¿Qué si no tuvieras una
iglesia adonde asistir?
¿Qué si no tuvieras a un
pastor para enseñarte?
¿Qué si fueras entrenado
por hechizeros?
¿Serías un creyente
verdadedo?
Cómo un joven
judío y esclavo
llegó a ser
presidente
en Irak
Daniel 1:1-2
Daniel fue capturado y
llevado a Babilonia siendo
un joven de diez a quince
años de edad.
Vio a su familia asesinada
y su nación destruida.
Era un eunuco en la corte
de Nabucodonosor.
Los judíos
desarrollaron una
mentalidad de
Prisioneros de Guerra.
Odiaban a Babilonia.
Eran esclavos.
Jeremiás 29:27-28
¡El Canto Equivocado!
Error #1 – No te sientes.
La depresión es un
enemigo sutil.
Te hace interiorizar
tu dolor.
Apaga tus emociones.
Error #2 – No dejes de
cantar alabanzas a Dios.
Es un gran error colgar
nuestras arpas en los sauces.
La alabanza es uno de los
mejores caminos a la victoria.
Cuando dejamos de alabar,
empezamos a dudar.
Por causa de su odio a
Babilonia perdierdon la
opurtunidad de testificar.
Temían que “se olvidarían”
de Jerusalén.
La mejor manera de
recordar de Jerusalén es
por medio de la alabanza.
Error #3 – No internalices
tu dolor.
El dolor nos hace enojar y
queremos que alguien pague
por las cosas que nos duelen.
Al enfocarse en su dolor
los israelitas se hiceron
como sus enemigos.
Los judíos que escaparon
la cautividad pensaban
que estaban libres del
peligro y que los esclavos
en Babilonia morirían.
¡La realidad era
lo opuesto!
El Ajuste
de Actitud
Daniel cambió su actitud
acerca de Babilonia.
Daniel llegó a entender que
Dios era Dios en Babilonia.
¡Es difícil salvar lo que
queremos destruir!
Daniel se vio a sí mismo
como un misionero
a Babilonia.
Entendía que era
Dios quien lo envió allí.
Creía que era responsable
de traer la revelación de
Jehová Dios a Babilonia.
No podemos ganar
a nadie al ignorarle.
No podemos ganar
el corazón de nadie
siendo indiferentes.
Jesús rehusó orar que
Dios nos quitara “del
mundo.” Juan 17:15
Descargar

President of Babylon