El Romanticismo
Introducción
• Ese contexto determinará la temática y las
actitudes de los artistas.
– Temas:
•
•
•
•
•
•
•
•
El paisaje (incluyendo las “ruinas” y el paisaje natural)
Lo costumbrista (pintura de “género”) y popular
Lo histórico (en especial como leyenda y tradición) medieval
Lo dramático (incluyendo la muerte, el dolor…)
Lo terrorífico
Lo exótico (incluyendo lo “oriental” y lo “africano”)
Lo marginal y los marginados (locos, bandidos, asesinos…)
El retrato, a pesar o quizás favorecido por el inicio de la
fotografía (1829, Daguerre y generalizado a mediados de
siglo).
Theodore Géricault
La balsa del Medusa (1819)
Óleo sobre tela 491 x 716 cm. Louvre
Theodore Géricault
La balsa de la Medusa (1819)
• En La balsa de la (fragata) Medusa se representa
intencionadamente un asunto político:
– En 1816 un naufragio de la fragata La Méduse en el
golfo de Guinea puso de relieve el clasismo y la
corrupción del régimen posterior a Napoleón:
• Los oficiales se salvaron en el bote salvavidas y
abandonaron a los 150 marineros que construyeron una
balsa y sobrevivieron sólo 15 en penosas condiciones
durante trece días y tras practicar la antropofagia.
– El asunto tuvo honda repercusión en la prensa de la
época y al tratarlo, Géricault se metió en problemas.
Al exponer el cuadro un año después en Londres
obtuvo un éxito clamoroso.
Theodore Géricault
La balsa de la Medusa (1819)
• La investigación previa a la ejecución del cuadro fue
exhaustiva: entrevistas a los supervivientes, prensa,
bocetos, estudios anatómicos en hospitales… hasta
una reproducción de la balsa. Pretendía reflejar un
realismo total.
• Dudó en la elección del momento que representaría y
se decantó por cuando los náufragos avistan un barco
en la lejanía para reflejar diversos estados de ánimo:
desesperanza, esperanza, temor, angustia… y los
muertos en primer plano.
Theodore Géricault
La balsa del Medusa (1819)
Óleo sobre tela 491 x 716 cm. Louvre
Theodore Géricault
La balsa de la Medusa (1819)
• La composición utiliza la pirámide, esquema propio del
Renacimiento, con lo que se da cierta integración de la
escena… y enlaza con el clasicismo.
• Pero son dos pirámides. Una recoge lo oscuro y lo
tenebroso, la Naturaleza (la ola, el viento en la vela…); la
otra los cuerpos de vivos y muertos.
• Si situamos la rejilla de los 3/3 encontramos que los
cuatro puntos centrales encarnan la nada, la
desesperanza, la muerte y la esperanza.
• Finalmente, tanto la luz como la disposición última, nos
guían hacia “la esperanza” del barco salvador, el Argos,
minúsculo y en la lejanía del horizonte.
Theodore Géricault
La balsa del Medusa (1819)
Óleo sobre tela 491 x 716 cm. Louvre
Theodore Géricault
Tres estados: abajo, la muerte;
a la izquierda el abandono
a la fatalidad; a la derecha y
arriba la angustia y la
esperanza. Todo el cuadro
tiende hacia ese
sentimiento.
La balsa del Medusa (1819)
Óleo sobre tela 491 x 716 cm. Louvre
Theodore Géricault
La balsa de la Medusa (1819)
• Si la composición y el modelado de las figuras son
“clásicos”, el resto es “romántico”:
– El momento elegido, cuyo dramatismo más que heroico
es patético: la supervivencia.
– Los rostros reflejan estados de ánimo de forma realista y
nada idealizados: es más bien “barroco”.
– Los cuerpos aparecen en un revoltijo y en posturas
forzadas.
– El uso del color y de la luz es de intenso dramatismo, casi
barroco.
– Los colores, cálidos, se ofrecen en un contraste
tenebrista con el negro (usó betún).
– El cuadro despierta emociones intensas en el espectador.
Eugène Delacroix
La libertad guiando al pueblo (1831)
Óleo sobre tela. 260 x 325 . Louvre
Eugène Delacroix
• La libertad guiando al pueblo (1831)
– De claro contenido político, refiere de forma alegórica el
levantamiento del pueblo de París en julio de 1830 contra
el rey Carlos X en plena crisis económica y derivando otra
vez hacia el absolutismo (legislación represiva de “las 4 ordenanzas”
que diluían más lo poco de liberal que tenía la carta de 1814).
– La revolución fue un claro ejemplo del papel de la prensa
liberal (de estar a punto de prohibirse, se movilizó y movilizó a la
población). Aquí el pintor actúa como había hecho Géricault :
un “fotógrafo” del momento.
– La revolución lo fue contra la aristocracia y el monarca y
sumó a toda la burguesíay el pueblo de París.
– La obra expuesta en el Salón de 1831, la compró el nuevo
rey y la retiró del público por su contenido revolucionario.
Eugène Delacroix
• La libertad guiando al pueblo (1831)
– La inspiración en Géricault es clara: una composición
piramidal, cuerpos revueltos y muertos en primer término,
expresividad en los rostros… si bien aquí los personajes se
mueven hacia el espectador en tanto que en La balsa de la
Medusa se orientan hacia el fondo.
– Los colores y el uso de la luz también nos remiten a
Géricault, aunque resalta el rojo de la bandera.
– El modelado de las figuras también nos lleva a Géricault
por el estilo escultórico clásico de las mismas.
– Finalmente, la distribución de la masa pictórica se puede
identificar a partir de una línea oblicua del vértice superior
izquierda al inferior derecha…
Eugène Delacroix
La libertad guiando al pueblo (1831)
Óleo sobre tela. 260 x 325. Louvre
Eugène Delacroix
La libertad guiando al pueblo (1831)
Óleo sobre tela. 260 x 325 . Louvre
Eugène Delacroix
• La libertad guiando al pueblo (1831)
– En esa distribución, dejamos en el apartado “denso” al
pueblo más o menos confuso (sólo dos figuras de clase social
diferente junto con un moribundo suplicante destacan) en el
apartado de la izquierda, y la alegoría de la Libertad (luego
mutada en la Marianne de la República –Francia misma- pero aquí
como una diosa descalza, una Niké moderna) junto con el
adolescente combativo a punto de pisotear el cadáver de
un soldado –símbolo del poder destronado- y la ciudad al fondo
tras la cortina del humo de la pólvora.
– Color, luz y disposición de las figuras se distribuyen para
realzar el mensaje político del cuadro: la libertad es el
futuro del pueblo de París y, por ende, de Francia.
Eugène Delacroix
• La libertad guiando al pueblo (1831)
– Delacroix que ya se había consagrado años antes con
Dante y Virgilio, La matanza de Quíos o Grecia expirando en las
ruinas de Missolonghi o La muerte de Sardanápalo (esta gustó al
propio monarca Carlos X) consiguió con esta obra un
monumento imperecedero.
– Aunque más adelante vuelva al clasicismo y se modere en
los temas, será siempre apreciado por los pintores más
innovadores que ven en él y en particular en este cuadro al
pintor comprometido, que arriesga en lo técnico y en lo
personal.
Eugène Delacroix
Otras obras
1827. La muerte de Sardanápalo
Fuente: http://commons.wikimedia.org/wiki/Eug%C3%A8ne_Delacroix
Eugène Delacroix
Otras obras
1832. Mujeres en Argel
Fuente: http://commons.wikimedia.org/wiki/Eug%C3%A8ne_Delacroix
Eugène Delacroix
Otras obras
1839. Dante y Virgilio en los infiernos
1826. Grecia expirando en las ruinas de Missolonghi
Fuente: http://commons.wikimedia.org/wiki/Eug%C3%A8ne_Delacroix
El paisaje romántico
• Dentro de la diversidad característica de los muchos
paisajistas románticos, advertimos dos tendencias:
– El paisaje turbulento, amenazador, apabullante… y hasta
fantástico que fuerza el dramatismo y conmueve al
espectador;
– El paisaje naturalista, más sosegado y propicio para
aspirar a integrarse en él huyendo del urbanismo sucio del
momento. También como marco para una espiritualidad
nueva.
• En ambas corrientes se ve a la Naturaleza como una
divinidad o una obra divina a la que se debe
reverencia y se representa como lo “sublime” (el
equivalente a lo heroico en los temas humanos).
William Turner
Lluvia, vapor y velocidad (1844)
Óleo sobre tela, 91 x 122 cm
National Gallery, Londres
William Turner
Lluvia, vapor y velocidad (1844)
Óleo sobre tela, 91 x 122 cm
National Gallery, Londres
William Turner
Lluvia, vapor y velocidad (1844)
Óleo sobre tela, 91 x 122 cm
National Gallery, Londres
• Consigue el efecto de luz, atmósfera y lluvia “empastando” el
cuadro, embadurnando y raspando la pasta aplicada a la tela.
Es así como consigue las veladuras, las trasparencias y el
difuminado.
• Aplica en la mitad superior colores de la gama del amarillo
traspasados por el blanco y el violeta. Es la lluvia y el cielo
neblinoso.
• .
William Turner
Otras obras
1838 El Temerario remolcado
1843 Luz y Color (Teoría de Goethe)
Fuente: http://commons.wikimedia.org/wiki/J._M._W._Turner
John Constable
La carreta de heno (1821)
Óleo sobre tela. 130 x 185 cm
National Gallery. Londres
John Constable
La carreta de heno (1821)
Óleo sobre tela. 130 x 185 cm
National Gallery. Londres
John Constable
Otras obras
1831 catedral de Salisbury
1827 Bahía de Brington
Fuente: http://commons.wikimedia.org/wiki/John_Constable
Caspar D. Friedrich
(1774-1840)
1818: Caminante ante un mar de niebla
1818: Acantilados blancos en Rugen
Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Caspar_David_Friedrich
1834: Las tres edades
Descargar

Diapositiva 1