
a los que participamos en esta comida,
para que vivamos cada día
más unidos en la Iglesia,
con el santo Padre, el Papa Benedicto XVI
con nuestros Obispos Carlos y su auxiliar Raúl
los demás obispos,
y todos los que trabajan por tu pueblo.
TODOS: ¡Que todos seamos una sola familia
para gloria tuya!
No te olvides de las personas que amamos
ni de aquellas a las que debiéramos querer más.
Acuérdate también de los que ya murieron
y recíbelos con amor en tu casa.
TODOS: ¡Que todos seamos una sola familia
para gloria tuya!
Y un día, reúnenos cerca de ti con María, la Virgen,
Madre de Dios y Madre nuestra,
para celebrar en tu reino la gran fiesta del cielo.
Entonces, todos los amigos de Jesús, nuestro Señor,
podremos cantarte sin fin.
TODOS: ¡Que todos seamos una sola familia para
gloria tuya!
Por Cristo, con él y en él,
a ti, Dios Padre omnipotente,
en la unidad del Espíritu Santo,
todo honor y toda gloria
por los siglos de los siglos. TODOS: AMÉN
Pon tu mano en la mano de aquel que te da la mano.
Pon tu mano en la mano de aquel que te dice ven.
Él será tú amigo para la eternidad.
Pon tu mano en la mano de aquel que te dice ven.
Pon tus ojos en los ojos de aquel que te está mirando.
Pon tus ojos en los ojos de aquel que te dice ven.
Él será tu amigo para la eternidad.
Pon tus ojos en los ojos de aquel que te dice ven.
Ven a comulgar
la vida entera es comunión.
Ven a comulgar
Jesús está en un trozo de pan.
Ven a comulgar
con tus hermanos hasta tu altar.
Ven a comulgar, ven a comulgar,
Jesús está en un trozo de pan.
Pide por los pobres y los
marginados.
Pide por los niños más
necesitados.
Ven a comulgar,
ven a comulgar, ven a
comulgar.
Jesús está en un trozo de pan.
Pide por la Iglesia,
Pide por el mundo.
Por lo que es de otros
y por lo que es tuyo.
Ven a comulgar.
Ven a comulgar, ven a comulgar.
Jesús está en un trozo de pan.
Ven a comulgar,
rezando con el corazón
Ven a comulgar,
ofrece a Cristo tú canción.
Ven a comulgar,
promete a Dios que serás mejor.
Ven a comulgar, ven a comulgar.
Jesús está en un trozo de pan.
Que suerte es tener un corazón sin puertas.
Que suerte es tener las manos siempre abiertas.
MANOS ABIERTAS, para estrechar las de un amigo.
MANOS ABIERTAS, para ayudar en el camino
MANOS ABIERTAS, para buscar un mundo nuevo.
MANOS ABIERTAS, para un hacer, no para un sueño.
MANOS ABIERTAS, las de Jesús, las del Maestro.
MANOS ABIERTAS, las del que supo amar primero.
MANOS ABIERTAS, llenas de amor, las de María.
MANOS ABIERTAS, ellas son nuestra luz y guía.
TOMADO DE LA MANO CON JESÚS YO VOY
LE SIGO COMO OVEJA QUE ENCONTRÓ AL PASTOR
TOMADO DE LA MANO CON JESÚS YO VOY
A DÓNDE ÉL VA ( BIS )
Si Jesús me dice”AMIGO”, deja todo y ven conmigo
donde todo es más hermoso y más feliz.
Si Jesús me dice “AMIGO” deja todo y ven conmigo.
Yo mi mano pondré en la suya e iré con Él.
TOMADO DE LA MANO ….
HOLA AMIGO JESUS, YO SOY FELIZ
EN ESTE DÍA LLENO DE ILUSIÓN
HOLA AMIGO JESÚS, YO SOY FELIZ
UNIDOS EN LA COMUNIÓN.
y te cantamos con alegría
todos unidos en el amor,
porque hoy es fiesta, es fiesta grande
Jesús amigo, Jesús Señor. HOLA AMIGO
...
Y te alabamos por este día
lleno de vida y de ilusión
porque hoy es fiesta, es fiesta grande.
Jesús amigo, Jesús Señor. HOLA
AMIGO . . .
Cada domingo nos reunimos
junto a tu mesa, con emoción
porque hoy es fiesta, es fiesta grande
Jesús amigo, Jesús Señor.
DEJAD QUE LOS NIÑOS SE ACERQUEN
DEJAD QUE LOS NIÑOS SE ACERQUEN A ÉL
DEJAD QUE LOS NIÑOS SE ACERQUEN A ÉL
DEJADLES LLEGAR, NO SE LO IMPIDAIS
PUÉS EN ELLOS EL REINO YA ESTÁ.
Jesús nos acariciaba
sus manos nos imponía.
Sentados en sus rodillas
a todos nos bendecía. ( bis )
DEJAD QUE LOS NIÑOS . . .
UN NIÑO EN NOMBRE DE
TODOS LOS NIÑOS
Jesús, tú eres nuestro hermano, nuestro amigo.
Te damos gracias porque has venido a nuestro
corazón y estás con nosotros. Te queremos.
Gracias por nuestros padres y familiares que
hoy nos acompañan. Gracias por nuestros
catequistas y por todas las personas que nos
han ayudado a prepararnos para la primera
comunión. Gracias por todas las cosas buenas
que hay en nosotros y en todas las personas
que tenemos a nuestro lado. Por todo, gracias,
Señor.
EN NOMBRE DE TODOS LOS
PADRES
Señor Jesús, Tú nos has hecho educadores
de nuestros hijos,
maestros, catequistas y sacerdotes de
nuestro hogar.
Somos conscientes que debemos
preocuparnos
no sólo de sus cuerpos, sino especialmente
de sus almas, imágenes de Dios,
y velar para que sean cristianos de verdad.
No rehusamos, Señor, esta misión y nuestra
responsabilidad;
pero confesamos con toda sencillez
que, sin tu ayuda, no vamos a conseguir lo
mejor para nuestros hijos.
Por eso prometemos, como el día que los
trajimos a bautizar,
cumplir con nuestra obligación de padres,
y darles el mejor ejemplo posible.
Te pedimos nos ayudes a ser tus testigos en
nuestros hogares,
manifestando en nuestros comportamientos el
amor
que Tú revelaste al mundo con tu muerte y
resurrección.
Te lo pedimos por nuestra Madre la Virgen
María
y por Jesucristo nuestro Señor. Amén.
1. Escucha hermano
la canción de la alegría.
El canto alegre
del que espera un nuevo día.
VEN, CANTA, SUEÑA CANTANDO,
VIVE SOÑANDO EL NUEVO SOL,
EN QUE LOS HOMBRES
VOLVERÁN A SER HERMANOS.
2. Si en tu camino
sólo existe la tristeza,
y el llanto amargo
de la soledad completa.
3. Si es que no encuentras
la alegría en esta tierra,
búscala hermano
más allá de las estrellas.
Descargar

Gloria a ti, Señor, porque nos amas!