El Proyecto Minero Conga, Perú:
Comentarios al Estudio de Impacto Ambiental
(EIA) y Temas Relacionados
Robert E. Moran, Ph.D., Michael-Moran Assoc., L.L.C.
Colorado, EE.UU.
Preparado para el
Centro Legal de Defensores del Medio Ambiente (EDLC)
Proyecto Minero Conga
 Se ubica en los distritos de
Sorochuco y Huasmín de la
provincia de Celendín y en el
distrito de La Encañada en la
provincia de Cajamarca.
¿Qué es el Proyecto Conga?
 Es un proyecto minero de ampliación de Yanacocha,
propiedad de Minas Buenaventura, Newmont y la
Corporación Financiera Internacional.
YANACOCHA
LA CARPA
GALENO
¿Qué es el Proyecto Conga?
• Se encuentra en una zona considerada como “ecosistema
frágil” por las leyes peruanas. Es una zona húmeda cubierta
con bofedales y lagunas y con una precipitación promedio
anual de 1150 mm.
Humedales El Perol antes de proyecto Conga
¿Qué es el Proyecto Conga?
 Está ubicado en la cabecera de cinco importantes
cuencas de la región.
 El nivel del agua subterránea es, por lo general,
cercano a la superficie, a menudo menor a 2,0 m del
suelo y existen más de 600 manantiales, los cuales son
utilizados por los pobladores para diversos usos. En
varios lugares de los ríos de la zona se han sembrado
truchas arco iris y las praderas ofrecen pastos para los
animales; la zona es una fuente de agua para
numerosas comunidades y ciudades.
Cómo interactúan las aguas superficiales y
subterráneas (y los manantiales)?
 En la zona del proyecto, las aguas superficiales y subterráneas, así
como los manantiales, se hallan interconectados. La geología del
área del proyecto es de rocas volcánicas y kársticas, con fallas y
fracturas, junto con sedimentos glaciales, los cuales son conductores de
agua.
 Aunque la empresa afirma que las lagunas son impermeables, los datos
hidrogeológicos en el propio EIA mencionan que las lagunas son zonas
de descarga de agua subterránea, como muestran los informes tanto de
Moran (En-Feb 2012) como Lambán (Nov-Dic 2011).
 El EIA no contiene ningún tipo de análisis sobre la extensión y
características de los acuíferos y en general de las interacciones
entre el agua subterránea y el agua de superficie, siendo
imposible desarrollar un balance confiable del volumen total del
agua y por tanto, los posibles impactos en cantidad y calidad del
agua.
¿Cuánta agua utilizará el Proyecto Conga?
 El EIA afirma que, en promedio, Conga utilizará entre
2.026.890 y 2.239.920 metros cúbicos de agua de agua dulce.
 Además, se bombeará agua de los tajos abiertos Perol y
Chailhuagón. El EIA contiene datos inconsistentes sobre el
volumen de agua que será bombeada de estos tajos para hacer
posible el minado, figurando distintos volumenes de bombeo.
 Volumen de bombeo estimada del tajo Perol: 59 800 millones y
143 400 millones de litros durante sólo 12 años (probablemente
aumentarían durante los 17 años de vida de la mina).
 El EIA basa la información hidrogeológica sólo de los 250
metros superiores, como el tajo El Perol tendrá una
profundidad promedio de 660 metros, está claro que el EIA
no está reportando volúmenes realistas.
¿Cómo se afectará la cantidad del agua superficial y
subterránea?
 El proyecto tiene el potencial de impactar de manera negativa
todo el sistema hídrico de las cinco cuencas cantidad como
calidad. El EIA no ha logrado demostrar de manera fehaciente
que tales impactos no ocurrirán a largo plazo.
 El EIA evita discutir el impacto que tendría el bombeo en los
tajos sobre el caudal de los manantiales y arroyos, pero la
experiencia de minas metálicas de escala comparable muestra
que las actividades de bombeo generan impactos negativos sobre
los caudales de los manantiales y sobre la recarga de las aguas de
superficie.
 El EIA no presenta datos preliminares sobre el caudal de los
manantiales o sobre la calidad de sus aguas, por tanto, no habría
forma de demostrar si es que han ocurrido cambios luego de la
intervención.
¿Habrá contaminación de las aguas subterráneas y
superficiales?
 Numerosos factores contribuyen a crear vías para el flujo de contaminantes en
el sistema hídrico: la permeabilidad natural de la roca debido a fracturas y
fallas; aumento en la fracturación por las explosiones en la mina; pozos y
voladuras que han quedado abiertos; la alta permeabilidad de los sedimentos
de la zona; la degradación a largo plazo de los relaves y otros restos de la mina; y
finalmente la actividad sísmica.
 El agua bombeada de ambos tajos será contaminada por la interacción química
con la roca mineralizada. El EIA reconoce este hecho sólo para el Tajo Perol,
mas no para el Tajo Chailhuagón.
 El EIA de Conga no presenta datos confiables que indiquen que la roca bajo los
depósitos de desechos propuestos (desmontes y relaves) sea impermeable.
 Todos los depósitos semejantes en minas en el mundo descargan efluentes
contaminados a largo plazo. Puede suceder que los efluentes sean recolectados
adecuadamente durante el período de operaciones de la mina, pero éstos a
menudo generan contaminación después del cierre de la misma.
¿Se llevará a cabo el tratamiento del agua de la mina?
 Las aguas provenientes del bombeo del tajo y de los efluentes de los desmontes
y relaves serán recolectadas y tratadas en la Planta de Tratamiento de Aguas
Ácidas.
 El EIA afirma que la planta de tratamiento de aguas ácidas puede tratar 850,000
litros por hora. Si el Proyecto Conga tiene que bombear 379 litros por segundo,
esto implica tratar aproximadamente 1,4 millones de litros por hora, lo cual
excede ampliamente la capacidad de la planta de tratamiento.
 Por otro lado, el EIA sostiene que el agua tratada en la planta cumplirá tan sólo
con los estándares nacionales de calidad ambiental (ECA) para agua de riego y
de crianza de ganado. Por tanto, las aguas tratadas probablemente no sean
adecuadas para el consumo humano ni cumplan con los criterios para vida
acuática.
 Lamentablemente, el EIA no detalla la composición química que tendrían sus
aguas tratadas. Dado que la mayor parte de las aguas existentes en la zona del
Proyecto Conga son bastante puras en su composición química, esto implicaría
que se estaría permitiendo que la mina degrade la calidad actual del agua.
¿Los reservorios propuestos resolverán el problema
de la cantidad de agua en la zona?
 Es posible que la construcción de reservorios permita la provisión de mayores
cantidades de agua a localidades determinadas en el corto plazo. Sin
embargo, los detalles de esta propuesta ciertamente no figuran en el EIA. Más
aún, varias otras consecuencias negativas resultarían de esta propuesta:
1. Muchos manantiales ya no fluirán, de manera que muchos usuarios
locales se verán obligados a depender del agua del sistema
controlado por el Proyecto Conga;
2. La calidad del agua probablemente se verá disminuída debido a la
contaminación proveniente de las instalaciones de la mina;
3. A largo plazo, una vez cerrada la mina, ¿quién mantendrá,
atenderá y financiará este sistema de “ingeniería” – para siempre?
 ¿Cuáles son los volúmenes de desechos que se
generarán?
 Para las distintas categorías de residuos, el EIA presenta varios
volúmenes que son inconsistentes entre sí. Para los relaves totales
generados durante la vida de la mina, presenta lo que parecería ser un
máximo de 650 millones de toneladas.
 Se calcula que los desmontes totales producidos de ambos tajos serán
581 millones de toneladas, aunque esta sección parece confundir
desmontes con mineral de baja ley, de manera que la verdadera
cantidad de desmonte no queda clara. Estos volúmenes enormes de
residuos llenos de contaminantes, permanecerán en el lugar para
siempre, por tanto se verán sujetos a reacciones corrosivas y soltarán
contaminantes al medio ambiente permanentemente.
Comparación de alturas: Iglesia San Francisco – Colina Santa Apolonia
- Presa Principal de Relaves - Depósito de desmonte Perol.
¿Las actividades de minado y procesamiento del Proyecto
Conga emitirán sustancias químicas tóxicas?
 Todas las minas metálicas semejantes a esta descargan numerosas sustancias
químicas al medio ambiente, a largo plazo. En primer lugar, las operaciones
movilizan sustancias contaminantes de la roca natural. Estas incluyen: un
pH excesivamente alto o bajo, el aluminio, antimonio, arsénico, bario, cadmio,
cobre, cromo, cobalto, hierro, plomo, manganeso, mercurio, molibdeno,
níquel, selenio, plata, talio, vanadio, zinc, sulfato, nitrato, amoníaco, boro,
flúor, cloruro, y componentes radioactivos naturales (uranio, torio, potasio-40,
actividad alfa y beta total, etc.). Muchos de los componentes aquí
mencionados no aparecen en la línea de base del EIA de Conga.
 Además de los componentes de la roca, las aguas de mina regularmente son
contaminadas por: cianuro y compuestos relacionados de degradación
(complejos cianuro-metálicos, cianato, tiocianato), carbono orgánico, así como
aceites, grasas y muchos otros compuestos orgánicos, explosivos, productos
químicos industriales, combustibles, aceites y grasas, anticongelante, aguas
servidas, herbicidas y pesticidas.
¿Las actividades de minado y
procesamiento del Proyecto Conga
emitirán sustancias químicas tóxicas?
 El EIA no presenta una discusión detallada y verídica del hecho que la
planta de procesamiento de Conga utilizará cantidades masivas de
agentes químicos industriales, los cuales en proyectos mineros
semejantes a éste son descargados al medio ambiente, principalmente
como filtraciones de los relaves o derrames de los tubos de conducción
de relaves. Se menciona que se utilizará estas sustancias químicas,
pero:
1. Insinúan que todos estos agentes químicos son ambientalmente
inocuos;
2. Por lo general dan únicamente los nombres comerciales más no los
nombres químicos de estos productos;
3. No presentan datos sobre las cantidades totales de estos productos
que se utilizarán durante la vida de la mina;
¿Las actividades de minado y procesamiento del
Proyecto Conga emitirán sustancias químicas
tóxicas?
 Combustibles. se informa tan solo que la cantidad total de diesel utilizado
será 751,7 millones de litros / 17 años. Probablemente se utilizará otros
combustibles, pero no se da detalles al respecto. La mayor parte de los
combustibles contienen varios componentes que son tóxicos para los seres
humanos y la vida acuática cuando son descargados al ambiente año tras año.
 Explosivos: se afirma únicamente que se utilizarán explosivos ANFO
(Ammonium Nitrate-Fuel Oil), pero no dice las cantidades.
Una mina aurífera de tajo abierto a gran escala (Kirguistán) ha utilizado
aproximadamente 264 millones de kg de explosivos en 15 años de operación.
Las cantidades a ser utilizadas en Conga serán mucho más grandes. Los
explosivos sueltan residuos que contienen compuestos potencialmente tóxicos
para los organismos acuáticos, como los nitratos, el amoníaco y residuos
orgánicos. El amoníaco disuelto es prácticamente igual de tóxico para los
organismos acuáticos como lo es el cianuro libre.
¿Quién pagará los costos a largo plazo?
 El EIA no explica los impactos a largo plazo en detalle,
pero la experiencia de otras minas en el mundo indica
que poco tiempo después de terminada su vida activa
ya no son responsables de los costos del tratamiento
del agua (y otros). Estos costos, a largo plazo, son
pagados por el sector público.
¿Las leyes en el Perú obligan a los operadores de
la mina a proporcionar algún tipo de garantía
financiera por los costos no previsibles?
Las leyes en el Perú no exigen que las empresas de
minería metálica den ningún tipo de garantía
financiera (bonos, seguros, etc.) para cubrir los pasivos
que resulten de costos imprevistos al medio ambiente
(u otros) a largo plazo, por ejemplo los costos de la
gestión y tratamiento de aguas post-cierre.
CONCLUSIONES
1. El EIA de Conga no constituye un informe científico
objetivo, ni tampoco es una opinión independiente. Es
importante destacar que el EIA de Conga fue elaborado por
empresas con interés económico en asegurar que el Proyecto
Conga siga adelante.
2. El EIA de Conga incluye mucha información útil, pero a
menudo omite detalles “inconvenientes” y contiene medias
verdades y opiniones interpretadas subjetivamente. En muchos
sentidos, este EIA está dirigido a facilitar la aprobación de
los permisos necesarios para la etapa de explotación del
proyecto.
3. Este EIA no brinda mediciones ni datos de calidad
necesarios para que la población, los organismos reguladores y
los inversionistas puedan evaluar de manera adecuada los
impactos futuros. En los países desarrollados, no estaría
permitido que un EIA tan inadecuado desde el punto de vista
técnico consiga las licencias correspondientes.
4. El Estado peruano le permitió a MY demorar la entrega
de los estudios “oficiales” de hidrogeología hasta el
30.03.2013, a pesar de que la aprobación oficial del EIA fue
dada el 27.10 2010. El EIA fue aprobado a pesar de que no
contenía información detallada de carácter hidrogeológico
o sísmico para la zona de la laguna Azul, donde estaría
situado uno de los principales depósitos de desmonte.
5. Nov 2011, el MINAM entregó un informe al Premier
presentando varias críticas y recomendaciones sobre el
tema hídrico, similares a las de este informe. No se prestó
atención a tal documento y posteriormente un nuevo
Ministro del Ambiente negó su existencia, neutralizando al
MINAM y afectando el proceso de fiscalización pública que
se supone debe ser transparente.
6. Todos los proyectos mineros en el mundo similares a éste
inevitablemente generan impactos negativos significativos
a largo plazo sobre los recursos hídricos, y no hay razón
para pensar que el Proyecto Conga no lo hará del mismo
modo.
- El Resumen Ejecutivo del EIA implica y afirma que no
ocurrirá ningún impacto significativo de largo plazo sobre
los recursos hídricos. Esto es incorrecto.
- Los autores del EIA describen impactos a futuro que
son demasiado optimistas, usando predicciones teóricas,
promesas y evaluaciones subjetivas, en vez de enfocarse
sobre datos reales de la zona del proyecto o sobre
experiencias e impactos reales de los cientos de centros
mineros semejantes a éste en distintas partes del mundo.
7. El EIA se enfoca sobre impactos a corto plazo (10 a 30
años) con lo cual evita discutir las consecuencias de
contaminación de aguas a largo plazo, cuando los
impactos y los costos tendrán que ser asumidos por el
sector público.
8. Las aguas subterráneas y superficiales de Minas Conga
probablemente serán contaminadas; el EIA presenta
predicciones demasiado optimistas sobre la calidad del
agua a largo plazo. Además, debido a que los datos
de línea de base de Conga son tan inadecuados,
será difícil para los organismos reguladores y para
la población, en general, demostrar la presencia
de contaminación.
9. El EIA afirma que el tratamiento de aguas ácidas, se realizará dentro de los
estándares apropiados para agua de riego y ganadería. Por tanto, las aguas
tratadas no serían adecuadas para el consumo humano ni para la vida
acuática.
El EIA afirma engañosamente, una y otra vez, que el agua en los ríos,
lagunas y manantiales en la zona de Conga ya está contaminada y no sirve.
Esto es falso. La mayor parte de estas aguas tiene concentraciones muy
bajas de sólidos disueltos, un número importante de pobladores usa
actualmente estas aguas para consumo humano e incluso hay pequeñas
empresas locales productores de truchas.
10. Los depósitos de desechos de la mina, o sea los desmontes y relaves (y los
tajos) permanecerán en el área durante generaciones. Las descargas de los
efluentes de los desmontes y relaves de Conga tendrán que ser recolectadas
y tratadas. Por tanto, el área de Conga requerirá un mantenimiento activo
de las instalaciones que queden, así como la operación de plantas de
tratamiento activas (no pasivas) de las aguas y no simplemente por 50 ó 100
años después del cierre, sino a perpetuidad.
11. El costo de construir plantas de tratamiento de alta tecnología en
minas metálicas semejantes a Conga con altos volúmenes de efluentes,
a menudo asciende a un mínimo de entre 10 y 30 millones US (costos
de capital). Los costos de construcción en Conga podrían ser mucho
más altos dada su ubicación alejada. Los costos de operación y
mantenimiento de una planta de tratamiento varían mucho, pero
fácilmente podrían estar entre 1 y 5 millones US/año de manera
indefinida.
-
Es imposible garantizar que una corporación como Newmont o
Buenaventura, o cualquier otra empresa, seguirá existiendo siquiera de
aquí a cien años – mucho menos a perpetuidad. En los EEUU (y en
Canadá, la Unión Europea, y la mayor parte de los países desarrollados)
no estaría legalmente permitida la aprobación de los permisos
para operar una mina que requiera un tratamiento perpetuo de
las aguas.
En consecuencia, los costos futuros de mantenimiento de las
instalaciones, y de recolección y tratamiento de aguas
contaminadas, serán subsidiados por la población, y por las
generaciones futuras.
12. Las actividades relacionadas a la gestión del agua propuestas en el
EIA de Conga, como es la construcción de reservorios para asegurar el
balance hídrico, efectivamente otorgan el control de los recursos
hídricos colectivos de la zona a una empresa privada.
13. No se conocen los precios que se pagan por el agua en la zona de
Conga, Yanacocha y Cajamarca, el EIA evita discutir estos temas. Sin
embargo, en la mayor parte del mundo los agricultores y los usuarios de
los sistemas municipales de agua potable pagan alguna tarifa por el
agua, mientras que en los países en vías de desarrollo las empresas
mineras pagan poco o nada, especialmente cuando el agua es extraída
del subsuelo a través de pozos.
14. No hay evidencia creíble para pensar que los organismos
reguladores en el Perú tienen el personal o el presupuesto adecuado, ni
la influencia política necesaria, para supervisar de manera apropiada y
hacer cumplir las normas correspondientes en el caso de Conga. Hay
cantidad de normas, pero poca evidencia de cumplimiento de verdad.
15. Es totalmente irreal discutir los impactos de Conga sobre el agua si
no se habla también de los impactos acumulativos que tendrán otros
proyectos mineros en las mismas cabeceras de cuenca que Conga.
Como mínimo, estos incluyen a la mina Yanacocha y sus futuras
ampliaciones de Amaro y La Carpa; Galeno de Lumina Copper
(China), y Michiquillay de Anglo American (Sudáfrica y Reino Unido).
16. Todos los factores mencionados indican que el manejo de agua
propuesto por la mina no es sostenible a largo plazo. Dadas todas las
incertidumbres de carácter técnico, la población y los organismos
reguladores deberían adoptar supuestos realmente conservadores
respecto a los futuros impactos sobre los recursos hídricos, no los
supuestos optimistas y poco realistas que se presentan en este EIA.
Lo más importante es que la población y las autoridades tome
conciencia sobre el problema en su conjunto, y que se
implementen mecanismos financieros de auditoría y garantías
que aseguren que el costo de los inevitables impactos sea
cubierto por la empresa minera y no por la sociedad en general.
Descargar

Diapositiva 1 - Cajamarca