Disertantes:
• Lic. Hortensia
Aramayo
• Lic. Cristina jurado
• Lic. Delicia Méndez
Agradecimientos:
• Al personal de enfermería del
servicio de Neonatología del
h.P.S. especialmente al Turno
noche por el material
bibliográfico aportado.
• Al personal de enfermería del
servicio de Neonatología por las
experiencias relatadas.
Jornadas de neonatología
Temas:
Enfermería, una arte en neonatología
•Introducción
•Concepto de arte, enfermería y enfermería
neonatal
•Perfil de una enfermera que trabaja en
neonatología
•Ventajas y desventajas de trabajar en un servicio
critico
•Experiencias relatadas por el personal de
enfermería del servicio de Neonatología.
Presentación de video.
•Conclusión
 Contención a los padres
•Introducción
•¿Qué significa contener? ¿Qué es la
hospitalización y como influye en los
padres?
•Razones que producen trastornos socio
afectivos y emocionales en los padres.
•Fases en el desarrollo de la crisis
durante la hospitalización.
•Intervenciones de enfermería para
favorecer la contención de los padres.
•Conclusión
•
Objetivo general:
Valorar el rol fundamental de
enfermería en relación a la
atención integral de recién nacido.
Destacar la importancia de la
Contención a los padres de los
recién nacidos hospitalizados.
Intensificar la relación de apego
madre-hijo.
• Objetivos específicos:
Relacionar los conceptos de arte y de enfermería
aplicados al Servicio de Neonatología.
Destacar los requisitos del personal de
enfermería que desempeña sus funciones en el
Servicio de Neonatología.
Exponer las ventajas y desventajas de trabajar
en un servicio crítico como Neonatología.
Destacar la influencia de la hospitalización de
un recién nacido en los padres.
Promover la intervención de enfermería en la
contención a los padres.
•Propósito:
Las autoras de ésta trabajo tienen como
propósito destacar el rol fundamental de la
enfermera en la atención integral del recién
nacido durante su hospitalización.
Es por ello que estamos comprometidas en
la capacitación continúa con el fin de
perfeccionar nuestras acciones de
enfermería y con el deseo de “ver en el
futuro un recién nacido que estuvo
hospitalizado en optimas condiciones de
vida”
Enfermería,
un arte
en
neonatología
La enfermería es un arte y si se pretende que
sea un arte, requiere de una devoción tan
exclusiva, una preparación tan dura, como el
trabajo de un pintor o de un escultor, pero
Cómo puede compararse la tela muerta o el
frío mármol con el tener que trabajar con el
cuerpo vivo, el templo del espíritu de Dios?...
Es una de las bellas artes, casi diría la mas
bellas de todas las bellas artes”
Florence Nightingale
Introducción
El siguiente trabajo plantea los aspectos
fundamentales de Enfermería como ciencia
y el arte del cuidado. Por eso afirmamos
que esta profesión es el más imaginativo y
creativo sentido del conocimiento al servicio
del ser humano.
A través del tiempo la medicina produjo
cambios y uno de los más destacados fue
la Neonatología, insistiendo cada vez más
en el cuidado especial de enfermería.
•Concepto de arte, enfermería, y enfermería
neonatal
Arte:
El arte es una manifestación de una
actividad del hombre de representar una idea real
o imaginaria utilizando los medios que tiene a su
alcance. Tanto el arte como la ciencia requieren
habilidad técnica para la realización de las
acciones.
El arte es una actividad que requiere
un aprendizaje y puede ampliarse hasta el punto
de englobar la expresión de una visión particular
del mundo.
• Enfermería:
Enfermería es mucho más que una disciplina, es una
ciencia en la que se conjugan el conocimiento, el corazón, la
fortaleza y el humanitarismo. Su verdadera esencia reside en la
imaginación creativa, el espíritu sensible y la comprensión inteligente
que constituyen el fundamento real de los cuidados de enfermería.
El arte de la enfermería es el más imaginativo y creativo
sentido del conocimiento al servicio del ser humano. Para ello el
profesional de enfermería debe integrar los conocimientos de las
artes, las humanidades, las ciencias sociales y conductuales para la
asistencia humana.
La ciencia de enfermería se fundamenta en el arte del
cuidado y se manifiesta en la relación interpersonal y en la utilización
de diversas técnicas y procedimientos donde se vinculan la
reflexión, la integración de ciencias y los valores, el análisis, la
aplicación de conocimientos, el juicio crítico y la intención que
permiten crear el cuidado.
•
Enfermería Neonatal:
La neonatología es la rama de la medicina que atiende a recién nacidos enfermos,
que se encuentran en estado crítico de vida y que tienen posibilidad de recuperación. Que
requieran para su supervivencia atención médica y de enfermería en forma permanente, además
de equipos e instrumental que aseguren el adecuado control del tratamiento.
Los primeros pasos en la rama de la neonatología datan
de 1892, con las observaciones de Pierre Budin, médico de origen francés, considerado el padre
de la Neonatología el cual escribió un libro para lactantes con problemas nacidos de un parto
prematuro y diferenció a los lactantes en pequeños y grandes para la edad gestacional.
Desde la década de 1970 se insiste cada vez más en el
cuidado especial de enfermería, en los cuidados de asepsia, antisepsia y lavado de manos para la
prevención de infecciones intra hospitalarias.
Uno de los cambios más destacados en la Neonatología
ha sido la atención intensiva para el recién nacido prematuro y la vigilancia estrecha de los
problemas respiratorios, junto al uso de la ventilación mecánica.
La neonatología ha progresado de muchas maneras y en todo sentido. Con mucho
esfuerzo nos disponemos a la capacitación cada vez mas a ritmo que impone el progreso por las
tecnologías y ofrecer además una atención integral al recién nacido y su familia.
Las enfermeras han aprendido las habilidades técnicas y
han desarrollado la experiencia necesaria para participar en forma activa del cuidado intensivo
neonatal. Paulatinamente en la evolución de la profesión se ha hecho cargo de mayores
responsabilidades con expansión del propio rol y, a su vez, algunas tareas que enfermería hacia
artesanalmente fueron reemplazadas por la tecnología.
•Perfil de una enfermera que
trabaja en Neonatología:
Poco se ha hablado hasta el momento
de
Enfermería en Neonatología.
Quizás sea dentro del equipo de salud,
los profesionales más implicados para
que los pacientes lleguen a un buen fin.
Para eso se deben de dar los
siguientes requisitos:

Conocer su función:
La función de la enfermera en los
servicios de
neonatología está fundamentada en la
identificación. El seguimiento y el control de
los cuidados de la salud de los neonatos.
La piedra angular de ésta definición viene
definida por el concepto de cuidados y
definimos a éstos como “todas aquellas
intervenciones de salud y promoción
aplicadas a los recién nacidos.
• Conocer sus limites:
Los límites del profesional de enfermería en
los
servicios de neonatología deben ir definidos por
el nivel de preparación y la pericia del
profesional. Comienzan desde que el neonato
toma contacto con el mundo exterior, hasta que
cumple un mes de vida. Conlleva cuidados desde
los más básicos de protección e higiene de la
salud hasta los más específicos de
mantenimiento de la vida en condiciones
óptimas
• Tener conocimiento para la aplicación de los cuidados:
Los conocimientos de los profesionales de Enfermería
en un porcentaje muy elevado vienen dados por su
experiencia, pero sin duda alguna, con el desarrollo de
éstos profesionales debe devenir por el nivel de
adquisición de conocimientos científicos que redunden
en las intervenciones que se aplican a los neonatos.
Estos conocimientos se adquieren por medio de:
1.Lectura de bibliografía adecuada a los cuidados
neonatales
2.Lectura crítica de revistas científicas referentes a
los cuidados neonatales
3.Revisiones sistemáticas de problemas específicos
de los cuidados neonatales.
 Tener experiencias en la aplicación de los
cuidados:
La experiencia en muchas ocasiones
viene ligada con los años de trabajo, pero ésta
circunstancia puede ser errónea.
La experiencia está dada por el grado
de conocimiento y la aplicación sobre un cuidado
especifico neonatal, por ejemplo: a mi me pueden
haber enseñado mal a hacer una técnica de
cuidado y desde luego yo creer que esa técnica
es la idónea, para comprobar es tipo de
experiencias hay que tener espíritu de mejora.
•
Tener capacidad para mejorar:
Esta capacidad esta dada por el grado de implicación que el
profesional de enfermería tiene con su paciente, y no es como
muchos autores dicen enfocando todo a incentivos. Los incentivos
profesionales no deben de ser económicos, se supone que los
profesionales cualificados deben de percibir un salario digno y
equiparado a su nivel de conocimiento y responsabilidad.
Para mejorar en los cuidados es importante que se cumplan
las premisas anteriores y después de cumplidas, el grado de
implicación con tus pacientes es el que nos va a dar los vectores de
mejora de los cuidados, desde luego estos vectores son las fuentes
más adecuadas a la investigación en el campo de los cuidados en
general.
Además es importante recalcar que todo personal de
enfermería que trabaja en un servicio de neonatología debe
agradarle el trabajo que realice, debe ser perfeccionista, firme,
objetivo y sin dejar de transmitir simpatía y calor humano, ya que son
pacientes especiales.
•Ventajas y desventajas de trabajar en un servicio
critico:
El servicio de neonatología es considerado
como un servicio crítico por la complejidad de la calidad
de los pacientes internados. Quienes trabajan en ésta
unidad deben enfrentar exigencias y sobrecargas
emocionales, intelectuales y físicas muy altas. .
Hay que reconocer que trabajar en un
servicio de neonatología no es fácil, porque representa
enfrentarse a un continúo esfuerzo de actualización y
aprendizaje.
Como ventajas de trabajar en un servicio
crítico como es Neonatología, se pueden citar algunos
como ser:
• Competencia técnica:
Se necesita habilidad para trabajar y conocimientos para
las tareas especificas, métodos y técnicas adquiridas de la
experiencia, de la educación y de la capacitación continúa.
• Destrezas interpersonales:
Hay que tener capacidad y juicio para trabajar con las
personas, incluyendo la comprensión de la motivación y la
explicación de un liderazgo efectivo.
• Habilidades conceptuales:
Es la capacidad para comprender la complejidad global
de la organización donde se sitúa el propio desempeño.
Como desventajas citamos la siguiente:
• Largas horas de intensos esfuerzos en un ambiente
restringido.
• Exposición constante a intensas reacciones emocionales
propias y de los padre.
• Cuidar de recién nacidos, cuyas condiciones son variables,
demandan decisiones correctas inmediatas y su rápida
intervención.
• Fototerapia: causan problemas en la vista, sensación de
vértigos o mareos, cefaleas.
• Radiación: la exposición a los rayos x provocan
problemas en la salud a largo plazo.
•
Presencia constante de ruidos: éstos son producidos por
los aparatos que en forma permanente están encendidos y sus
alarmas activadas, que con el correr del tiempo producen
alteraciones en la audición.
• Stress por la nuevas tecnologías:
* Esfuerzo mental
Derivado de la atención que enfermería debe brindarle
a la maquina o aparato, interpretando sus señales, además de
administrar los cuidados directos.
* Falla de aprendizaje adecuado,
Generalmente el equipo comienza a utilizarse sin el
entrenamiento previo, solamente un catálogo y algún colega que
los sabe utilizar, suelen ser las guías de instrucción.
* Responsabilidad:
A veces un error del aparato puede producir
consecuencias irreversibles en el paciente.
* Cuestiones éticas:
El establecimiento de prioridades está determinada por la
condición del paciente cuando los aparatos son escasos. Hay que
decidir con quienes se utilizan y quienes quedan excluidos.
Conclusión
Con este trabajo queremos destacar el
rol de una enfermera que se desempeña en un
servicio de neonatología que aplica la ciencia y
el arte del cuidado,
como una actividad
indelegable propia de nuestra profesión que
brindamos a los recién nacido hospitalizados,
que son totalmente dependientes.
En la actualidad los profesionales de
enfermería tenemos una tarea prioritaria e
importante, que es la de clarificar y consolidar
nuestra identidad profesional.
Contención
a
los padres
Introducción
Como enfermeras del servicio de neonatología sabemos
que la hospitalización de un bebé es un proceso forzoso
ya que los padres deben pasar parte de su
responsabilidad a personas extrañas que conforman el
equipo de salud.
Los padres durante éste proceso experimentan unas
series de reacciones como el dolor, la angustia, la
frustración y la impotencia porque sienten que no
pueden hacer nada para ayudar a sus hijos.
Ante ésta situación pueden tolerar el proceso de
internaciòn o llegar a conductas inadecuada. De
acuerdo al tipo de ayuda que obtengan los padres se
sentirán fortalecidos o debilitados.
•¿Qué significa contener?
La familia es el pilar fundamental del desarrollo del
individuo, por lo cual el apoyo que los profesionales de la
salud ofrezcan, debe ser abordado desde un enfoque integrador,
globalizador, a la vez que personalizado, respecto a cada uno de sus
miembros y su influencia en el sistema familiar.
Partiendo de este concepto de familia, contener significa
estar acompañado, estar apoyado, estar informado por personas que
le sean de interés primordial y le creen confianza.
Los padres están contenidos durante la internaciòn de un
hijo cuando la intervención de enfermería responde a lo que son sus
prioridades, se les proporciona información regular con relación a la
evolución del niño, se logra establecer una relación significativa y se
las prepara educándolos para asumir un rol activo-participativo en el
cuidado del niño a partir de un reconocimiento de sus propias
capacidades y recursos
• ¿Qué es la hospitalización y como influye en los padres?
La hospitalización del niño en estado crítico condiciona un gran riesgo para su desarrollo físico
y psicosocial posterior, por lo que requiere de manera especial de su familia en conjunto con el equipo de
salud, para obtener un cuidado holístico.
La hospitalización de un neonato del niño tiene 3 protagonistas: el niño, los padres y el equipo
de salud. Siendo los dos últimos moduladores de su crecimiento y desarrollo a través de las interacciones
que establecen; esta situación, es un factor de estrés importante para los padres, en que el eje central, es
el duelo y los mecanismos psicológicos implicados para su elaboración normal o patológica, lo que se ve
agravado por el tiempo de hospitalización, la separación del niño y la dependencia de máquinas,
monitores y otros para su cuidado, imagen alejada de su ideal parental.
Cuando los padres tienen un hijo en condición crítica de salud, se les plantea un futuro
incierto, lo que demanda al equipo de salud desde el principio gran cantidad de cuidados y
atención hacia ellos; ya que precisan de apoyo para aceptar su situación actual y superar la crisis
situacional vivida.
Con la hospitalización de un neonato, se produce un trastorno en la vida familiar y una
desorganización de los padres, pues no logran controlar sus sentimientos y aceptar la nueva situación,
se produce un derrumbe de las conductas normales y surgen diversas necesidades de acuerdo al
problema y gravedad del estado de salud del niño.
El rol de la enfermera y del personal de salud es fundamental, para ayudar tanto a prevenir la
aparición de la crisis como para su resolución. Así, la solución de este problema dependerá del manejo
que tengan los padres de la situación, de la existencia de factores equilibradores, percepción realista de
los acontecimientos vividos, del cuidado de los profesionales y apoyo de la red social en la comunidad.
•Razones que producen trastornos socio afectivos y
emocionales en los padres.
La temprana relación que se establece entre los padres y
sus hijos es la piedra angular en el desarrollo del niño. Estas
interacciones le dan al padre confianza y seguridad y además le
permiten desarrollar lazos emocionales saludables que son
importantes para el proceso del apego.
Algunas investigaciones realizadas sobre la interacción
padre-recién nacido en las Unidades de Cuidados Intensivos han
mostrado que frecuentemente los padres experimentan sentimientos
de culpabilidad o depresión, que producen distanciamiento y
dificultad inicial para establecer apego con sus hijos.
En los últimos años, los investigadores y clínicos han
expresado la creciente necesidad de fortalecer un medio ambiente
emocional positivo para los padres y sus hijos internos en la Unidad
de cuidado intensivo Neonatal. Esto refleja el conocimiento de la
necesidad de la familia y su importante rol en promover el bienestar
de sus hijos.
Además existen varias razones que producen trastornos socios afectivos y
emocionales en los padres:
• Insuficiente información del personal de enfermería para
atender las necesidades psico-afectivas y emocionales, esto a veces está determinado por las
demandas o tipo de paciente a cargo.
• Los padres perciben al ambiente hospitalario como hostil y
amenazante experimentando sentimientos de stress dentro y fuera del hospital.
• La Hospitalización es un proceso que trae como
consiguiente el despertar de unas series de emociones relacionadas con un ser querido, en ésta
situación los padres todavía no tuvieron la oportunidad de conocer, ver o tocar a su hijo recién
nacido.
Por lo general los progenitores experimentan reacciones normales o típicas al proceso
de la hospitalización que no son comprensibles para los mismos y que podrían provocar una lesión
psicológica en la familia de no ser manejado oportunamente.
Dentro de las reacciones más típicas o intensas esta la
impotencia, culpa o ansiedad. La intensidad de estos sentimientos está relacionada con los
factores internos o externos del ambiente hospitalario como ser la naturaleza por la gravedad del
bebé, experiencias previas con la hospitalización, nivel de reacción con el cónyuge para ser frente
a la situación y frente a la familia, los sistemas disponibles de apoyo, los antecedentes culturales,
religiosos y educativos.
• El vinculo afectivo o los sentimientos paternales y
maternales desarrollados con la llegada de un nuevo miembro de la familia, forman una
vinculación afectiva que se fortalece en la medida que comparten el cuidado con el bebé sano pero
que en el proceso de la hospitalización la separación abrupta genera unas series de sentimientos
que no son compatibles con el rol principal de los progenitores como ser seguridad y confianza
básica en los recién nacido.
•Fases en el desarrollo de la crisis
Se considera a un neonato en estado crítico de un
neonato como “una situación clínica en la cual se ve alterada de
alguna forma una o varias constantes vitales ó es susceptible que
se puedan alterar por diversas causas clínicas que pueden llevar
a un compromiso serio para la continuación de la vida”.
Los padres y familia del niño, que está en estado crítico
sufren un proceso de crisis situacional, que los lleva a seguir un
patrón de conductas y a pasar por etapas que es necesario que
los profesionales conozcan y sepan intervenir para prevenir
desajuste en la vida personal y familiar.
Según el diccionario crisis es sinónimo de desastre o de un
acontecimiento peligroso o amenazador. La crisis es una
situación decisiva. También se la define como un estado
transicional que representa tanto una oportunidad para el
desarrollo de la personalidad como el peligro de una mayor
vulnerabilidad y posibilidad de un trastorno mental.
Existen diferentes tipos de crisis como
ser:
• evolutivas o del desarrollo, como el
nacimiento de un
niño sano.
• situacionales o paranormativas o accidentales
como la
ocurrencia de un acontecimiento que
signifique amenaza
para el individuo, como es la hospitalización
de un hijo en
estado crítico.
La hospitalización de un hijo constituye entonces, una crisis familiar
paranormativa o accidental, es decir, aquella que se produce por eventos
percibidos como catastróficos por la familia. Estos últimos, son eventos
inesperados, que representan una amenaza para la supervivencia familiar,
y que debido a las circunstancias en que se presenta deja a quien la
experimenta con una sensación de intenso desvalimiento.
Así, la hospitalización altera la rutina, el estilo de vida de la familia,
causan un sentimiento de ruptura y discontinuidad vitales, deja un recuerdo
permanente y detallado de la experiencia, que vuelve a veces voluntaria y
otras involuntariamente a la conciencia de los afectados.
Los padres cuando se enfrentan a una situación altamente
tensional o de estrés, como el caso de su hijo en estado crítico, pueden
ocupar mecanismos habituales de enfrentamiento, utilizar de sus
experiencias previas, tratando de solucionar así el problema y de recuperar
el equilibrio perdido mediante mecanismos adaptativos. Si estos
mecanismos no tienen éxito, se movilizan recursos internos y externos de
emergencia en la solución de problemas.
• Fases en el Desarrollo de la Crisis a valorar:
• Conmoción o choque:
La respuesta inicial de los padres ante la
noticia es una
conmoción abrumadora, hay reacciones y
sensaciones indicativas de una alteración de su
estado de ánimo; se observa un derrumbe de sus
conductas normales y alteración en los patrones
de comunicación. Es una etapa caracterizada
por llanto, sensación de impotencia y a menudo
deseos de escapar. Puede también haber quejas
somáticas, pérdida de cordialidad con los otros e
insomnio.
• Negación:
Muchos padres evitan admitir el
problema de su hijo, desean liberarse de la
situación o negar su impacto, hay
descreimiento de la situación. En esta fase
suele ocurrir lo que se llama “duelo
anticipado”; que corresponde al mayor
grado de negación. Es una etapa de
trueque, una fase intermedia entre la
segunda y tercera etapa. Hay un retorno a
la religión o una dedicación a obras
caritativas.
• Ira, tristeza, culpa o ansiedad:
La ira precede a la tristeza y ansiedad y puede ser contra su destino,
contra Dios y también contra el personal de salud del hospital u otras personas
cercanas como el cónyuge, pues los culpa de la situación y muchas veces se culpa
a sí misma. En esta etapa se puede observar enojo, en los padres ya sea por las
rutinas de cuidados y lo demuestran porque quieren cambiar a su hijo de hospital,
o enojo con el personal que atiende directamente al niño, tiene ganas de golpear a
alguien.
La reacción más común en esta etapa es la tristeza, la madre está
apesadumbrada, triste y atemorizada; conducta que se ve cuando la madre se
sienta largas horas sin hablar al lado de la cuna o incubadora de su hijo, muy triste
y llorando en silencio.
Los padres también pueden mostrarse ansiosos, preguntar
constantemente por el estado del niño o cuestionar los cuidados que otras
personas le entregan al niño.
Al finalizar esta etapa se observa que los padres comienzan a visitar
juntos a su hijo, miran los cuidados de enfermería, entienden el significado de la
multiplicidad de equipos y ven que otros niños están bien, volviendo a ellos la
esperanza.
• Aceptación
Hay una gradual disminución de
la ansiedad y de la intensidad de las
emociones. A medida que éstas se
atenúan, aumenta la confianza en su
capacidad para cuidar al niño.
Los padres aún no han llegado a
una adaptación completa, pero demuestran
gran interés por aprender rutinas de
enfermería. Es la etapa ideal para reforzar
la educación en este aspecto.
• Reorganización o equilibrio:
En esta fase es donde los padres comienzan a reorganizar su vida
con el niño, integran a todos los miembros de la familia.
Comienzan a mostrar externamente su afecto al niño, le traen
juguetes. Ocurre también una clara diferenciación de los papeles del padre y
de la madre.
Una falta de resolución del proceso de la crisis, va a
generar respuestas patológicas, entre las que se encuentran:
•Continuar en la negación
•Atender al niño con interés excesivo
•Sobreprotección
•Desprendimiento o no prestar atención al niño
•Dejar de visitarlo entregando el cuidado a otro familiar
•Depresión
•Enfermedad psicosomática y hostilidad por ira.
La enfermera debe derivar a éstos padres a un psicólogo, a terapia
familiar u otros profesionales para favorecer la resolución de la crisis, pues de
otra manera van a terminar en una desintegración de la familia.
•Intervenciones de enfermería
para favorecer la Contención de
los padres:
Existen algunas intervenciones que
debe establecer el personal de
enfermería para favorecer la
contención a los padres y fomentar
el cuidado del niño hospitalizado
como ser:
• Deben basarse en la comunicación abierta y honesta
entre los padres y los profesionales sobre aspectos
médicos y éticos.
• Proporcionarle a los padres información frecuente,
objetiva
y clara acerca de los progresos de su hijo.
• Asegurar a los padres que a los niños se les brinda los
mejores cuidados posibles.
• Revalorar la reacción emocional e impacto de la
familia
frente a la enfermedad del niño.
• Facilitar oportunidades de visitas a las familias
durante las
24 hs. Al día
• Proporcionar a los padres, en lo posible, mecanismos
facilitadores de la comunicación entre el hospital y el
hogar como ser teléfono, etc.
• Orientar a los padres sobre el ambiente en la unidad
de
cuidados intensivos.
• Preparar un medio ambiente físico, cómodo e íntimo
para
asegurar la confidencialidad
• Escuchar las inquietudes, sentimientos y preguntas de
los
padres, respondiendo o ayudando a obtener respuestas
a ellas.
• Favorecer la relación terapéutica basada en la
confianza,
respecto con la familia, mostrando simpatía, calidez y
autenticidad.
• Identificar la naturaleza del apoyo espiritual de los
padres
proporcionar éstos recursos.
• Proporcionar los objetos espirituales deseados o
aceptar valores familiares sin emitir juicio.
• Ofrecer una esperanza realista en relación a su
hijo.
• Concientizar al personal de enfermería y
también al del
equipo de salud para que faciliten que los padres
atiendan a su hijo, delegando los cuidados de lo
más simple a lo más complejo.
• Apoyar a los padres en la reorganización
familiar, evitando
el descuido de otros hijos.
• Brindar a los padres educación planificada de
lactancia
materna y extracción de leche ( según normas
del servicio)
• Proporcionar conocimientos, habilidades,
técnicas y
equipos para ayudar a los cuidados de su hijo.
• Mantener contacto entre el servicio social y el
centro de
salud al que asiste al niño.
• Remitir a terapia o psicólogo si esta indicado a
los padres.
• Apoyar a los padres durante los procesos de
pena o
muerte si llegase a ocurrir.
Además el servicio de neonatología cuenta una
residencia
para madres que fueron dadas de altas de la sala de
obstetricia o aquellas que son del interior de la provincia
con el objetivo de estar en contacto continuo con sus
hijos especialmente para aquellas que tienen RNPT y
requieren tiempo prolongado de internación.
También el personal de enfermería ayuda a la madre a
su
contención emocional brindándole información de cómo
abrazar a su bebés, como darles el pecho para que sus
hijos comiencen a percibir sensaciones placenteras y
beneficiosas estableciendo así un vinculo de apego
esencial.
•Conclusión
La valoración familiar es de vital importancia para el adecuado
crecimiento y desarrollo del niño, y para la intervención en crisis si es
necesaria. Si ésta no es resuelta puede generar consecuencias
adversas tanto en el niño como en el funcionamiento y estructura
familiar.
Una valoración completa permitirá tener una base sobre la cual
intervenir, permitiendo por un lado, prevenir los problemas de salud
del niño y su familia, tanto como facilitar el reconocimiento y solución
de los problemas presentados.
Finalmente podemos decir que, los padres se sienten apoyados
cuando la intervención de enfermería responde a lo que son sus
prioridades, se les proporciona información regular con relación a la
evolución del niño, se logra establecer una relación significativa y se
les prepara educándolos para asumir un rol activo - participativo en
el cuidado de su hijo a partir de un reconocimiento de sus propias
capacidades y recursos.
En resumen una familia sana podrá acoger a un niño críticamente
enfermo.
Descargar

Diapositiva 1 - Traslado Neonatal