Jesús taumaturgo y exorcista
Jesús
taumaturgo del
cuerpo/
alma
El milagro tiene tres
características:



Es un acontecimiento inusitado
Que no puede ser atribuido a
capacidades humanas o naturales
conocidas
En el que interviene Dios
Las dos primeras
características
pueden ser sujeto de
una indagación
científica; la tercera
entra al terreno de la
fe.
Los criterios de
historicidad avalan la
tradición sobre los
milagros de Jesús en
mayor medida que otras
tradiciones sobre su
ministerio (Meier)
Le traían todos
los pacientes
aquejados de
enfermedades y
sufrimientos
diversos,
endemoniados,
lunáticos y
paralíticos, y los
sanó Mt 4, 24
Viendo Jesús
la fe de ellos
dijo al
paralítico:
ánimo, hijo,
tus pecados te
son
perdonados…
levántate y
anda…
Mt. 9, 2-6
Hágase
en
vosotros
según
vuestra
fe. Y se
abrieron
sus ojos
Mt 9, 29-30
…padecía flujo de sangre… “con
sólo tocar su manto quedaré
curada”…ánimo, hija, tu fe te ha
salvado… Mt 9, 21-22, Mc 5, 25-34
Un leproso
se le
acerca…:
Señor, si
quieres
puedes
limpiarme
Mt 8, 2
Muchos le
siguieron y
los curó a
todos
Mt 12, 15
Un magistrado
(Jairo) se
postra ante
él… entró, la
tomó de la
mano, y la
muchacha se
levantó Mt 9, 18 y
25, Mc 5, 22 y 42
Joven, a ti te digo: levántate
Lc 7, 14
¡Lázaro,
sal,
fuera!
Jn 11. 43
Los “milagros” sobre la
naturaleza




De donación (panes y peces)
De epifanía (caminar sobre
las aguas)
De salvamento (detener la
tormenta)
Punitivo (maldición de la
higuera)
Todo parece indicar que
los “milagros sobre la
naturaleza” fueron
invenciones de las
primeras comunidades.
El mensaje atrás de los
milagros de sanación
física es la curación de las
discapacidades humanas
para recorrer el camino de
hacer la voluntad del
Padre: verlo en los pobres,
oirlo en las necesidades
sociales, caminar con Él…
Los exorcismos
consisten en eliminar la
incapacidad para
distinguir al verdadero
Dios y que lleva a
convertir las
debilidades o
inclinaciones en dioses.
Jesús exorcista del
alma/cuerpo
el sábado… en la
sinagoga… un hombre
poseido por un
espíritu inmundo…
¡sal de él!
Mc 1, 21-26,
Lc 4, 33-37
Al atardecer, le
trajeron
muchos
endemoniados;
él expulsó a
los espíritus
con su palabra
Mt 8, 16
Vino a su
encuentro … un
hombre con
espíritu
inmundo...;
suplicábanle los
demonios: si nos
echas, envíanos a
esa piara de
cerdos. Él les dijo:
id
Mt 8,28-32, Mc 5,1-13, Lc 8, 33
Y expulsado
el demonio,
rompió a
hablar el
mudo
Mt 9, 33, Mc 9, 14-29
Le fue
presentado un
endemoniado
ciego y mudo,
y lo curó
Mt 12, 22 Lc 11, 14
María,
llamada
Magdalena,
de la que
habían
salido 7
demonios
Lc 8, 2
Uno expulsaba
demonios en tu
nombre y tratamos de
impedírselo porque no
viene con nosotros…
No se lo impidáis,
pues el que no está
contra vosotros, está
con vosotros. Lc 9, 49-50
Les dio poder y
autoridad sobre todos
los demonios, y para
curar enfermedades
Lc 9, 1, Mc 3, 15
Señor, hasta los
demonios se nos
someten en tu nombre.
Lc 10, 17
Descargar

Diapositiva 1