15 de
El día 1 de
noviembre del
1950, el Papa
Pío XII declaró
dogma de fe la
Asunción de la
Virgen María a
los cielos.
agosto
Proclamamos,
declaramos y
definimos ser dogma
divinamente
revelado: Que la
Inmaculada Madre
de Dios, siempre
Virgen María,
cumplido el curso de
su vida terrestre, fue
asunta en cuerpo y
alma a la gloria
celestial.
Pío XII, en la misma
Constitución en que declaró el
dogma, exponía que “ los
argumentos y razones de los
Santos Padres y de los teólogos
a favor del hecho de la Asunción
de la Virgen se apoyan, como en
su fundamento último, en la
Sagradas Letras, las cuales,
ciertamente, nos presentan ante
los ojos a la augusta Madre de
Dios en estrechísima unión con
su divino Hijo y participando
siempre de su suerte”.
LA ASUNCIÓN DE LA VIRGEN
Es la creencia, de acuerdo a la tradición y teología de la Iglesia
Católica, de que el cuerpo y alma de la Virgen María fueron
llevado al cielo después de terminar sus días en la tierra.
Este traslado es llamado Assumptio
Beatae Mariae Virginis ( Asunción de la
Bienaventurada Virgen María) por
los católicos romanos, cuya
doctrina fue definida como dogma
(verdad de la que no puede
dudarse) por el Papa Pío XII el 1
de noviembre del año 1950.
La Iglesia Católica ha celebrado
esta fiesta en honor de la Virgen,
en Oriente desde el siglo VI y en
Roma desde el siglo VII,
celebrándose el día 15 de agosto.
Su muerte
solamente fue
un traslado de
la tierra al
cielo, allí ya la
esperaban…
Maravilloso icono de la muerte de María Virgen
PADRE, HIJO
Y ESPÍRITU
SANTO,
ESPERABAN
A LA MADRE
DIVINA.
Jesús, su Hijo, como observador fiel de la Ley Divina
no podía menos de honrar a su queridísima madre que
adornarla del gran honor de preservarla inmune de la
corrupción del sepulcro.
Vencida la muerte
fue levantada en
cuerpo y alma a la
gloria suprema del
cielo, donde
brillaría como reina
a la derecha de su
propio Hijo Jesús.
La Asunción de María,
madre de Dios y madre
nuestra, es para
nosotros motivo de
esperanza y de alegría
porque, pobres y
necesitados como
somos, vemos que la
Virgen sube al cielo
para abogar por
nosotros ante Dios y
con mayor eficacia.
“Una mujer, vestida del sol” (Ap 12, 1), los
lo han reflejado…
pinceles mejores de la historia así
(Lc. 1, 46-49)
“Engrandece mi alma al Señor
y mi espíritu se alegra en Dios
mi salvador porque ha puesto
los ojos en la humildad de su
esclava, por eso desde ahora
todas las generaciones me
llamarán bienaventurada,
porque ha hecho en mi favor
maravillas el Poderoso, santo
es su nombre.”
“ María ha sido
llevada al cielo, se
alegra el ejército de
los ángeles”, así
proclama la liturgia de
su fiesta el día 15
de agosto, en el canto
al Evangelio.
También se alegran
los hombres en
todos los continentes.
(Sal 45,14) de la liturgia del dia
de la Asunción.
“Toda espléndida, está la
hija del rey para ser
elevada a la derecha de
su Hijo:
Antífona
De pié a tu derecha está
la reina, enjoyada con
oro de Orfir.”
“Y se abrió el
santuario de Dios en el
cielo, y apareció el
arca de su alianza en el
santuario, una gran
señal apareció en el
cielo: una mujer,
vestida del sol, con la
luna bajo sus pies y
una corona de doce
estrellas sobre su
cabeza” (Ap 11, 19-12,1).
PALABRAS DE BENEDICTO XVI
La Asunción
Es la garantía de la
fidelidad del Señor a su
promesa, reserva una
recompensa espléndida
a su humilde Sierva por
su adhesión fiel al plan
divino, esto es un
destino de plenitud y
bienaventuranza, de
glorificación del alma
inmaculada y del cuerpo
virginal, de perfecta
configuración con el
Hijo resucitado.
La
fiesta del 15 de
agosto es muy
apreciada en la piedad
popular. En muchos
lugares se considera
que es la fiesta de la
Virgen, por
antonomasia: el “día
de Santa María”, como
lo es la Inmaculada
para España y para
América.
Directorio sobre la piedad popular y la liturgia. ( Vaticano)
HABLA EL POETA
¿A dónde va, cuando se va la llama?
¿ a Dónde va, cuando se va la rosa?
¿ qué regazo, qué esfera deleitosa.
¿ qué amor de Padre la abraza y la reclama?
No se nos pierde, no ; se va y se queda.
Coronada de cielos, tierra añora
y baja en descensión de Mediadora,
rampa de amor, dulcísima vereda.
María es la mujer más
triunfadora. La humilde
esclava del Señor ha
logrado lo que ninguna
mujer famosa ha
conseguido. Eligió como
meta cumplir la voluntad
de Dios; como motivación
el amor. El Premio: la
Asunción a los cielos en
cuerpo y alma. Así nos
enseña de forma
contundente la mejor
forma de vivir.
El triunfo de María es también el triunfo de
sus hijos, María ha subido al cielo en cuerpo y
alma para decirnos que un día estaremos con
Ella, de manera semejante. Ahí nos espera; en
ninguna otra parte, con los brazos abiertos
para abrirnos la puerta de la gloria.
“ ¡ Qué hermosa eres, amada mía ! –exclama el
Cantar de los Cantares…
ante la
Esposa que
sube a los
cielos-, tus
ojos de
paloma por
entre el velo;
tu pelo es un
rebaño…
De Tomás Soler Muñoz
REALIZADO en Sant Fruitós de Bages ( BARCELONA)
Descargar

Diapositiva 1 - Mariologia Maria Virgen Guadalupe …