SESION DE APRENDIZAJE
EL TEATRO
CONTENIDOS:
CONCEPTO
HISTORIA DEL TEATRO
CARACTERISTICAS DEL TEATRO
ELEMENTOS DEL TEATRO
TEATRO ACTUAL
HECHO POR: FREDY APAZA
CONCEPTO DEL TEATRO


Este es una rama de las artes escénicas, que
consiste en la representación o actuación de
historias en frente del público, usando para
estos fines el habla, gestos, la mímica, la
danza, la música y otros elementos. De hecho
en el teatro se pueden reconocer elementos
pertenecientes a las demás artes escénicas, y
no está limitado al estilo tradicional del diálogo
narrativo (por ejemplo en la mímica, las
marionetas, la ópera y el ballet).
La etimología de la palabra teatro es del griego
"theatron", que significa "lugar para ver" o
"lugar para contemplar". Los orígenes del
teatro los encontramos en la unión de antiguos
rituales sagrados para asegurar una buena caza
o temporada agrícola, con los elementos
emergentes en las culturas relacionados con la
música y la danza. Entre el segundo y el primer
milenio antes de Cristo, en el Antiguo Egipto ya
se representaban dramas sobre la muerte y la
vida,
usando
máscaras
durante
la
dramatización.
HISTORIA DEL TEATRO
Tratar con la historia no escrita del teatro implica
remontarnos a la historia misma de la humanidad ya
que, en su esencia, ese conglomerado de acciones
humanas que los antiguos griegos codificaron como
teatro, no pertenece a ninguna raza, período o cultura
en particular. Antes bien, es una forma de lenguaje por
medio del cual, originalmente, el mundo fenoménico es
imitado y celebrado. Esta forma de lenguaje, que
subyace inequívocamente en lo más profundo del rito,
ha sido un patrimonio común a todos los hombres -si
bien con diferencias de grado- desde que el hombre
existe. El brujo que imita un ciervo, en una escena
pintada sobre la pared de la caverna, y el actor de
Broadway que imita a Sir Winston Churchill, tal como
aparece en una cartelera de Broadway, tiene un lazo
común a pesar de los veinte mil años que lo separan.
Necesariamente, una historia completa del teatro
abarcaría varios volúmenes y exigiría la amplia
colaboración de expertos en una serie de materias como
la literatura, la historia y la arqueología, la sicología, la
sociología, la antropología y la religión, entre otras. El
propósito de este trabajo, por ende, es solamente el de
presentar el mundo del teatro en una visión panorámica,
mostrando, de un modo confesamente somero, la forma
en que el teatro -uno de los índices más sensibles del
desarrollo cultural del hombre- altera constantemente
sus formas, se desarrolla, entra en crisis y redescubre
sus fuentes.
CARACTERISTICAS DEL TEATRO







Los autores dramáticos deben contar una historia en un lapso de tiempo bastante
limitado, con lo que no se pueden permitir demoras innecesarias.
El hilo argumental debe captar la atención del público durante toda la representación. El
recurso fundamental para conseguirlo consiste en establecer, cada cierto tiempo, un
momento culminante o clímax que vaya encaminando la historia hacia el desenlace.
El teatro es una mezcla de recursos lingüísticos y espectaculares, o lo que es lo mismo,
el texto literario se suma, como un elemento más, a los elementos escénicos pertinentes
para conseguir un espectáculo completo.
Aunque podamos leer una obra de teatro, los personajes que intervienen en ella han
sido concebidos por el autor para ser encarnados por actores sobre un escenario.
La acción se ve determinada por el diálogo y, a través de él, se establece el conflicto
central de la obra.
El autor queda oculto detrás del argumento y los personajes. Si leemos una obra teatral,
observaremos que de vez en cuando aparecen indicaciones sobre cómo debe ser el
escenario o cómo deben actuar los personajes. Estas instrucciones se denominan
acotaciones. Por lo demás, los sentimientos del autor, sus ideas y opiniones se
encuentran diluidos en la amalgama de personajes y ambientes que forman una obra de
teatro.
A partir de estas características generales, los elementos que otorgan personalidad
propia a este género son los siguientes:
ELEMENTOS DEL TEATRO

TEXTO:
El texto es la obra, el valioso aporte de la literatura al complejo hecho teatral. La obra de teatro se describe
para ser representada, para que unos personajes creados por un dramaturgo sean interpretados por los
actores. Además el texto proporciona las palabras que los personajes dicen y señala los lugares donde
actúan
El texto mayormente reconocido como el libreto, debe ser bastante claro, con un mensaje de carácter
importante para el espectador, no confuso el cual abarque demasiados temas.
ACTOR:
El actor es aquel que interpreta un personaje a través del texto, constituye uno de los elementos esenciales
en el teatro, y sin duda el más característico. Ellos dan vida a los personajes que se encuentran contenidos
en el texto.
Los actores deben tener mucha sensibilidad, buena voz, mejor memoria y una correcta dicción. Aparte de
estas cualidades, el buen actor necesita tener presente dos circunstancias relacionadas con su trabajo:
PUBLICO:
Todo el trabajo de creación y representación que ejecutan respectivamente dramaturgos o autores,
directores y actores, tienen como último destino el de ser contemplados por un público, sin cuya presencia
y participación no hay teatro posible.
Es el público el que va a tener la apreciación final de la obra de teatro que se este realizando, por el cual
ellos entran en un ambiente de acción, suspenso encanto o cualquier otro.
TEATRO DEL SIGLO XX


El panorama teatral del siglo XX está dominado por tres formas
principales de estructurar los lazos entre la escena y la platea: el
existencialismo filosófico, el dialectismo político y el realismo
psicológico.
Sin embargo, Koltès, dramaturgo francés, con una producción
dramática fundamental en la cultura teatral actual, ya que es el
dramaturgo francés más traducido y representado en el mundo,
considera que el vínculo entre la escena y la sala debe ser pasional;
la escena debe proponerse el deleite de la platea, la representación
teatral no tiene utilidad y sólo debe procurar al espectador una
efímera y gratuita experiencia placentera.
Ante quienes pretenden atribuir al teatro una función didáctica o
capaz de alterar el curso del mundo, Koltès sostiene su posición
reivindicando la “inutilidad” y la “impotencia” del teatro; considera
que el teatro es un juego y por tanto debe estar bien hecho, ya que
es un placer.