La importancia de la
Participación de las niñas, los
niños y adolescentes en la
construcción de la
Ciudadanía.
Diego Pólit Corral
La participación es una necesidad, y
por lo mismo un derecho, que emana
de la condición de persona, de sujeto
de derechos que tenemos todos los
seres humanos.
El recorrido
1. El significado y el alcance de la condición
de persona
2. Los niños y las niñas son ciudadanos
competentes
3. ¿Podemos decir lo mismo de los adultos?
4. La vida cotidiana como el espacio privilegiado
para la participación
5. Algunas pistas para promover la participación
1.El significado y el alcance de la
condición de persona
Ser ACTOR,
actuar desde los propios
sentidos, es la dimensión fundamental que
define la condición de persona
Para ejercer la ACTORÍA, son necesarias dos
condiciones.
•Que cada persona RECONOZCA esa condición
en sí mismo, y
•que cada uno RECONOZCA esa condición en las
otras personas con las que se relaciona.
•El reconocimiento de nuestra condición de
actores significa también darnos cuenta y
asumir que somos capaces y que tenemos el
derecho de dar a nuestra vida el rumbo que
queramos darle. Que tenemos la capacidad y el
derecho de construir nuestro PROYECTO DE
VIDA PROPIO
•Pero, como actores, no solo tenemos la
capacidad y el derecho de construir nuestros
propios proyectos de vida. También tenemos
la capacidad y el derecho de participar en la
construcción
y
organización
de
los
PROYECTOS DE CONVIVENCIA dentro de los
entornos de nuestra vida cotidiana.
PARTICIPAR es “dar carácter personal (…) al
producto que se contribuye a generar … le
imprimimos nuestro sello de sujetos, sin que
ello
signifique
que
nos
apropiamos
(excluyentemente) de la tarea común.”
En la construcción de los proyectos de
convivencia,
las
personas
que
se
reconocen a si mismas y entre si, como
actores, INTERLOCUTAN.
Algunas relaciones coherentes con la necesidad de
interlocutar, son:
•Escuchar
•Dar afecto sin condiciones
•Permitir que los otros hagan una lectura propia
de su realidad para que puedan construir y darse
cuenta de sus propios sentidos
•Buscar armonía en las convivencias
•Practicar la libertad
•Tomar y dejar que tomen decisiones sobre su
vida
La TERNURA como la capacidad de cada
persona para
•RECONOCERSE COMO DIFERENTE,
•RECONOCER AL OTRO COMO DIFERENTE,
•CON-VIVIR... VIVIR CON OTROS
•En contextos comunitarios, los actores
adquieren el nombre de sujetos sociales y el
proyecto en el que participan pasa a llamarse
desarrollo local
•En el contexto global de la sociedad, el
ejercicio de la actoría y el proyecto que se
construye se llaman ciudadanía.
BUEN TRATO es toda forma de relación que:
•Promueve que cada persona descubra y valore
sus propios sentidos. Descubra y valore lo que
es y lo que quiere.
•Promueve que cada persona construya de
forma permanente su propio proyecto de vida.
•Promueve que podamos interlocutar dentro de
nuestros entornos de vida cotidiana.
•Promueve que, entre todos y con ternura,
construyamos proyectos de convivencia dentro
de cada entorno de vida cotidiana.
• Ser actor es la dimensión fundamental que
define la naturaleza del niño persona, y de
cualquier otra persona. Y las formas de
relación a las que hemos denominado buen
trato son las únicas coherentes con esa
naturaleza. Todas las otras formas de
relación que atenten al pleno ejercicio de la
condición de actores que tienen los niños y
las niñas son maltrato.
2. Los niños y las niñas son ciudadanos
competentes
CIUDADANOS COMPETENTES
Actuar
Sentidos propios
Proyecto de
vida propio
Proyectos de
convivencia interlocución
Objetivos de
vida hoy
Formas de
relación
• Palabra propia
Otra sensibilidad
Conocimientos
Imaginación
Inquietudes y preguntas
• Deseos y expectativas
Desacuerdos
Preguntas
Criterios
• Sueños
Denuncias
Presentes
Limitaciones
Utopías
Sujeto
Social
Construcción de
proyectos de
desarrollo local
Construcción de
Ser
condiciones sociales
ciudadanos para el ejercicio de la
actoría
• Viven el barrio, la ciudad y
el municipio
Tienen propuestas de
cómo quieren vivir
• Viven la sociedad y
tienen propuestas de
cómo quieren que esa
sociedad sea
La participación de los niños, las niñas y los y
las adolescentes no es importante para que
ellos y ellas aprendan a ser ciudadanos, porque
ya lo son.
Su participación es fundamental y necesaria
para que la sociedad y nosotros los adultos
construyamos nuestra ciudadanía, porque sin
esa participación nuestra ciudadanía no sería
todo lo rica que puede ser y no sería completa.
3.¿Podemos decir lo mismo de los adultos?
El saber tratar bien a los niños es un criterio,
una condición, un requisito para que un adulto
pueda
ser
considerado
un
ciudadano
competente. El niño persona exige, demanda y
requiere que nosotros – los adultos - seamos
ciudadanos competentes.
¿Lo somos?
Lo mínimo que podríamos pedir al mundo
adulto para expresar nuestro respeto y
reconocimiento a la condición de personas de
los niños, niñas y adolescentes, es tomar en
cuenta sus opiniones.
¿Qué tanto se toma en cuenta las opiniones de
los niños y las niñas?
30%
27,6%
25%
25,6%
24,4%
21,8%
20%
15%
10%
10,8%
5%
0%
6-10 años
11-13 años
14-16 años
17 años
Promedio
“lo más importante que debe hacer una niña o un
niño es, en primer lugar, obedecer a sus padres;
en segundo lugar, estudiar. En síntesis, niños y
niñas obedientes y estudiosos es el ideal del
92.4% de ecuatorianos y ecuatorianas mayores de
18 años.”
“el 69.9% consideran que a las niñas y niños se
les debe decir lo que tienen que hacer, es
decir, aprender a recibir órdenes, frente a un
26.8% que piensa que pueden tomar sus
propias decisiones.”
¿Por qué te castigan con mayor frecuencia tus padres?
35%
33,1%
30%
28,4%
25%
20%
22,1%
19,2%
18,6%
18,6%
15%
10%
11,5%
11,1%
10,3%
7,3%
5%
1,4%
3,0%
1,8%
3,0%
3,1%
0,1%
Hombre
0%
Llegar tarde Malas notas Tareas de
casa
Por los
gustos
Por los
amigos
Por
Por
No castiga
actitudes enamorado
Mujer
El no tomar en cuenta las opiniones del niño y la
concepción de que él está para recibir órdenes,
permiten suponer que la norma no es producto
de un acuerdo, sino de una disposición.
35%
33,1%
30%
28,4%
No llegaste a la hora que te
22,1%
dijimos que llegues, o no hiciste
19,2%
las tareas que te dijimos que
hagas
25%
20%
18,6%
15%
10%
11,5%
11,1%
10,3%
18,6%
7,3%
5%
1,4%
3,0%
1,8%
3,0%
3,1%
0,1%
Hombre
0%
Llegar tarde Malas notas Tareas de
casa
Por los
gustos
Por los
amigos
Por
Por
No castiga
actitudes enamorado
Mujer
35%
33,1%
30%
28,4%
25%
20%
22,1%
18,6%
15%
10,3%
10%
No19,2%
sacaste las notas
que yo esperaba que
saques 11,1%
18,6%
11,5%
7,3%
5%
1,4%
3,0%
1,8%
3,0%
3,1%
0,1%
Hombre
0%
Llegar tarde Malas notas Tareas de
casa
Por los
gustos
Por los
amigos
Por
Por
No castiga
actitudes enamorado
Mujer
35%
33,1%
30%
28,4%
25%
20%
22,1%
19,2%
18,6%
15%
10,3%
10%
7,3%
18,6%
No esperas, necesitas ni
sientes lo que yo digo que
11,5%
11,1%
tienes que esperar,
necesitar y sentir
5%
1,4%
3,0%
1,8%
3,0%
3,1%
0,1%
Hombre
0%
Llegar tarde Malas notas Tareas de
casa
Por los
gustos
Por los
amigos
Por
Por
No castiga
actitudes enamorado
Mujer
35%
33,1%
30%
28,4%
25%
20%
No eres
como yo
digo que
tienes que
ser
22,1%
19,2%
18,6%
15%
11,1%
10,3%
10%
18,6%
11,5%
7,3%
5%
1,4%
3,0%
1,8%
3,0%
3,1%
0,1%
Hombre
0%
Llegar tarde Malas notas Tareas de
casa
Por los
gustos
Por los
amigos
Por
Por
No castiga
actitudes enamorado
Mujer
Queremos que los niños y niñas
hagan,
alcancen,
esperen,
necesiten, sientan, les guste y
sean como nosotros queremos
¿Qué hacemos cuando no nos
obedecen?
Porcentaje de niños/as de 5 a 17 años según el trato que reciben de sus padres cuando no
obedecen o cometen una falta
LOS PADRES
90%
80,2%
80%
73,0%
70%
60%
56,6%
50%
2000
2004
52,8%
40,4%
40%
34,3%
40,4%
26,0%
30%
23,1%
20%
5,0%
4,6%
10%
3,3%
1,8%
2,7%
2,8%
1,0%
2,5%
4,8%
2,2%
2,7%
0%
Encierran o
bañan en
agua fría
Insultan o se
burlan
Pegan
Hablan o
regañan
Sacan decasa Privan de algo No le hacen
o dejan sin
que gusta
caso
comer
Conversan
con usted
Otros
Nada
Porcentaje de niños/as de 5 a 17 años según el trato que reciben de sus profesores cuando cometen una falta
LOS PROFESORES O PROFESORAS
LOS PROFESORES
47,4%
50,0%
45,0%
42,3%
42,1%
40,0%
37,2%
35,0%
2000
2004
29,6%
30,0%
Cuando no cumples con tus deberes, lecciones o cometes una falta, que hacen tus profesores?
50
42,9
45
40,9
41,6
40
25,0%
35
30,4
30
21,1%
28,8
Hom bre
25
20,9
20
15
43,3
21,4
Mujer
21,2%
10,5
10
20,0%
5
9,8
8,8
3,5
8,3
3,6
3,2
4,8
16,3%
0
Te pegan
15,0%
10,0%
Te insultan, se
No te dejan
Te bajan notas Mandan por tu
burlan de ti o te salir al recreo
representante
hacen quedar
mal
Dialogan
contigo
10,8%
9,7%
Otros
Ninguno
15,5%
9,0%
4,3%
4,5%
5,0%
4,2%
3,4%
0,0%
Le pegan
Le insultan, se No le dejan salir al
burlan de usted o
recreo
le hacen quedar
m al
Le bajan notas
Mandan por su
representante
Conversan con
usted
Otros
Nada
25%
21,4%
20%
17,5%
16,0%
15%
10%
5%
0%
Primera
opción
Segunda
opción
Tercera
opción
El diálogo como segunda y tercera
opción, ¿es diálogo?
Si primero te bañé en agua fría, te insulté, te
pegué, te regañé, te saqué de la casa o te
privé de algo que te gusta, y después me siento
a conversar, ¿es diálogo?
•explicarte las razones por las cuales te castigué
•preguntarte para ver si has entendido esas razones
•hacerte “caer en cuenta” de las consecuencias de tus
actos
•prevenirte que si la desobediencia se repite, las
consecuencias pueden ser peores
Todas las otras opciones suponen una toma de
decisión desde los sentidos adultos, sin tomar en
cuenta los sentidos y los motivos que los niños y
niñas puedan tener para hacer, querer alcanzar,
esperar, necesitar, sentir, gustar o ser de esa
manera con la que yo no estoy de acuerdo y por la
cual le impongo una sanción, cualquiera que esta
sea
“La historia de la niñez es la
historia de un interlocutor ausente,
de una palabra no dicha, del más
terrible
de
los
silencios”
Daniel Prieto Castillo. “Más allá de la historia de la infancia”
¿Qué sentiste cuando tu profesor te pegó?
¿Qué sentiste cuando tu profesor te pegó?
80%
75,2%
70%
63,9%
57,6%
60%
53,4%
50%
6-10 años
11-13 años
40%
14-16 años
17 años
30%
20,2%
20%
10,2%
10%
8,6%
7,8%
10,2%
8,7%
5,0%
5,0%
7,6%
5,3%
8,1%
0,0%
0%
Iras, venganza y denuncia
Miedo
Estuve de acuerdo
No me importó
¿Cómo te sientes cuando sacas malas notas?
¿Cómo te sientes
cuando sacas malas notas?
60%
57,1%
52,2%
48,1%
50%
48,0%
40%
31,4%
30%
6-10 años
30,0%
11-13 años
14-16 años
28,4%
17 años
21,8%
20%
12,4%
10%
14,0%
10,0%
12,9%
3,9%
4,3%
1,8%
2,5%
1,8% 1,7% 1,1%
0%
Tono, vago inútil
Mal
Angustia
Iras
No omporta
3,2%
El castigo no busca reorientar el
sentido de una acción.
Busca restablecer el principio de
autoridad que fue cuestionado con
la desobediencia
Limitación de la actoría de los niños y las niñas
•dificultad para construir proyectos de vida
propios
•dificultad para interlocutar
• dificultad para participar en la construcción de
proyectos de convivencia
•dificultad para constituirse en sujetos sociales y
participar en procesos de desarrollo local
• dificultad para constituirse en ciudadanos y para
construir ciudadanía dentro de la sociedad.
La consecuencia del maltrato es la
dificultad
de
participar
en
la
construcción de proyectos de buen
trato
LE TENGO RABIA AL SILENCIO
POR LO MUCHO QUE PERDÍ
QUE NO SE QUEDE CALLADO
QUIEN QUIERA VIVIR FELIZ
4. La vida cotidiana como el espacio privilegiado
para la participación
Para que los adultos seamos ciudadanos
competentes y para que la participación de
las niñas, los niños y adolescentes no se
traduzca
en
violencia,
tenemos
que
reconocerlos como personas y como
interlocutores válidos.
Eso requiere modificar nuestros sentidos,
nuestras formas de relación, nuestra cultura.
“El sentido, la visión del mundo y de uno mismo,
es el producto de una interrelación entre lo
inmediato y lo mediato, entre el tiempo propio de
la vida diaria y el tiempo de las instituciones.
Hogar del sentido, entonces, porque todo lo
atraviesa la vida cotidiana, todo lo tiñe, todo lo
permea, todo lo lleva a su terreno, el de los
afectos, de las certidumbres e incertidumbres,
de las rutinas, de las analogías, de los
conceptos y estereotipos, de las relaciones
cercano-lejano”. (Daniel Prieto, La Vida Cotidiana fuente de
Producción Radiofónica, UNDA-AL, Quito, 1994).
Entendemos a la vida cotidiana como ese
contexto donde cobran sentido las actuaciones
de todos los días, para trabajar, para convivir en
grupo, para participar, para amar, para soñar.
Lugar, espacio, tiempo y sentido desde donde
todo lo que hacemos adquiere una razón de ser.
La vida cotidiana es el contexto en el que se
construyen los sueños, los acuerdos y las
discrepancias.
En ese día a día en el que hacemos cosas y
reproducimos sentidos se entrelazan, se
combinan, se mezclan la violencia con el
arrepentimiento y con el amor; el no
reconocimiento con la valoración y con el
respeto; el insulto con la disculpa y con la
palabra cariñosa; el individualismo egoísta
con la solidaridad; la exigencia con la
protección; el golpe con la caricia.
5. Algunas pistas para promover la participación
1. Re-sentir la niñez
Resentir la niñez, no para revivir el dolor de los maltratos, sino para revivir y
reconocer a nuestro “yo niño” en sus momentos felices de relación con
otros adultos.
• Descubrir que ese niño feliz es un niño que tiene opiniones y sentimientos y que
se sintió feliz justo porque alguien escuchó sus opiniones o le dejó expresar sus
sentimientos.
• Descubrir que ese niño feliz es un niño con conocimientos y que se sintió feliz
justo porque alguien le preguntó lo que sabía y no le trató como a un ignorante.
•Descubrir que ese niño feliz es un niño con inquietudes, y que se sintió feliz justo
porque alguien supo escucharlas y les dio importancia.
• Descubrir que ese niño feliz es un niño con criterios propios que puede expresar
desacuerdos y que se sintió feliz justo porque el adulto supo respetar y tomar en
cuenta esas opiniones diferentes.
• Descubrir que ese niño feliz es un niño con iniciativas y que se sintió feliz porque
hubo un adulto que supo apoyarle para llevarlas adelante.
2. Construir proyectos de
convivencia
LAS TAREAS EDUCATIVAS:
Promover que otras personas expresen sus propios puntos de vista
sobre la realidad de su familia, de su escuela, de su barrio, de su
comunidad, y apoyarles para que identifiquen en esa realidad los
aspectos que consideran positivos y negativos.
Promover que esas personas reconozcan que ellos mismos tienen la
capacidad y el derecho de transformar esa realidad para que sea mejor,
y apoyarles para que busquen y construyan soluciones propias, es una
tarea educativa.
Promover que esas personas reconozcan que las otras personas con
las que comparten su vida tienen opiniones y puntos de vista propios y
diferentes sobre esa realidad, y apoyarles para que dialoguen entre ellos
para que juntos construyan formas de convivencia mejores.
Promover que esas personas, confronten, se cuestionen sus propios
puntos de vista a la luz de lo que planteen las otras personas con los
que dialogan, a la luz de lo que planteen los niños, niñas y adolescentes
con los que se relacionan y a la luz de lo que usted como educador o
educadora y los materiales que propone el proyecto aporten para la
reflexión, y apoyarles para que, desde esa confrontación, vuelvan a
construir y a poner en práctica nuevas formas de convivencia
Promover que las personas adultas reconozcan que los niños, las niñas
y los adolescentes también son personas con opiniones y sentidos
propios y que tienen la capacidad y el derecho de participar en esas
construcciones colectivas dentro de la familia, de la escuela, de la
comunidad, y apoyarles para que entre todos construyan formas de
relación que hagan que la vida sea más agradable y justa para todos
LOS OBJETIVOS DE LOS QUE
PROMOVEMOS
• Que los actores sociales se reconozcan y
reconozcan a los otros como personas
• Que los actores sociales desarrollen la
capacidad de interactuar e interlocutar
entre ellos
• Que los actores sociales aprendan a
construir y poner en práctica propuestas
de convivencia sustentadas en el buen
trato
EL RECORRIDO METODOLOGICO
• Que los participantes tengan una vivencia en
relación con el aspecto que se va a tratar
• Que los actores lean su realidad cotidiana, y
hagan un balance sobre los elementos positivos y
negativos que existen en esa realidad en relación
con el aspecto analizado y sobre los sentidos que
están por detrás de esos elementos
• Que los actores identifiquen el origen de esos
sentidos y los confronten entre ellos y con los
sentidos propuestos desde los educadores y los
materiales del proyecto.
• Que los actores elaboren propuestas de cambio
en relación al aspecto analizado
• Que los actores definan compromisos concretos
para llevarlos a la práctica de manera inmediata,
durante el lapso de tiempo que transcurra de un
momento formativo al siguiente
ABSURDO SUPONER QUE EL PARAÍSO
ES SOLO LA IGUALDAD, LAS BUENAS LEYES
EL SUEÑO SE HACE A MANO Y SIN PERMISO
ARANDO EL PORVENIR CON VIEJOS BUEYES
Descargar

Diapositiva 1