LA CORONILLA DE LA DIVINA
MISERICORDIA
LA CORONILLA DE LA DIVINA MISERICORDIA (se reza utilizando el rosario)
Rezarás este rosario de la siguiente forma:
Primero, rezarás un PADRENUESTRO,
Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu
reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de
cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los
que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén
un AVEMARÍA,
Dios te salve María llena eres de gracia el Señor es contigo; bendita tú eres entre
todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre
de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la ahora de nuestra muerte.
Amén
y un CREDO,
Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en
Jesucristo su único Hijo Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del
Espíritu Santo. Nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio
Pilatos, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer
día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha
de Dios Padre, todopoderoso. Desde allí va a venir a juzgar a vivos y muertos.
Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia católica la comunión de los santos, el
perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén
siguiente
“La oración de Jesús en el
huerto de Getsemaní”
Rezar:
en la cuenta del
PADRENUESTRO, dirás :
Padre Eterno, te ofrezco el
Cuerpo, Sangre, Alma y
Divinidad de tu amadísimo
Hijo, Nuestro Señor
Jesucristo, para el perdón de
nuestros pecados y de los del
mundo entero.
En las del AVEMARÍA, dirás :
Por su dolorosa Pasión, ten
misericordia de nosotros y
del mundo entero.
Para terminar,:
Santo Dios, Santo Fuerte,
Santo Inmortal, ten piedad de
nosotros y del mundo entero.
siguiente
“La flagelación de Nuestro
Señor Jesucristo”
Rezar:
en la cuenta del
PADRENUESTRO, dirás :
Padre Eterno, te ofrezco el
Cuerpo, Sangre, Alma y
Divinidad de tu amadísimo
Hijo, Nuestro Señor
Jesucristo, para el perdón de
nuestros pecados y de los del
mundo entero.
En las del AVEMARÍA, dirás :
Por su dolorosa Pasión, ten
misericordia de nosotros y del
mundo entero.
Para terminar,:
Santo Dios, Santo Fuerte,
Santo Inmortal, ten piedad de
nosotros y del mundo entero.
siguiente
“La coronación de espinas de
Nuestro Señor Jesucristo”
Rezar:
en la cuenta del
PADRENUESTRO, dirás :
Padre Eterno, te ofrezco el
Cuerpo, Sangre, Alma y
Divinidad de tu amadísimo
Hijo, Nuestro Señor
Jesucristo, para el perdón de
nuestros pecados y de los del
mundo entero.
En las del AVEMARÍA, dirás :
Por su dolorosa Pasión, ten
misericordia de nosotros y del
mundo entero.
Para terminar,:
Santo Dios, Santo Fuerte,
Santo Inmortal, ten piedad de
nosotros y del mundo entero.
siguiente
“Jesús, con las Cruz a
cuestas, camino al Calvario”
Rezar:
en la cuenta del
PADRENUESTRO, dirás :
Padre Eterno, te ofrezco el
Cuerpo, Sangre, Alma y
Divinidad de tu amadísimo
Hijo, Nuestro Señor
Jesucristo, para el perdón de
nuestros pecados y de los del
mundo entero.
En las del AVEMARÍA, dirás :
Por su dolorosa Pasión, ten
misericordia de nosotros y
del mundo entero.
Para terminar,:
Santo Dios, Santo Fuerte,
Santo Inmortal, ten piedad de
nosotros y del mundo entero.
siguiente
“La crucifixión y muerte de
Nuestro Señor Jesucristo”
Rezar:
en la cuenta del
PADRENUESTRO, dirás :
Padre Eterno, te ofrezco el
Cuerpo, Sangre, Alma y
Divinidad de tu amadísimo Hijo,
Nuestro Señor Jesucristo, para
el perdón de nuestros pecados
y de los del mundo entero.
En las del AVEMARÍA, dirás :
Por su dolorosa Pasión, ten
misericordia de nosotros y del
mundo entero.
Para terminar rezamos tres veces:
Santo Dios, Santo Fuerte, Santo
Inmortal, ten piedad de
nosotros y del mundo entero.
Letanías a la misericordia divina
LETANIAS A LA MISERICORDIA DIVINA
Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros.
Jesucristo, óyenos
Jesucristo escúchanos.
Dios Padre Celestial, ten piedad de nosotros.
Dios Hijo, Redentor del mundo, ten piedad de nosotros.
Dios Espíritu Santo, ten piedad de nosotros.
Santísima Trinidad, que sois Un solo y verdadero Dios, ten piedad de nosotros.
* En Ti confió
1.- Jesús, Rey de Misericordia, que has redimido el mundo. En Ti confió
2.- Jesús, Rey de Misericordia, por quien todas las cosas fueron creadas.*
3.- Jesús, Rey de Misericordia, que nos has santificado.*
4.-Jesús, Rey de Misericordia, que nos revelasteis el misterio de La Santísima Trinidad.*
5.- Jesús, Rey de Misericordia, que nos manifestasteis la Omnipotencia de Dios.*
6.- Jesús, Rey de Misericordia, que te manifiestas en la creación de los espíritus celestiales.*
7.- Jesús, Rey de Misericordia, que nos formasteis de la nada.*
8.- Jesús, Rey de Misericordia, que abrazas todo el universo.*
9.- Jesús, Rey de Misericordia, que nos das la vida eterna.*
10.-. Jesús, Rey de Misericordia, que nos proteges del castigo merecido.*
11.- Jesús, Rey de Misericordia, que nos libras de la miseria del pecado.*
12.- Jesús, Rey de Misericordia, que nos concedes la justificación en el verbo encarnado.*
13.- Jesús, Rey de Misericordia, que nos concedes misericordia por Tus Santas llagas.*
14.- Jesús, Rey de Misericordia, que brota de Tu Santísimo Corazón.*
15.- Jesús, Rey de Misericordia, que nos distes a la Santísima Virgen como Madre de Misericordia.*
16.- Jesús, Rey de Misericordia, por la cual has sufrido Tu encarnación, Pasión y Muerte.*
17.- Jesús, Rey de Misericordia, por medio de la cual ayudas a todos, en todas partes y siempre.*
18.- Jesús, Rey de Misericordia, por la cual nos has prevenido con Tus Gracias.*
19.- Jesús, Rey de Misericordia, la que nos has manifestado
siguiente
revelándonos los Misterios Divinos.*
20.- Jesús, Rey de Misericordia, la que manifestaste instituyendo Tu Santa Iglesia.* En Ti confió
21.- Jesús, Rey de Misericordia, que habiendo instituido los Santos Sacramentos, nos abriste los
torrentes de Tus Gracias.*
22.- Jesús, Rey de Misericordia, por la que nos has obsequiado con los Santos Sacramentos del
Bautismo y de la Penitencia.*
23.- Jesús, Rey de Misericordia, por la que nos has obsequiado con la Santísima Eucaristía y el
Sacerdocio*
24.- Jesús, Rey de Misericordia, que nos has llamado a Nuestra Santa Fe.*
25.- Jesús, Rey de Misericordia, que la manifiestas por la conversión de los pecadores.*
26. Jesús, Rey de Misericordia, que la manifiestas iluminando a los fieles.*
27.- Jesús, Rey de Misericordia, que la revelas por la santificación de los justos.*
28.- Jesús, Rey de Misericordia, que llevas a los santos a la cumbre de la santidad.*
29.- Jesús, Rey de Misericordia, la que brota de Tus Santas llagas.*
30.- Jesús, Rey de Misericordia, la que brota de Tu Santísimo Corazón.*
31.- Jesús, Rey de Misericordia, que eres consuelo de los enfermos y afligidos.*
32.- Jesús, Rey de Misericordia, que eres el único consuelo de los corazones afligidos.*
33.- Jesús, Rey de Misericordia, que das esperanzas a las almas que se hallan en desesperación.*
34.- Jesús, Rey de Misericordia, que acompañas a todos los hombres siempre y en todas partes.*
35.- Jesús, Rey de Misericordia, que nos colmas con el torrente de Tus Gracias.*
36.- Jesús, Rey de Misericordia, que eres el refugio de los moribundos.*
37.- Jesús, Rey de Misericordia, que eres el consuelo de las almas del purgatorio.*
38.- Jesús, Rey de Misericordia, que eres la Corona de todos los Santos.*
39.- Jesús, Rey de Misericordia, que eres el gozo celestial de los que se salvan.*
40.- Jesús, Rey de Misericordia, que eres la fuente inagotable de los milagros.*
41.- Jesús, Rey de Misericordia, que eres la salvación del mundo entero.*
siguiente
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo
Perdónanos, Señor
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo
Escúchanos, Señor
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo
Ten misericordia de nosotros.
Las Misericordias de Dios, son más grandes que todas
sus obras.
Por eso cantaré las Misericordias de Dios para
siempre.
ALABANZAS A LA DIVINA MISERICORDIA
ALABANZAS A LA DIVINA MISERICORDIA
El Amor de Dios es la flor; La Misericordia el fruto. Que el alma titubeante lea estas
consideraciones sobre la Misericordia Divina y recobre la confianza.
Misericordia Divina, que brotas del seno del Padre, en Ti confío.
Misericordia Divina, supremo atributo de Dios, en Ti confío.
Misericordia Divina, misterio incomprensible, en Ti confío.
Misericordia Divina, fuente que brota del misterio de la Santísima Trinidad, en Ti confío.
Misericordia Divina, humano o angélico, en Ti confío.
Misericordia Divina, de donde brotan vida y felicidad, en Ti confío.
Misericordia Divina, más sublime que los cielos, en Ti confío.
Misericordia Divina, manantial de milagros y maravillas, en Ti confío.
Misericordia Divina, abrazando todo el universo, en Ti confío.
Misericordia Divina, que bajas a la tierra en la Persona del Verbo Encamado, en Ti confío.
Misericordia Divina, que manaste de la herida abierta en el Corazón de Jesús, en Ti confío.
Misericordia Divina, enclaustrada en el Corazón por nosotros, y especialmente por los
pecadores, en Ti confío.
Misericordia Divina, insondable en la institución de la Sagrada Hostia, en Ti confío.
Misericordia Divina, que fundaste la Santa Iglesia, en Ti confío.
Misericordia Divina, presente en el Sacramento del Santo Bautismo, en Ti confío.
Misericordia Divina, en la justificación de nosotros por Jesucristo, en Ti confío.
Misericordia Divina, que nos acompañas a lo largo de la vida, en Ti confío.
Misericordia Divina, que nos abrazas, especialmente a la hora de la muerte, en Ti confío.
Misericordia Divina, por quien recibimos el don de la inmortalidad, en Ti confío.
siguiente
.
Misericordia Divina,
Misericordia Divina,
Misericordia Divina,
Misericordia Divina,
Ti confío.
Misericordia Divina,
Misericordia Divina,
Misericordia Divina,
Misericordia Divina,
Misericordia Divina,
Misericordia Divina,
Misericordia Divina,
Misericordia Divina,
Misericordia Divina,
Misericordia Divina,
Misericordia Divina,
Misericordia Divina,
siempre a nuestro lado en cada instante de nuestra vida, en Ti confío.
escudo protector de las llamas infernales, en Ti confío.
por quien se convierte el pecador empedernido, en Ti confío.
que dejas atónitos a los ángeles; inasequible también a los santos, en
insondable en todos los misterios de Dios, en Ti confío.
que nos rescatas de toda miseria, en Ti confío.
manantial de felicidad y gozo, en Ti confío.
que de la nada nos trajiste a la existencia, en Ti confío.
que rodeas con Tus brazos toda obra de Sus manos, en Ti confío.
que presides toda la obra de Dios, en Ti confío.
en la que estamos todos sumergidos, en Ti confío.
dulce consuelo de los corazones angustiados, en Ti confío.
única esperanza de los desesperados, en Ti confío.
remanso de corazones, paz en la turbulencia, en Ti confío.
gozo y éxtasis de las almas santas, en Ti confío.
esperanza renovada, perdida ya toda esperanza, en Ti confío.
Dios Eterno, en quien la misericordia es infinita y el tesoro de compasión inagotable, vuelve
a nosotros Tu bondadosa mirada y aumenta Tu misericordia en nosotros para que en los
momentos difíciles, no nos desalentemos ni nos desesperemos, sino que, con la máxima
confianza, nos sometamos a Tu santa voluntad, que es Amor y Misericordia.
Oh incomprensible e infinita Misericordia Divina, ¿quién podrá adorarte como Te mereces.
Eres la dulce esperanza del pecador. Uníos estrellas, mar y tierra en un sólo himno y cantad
a coro, con vuestra mejor voz, la misericordia Divina, cuya comprensión no se nos alcanza..
MEDITACIÓN PARA LA HORA DE LA MISERICORDIA 3 de la tarde
MEDITACIÓN PARA LA HORA DE LA MISERICORDIA
Leída públicamente el 7 de julio, 2003 a las 3:00 PM, en el Santuario de la Divina
Misericordia, Cracovia, Polonia
“Oh Jesús, tu Corazón traspasado es el océano de infinita Misericordia de donde manan,
copiosamente, tu Sangre y Agua. Sangre que libera nuestros pecados, y Agua que purifica y
vivifica nuestros corazones. Tú eres la fuente abierta de salvación, en la cual deseamos
sumergirnos para ser transformados con el poder redentor de tu Misericordia.
Jesús, tú nos has ofrecido en esta imagen de tu Corazón Misericordioso revelada a Santa
Faustina, un recipiente por el cual podemos venir a la fuente de Misericordia para recoger, sin
límites, gracias abundantes de conversión, sanación y redención.
¡Oh Jesús, en ti confío! En ti confío mi vida entera, mi corazón, mis temores, mis fragilidades, mis
sueños y todos mis sufrimientos, los del cuerpo y los más íntimos de mi corazón.
¡En ti confío, Oh Misericordia Divina! Tú que miras mi debilidad con ojos compasivos; que levantas
mi miseria con el poder de tu amor; que das vida a mi esterilidad y que confías en mí a pesar de mí
mismo. En ti confío, tú que calmas las tempestades del alma y las grandes tormentas que azotan
la barca de nuestras vidas, familias, comunidades y naciones. En ti, Jesús, confío el pasado que
de tantas formas nos aplasta; el presente que nos inquieta y el futuro que tantas veces nos
angustia.
¡Oh Corazón Misericordioso! En tu llaga bendita nos escondemos, descubriendo allí nuestro
refugio y descanso... nuestra paz. En el inmenso océano de tu Corazón, nos sumergimos hoy,
nosotros pecadores, esperando con confianza el don más hermoso de tu amor por la humanidad:
Tu Misericordia”.
Descargar

SANTO ROSARIO - Servitas de Herrera