La imagen de
Daniel 2
Cronogram
a profético
Profecía
de la
imagen
de
Daniel 2
Antes de que entremos a estudiar en la Biblia el
significado de esta imagen, miremos lo siguiente:
Daniel no era caldeo, era hebreo, y ¿Por qué
razón estaba allí?
Dios había utilizado a Babilonia para
castigar a su pueblo por la violación
a su Ley, Dios les había ordenado:
“Guardad mis mandamientos y mis
ordenanzas, conforme a todas las
leyes que yo prescribí a vuestros
padres, y que os he enviado por
medio de mis siervos los profetas”.
14
Mas ellos no obedecieron, antes endurecieron su
cerviz, como la cerviz de sus padres, los cuales no
creyeron en Jehová su Dios.
15 Y desecharon sus estatutos, y el pacto que él había
hecho con sus padres, y los testimonios que él había
prescrito a ellos; y siguieron la vanidad, y se hicieron
vanos, y fueron en pos de las naciones que estaban
alrededor de ellos, de las cuales Jehová les había
mandado que no hiciesen a la manera de ellas.
16
Dejaron todos los mandamientos de Jehová su Dios, y
se hicieron imágenes fundidas de dos becerros, y
también imágenes de Asera, y adoraron a todo el
ejército de los cielos, y sirvieron a Baal (2 Rey.17:1316).
Los pecados de los que Dios los acusa
básicamente eran dos:
1). La idolatría. 2 Ceon.21:13.
Sino que has andado en el
camino de los reyes de Israel, y
has hecho que Judá y los
habitantes de Israel se hayan
prostituido (idolatría) como se
prostituyó la casa de Acab, y
también has matado a tus
hermanos, tu propia familia, que
eran mejores que tú (porque
decidieron ser fieles a Dios).
Lea Apoc.14:7.
2). La violación del sábado. 2 Cron.36: 15-21.
15 Y Jehová el Dios de sus padres envió á ellos
por mano de sus mensajeros, levantándose de
mañana y enviando: porque él tenía misericordia
de su pueblo, y de su habitación.
16 Mas ellos hacían escarnio de
los mensajeros de Dios, y
menospreciaban sus palabras,
burlándose de sus profetas, hasta
que subió el furor de Jehová
contra su pueblo, y que no hubo
remedio.
• 17 Por lo cual trajo contra ellos al rey de los Caldeos, que
mató á cuchillo sus mancebos en la casa de su santuario,
sin perdonar joven, ni doncella, ni viejo, ni decrépito; todos
los entregó en sus manos.
• 18 Asimismo todos los vasos de la casa de Dios, grandes y
chicos, los tesoros de la casa de Jehová, y los tesoros del
rey y de sus príncipes, todo lo llevó á Babilonia. 19 Y
quemaron la casa de Dios, y rompieron el muro de
Jerusalén, y consumieron al fuego todos sus palacios, y
destruyeron todos sus vasos deseables. 20 Los que
quedaron del cuchillo, pasáronslos á Babilonia; y fueron
siervos de él y de sus hijos, hasta que vino el reino de los
Persas;
• 21 Para que se cumpliese la palabra de Jehová por la boca
de Jeremías, hasta que la tierra hubo gozado sus sábados:
porque todo el tiempo de su asolamiento reposó, hasta
que los setenta años fueron cumplidos.
• Y así fue como Daniel fue deportado a
Babilonia junto con muchos israelitas.
• Dios en su infinita sabiduría y amor, permitió
que du pueblo estuviese allí con el fin de que
evangelizaran a los caldeos, los Medo persas,
los griegos y los habitantes de Babilonia.
TÚ, OH REY, VEÍAS, Y HE AQUÍ
UNA GRANDE IMAGEN. ESTA
IMAGEN, QUE ERA MUY
GRANDE, Y CUYA GLORIA
ERA MUY SUBLIME, ESTABA
EN PIE DELANTE DE TI, Y SU
ASPECTO ERA TERRIBLE
(DANIEL 2:31).
Daniel 2:1-3. En el segundo año
del reinado de Nabucodonosor,
éste tuvo un sueño; y su espíritu
se perturbó, y no pudo dormir.
2 El
rey mandó llamar a los magos, a los
encantadores, a los hechiceros y a los caldeos
para que le declarasen sus sueños. Vinieron y
se presentaron delante del rey. 3 Y el rey les
dijo: —He tenido un sueño, y mi espíritu se
ha turbado por entender el sueño.
De los versos 4-16, se nos
dice que ninguno de los sabios
le pudo rebelar a
Nabucodonosor el sueño, por
lo que el rey enfurecido los
mando a matar,
es en este punto donde aparece Daniel,
quien pidió al rey que le diese tiempo para
declararle el sueño y su interpretación.
17 Luego
Daniel fue a su casa
y dio a conocer el asunto a
Ananías, Misael y Azarías,
sus compañeros, 18 a fin de
implorar misericordia del
Dios de los cielos con
respecto a este misterio,
para que Daniel y sus
compañeros no pereciesen
junto con el resto de los
sabios de Babilonia.
19 Entonces
el misterio le fue revelado a Daniel
en una visión de noche, por lo cual Daniel
bendijo al Dios de los cielos.
26 El
rey habló y preguntó a Daniel,
cuyo nombre era Beltesasar: —
¿Podrás tú darme a conocer el
sueño que tuve y su interpretación?
27 Daniel respondió en presencia del
rey diciendo: —El misterio sobre el
cual el rey pregunta, ni los sabios, ni
los encantadores, ni los magos, ni
los adivinos lo pueden declarar al
rey.
28 Pero
hay un Dios en los cielos, quien revela los
misterios. El ha hecho saber al rey Nabucodonosor lo que
ha de acontecer en los postreros días. Tu sueño y las
visiones de tu cabeza en tu cama son éstos:
29 Estando
tú, oh rey, en tu
cama, tus pensamientos se
agitaban por saber lo que había
de suceder en el porvenir; y el
que revela los misterios te ha
hecho saber lo que ha de
suceder.
30 En
cuanto a mí, me ha sido revelado este misterio,
no porque la sabiduría que hay en mí sea mayor que
la de todos los vivientes, sino para que yo dé a
conocer al rey la interpretación y para que entiendas
los pensamientos de tu corazón.
31 Tú,
oh rey, mirabas, y he aquí
una gran estatua. Esta estatua,
que era muy grande y cuyo
brillo era extraordinario,
estaba de pie delante de ti; y
su aspecto era temible.
32 La
cabeza de esta estatua era de oro
fino; su pecho y sus brazos eran de
plata; su vientre y sus muslos eran de
bronce;
33 sus piernas eran de hierro; y sus pies
en parte eran de hierro y en parte de
barro cocido.
34 Mientras
mirabas, se
desprendió una
piedra, sin
intervención de
manos. Ella
golpeó la estatua
en sus pies de
hierro y de barro
cocido, y los
desmenuzó.
35 Entonces
se desmenuzaron también
el hierro, el barro cocido, el bronce, la
plata y el oro; y se volvieron como el
tamo de las eras en verano.
El viento se los llevó, y nunca más fue
hallado su lugar. Y la piedra que golpeó
la estatua se convirtió en una gran
montaña que llenó toda la tierra.
El mismo profeta, por inspiración de Dios
nos revela estos símbolos.
Cabeza de oro
Babilonia
Dan.2:36-38.
36 Este es el sueño. Y su interpretación también la
diremos en presencia del rey:
37 Tú,
oh rey, eres rey de reyes porque el
Dios de los cielos te ha dado la realeza,
el poder, la fuerza y la majestad.
38 Todo lugar donde habitan los hijos
del hombre, los animales del campo y las
aves del cielo, él los ha entregado en tus
manos y te ha dado dominio sobre todos
ellos. Tú eres aquella cabeza de oro.
Comentario Bíblico Adventista
Rey de reyes.
Porque el Dios del cielo te ha dado el reino.
En sus inscripciones Nabucodonosor
atribuye su éxito como rey a su dios Marduk,
pero Daniel en forma cortés corrige esta idea
equivocada. Afirma que es el Dios del cielo
quien le ha dado tal poder.
El territorio que
Nabucodonosor
gobernaba había tenido
una larga y variada
historia y había estado
bajo el gobierno de
diferentes pueblos y
reinos. De acuerdo con
el Génesis, la ciudad de
Babilonia fue parte del
reino fundado por
Nimrod, bisnieto de Noé
(Gén. 10:8-10).
Territorio de
Sem, quien
recibió la
primogenitura
,
Territorio
de Cam,
de donde
procedía
Ninrod.
Los semitas (o sea los descendientes de Sem, quien
recibió la primogenitura de parte de Noé, por
orientación de Ninrod) fundaron el antiguo Imperio
Babilónico, que floreció en época de los últimos
patriarcas.
Mientras otros pueblos florecieron, Babilonia llegó a ser
menos importante. Después de un período de
dominación asiria, Babilonia logró otra vez su
independencia bajo el gobierno de los caldeos, y tomó
nuevamente la dirección del mundo.
Nabopolasar, padre de Nabucodonosor, reino desde
(626-605 a. C.) fue el fundador de lo que se llama el
Imperio Caldeo o Neobabilónico, el cual tuvo su edad de
oro en los días del rey Nabucodonosor (605-562 a. C.)
“Los animales del campo y las aves del
cielo, él los ha entregado en tus manos”
¿Recuerdan la autoridad que Dios le había dado a
Adán? Gen.1:26.
“Señoree en los peces del mar, en las aves de los
cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo
animal que se arrastra sobre la tierra”
Esta era una representación apropiada del dominio
de Babilonia en tiempos de Nabucodonosor.
El siguiente pasaje de la así llamada inscripción de East
India House (Casa de la India Oriental) es típica de la
evidencia arqueológica que atestigua la descripción
hecha por Daniel de las conquistas de Nabucodonosor:
”En su [de Marduk] excelso servicio he atravesado
países lejanos, montañas remotas desde el Mar
Superior [Mediterráneo] hasta el Mar Inferior [golfo
Pérsico], sendas escarpadas, caminos obstruidos,
donde el paso se ve impedido, donde no hay lugar para
poner el pie, también rutas no trazadas, y caminos
desiertos.
A los desobedientes subyugué; capturé a los enemigos,
establecí justicia en la tierra; exalté al pueblo; a los
malos y malvados alejé de la gente”.
Tú eres aquella cabeza
de oro
Nabucodonosor era la
personificación del
Imperio Neobabilónico.
Las conquistas militares y
el esplendor
arquitectónico de
Babilonia se debían, en
gran medida, a sus
proezas.
Para embellecer la
ciudad de Babilonia
se había usado oro en
abundancia.
Herodoto describe
con profusión de
términos el
resplandor del oro en
los templos sagrados
de la ciudad.
Observe el piso
del atrio del
templo, el cual es
de oro
La imagen del dios Zeus (Baal
Marduk, el trono sobre el
cual estaba sentado (la
imagen), la mesa y el altar
estaban hechos de oro
(Herodoto i. 181, 183; iii. 17).
El profeta Jeremías
compara a Babilonia “con
una copa de oro” (Jer. 51:7).
Plinio describe las vestimentas
de los sacerdotes como
entretejidas con oro.
Todo relacionado con la
adoración a sus dioses
Nabucodonosor sobresalía entre los reyes de la
antigüedad. Dejó a sus sucesores un reino grande y
próspero, como podemos entresacar de la siguiente
inscripción:
”[Desde] el Mar Superior [hasta] el Mar
Inferior (una línea destruida)... que Marduk
(su dios), mi señor, me ha confiado a mí, yo
he hecho... la ciudad de Babilonia a la
delantera de entre todos los países y toda
habitación humana;
su nombre yo he [hecho o elevado] el
[sumamente digno de] alabanza entre las
ciudades sagradas... Los santuarios de mis
señores Nebo y Marduk (como) sabio
(gobernante)... siempre...”
Este es otro de muchos santuarios
he imágenes elaborados en oro
puro en honor a sus dioses, los
cuales se encontraban por toda
Babilonia.
Pettinato recuerda un texto topográfico que presta
especial atención a los lugares de culto que menciona:
43 Centros de culto a los dioses de Babilonia, y además:
300 capillas o lugares sacros de los Igigi.
600 capillas de los Anunna.
180 oratorios de Ishtar.
180 "estaciones" de Lugalgirra y Meslamtaeca.
12 "estaciones" de las Pleiades.
6 "estaciones" de los Peces.
Los babilonios, como los otros pueblos del Oriente
Próximo Antiguo,eran profundamente religiosos.
Lo que ningún rey anterior había hecho (yo
conseguí): corté a través de las empinadas
montañas, partí rocas, abrí pasajes y (así) construí
un camino derecho para (el transporte de los)
cedros.
Yo hice que las naves navegaran hasta el canal de
Arahtu, que llevaba al Eufrates, y flotase (hacia
abajo) y llevase a Marduk, mi rey, imponentes
cedros; altos y fuertes, de preciosa hermosura y
de excelente calidad oscura, el rendimiento
abundante del Líbano, como (si fuera) tallos de
cañas (llevados por) el río (Arahtu).
Este Líbano, sobre el cual un enemigo extranjero
estaba dominando y robando (le) sus riquezas; su
pueblo estaba esparcido, había huido lejos (a la
región lejana). (Confiando) en el poder de mis
señores Nebo y Marduk, organicé mi ejército para
una expedición al Líbano.
Yo hice feliz a ese país erradicando a su enemigo
por doquiera (literalmente hacia riba y hacia
bajo). Todos sus habitantes esparcidos llevé de
vuelta a sus poblaciones (literalmente, junté y
reinstalé).
Hice que los habitantes del Líbano vivieran juntos con
seguridad y no permití que nadie los molestara.
Para que nadie les hiciera daño, “yo erigí allí una
estela”, (o sea, un monumento conmemorativo), que
me muestra como rey eterno” (Ancient Near Eastern
Texts, p. 307).
(De esta forma), el poder de Nabucodonosor se sintió
no solo en Babilonia, sino desde el Mediterráneo hasta
el Golfo Pérsico y desde Hacia Menor hasta Egipto.
Esta es una de las razones por la cuales Dios utilizó a
Nabucodonosor: para castigar a los opresores de los
más débiles, que aunque eran paganos, Dios los
amaba, en esta forma Nabucodonosor fue un hombre
bueno.
La imagen mostrada a
Nabucodonosor simboliza el
deterioro
1), del poder y la gloria de los
605-562
a. C
Oro
Plata
Bronce
reinos de la tierra, y
2), al mismo tiempo representa
adecuadamente el deterioro
de la religión y de la moral
entre los habitantes de esos
reinos. (De los cuales usted y
yo formamos parte).
Hierro
Hierro y
barro
En los materiales
utilizados en la
formación de la imagen
se nota el deterioro
moral de la humanidad
hasta la segunda venida
de Cristo.
Finalmente, recordemos que fue precisamente
allí donde sucedió lo registrado en (Gen.11:1-9).
“Era entonces toda la tierra de una lengua y unas
mismas palabras. Y aconteció que, como se
partieron de oriente, hallaron una vega en la
tierra de Sinar, y asentaron allí. Y dijeron los unos
á los otros: Vaya, hagamos ladrillo y cozámoslo
con fuego. Y fueles el ladrillo en lugar de piedra, y
el betún en lugar de mezcla.
Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y
una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y
hagámonos un nombre (es decir: HAGÁMONOS
FAMOSOS), , por si fuéremos esparcidos sobre la
faz de toda la tierra”.
“Y descendió Jehová para ver la ciudad y la torre
que edificaban los hijos de los hombres. Y dijo
Jehová: He aquí el pueblo es uno, y todos éstos
tienen un lenguaje: y han comenzado á obrar, y
nada les retraerá ahora de lo que han pensando
hacer. Ahora pues, descendamos, y confundamos
allí sus lenguas, para que ninguno entienda el
habla de su compañero.
Así los esparció Jehová desde allí sobre la faz de
toda la tierra, y dejaron de edificar la ciudad. Por
esto fué llamado el nombre de ella Babel,
Babilonia, porque allí confundió Jehová el
lenguaje de toda la tierra, y desde allí los esparció
sobre la faz de toda la tierra”.
1). Los constructores de la ciudad y la torre eran opuestos a la
voluntad de Dios.
2). La Biblia no dice que Dios destruyó la torre, sino que Dios
“confundió sus lenguas”, y “dejaron de edificar la ciudad "y
se “esparcieron por toda la tierra”.
3). Lo único que consiguieron los constructores de Babel fue,
hacerse famosos, puesto que sentaron las bases para la
futura Babilonia espiritual, y por doquier se ha extendido
su oposición a la voluntad de Dios.
4). Como un testimonio elocuente de lo que dice la Biblia,
tenemos la confusión de lenguas y diferentes religiones
que, aunque casi todas se basan en la Biblia también hay
confusión entre ellas porque como Ninrod están opuestos a
la voluntad expresada en su Santa Ley, los Diez
Mandamientos.
¿cuál fue la razón para que babilonia
desapareciera?
Babilonia desapareció
porque en su prosperidad
se olvido de Dios y atribuyó
la gloria de su prosperidad
a las hazañas humanas.
Extraído del Comentario
Bíblico Adventista Tomo 4,
págs. 1189-119.
Dios en su misericordia,
los llamó a través de
Daniel, pero lo
rechazaron.
Descargar

Diapositiva 1