DESIERTO del
Kalahari
-los Bosquimanos-
El desierto del Kalahari se
extiende por el sur de África,
y ocupa gran parte de
Botswana, el tercio este de
Namibia y la mayor parte del
norte de la provincia
sudafricana de Northern
Cape. Es una vasta extensión
de desierto de arbustos
secos con muy poca agua
donde la única sombra la
proporciona algún árbol
(baobab) de hasta 60 metros
de altura y 9 de diámetro.
El desierto del Kalahari, alcanza los
500.000Km² como parque. Su
nombre viene de Kgalagadi que en la
lengua setswana significa "gran sed".
El Kalahari no es completamente un
desierto, algunas partes reciben
lluvias durante el año y permite así la
vegetación. Las temperaturas durante
el verano van de 20º a 40º y durante
el invierno las noches son heladas, la
temperatura llega por debajo de 0º,
sin embargo en el día la temperatura
varía entre 20º y 25º.
Predomina el rojo de sus grandes dunas de fina arena. No es, sin embargo, un
desierto sin vida. Es, más bien, una tierra sedienta cuyos múltiples habitantes
nomadean sin cesar, en busca siempre de esa humedad vivificante, que no
todos los años logran encontrar. "Pula" es el nombre de la lluvia en Botswana, y
es también el nombre que en esa joven república recibe el dinero. Para ellos la
llegada de la lluvia tiene un gran valor.
El Desierto del Kalahari tiene
una gran variedad de flora y
fauna pese a su climatología
extrema, pero uno de los que
más nos llama la atención es
la Hoodia Gordonii, que es
una planta, muy similar al
cactus, utilizada por las
tribus nómadas del Kalahari
para suprimir su sed y
apetito.
Podríamos añadir como dato
curioso con respecto a la flora
del Kalahari que en varias
zonas de este desierto crecen
de manera inusual miles (si,
miles) de melones, se ven
como una especie de
alfombra a los lados del
camino.
Entre los grandes matorrales, árboles y arbustos podréis ver leones, jirafas,
elefantes, hienas, lobos, leopardos, búfalos…. Todos los grandes animales
del África salvaje conviven, en medio de una exultante vegetación, con todas
las formas imaginables de vida inferior.
El punto más resaltante del
Desierto del Kalahari con
respecto a la flora y fauna es el
Delta del Okavango, que es un
pantano que se abre paso
dentro de este árido desierto,
cual verdadero oasis, y en el
cual se reúne una gran gama
de animales como leones,
elefantes, guepardos,
rinocerontes, cocodrilos,
cebras, jabalíes, búfalos, y una
cantidad impresionante de
aves, que se deleitan en este
impresionante regalo de la
naturaleza, que se produce
durante solo algunos meses del
año.
Los Bosquimanos
En el desierto del Kalahari nos encontramos con un pueblo nómada
único: los khoisans, o bosquimanos, nombre con el que eran
denominados anteriormente por la población blanca sudafricana .
Son gente pequeña , de apariencia delicada y que casi parecen
asiáticos.
La supervivencia de la tribu en medio de la escasez y sequía del
Kalahari depende de que todos compartan y empujen juntos, en
beneficio de todos.
Los bosquimanos generalmente han sido fácilmente explotados por
su naturaleza sumisa. Eluden la confrontación y prefieren correr,
esconderse y esperar antes que luchar.
Se estima que la población debe
rondar las 50.000 personas,
distribuídas en unas 10 familias o
grupos asentados a lo largo y
ancho del Kalahari. Cada aldea
posee un jefe que se sucede por
herencia familiar. Entre los grupos
no existen lazos territoriales
políticos de ninguna clase, pero sí
una cultura y una red de
parentesco muy estrecha y
compleja. Como en otras culturas
ancestrales que nos podemos
encontrar en el mundo, las mujeres
se dedican a la recolección y los
hombres a la caza, definiéndose
como un pueblo nómanda o
seminómada. Aunque esta forma
de vida se ha desvirtuado bastante
por el contacto cada vez mayor
que estas aldeas tienen con la
sociedad moderna.
Los bosquimanos son uno de los
pueblos más primitivos que viven de la
tierra. No forjan metal sino que cambian
las herramientas metálicas con sus
vecinos, ni cultivan la tierra porque su
territorio es demasiado yermo. La tierra
tampoco soporta la ganadería, así que
sobreviven recogiendo bayas, raíces y
cazando. Su presa principal es el
antílope, que matan con flechas
untadas en un veneno que extraen de
un cierto tipo de gusano.
El estilo de vida de los bosquimanos
hace que estén continuamente viajando
pero normalmente se limitan al área de
su propio grupo, que puede llegar a
extenderse unos cuantos centenares de
kilómetros cuadrados y en la cual cada
colina, arbusto o piedra es conocida y
tiene su propio nombre.
La intromisión en las tierras tradicionales de los bosquimanos,
por parte de los granjeros blancos y bantús ha llevado
fricciones entre ellos; el estilo de vida "cazador-recolector" de
los bosquimanos no encaja con la propiedad de la tierra y el
valor más preciado de todos: el agua.
Cómo su estilo de vida se ha vuelto progresivamente más
difícil, algunos bosquimanos han tenido que intentar trabajar en
las granjas de los agricultores locales. Normalmente se les
paga muy mal por su trabajo e incluso suelen ser estafados y
explotados por sus empresarios.
La vida tradicional de los bosquimanos es actualmente
practicada por muy pocos. Los bosquimanos del Kalahari han
sido reubicados desde sus poblados en la reserva del Kalahari
central hasta nuevos asentamientos en el exterior. El gobierno
de Botswana dice que les quiere trasladar para mejorar sus
vidas, pero ellos aseguran que desde que los han desplazado
a los nuevos asentamientos no les ha llegado el desarrollo que
el gobierno les prometía. Finalmente, en el 2007, los
bosquimanos ganaron el litigio que habían iniciado contra esta
política y el gobierno de Botswana les tiene que devolver sus
tierras renegociando nuevos asentamientos y derechos para el
pueblo bosquimano.
Investigación y Realización
Natalia López- Fando Hurtado
María Juárez Martín- Forero
Web Informativas
viajeaáfrica.com
Tripwolf.com
Trotamillas.com
Sindestino.net
Galeon.com
Fin
Música: Storms In África
Autor: Enya
Descargar

Desierto del Kalahari