AÑO PAULINO
PABLO DE TARSO,
UN GIGANTE
DE LA FE
SU VIDA ES LA PRUEBA
CONTUNDENTE DE
CÓMO EL ENCUENTRO
CON JESÚS,
TRANSFORMA LA
EXISTENCIA HUMANA.
•Nació en Tarso de Cilicia (Turquía).
•Probablemente en el año 8 d.c.
•Familia judía con ciudadanía romana.
• Su nombre judío: Saulo.
•Su nombre romano: Pablo o Paulo.
•Aprendió el oficio de fabricante de
tiendas de campaña y vivió de él.
•Estudió en Jerusalén con el rabino
Gamaliel.
•Se adhirió al grupo de los
FARISEOS.
•Hablaba arameo, hebreo y griego.
No conoció
personalmente a Jesús.

Consideraba a sus
seguidores como herejes
(respecto del judaísmo), y
los perseguió con dureza.

Estuvo presente en la
lapidación del diácono
Esteban (Hechos 8, 1).

•Tuvo una experiencia de
encuentro con Jesús, en el camino
de Damasco (Hechos 9, 1-31).
•Jesús crucificado y resucitado
se convirtió en el centro de su
vida.
•Entendió que Jesús mismo le
encomendaba anunciar el
Evangelio a los gentiles.
•Realizó tres viajes misioneros y
estableció comunidades cristianas
en muchas ciudades del Imperio
Romano.
•
En el cuarto viaje fue
llevado a Roma, para ser
juzgado.
•
Permaneció preso en
Roma 4 años, con alguna
libertad para seguir
predicando.
•
Durante toda su vida
sufrió persecusiones. Lo
dice en sus cartas.
•
Murió decapitado en el
año 67, bajo el imperio
de Nerón.
DISCÍPULO Y
MISIONERO
DE CRISTO
•
Tiene una conciencia clara de su condición de apóstol:
“¡AY DE MÍ SI NO EVANGELIZO!” (1Corintios 9,16)
•
Funda comunidades: la fe se vive con los otros.
•
Nombra responsables de la catequesis.
•
Escribe cartas que se copian y se distribuyen, para la
formación de los cristianos, la preservación de la fe, y
el estímulo de las comunidades.
•
Su Carta a los Tesalonicenses es el primer escrito del
Nuevo Testamento.
Es una persona abierta,
dinámica, generosa,
apasionada, de carácter
fuerte, a la vez sensible y
protector .
Nada lo frena en su empeño
de anunciar el Evangelio: ni
la enfermedad, ni el
rechazo, ni el peligro, ni las
cadenas.
TEOLOGÍA DE PABLO
•
No escribió tratados de
Teología. Hizo Teología
al responder a las
dudas y necesidades de
las comunidades que se
le encomendaban
•
Los
temas
más
importantes
de
su
predicación son:
•
1.
Jesús,
2. El Espíritu Santo,
3. La Iglesia.
• El centro de su mensaje es
Cristo muerto en la cruz por
nuestros pecados, y
resucitado por Dios Padre.
•”Cristo Jesús vino al mundo a
salvar a los pecadores; y
primero de ellos soy yo”
Timoteo 1, 15)
el
(1
• Afirma que la salvación nos
viene de la fe en Cristo. No es
producto de nuestros méritos
personales.
•“El
justo vivirá
(Romanos 1, 17)
por
la
fe”
• Dios nos llama a ser imagen de
Jesús, su Hijo, como Jesús es
imagen suya.
“A los que de antemano conoció,
ltambién los llamó a ser imagen de
su Hijo, para que fuera él el
primogénito
entre
muchos
hermanos” (Romanos 8, 29)
• Ser cristianos es “revestirnos”
de Cristo, “sumergirnos” en él y
compartir su vida y su muerte,
para llegar con él también a la
resurrección.
•“Todos se han revestido de
Cristo, pues todos fueron
entregados a él por el bautismo”
(Gálatas 3, 27)
• La Iglesia es el nuevo pueblo
de Dios, sucesor y heredero
del pueblo de Israel.
• En este nuevo pueblo de
Dios no hay distinción de
personas.
• “Ya no hay diferencia entre
judío y griego, entre esclavo
y hombre libre; no se hace
diferencia entre hombre y
mujer, pues todos ustedes
son uno solo en Cristo
Jesús” (Gálatas 3, 28)
•
La Iglesia es el Cuerpo MÍSTICO
de Cristo. Cristo es la cabeza y
nosotros somos sus miembros.
Símil del cuerpo: 1 Corintios 12, 7-11
•
En la Iglesia, cada persona es
miembro de Cristo, y extensión de
su presencia en el mundo.
•
Los cristianos somos responsables
de llevar el Evangelio de Jesús, a
todos las naciones de la tierra.
“¿Cómo invocarán al Señor sin haber
creído? Y ¿cómo podrán creer si no
han oído hablar de él? Y ¿cómo
oirán si no hay quién lo proclame?”
(Romanos 10, 14)
• La fuerza vital de la Iglesia y
de cada cristiano, es el Espíritu
Santo, Espíritu de Jesús
resucitado.
“Dios ha enviado a nuestros corazones el
Espíritu de su Hijo” (Gálatas 4, 6)
• El Espíritu Santo:
Nos hace hijos e hijas de Dios.
Nos mueve a obrar el bien.
Nos enseña a orar.
• “Nadie puede decir: ¡Jesús es el
Señor!, sin el don del Espíritu
Santo” (1 Corintios 12, 3)
El Espíritu Santo:
Nos
enseña
a
amar,
armonizándonos
con
el
corazón de Jesús que ama a
todas las personas.
Nos mantiene unidos
Fortalece nuestra
nuestra esperanza.
fe
y
“El fruto del Espíritu es
amor,
alegría,
paz...”
(Gálatas 5, 22-23)
• San Pablo es un creyente
auténtico, porque fue
capaz de manifestar a
los hombres de su
tiempo – y de todos los
tiempos –, en medio de
muchas dificultades de
todo orden, la
profundidad y la
autenticidad del mensaje
de Jesús.
“Todo
lo puedo en aquel
que me conforta”
(Filipenses 4, 6)
Pidamos a san Pablo que
nos ayude a revitalizar
nuestra fe cristiana, y a
comprender
el papel que tenemos
en la Iglesia
y en el mundo,
como discípulos
y misioneros de Jesús.
Descargar

loquecreemos.files.wordpress.com